Inmigración italiana en el Perú

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Italianos en el Perú
Bandera de Italia Bandera de Perú
Italiani in Perù
Población censal 30.512 residentes[1]
Descendencia estimada 1.400.000 descendientes de inmigrantes italianos[2] [3]
Idiomas Español, italiano
Religiones Catolicismo
Migraciones relacionadas Italianos en Argentina, Italianos en Chile, Italianos en Bolivia, Italianos en Ecuador
Asentamientos y comunidades activas
1.º Lima - Callao
2.º Lambayeque
3.º Moquegua
Asociaciones civiles destacadas
1.º Circolo Sportivo Italiano
[editar datos en Wikidata]

La inmigración italiana en el Perú ha sido una de las corrientes migratorias más importantes en América del Sur, después de las de Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela.

Esta inmigración empezó durante el Virreinato del Perú.[4] Sin embargo, a principios del siglo XX, se fue reduciendo la tendencia migratoria debido a varios factores: en primer lugar, la crisis económica de 1875 y, posteriormente, a los efectos depresivos de la Guerra del Pacífico, que tuvo lugar entre el Perú y Bolivia contra Chile, en los años 1879-81. De hecho, el Perú perdió la guerra y fue invadida por Chile que ocupó Lima y las principales ciudades del país hasta 1883. Esta derrota militar y la posterior invasión condujo a una crisis de las actividades económicas y comerciales del país, incluyendo el abandono los puertos y la destrucción de gran parte de la estructura de producción.[5]

Historia[editar]

Antonio Raimondi, naturalista italo-peruano.
Francisco Bolognesi, italo-peruano héroe nacional del Perú y Patrono del Ejército del Perú.

La Emigración de italianos hacia el Perú se inició en los siglos XVI y XVII y se hizo posible debido a la alianza que España tenía con algunos estados italianos. En aquella época estados tales como el Ducado de Milán, el Reino de Nápoles y la República de Génova formaban parte de la órbita española y muchos italianos (especialmente ligures) fueron reclutados debido a la falta de capitanes expertos en la marina española.

Estos primeros emigrantes fueron en gran parte marineros, comerciantes, clérigos y algunos artistas renacentistas, representantes de la escuela romana de pintura, como los casos del jesuita manierista Bernardo Bitti y el de Mateo Pérez de Alesio, autor de la imagen bíblica del Antiguo Testamento en la Capilla Sixtina. Ambos ejercieron una influencia decisiva en la formación de la escuela de pintura colonial del Perú. Otro caso notorio es el del italiano Antonio Ricciardi, que llegó al Perú desde el Virreinato de México y trajo consigo la primera imprenta que se estableció en Sudamérica en el año de 1584 por encargo de los padres jesuitas. Esta primera emigración colonial era muy pequeña: los italianos en Lima entre 1532 hasta mediados del siglo XVII sumaban una población de 343 ciudadanos, en su mayoría genoveses con algunos venecianos.

Entre los casos más resaltantes de presencia italiana en el Perú de principios del siglo XVIII, encontramos la figura del Virrey Nicola Caracciolo, noble napolitano que formó parte de la corte de España y que gobernó el Virreinato del Perú entre los años de 1716 a 1719. Caracciolo trajo al Perú un grupo de artesanos italianos que crearon una escuela artística y dejaron innumerables obras de arte. Un aporte significativo es el del compositor milanés Roque Ceruti (1685- 1760) que impuso el barroco musical italiano en el Perú; habiendo sido maestro de capilla del palacio virreinal, durante el gobierno del Marqués Castell Dos Rius, luego en la Catedral de Trujillo y finalmente en la Catedral de Lima. Andrea Bolognesi, padre del héroe de Arica fue otro músico influyente, maestro de capilla de la Catedral de Lima durante los años de la emancipación.

A inicios del siglo XIX Liguria fue anexionada al Imperio Francés (1805) y dividida por Napoleón en tres departamentos: Montenotte, con capital en Savona, Génova y el departamento de los Apeninos, con capital en Chiavari.

Tras un breve período de independencia en 1814, el Congreso de Viena (1815) decidió que Liguria se anexionara al reino de Cerdeña. El alzamiento genovés contra la Casa de Saboya en 1821, que fue aplastada con gran derramamiento de sangre, suscitó los sentimientos nacionales de la población. Algunas de las más prestigiosas figuras del «Risorgimento» nacieron en Liguria (Mazzini, Garibaldi, Mameli, Lamberti, Bixio, entre otros). En los primeros años del siglo el crecimiento económico de la región fue notable: muchas industrias florecieron desde Imperia a La Spezia. Durante el período trágico de la Segunda Guerra Mundial Liguria experimentaron el hambre y dos años de ocupación por las tropas alemanas, contra quien la lucha de liberación fue la más efectiva de las de Italia, cuando las tropas aliadas finalmente llegaron, fueron bienvenidas por los partisanos que, en una insurrección exitosa, habían liberado la ciudad y aceptado la rendición del comando alemán local. Por este hecho la ciudad fue premiada con la medalla de oro al valor militar.

A inicios del siglo XIX La primera señal de “industrialización” se dio a mediados de esta centuria, durante el primer gobierno de Castilla. En aquel momento, a finales de la década de 1840, algunos hombres de negocios trataron de aprovechar el renacimiento del mercado de consumidores de la capital. El precursor fue el mercader Jorge Moreto, quien abrió una fábrica de cristalería y utensilios en 1841; luego Brondi y los italianos hermanos Bosio & Cia. ya en el Callao, ampliaron la gama de productos e incluso, contrataron administradores europeos para llevar adelante el negocio. La fábrica de cristales planeada ya por Joseph y Francesco Bosio se estableció bajo el amparo de una resolución gubernativa[6] de octubre de 1846 que les otorgó un privilegio extraordinario por nueve años y les entregó un terreno fiscal con otras concesiones. Ésta industria llegó a hacerse realidad. Ya en 1848 se trasladó de Lima al Callao y Bosio y Cía efectuó la inauguración oficial el 8 de octubre de 1848.

A mediados del siglo XIX y con el auge del guano se inició una reducida ola migratoria de pequeños grupos de italianos integrados por capitanes, marinos y tripulantes de veleros.

En el año de 1850 el naturalista y hombre de ciencia milanés Antonio Raimondi llegó a Lima, empezando su enciclopédico estudio del Perú como geógrafo y científico. Los italianos que llegaron al Perú en esos siglos inicialmente se transformaron en comerciantes que se dedicaban al negocio del cabotaje y la venta al por menor, pero con el pasar de los años se convirtieron en exitosos empresarios de la industria agrícola, textil (Santa Catalina, San Jacinto y El Pacífico), alimentaria (D’Onofrio, Cogorno y Nicolini), vitivinícola (Queirolo y Tabernero), la pesca (Marco Ghio Costa) y algunos también de las finanzas (Banco Italiano y Compañía de Seguros de Italia).

La comunidad de italianos y sus descendientes (los italo-peruanos) se integró muy bien en la sociedad peruana de la colonia y de las primeras décadas del Perú independiente. El más famoso en estos años fue el general Francisco Bolognesi, hijo de un emigrante italiano, que se distinguió en la guerra del Pacífico y al cual es dedicada una de las plazas principales de Lima.[7]

Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta quemar el último cartucho
(frase histórica de Bolognesi, pronunciada antes de morir en la Batalla de Arica, 1880)

Francisco Bolognesi es considerado héroe nacional y fue declarado Patrono del Ejército del Perú por el gobierno del Perú en 1951 (Orden General del Ejército de 1951). Sucesivamente fue elevado al grado de Gran Mariscal del Perú en 1989.[8]

Claudio Rebagliatti (1843-1909) fue el músico más influyente en el Perú a fines del siglo XIX, a quien se debe la versión definitiva del Himno Nacional y adicionalmente la recopilación y arreglos de música folklórica peruana, principalmente costeña (álbum sudamericano).

En 1857 los italo-peruanos eran 3 142 y ya en 1876 alcanzaron a ser casi 10 000, concentrados casi todos en la capital y en el Callao. Como consecuencia de la guerra del Pacífico, muchos de ellos se marcharon. Antes de la Primera Guerra Mundial hubo una emigración de algunos centenares de pobres campesinos italianos, originarios del sur de Italia (Campania, Calabria) y del Veneto.[9]

Durante la Segunda Guerra Mundial, y al igual que los japoneses, muchos italianos fueron perseguidos por defender el régimen político de aquella época. Actualmente la emigración italiana se ha estabilizado y desde 1970 casi nadie emigra de Italia al Perú. En 2007, las autoridades italianas declararon que casi 26 000 personas de pasaporte italiano estaban residenciadas en el Perú, pero muchas tienen doble pasaporte y son descendientes de italianos (que han nacido en esta nación latinoamericana y que han solicitado el pasaporte italiano para trabajar en Italia). En la actualidad, existe una buena cantidad de apellidos italianos que no tienen documentación original de antepasados italianos.[10]

Actual comunidad italiana[editar]

Casas italianas con fachadas de estilos lombardo y andaluz y balcones republicanos en Chacas, Ancash.

En las primeras décadas del siglo XX se acabó la emigración desde la región italiana Liguria y empezó una desde el sur de Italia (Basilicata, Sicilia).[11]

En 1910 residían apenas 6 000 italianos, casi todos en el área de la capital y sus alrededores. Los italianos eran 3 774 en 1940, casi como en 1850. Crecieron a 5 716 en 1961 y se redujeron a 4 062 en 1981.[12]

Actualmente unos 3 000 italianos (de lengua italiana) son residentes en el Perú, concentrados en el área metropolitana de la capital, aunque muchos de ellos quizás sean italo-peruanos con doble nacionalidad.[cita requerida]

La comunidad italiana tiene en la escuela "Colegio Antonio Raimondi" de Lima su principal centro de estudios,[13] especializado en la difusión del idioma italiano, y en el periódico Il Messaggero Italo-peruviano su mejor fuente de información.[14]

Peruanos de origen italiano[editar]

Políticos[editar]

Empresarios[editar]

  • Mario Brescia Cafferata, empresario, banquero e ingeniero agrónomo. Director del Grupo Brescia
  • Pedro Brescia Cafferata, empresario, banquero e ingeniero agrónomo. Director del Grupo Brescia
  • Enrique Zileri, periodista y director de la revista Caretas
  • Joseph Bosio Calandrona, Italiano, propietario de la primera fábrica de cristalería y utensilios en el Perú (1847).
  • Francesco Bosio Calandrona, Italiano, propietario de la primera fábrica de cristalería y utensilios en el Perú (1847)
  • Jose Eduardo Antonio Bosio Barcia, propietario de la Hacienda Bocanegra.[19]
  • Guiseppe Cúneo, propietario de la Hacienda Bocanegra
  • Luis Bosio Suito, Industrial[20]

Deportistas[editar]

Artistas[editar]

Otros personajes[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Italianos en Perú
  2. Italianos étnicos en el mundo
  3. http://www.espejodelperu.com.pe/Poblacion-del-Peru/Inmigracion-Italiana-al-Peru.htm
  4. Patrucco, Sandro (2005) italianos en la Lima Borbónica, Su presencia e Inserción en la Sociedad Virreinal (1700-1800). Tesis Pucp, Universidad Católica del Perú. http://tesis.pucp.edu.pe/repositorio/handle/123456789/5935
  5. Giovanni Bonfiglio Volpe. «La presenza italiana in Perù, una prospettiva storica». Consultado el «1 de enero de 2017». 
  6. Privilegio para establecer en el Callao una Fábrica de Cristales a favor de Jose (Joseph) Bosio y Francisco (Francesco) Bosio, se ha expedido la Resolución Gubernamental siguiente. Periódico Oficial El Peruano, Lima, sábado 10 de octubre de 1846, Núm. 30, Tomo XVI; p.130; Fe de erratas Periódico Oficial El Peruano, Lima, miércoles 14 de octubre de 1846, Núm. 31, Tomo XVI; p.135. https://books.google.com.pe/books?id=uj5PAQAAMAAJ&printsec=frontcover#v=onepage&q&f=false
  7. Biografía de Francisco Bolognesi
  8. Bolognesi Patrono del Ejército Peruano
  9. Storia dell'immigrazione peruviana (en italiano)
  10. Statistiche ufficiali italiane
  11. Lucani nel Perù
  12. Pacciardi, Lelio. Impronte italiche nel Perù. p. 132
  13. Scuola italiana Antonio Raimondi
  14. "Messaggero Italo-peruviano" en el Web
  15. [1]
  16. http://biblioteca.clacso.edu.ar/ar/libros/coedicion/medrano/04sistema.pdf]
  17. [Intelligence in Peru:Between Democratic Reform and Regression], Compendio de la Historia General del Ejército del Perú; [...] Su principal propulsor (de la biblioteca) fue el coronel Juan Bossio Collas, quien había sido profesor de Táctica de la Escuela Superior de Guerra[...]
  18. Compendio de la Historia General del Ejército del Perú [2]
  19. Jorge Loayza. «¿Quiénes fueron los primeros dueños de Lima?». Diario la república. Consultado el «1 de enero de 2017». 
  20. «Luis Felipe Bosio Suito». Consultado el «1 de enero de 2017». 
  21. «Hugo Fernando Bosio Perich». Consultado el «1 de enero de 2017». 

Bibliografía[editar]

  • Chiaramonti, Gabriella. Empresarios italianos y proceso de industrialización en el Perú entre finales del siglo XIX y la primera guerra mundial. Actas de la sexta reunión de historiadores latinoamericanistas europeos. Stockolm, 1981.
  • Favero, Luigi e Tassello, Graziano.Cent'anni di emigrazione italiana (1876-1976). Cser. Roma, 1978.
  • Flores Galindo, Alberto. Perú: identità e utopia. Ponte delle Grazie. Firenze, 1991.
  • Jensen de Souza Ferreira, James. Familias italianas en el Perú (Bolognesi, Canevaro, Guinassi, Barberi, Ayulo). Revista del Instituto Peruano de Investigaciones Genealógicas, 17. Lima, 1990.
  • Pacciardi, Lelio. Impronte italiche nel Perú Editorial Eco del Mundo. Lima, 1960.

Enlaces externos[editar]