Inmigración china en el Perú

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera de la República Popular China Chinos en el Perú Bandera del Perú
秘魯華人 (en chino tradicional)
INAUGURACIÓN DE MUESTRA FOTOGRÁFICA SOBRE INICIOS DE INMIGRACIÓN CHINA AL PERÚ EN PABELLÓN NACIONAL EN EXPO SHANGHAI (4740716643).jpg
Perú y China conmemoran 160 años de relaciones diplomáticas.
Otros nombres Chino-Peruano, Sino-Peruano, Tusán
Población censal 600.000 - 1.300.000
2-3% de la población peruana[1]
Idiomas Castellano, cantonés, hakka, mandarín, otros
Religiones Catolicismo, cristianismo, budismo, religión tradicional china, taoísmo, otros
Migraciones relacionadas Japoneses en Perú, coreanos en Perú
Asentamientos y comunidades activas
1.º Flag of Lima.svg Lima
2.º Bandera de Huacho.jpg Huacho
3.º Bandera moyobamba.jpg Moyobamba
4.º Flag of Tarapoto.svg Tarapoto
5.º Bandera de Iquitos.png Iquitos
[editar datos en Wikidata]

Se denomina Inmigración china en el Perú al proceso de ingreso masivo de la población proveniente de China, especialmente de la provincia de Cantón, hacia el Perú. Entre los siglos XIX y XX, la población en sus inicios se concentró en los valles costeños. Posteriormente la inmigración alcanzó diversas zonas en el país, convirtiéndose en la colonia de asiáticos más numerosa en el territorio nacional y cuyo aporte es considerado influyente, tanto en la composición étnica como en diversas áreas de la cultura peruana.[2]

Historia[editar]

Historia temprana[editar]

Inmigrantes chinos trabajando en el cultivo de algodón (1890).
Colectividad China del Perú - Danza del León.

Los inmigrantes chinos en el siglo XIX (1849) realizaban un viaje de cuatro meses desde Macao (territorio portugués en aquel entonces), y se asentaron como peones contratados o culí. Otros culíes provinieron de Cantón.

Cien mil trabajadores contratados de China, donde el 95% eran cantonés y casi todos hombres, fueron enviados principalmente a las plantaciones de azúcar entre 1849 a 1874, para la culminación de la esclavitud y el trabajo continuo para las minas costeras de guano, en especial para las plantaciones de la costa, donde se convirtieron en una mano de obra importante (que contribuye en gran medida al auge del guano del Perú) hasta el final del siglo. Aunque se consideran que los culíes fueron virtualmente reducidos a esclavos, ellos también representan una transición histórica del esclavo al trabajador libre.[3]

A finales de 1860 se comenzó el asentamiento de los comerciantes chinos de California en el barrio comercial de La Concepción. Es en este periodo donde se evidencia la creación de grandes importadoras de bienes provenientes de China y Norte América. Estos negocios fueron los importadores de productos manufacturados chinos y comida.[4] . Una de estas fue “La Casa Win On Chong” que vendía ingredientes especiales a los dueños de chifa [5]

Durante el conflicto armado entre peruanos y chilenos algunos culíes se unieron al ejército de invasión chileno y participaron indirectamente. No obstante, cuando se entró a la capital, los chilenos atacaron a los dueños de negocios chinos en el mercado de La Concepción generando la necesidad de cooperación para defender sus derechos y demostrar que estaban dispuestos a integrase a la sociedad peruana. Es por estos sucesos que se creó una asociación federada, el Tonghuy Chongkoc, con el apoyo del primer embajador de China, Wong Kay Sam. [6]

Con el fin de la guerra entre Perú y Chile(1879-1884), el barrio estaba en una mala condición dado a que sufrió particularmente de las demandas de los ocupantes chilenos. Los mercados en quiebra fueron vaciados por los comerciantes, las rentas en todos lados fueron muy altas, los vendedores ambulantes estaban fueran de control, invadiendo las cuadras de las calles aledañas en una frecuencia creciente. Solo unas cuantas grandes empresas como las compañías comerciales, Wing On Chong and Pow Lung, sobrevivieron a la crisis. Aprovecharon la oportunidad de adquirir los sitios vacantes para incrementar el número de los almacenes y puntos de ventas. Esta resistencia frente a la crisis y el control de la distribución de los productos necesarios por los negocios chinos de pequeña escala afectaron la relación entre los chinos y los peruanos. A vista de la creciente hostilidad hacia los chinos y la inhabilidad de las autoridades peruanas para controlar los crecientes números de inmigrantes, el gobierno optó a medidas que agraviaban las condiciones de la clase laboral y los dueños de pequeñas tiendas. [7]

En 1918, las clases bajas de Lima influenciadas por las uniones laborales rechazaron a los asiáticos y su barrio. No obstante, los intelectuales, aunque apoyaran los movimientos sociales , tenían una diferente percepción del barrio, gracias al chifa. Esta era la paradoja de una ciudad complicada e insaciable a pesar de las crecientes demostraciones anti-asiáticas, se generó un afecto por el barrio por su atractivo exótico que había sido descubierto recientemente. Se rechazaba a la sociedad china por sus integrantes, pero se valoraba los elementos culturales, especialmente la gastronomía, por los aportes nunca antes vistos en nuestra sociedad. [8]

Después del gobierno militar de 1968 los empresarios ricos huyeron a Estados Unidos y Canadá por miedo al comunismo, dejando una población desorientada política y culturalmente. Aún peor, el gobierno decretó el barrio insalubre y ordenó a los incontables habitantes a irse, y los que se quedaron lo hicieron por un apego a los templos, clubes e instituciones tuvieron una vida difícil. Los jóvenes y los chinos nacidos peruanos buscaron irse del barrio para demarcar su creciente estatus social y para estar más cerca de las nuevas escuelas sino-peruanas y los nuevos clubes que se movieron fuera del barrio chino a nuevas zonas residenciales como San Borja. Esta separación que golpeó a las bases de la educación, religión y políticas de la comunidad, apuntó en parte a extraer a los Tusans convertidos y chinos del barrio chino, prometiendo una educación en lenguaje chino, la continuación de las prácticas chinas y la garantía de la identidad. [9]

Otro grupo de colonos chinos llegaron después de la fundación de la república de Sun Yat-sen en 1912, la Segunda Guerra Mundial y el establecimiento del régimen comunista en 1949. Ya para 1957, los hablantes del chino cantonés representaban el 85% del total, el resto eran hablantes del chino hakka.[10]

Inmigración actual[editar]

Recientes inmigrantes chinos en el Perú desde Hong Kong y, de nuevo Macao, por miedo a su retorno al gobierno comunista en 1997 y 1999, mientras que otros han provenido de diversas partes de China continental, Taiwán y comunidades chinas del sudeste asiático, incluyendo Malasia, Indonesia, Singapur. Muchos chinos indonesios y malayos llegaron al Perú después de los disturbios y masacres anti-chinas en esos países en los años 1960, 1970 y finales de 1990. Estos últimos inmigrantes chinos hacen de Perú el hogar de la comunidad de origen chino más grande de América Latina.[11]


Emigración[editar]

Muchos sino-peruanos dejaron el país entre 1960 y 1970. La mayoría de ellos se dirigieron a Estados Unidos, donde fueron llamados como sino-estadounidenses (Chinese Americans) o peruano-estadounidenses de ascendencia china (Peruvian Americans of Chinese descent), mientras que otros se fueron a Canadá, España, China continental, Hong Kong, Macao, Taiwán, Australia o Nueva Zelanda.

Rol en la economía[editar]

La inmigración china en el Perú, culturalmente fue de rasgos singulares por su adaptación y transformación en la cultura popular peruana. Un plato de arroz chaufa en el tradicional chifa Ton Kin Sen del Barrio Chino (Calle Capón) de Lima - Perú.
Barrio Chino de Lima

Después de que el contrato de los culíes terminaba, varios de ellos adoptaban el apellido de su patrón (una de las razones por la que muchos peruanos-chinos llevan apellidos españoles). Algunos culíes liberados (e inmigrantes posteriores) establecieron muchos pequeños negocios. Esto incluye a los chifas (palabra que deriva del chī fàn, que signifca "comer arroz" en mandarín. El Barrio chino de Lima, también conocido como la Calle Capón, se convirtió en uno de los primeros barrios chinos en el Hemisferio occidental. Los culíes se casaron con mujeres peruanas, y muchos peruanos-chinos hoy en día son de ascendencia mixta entre china, española, africana o indígena.[12]

Otras influencias en la economía son Tai Loy y Lau Chun creadas alrededor de 1970 por sino-peruanos de segunda y tercera generación. Además de compañías como SamCorp que cubre distintos rubros como la elaboración de alimentos, bienes raíces, comerciales de TV y radio y entretenimiento, aparte de su operación inicial, productos de plástico. El más resaltante es la cadena de supermercados de Wong y Metro, la primera fundada en 1942 por Erasmo Wong Chiang que luego fue adquirida junto con la segunda por Cencosud. [13]

Los peruanos-chinos también contribuyeron en la construcción de ferrocarriles y el desarrollo de la selva amazónica, donde intervinieron en árboles de caucho, extracción de oro, cultivos de arroz y negocios. Incluso se han convertido en la mayor colonia extranjera en la capital amazónica de Iquitos para finales del siglo XX.


Identidad[editar]

Los peruano-chinos o chino-peruanos, también conocidos como tusán (una palabra tomada del chino 土生 pinyin: tǔ shēng, jyutping: tou2 saang1 "nacido local") son las personas de origen chino nacidos en el Perú, o que han hecho del Perú su patria adoptiva.

La mayoría de ellos son multilingües. Además del castellano o quechua, muchos también dominan uno más dialectos chinos, que incluye el cantonés, hakka, mandarín y min nan. Hasta puede que algunos dominen el portugués, ya que los primeros inmigrantes chinos provinieron de Macao. En Perú, los peruanos asiáticos son un estimado de al menos 2% o 3% de la población.

En el ámbito social y cultural, es posible encontrar múltiples organizaciones chino-peruanas que han surgido a lo largo de los años, instituciones educativas como el Colegio Peruano Chino Diez de Octubre y de otra índole como la Sociedad de Beneficencia China (Tonghui Chongkoc), la Asociación Peruano China (APCH), la Sociedad Tung Sing (Tungshing) o la Sociedad Central de la Colonia China, etc. La comunidad china peruana emite dos periódicos: La Voz de la Colonia China y el Man Chin Po, el diario chino más antiguo de América.

Sino-peruanos destacados[editar]

Algunos personajes sino-peruanos destacados son:


Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «The World Factbook» (en inglés). 
  2. Rodríguez, Humberto (2000). Herederos del Dragón: historia de la comunidad china en el Perú.. Lima: Fondo Editorial del Congreso del Perú. p. 522. ISBN 9972-755-54-1. 
  3. de Trazegnies, Fernando (1994). En el país de las colinas de arena: Reflexiones sobre la inmigración china en el Perú del siglo XIX desde la perspectiva del Derecho (Vol. I).. Lima: Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú. p. 817. ISBN 84-89309-82-5. 
  4. Laurent-Herrera, Isabel (4 de junio de 2011). «The Chinatown in Peru and the Changing Peruvian Chinese Communities» (en inglés). Consultado el 3 de noviembre de 2015. 
  5. Ortiz, Diego M. (3 de junio de 2013). «From indentured servants to business elite: The story of Chinese immigrants in Peru» (en inglés). Consultado el 4 de noviembre de 2015. 
  6. Laurent-Herrera, Isabel (4 de junio de 2011). «The Chinatown in Peru and the Changing Peruvian Chinese Communities» (en inglés). Consultado el 3 de noviembre de 2015. 
  7. Laurent-Herrera, Isabel (4 de junio de 2011). «The Chinatown in Peru and the Changing Peruvian Chinese Communities» (en inglés). Consultado el 3 de noviembre de 2015. 
  8. Laurent-Herrera, Isabel (4 de junio de 2011). «The Chinatown in Peru and the Changing Peruvian Chinese Communities» (en inglés). Consultado el 3 de noviembre de 2015. 
  9. Laurent-Herrera, Isabel (4 de junio de 2011). «The Chinatown in Peru and the Changing Peruvian Chinese Communities» (en inglés). Consultado el 3 de noviembre de 2015. 
  10. Kwong, Alice (1974). «The Chinese in Peru». Bridge 3 (2). 
  11. Aquino, Carlos (10 de agosto de 2014). «El Perú y los países asiáticos». Diario Oficial El Peruano. Consultado el 29 de marzo de 2014. 
  12. Chuhue, Richard (2012). Richard Chuhue, Li Jing Na y Antonio Coello, ed. La Inmigración China al Perú. Arqueología, Historia y Sociedad. (Primera edición). Lima: Editorial Universitaria de la Universidad Ricardo Palma y el Instituto Confucio. p. 530. ISBN 978-612-4059-66-7. 
  13. Ortiz, Diego M. (3 de junio de 2013). «From indentured servants to business elite: The story of Chinese immigrants in Peru» (en inglés). Consultado el 4 de noviembre de 2015. 

Lecturas adicionales[editar]

Enlaces externos[editar]