Inmigración española en el Perú

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Españoles en el Perú
Bandera de España Bandera de Perú
Emperadores del Peru Parte2 - AHG.jpg
Detalle de una galería de retratos de los emperadores del Perú donde los reyes españoles figuran como sucesores de los soberanos incas. Lámina publicada en 1744.
Pueblo de origen
Lugar de origen Toda EspañaFlag of Spain.svg España, pero principalmente de:
Bandera de Extremadura Extremadura
Bandera de Castilla y León Castilla y León
Bandera del País Vasco País Vasco
Bandera de Andalucía Andalucía
Bandera de Galicia Galicia
Población inmigrante
Población censal ~12.526 (1.3% del total de extranjeros residentes en Perú)[1]
Descendencia estimada 53,7% de la población [2]
(16.774.475 según censo 2017)
Cultura
Idiomas español, catalán, vasco, etc.
Religiones cristianismo (mayoría católica)

La inmigración española en el Perú ha sido la corriente migratoria más importante y constante del país andino desde su colonización.

Los españoles se han dispersado por toda la geografía peruana, incluso en pequeñas poblaciones del país y se estima una población aproximada 23,889 inmigrantes al año 2010[3]​ convirtiéndose en la segunda comunidad extranjera y la primera de europeos inmigrados hacia territorio peruano. Aunque la mayor comunidad española se encuentra en Lima, en otras grandes ciudades se ha dado la concentración de la cual es también importante; así Arequipa, Cusco, Trujillo, Chiclayo, Piura e Ica.[cita requerida] Por antonomasia se utiliza el término «inmigración española» o «españoles peruanos» para referirse a las otras etnias provenientes de la península ibérica, como los vascos o catalanes que llegaron al Perú durante la conquista, posterior a ella y hasta la actualidad.

Historia[editar]

Lima, la capital criolla del virreinato del Perú.

En 1532, los conquistadores españoles llegaron al territorio de Perú. Cuando empezaron a conquistar el país, su cultura y su influencia se esparció por toda la nación. No sólo su propagación en la ideología, su población también lo hizo. Durante el período de la época colonial peruana, cientos de miles de inmigrantes españoles inundaron los puertos peruanos. Muchos eran de origen Morisco/moro o Sefardí/judío. Estos inmigrantes de origen español, llamado peninsulares, causó mucha fricción entre ellos y los criollos nacidos en español a nivel local o criollos. Los peninsulares tenían un rango social más alto que claramente los criollos a pesar de que su única diferencia era su lugar de nacimiento. Los peninsulares se dieron los más altos cargos de gobierno, mientras que los criollos, aunque mucho más ricos que los mestizos y amerindios, no reciben todos los privilegios otorgados a la España de origen español. Esto a la larga llevaría al movimiento de independencia en el siglo XIX. Durante el período colonial, la corona española rechazó la inmigración de otros europeos al Perú. Por esta razón, durante todo el periodo colonial, hasta la independencia, la población europea en el Perú está formado únicamente de los españoles. En la época de la independencia de la tasa de inmigración fue baja y no muchos europeos entraban en el país. La nación fue, en esencia, en un estado de caos, por la razón que el gobierno estaba todavía en el proceso de decidir cómo iba a gobernar el país recién independiente. En este momento, muchos caudillos, dictadores o, intentó asumir el control de la nación.

Algunos de estos intentos, como el de Simón Bolívar, se reunió con la aprobación del público, mientras que otros no lo eran. inmigración española no se reanudó hasta la década de 1840 al comienzo de la era del guano, uno de los períodos de Perú época más próspera. Durante esta época, la inmigración de España aumentado considerablemente y la economía estaba en auge y nivel de vida era alto. Esta época terminó en 1866 con la guerra española-peruana. Después de la guerra, la inmigración, aunque disminuyó la afluencia de inmigrantes se mantuvo estable hasta la década de 1930. Durante la Guerra Civil española, miles de españoles huyeron de España al Perú. A lo largo de la dictadura del general Francisco Franco, muchos miles más huyeron de miedo del régimen. Los republicanos españoles huyeron el régimen de Franco y, tratando de escapar de la retribución del nuevo gobierno.

Autores como Giovanni Bonfiglio estiman que hubo entradas de europeos no hispanos aun desde la colonia y no fueron pocos, estimando que ingresaron alrededor de 150 mil europeos en general mas 100 mil personas provenientes del continente americano en la etapa de los siglos XIX y XX. Del total de las migraciones se calcula que poco más del 90% se asentaron definitivamente en territorio nacional.[4]

Es con la dictadura de Juan Velasco Alvarado a finales de 1960 que se inicia la emigración de peruanos al exterior, preferentemente hacia Europa y Estados Unidos, constituido de todos los segmentos étnicos del país, acentuándose en mayor grado en la etapa de la hiperinflación del gobierno de Alan García hacia 1985-1990. La tendencia de la inmigración hispana se revierte relativamente nuevamente hacia el Perú en los últimos años, debido al despegue económico del Perú de los últimos 20 años, así mismo como a muchos turistas españoles de establecerse en Perú.[5]

Flujos migratorios[editar]

Las regiones de las que la mayoría de inmigrantes españoles se originaron fueron los de Extremadura, Castilla, Galicia y Andalucía. La mayoría de los inmigrantes coloniales, sin embargo, su origen en las regiones de Castilla, Andalucía, Extremadura, Aragón, Valencia, La Mancha y Murcia, entre otros. Estos inmigrantes en general, partieron desde los puertos de Cádiz o Sevilla y llegó a los puertos del Callao, Mollendo y Pimentel. Muchos de estos inmigrantes hicieron una escala en un puerto del Caribe antes de llegar a Perú. Antes del desarrollo de los buques del Canal de Panamá se ven obligados a rodear el Cabo de Hornos para llegar a puertos peruanos. Aunque no muchos, unos pocos viajeros se dirigían desde Europa a Perú a través del río Amazonas. Estos inmigrantes que buscan el paso de los numerosos barcos comerciales va a recuperar de caucho en el Perú para traer de vuelta a Europa. Estos inmigrantes llegaban al puerto fluvial de Iquitos. Casi todos ellos se quedaron allí.

Dentro de la inmigración española al Perú, hay también los de origen hebreo (los sefardíes), aunque la mayoría emigraron en la etapa colonial, ya que los sefardíes que emigraron a diferentes países a fines del siglo XIX y el siglo XX provenían , en parte, del Norte de África, Anatolia y los Balcanes y no necesariamente de la Península Ibérica.[6]​ Como consecuencia del aumento de las persecuciones, expulsiones y conversiones a causa de la implantación gradual de la Inquisición en Iberia y sus colonias desde finales del siglo XV hasta inicios del siglo XIX, emigraron mayormente al Norte de África, regiones del Imperio Otomano y en menor medida a Italia, aunque también a Holanda, Inglaterra y sus colonias. Sin embargo, buena parte emigraron también a las colonias españolas y/o portuguesas en América en tiempos de la Colonia, aunque como criptojudíos.[7]​ En la actualidad sus descendientes se encuentran mezclados con la población local y profesan el cristianismo, principalmente el catolicismo.

Tabla de flujos migratorios[editar]

Inmigración española en el Perú (1951-2010)
Periodo anual Residentes españoles
1951–1960[8] 5,500
1961–1970 5,446 Decrecimiento
1971–1980 4,723 Decrecimiento
1981–1990 2,864 Decrecimiento
1991–2000[9] 3,539 Crecimiento
2001–2016 31.000 (incluyendo no nacidos en España) Crecimiento[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]