Guerra comercial entre China y Estados Unidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Guerra comercial entre China y Estados Unidos
Donald Trump ao lado de Xi Jinping em novembro de 2017.jpg
Xi Jinping y Donald Trump, presidentes de China y los Estados Unidos, en noviembre de 2017.
Estado En curso
Tipo Guerra comercial
Ámbito Política y economía
Suceso Desarrollo
Aranceles por parte de Estados Unidos
Ataque a Huawei
Pandemia por coronavirus
Fecha 2018-actualidad
Causa(s) Rivalidad económica
Políticas económicas de Donald Trump
Participantes China y Estados Unidos

La guerra comercial entre China y los Estados Unidos es un conflicto comercial iniciado en marzo de 2018, después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump anunciase la intención de imponer aranceles de 50 000 millones de dólares a los productos chinos bajo el artículo 301 de la Ley de Comercio de 1974, argumentando un historial de «prácticas desleales de comercio», robo de propiedad intelectual y una transferencia forzada de tecnología americana a China.[1][2][3]​ En represalia, el gobierno de la República Popular China impuso aranceles a más de 128 productos estadounidenses, incluyendo en particular la soja, una de las principales exportaciones de Estados Unidos a China.[4]

Desde 2018, Trump ha abogado por aranceles para reducir el déficit comercial de EEUU y promover la manufactura local, diciendo que el país había estado "siendo estafado" por sus socios comerciales; la imposición de tarifas se convirtió en un importante aspecto de su campaña presidencial. Aunque algunos economistas y políticos argumentan que el persistente déficit comercial de Estados Unidos es problemático, muchos dicen que no es un problema [5]​ y pocos abogan por las tarifas como una solución.[6][7][8][9]​ Esta guerra comercial ha impactado de manera negativa las economías de ambos países. En los Estados Unidos, la guerra comercial ha elevado los precios para los consumidores y ha traído complicaciones a agricultores y fabricantes. En China, el crecimiento económico y el crecimiento de actividad de manufactura llegó a ser el menor que han tenido en décadas. En otros países también ha causado daño económico, aunque algunos países se han beneficiado de haber tenido que incrementar la manufactura para cumplir la demanda. También ha llevado a inestabilidad en la bolsa de valores. Los gobiernos de varios países, incluyendo China y los EEUU, han tomado acciones para manejar parte del daño causado por el deterioro en las Relaciones China-Estados Unidos y tarifas Toma y daca.[10][11][12][13]

La guerra comercial ha sido criticada internacionalmente, incluso por negocios y organizaciones agrícolas estadounidenses, aunque la mayoría de los agricultores continúan apoyando a Trump. Entre los políticos estadounidenses la respuesta ha sido variada y la mayoría acuerda en que la presión necesita ser puesta en China.[14]​ A finales de noviembre de 2019, ninguno de los principales candidatos demócratas para presidencia ha dicho que se debería sacar las tarifas, esto incluye a Joe Biden y Elizabeth Warren quienes están de acuerdo en que Estados Unidos tiene que enfrentar a lo que ven como políticas comerciales injustas.[15]

Historia[editar]

Ver también: Relaciones China-Estados Unidos, Economía de la República Popular China, Economía de los Estados Unidos

Los Estados Unidos y China son las economías más grandes del mundo; EEUU tiene el PBI per capita más alto y China tiene el PBI más alto en términos de paridad de poder adquisitivo. China es el mayor exportador del mundo y EEUU es el mayor importador del mundo. Han sido importantes pilares de la economía global.

En 1984, los EEUU se había convertido en el 3er aliado comercial más grande de China y China el 14avo más grande. Sin embargo, la renovación anual de China como Nación más favorecida fue puesta a prueba constantemente por los grupos de presión anti-China durante las audiencias congresacionales estadounidenses. Por ejemplo, las importaciones estadounidenses desde China casi se había duplicado en 5 años de $51.5 mil millones ($84.2 mil millones en dólares del 2019) en 1996 a $102 mil millones ($148 mil millones en dólares del 2019) en 2001.[16]​ La industria textil americana presionó al Congreso para que cobrara tarifas a las textiles chinas de acuerdo al "Agreement on Textiles and Clothing" de la Organización Mundial del Comercio. Como reacción a la supresión de las protestas de la plaza de Tiananmén de 1989, la Primera administración de Bush y el congreso impusieron restricciones administrativas y legales sobre la inversión, las exportaciones y otras relaciones comerciales con China. En 1991, China solo representaba el 1% del gasto total en manufactura de los Estados Unidos. La presidencia de Clinton a partir de 1992 comenzó con una orden ejecutiva (128590) que vinculaba la renovación del estatus de NMF de China con siete condiciones de derechos humanos, incluida la "preservación de la religión y cultura indígenas tibetanas" y "el acceso a las cárceles para las organizaciones internacionales de derechos humanos" —Clinton revirtió esta posición un año después. [cita requerida] En 2001, el presidente estadounidense George W. Bush visitó China en su primer viaje internacional desde los ataques del 11 de septiembre y China ofreció un fuerte apoyo público para la Guerra contra el Terror en APEC China 2001. Bush abogó por la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio a pesar de tener que lidiar con los acontecimientos contemporáneos del incidente de la isla de Hainan. Según un artículo en el Nikkei Asian Review, cuando EE. UU. Necesitaba emitir un gran volumen de bonos para estabilizar los mercados financieros a raíz de la [./crisis financiera de 2007-2008 crisis financiera de 2007-2008], dependía de China.

Anuncios aranceles[editar]

Balanza comercial entre Estados Unidos y China entre 1985 y 2015.

El presidente Donald Trump firmó un memorando el 22 de marzo de 2018 bajo el artículo 301 de la Ley de Comercio de 1974, ordenando al Representante Comercial de Estados Unidos (United States Trade Representative, USTR) que se apliquen aranceles de 50 000 millones de dólares a los productos chinos. En una declaración formal, según establece la ley, Trump dijo que la propuesta de aranceles fue «una respuesta a las prácticas comerciales desleales de China a lo largo de los años», incluyendo el robo de propiedad intelectual.

El 2 de abril, el Ministerio de Comercio de China impuso aranceles a 128 productos estadounidenses, incluyendo chatarra de aluminio, aviones, automóviles, productos derivados del cerdo y la soja (que tiene un arancel del 25 %), así como a frutas, frutos secos y tuberías de acero (15 %). Al día siguiente, el USTR publicó una lista de más de 1300 categorías de las importaciones chinas, por un valor de 50 000 millones, a las que se prevé establecer aranceles, incluyendo piezas de aviones, baterías, televisores de pantalla plana, dispositivos médicos, satélites y armas.[17][18][19]

En represalia por ese anuncio, China impuso un impuesto adicional del 25 % a los aviones, los automóviles, y la soja, que es la principal exportación agrícola de Estados Unidos a China.[20][21]​ El 5 de abril, Trump ordenó al USTR que se considere establecer aranceles adicionales por 100 000 millones de dólares.[22][23]​(United States Trade Representative, USTR)

En mayo, China canceló pedidos de soya estadounidense.[24]​ El 20 de mayo el secretario de Hacienda, Steven Mnuchin, en una entrevista en Fox News, dijo que, «estamos poniendo la guerra comercial en espera».[25][26]​ El 29 de mayo la Casa Blanca anunció que la imposición de un arancel del 25 % a 50 000 millones de dólares en productos chinos de «tecnología industrialmente importante», y que la lista completa de los productos afectados sería anunciada el 15 de junio, tras lo cual se pondrían en marcha. También se anunció la imposición de restricciones a la inversión y la mejora en los controles de exportación de China para prevenir la adquisición de tecnología de Estados Unidos.[27]​ La BBC informó el 3 de junio que China había «advertido que todas las negociaciones comerciales entre Pekín y Washington serán nulas si Estados Unidos establece las sanciones comerciales».[28]

El 15 de junio, Trump confirmó la imposición de una tarifa del 25 % a 50 000 millones de exportaciones chinas, de las cuales 34 000 millones serían gravadas el 6 de julio, mientras que los restantes 16 000 millones en una fecha posterior.[29][30][31]​ El ministro de Comercio de China acusó a los Estados Unidos de iniciar una guerra comercial y dijo que China respondería con aranceles similares a las importaciones estadounidenses.[32]​ Tres días más tarde, la Casa Blanca declaró que Estados Unidos establecería aranceles adicionales del 10 % a otros 200 000 millones de importaciones chinas, si China respondía a las medidas estadounidenses. China replicó casi inmediatamente, amenazando con aranceles sobre 50 000 millones de bienes estadounidenses, y reafirmando el «inicio de una guerra comercial» por parte de Estados Unidos.[33]

El 8 de agosto el USTR publicó la lista final de 279 bienes chinos, por un valor de 16 000 millones, que serían objeto de aranceles del 25 %.[34][35]

China acude a la OMC y suspensión del conflicto[editar]

En mayo de 2018 China inició los procedimientos de solución de controversias de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en relación con los aranceles que Estados Unidos impuso a las importaciones de productos fotovoltaicos de silicio cristalino y a las medidas relacionadas con la energía renovable.[36]​ El subsecretario de Asuntos Internacionales del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, David Malpass, y el viceministro de Comercio de China Wang Shouwen se reunieron el 22 de agosto en Washington DC, en un intento por reiniciar las negociaciones. El día siguiente, el 23 de agosto, comenzaron a regir los aranceles impuestos a bienes chinos por un valor de 16 000 millones de dólares. Por ello, el 27 de agosto China inició un nuevo procedimiento ante la OMC.[37]

El 1 de diciembre, durante la reunión del G-20 realizada en Argentina, los presidentes de ambos países acordaron posponer la imposición de nuevos aranceles comerciales por un plazo de 90 días para permitir la reanudación de las negociaciones.[38]

Ataque a Huawei[editar]

El 19 de mayo de 2019 Google, siguiendo órdenes de la administración de EEUU, anuncia que dejará de proporcionar actualizaciones de su sistema operativo para móviles, Android a los propietarios de teléfonos de esta marca, y que las nuevas unidades de Huawei no podrán utilizar las aplicaciones básicas para funcionar (como Gmail, Play Store, Google maps, etc). Huawei ha respondido afirmando que generará sus propias actualizaciones, pero la complejidad de diseñar y distribuir un nuevo sistema operativo, la dificultad para que los programadores de aplicaciones saquen una tercera versión de las aplicaciones, etc. ha llevado a generar dudas sobre la efectividad de las intenciones declaradas por responsables de la empresa.

Según expertos consultados en distintos medios de comunicación, esta acción instrumentada por Google llevará al desmantelamiento de toda la línea de producción de móviles de Huawei, dada la pérdida de credibilidad que supone para una empresa el no poder garantizar que sus teléfonos ya vendidos puedan seguir funcionando, además de las mayores restricciones para los futuros modelos que tuviera listos y en diseño para colocar en el mercado de la telefonía móvil.

Por el momento, ningún responsable ni de Huawei ni de Google, han señalado quien debe hacer frente a las eventuales reclamaciones legales por parte de los compradores de los teléfonos ya existentes, ni las que pudiera emprender Huawei contra Google. Se desconoce el impacto económico tanto en la empresa como en el conjunto de propietarios de teléfonos en el mundo.

Manejo de la crisis de 2020[editar]

Trump y Liu firman el acuerdo comercial de la Fase Uno en enero de 2020
  • 3 de enero: Reuters informó que en diciembre de 2019 el sector manufacturero estadounidense cayó en su peor caída en más de una década, atribuyendo el declive a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.[39]
  • 15 de enero: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el viceprimer ministro de China, Liu He firmaron el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China de la Fase Uno en Washington DC.[40]​ El "Acuerdo económico y comercial entre los Estados Unidos de América y la República Popular de China" entrará en vigor el 14 de febrero de 2020 y se centra en los derechos de propiedad intelectual (Capítulo 1), la transferencia de tecnología (Capítulo 2), los alimentos y los productos agrícolas. (Capítulo 3), servicios financieros (Capítulo 4), asuntos de tipo de cambio y transparencia (Capítulo 5), y expansión del comercio (Capítulo 6), con referencia a los procedimientos de evaluación bilateral y resolución de disputas en el Capítulo 7. A diferencia de otros acuerdos comerciales , el acuerdo Fase Uno entre Estados Unidos y China no se basó en el arbitraje a través de una organización intergubernamental como la Organización Mundial del Comercio, sino a través de un mecanismo bilateral.[41]
  • 17 de enero: las cifras oficiales de China mostraron que su tasa de crecimiento económico de 2019 cayó en medio de la guerra comercial a un mínimo de 30 años.[42]
  • 5 de febrero: Los datos del Departamento de Comercio de los Estados Unidos mostraron que el déficit comercial del país cayó en medio de la guerra comercial por primera vez en 6 años.[43]
  • 17 de febrero: China otorga exenciones arancelarias a 696 productos estadounidenses para respaldar las compras.[44]
  • 5 de marzo: El Representante de Comercio de los Estados Unidos otorgó exenciones a los aranceles sobre varios tipos de equipos médicos, después de los llamados de los legisladores estadounidenses y otros para eliminar los aranceles de estos productos a la luz de la pandemia COVID-19 en los Estados Unidos.[45]
  • 12 de mayo: el gobierno chino anunció exenciones de aranceles sobre 79 productos estadounidenses adicionales.[46]
  • Mayo: El Representante de Comercio de los Estados Unidos dijo que "a pesar de la actual emergencia sanitaria mundial, ambos países esperan cumplir sus obligaciones en virtud del acuerdo de manera oportuna".[47]
  • A partir de junio, China había vuelto a convertirse en el principal socio comercial de los Estados Unidos, en medio de la crisis mundial causada por la pandemia de COVID-19.[48]​ Sin embargo, los países no estaban en camino de cumplir con los objetivos del acuerdo comercial, lo que habría sido un desafío incluso en condiciones económicas fuertes, según Chad Brown del Instituto Peterson de Economía Internacional y Chenjun Pan de Rabobank. El daño económico y las barreras comerciales causadas por la pandemia hicieron que esos objetivos fueran aún más difíciles de alcanzar.[49]

Reacciones[editar]

Kirstjen Nielsen, Secretaria de Seguridad Nacional de los EE. UU., El Procurador General Interino Matthew Whitaker, el Secretario de Comercio Wilbur Ross y el Director del FBI Christopher Wray en 2019 anuncian 23 cargos criminales contra Huawei y Meng Wanzhou

En abril de 2018 Trump negó que el conflicto sea una guerra comercial, después de haber declarado en Twitter «que la guerra se perdió hace muchos años por la gente tonta o incompetente que representaba a los Estados Unidos», y agregó que «ahora tenemos un Déficit Comercial de $500 millones por año, con el robo de Propiedad Intelectual de otros $300 millones de dólares. No podemos permitir que esto siga así».[50][51]​ El secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, declaró en una entrevista a CNBC que los aranceles planificados para China solo representaban el 0,3 % del producto interno bruto de Estados Unidos, mientras que la secretaria de Prensa Sarah Huckabee Sanders dijo que los movimientos tendrían un «dolor a corto plazo» pero serían un «éxito a largo plazo».[52][53]

Sector agrícola[editar]

Un video de Voice of America con las reacciones de los agricultores estadounidenses a la guerra comercial

En 2018, tras los anuncios de escalada de aranceles por parte de Estados Unidos y China, representantes de varias industrias agrícolas expresaron su preocupación por los efectos que la guerra comercial podría tener en sus respectivas industrias. Algunos alcaldes que representan a ciudades con una gran dependencia del sector agrícola también expresaron sus preocupaciones.[54][55]

En agosto de 2019, Roger Johnson, de la Unión Nacional de Agricultores, que representa a cerca de 200,000 agricultores familiares, ganaderos y pescadores, declaró que la guerra comercial estaba creando problemas para los agricultores estadounidenses, destacando específicamente la caída en las exportaciones de soja de los Estados Unidos hacia China. En el mismo mes, la Federación de la Oficina Agrícola Estadounidense, que representa a un gran negocio agrícola, dijo que el anuncio de nuevas tarifas "señala más problemas para la agricultura estadounidense".[56][57]

Sector industrial[editar]

El analista económico Zachary Karabell ha argumentado que el enfoque basado en aranceles de la administración no funcionaría, ya que no "revertiría lo que ya se ha transferido y no hará mucho para abordar el desafío de China hoy, que ya no es un neófito manufacturero" y también Argumentó que la afirmación de que las protecciones de propiedad intelectual más rigurosas "nivelarían el campo de juego" era problemática. En cambio, recomendó que Estados Unidos se concentre en sus ventajas relativas de apertura económica y cultura de independencia.[58]

Un artículo de Política Exterior escrito durante la pandemia de COVID-19 dijo que China estaba armando la globalización y abogó por una política de desacoplamiento económico de los Estados Unidos de China.[59]

International.[editar]

El 1 de junio de 2018, después de una acción similar por parte de los Estados Unidos, la Unión Europea presentó quejas legales de la OMC contra China que la acusaron de emplear prácticas comerciales que discriminaban a empresas extranjeras y socavaban los derechos de propiedad intelectual de las empresas de la UE. La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, dijo: "No podemos permitir que ningún país obligue a nuestras empresas a entregar este conocimiento ganado en su frontera. Esto va en contra de las normas internacionales que todos hemos acordado en la OMC". Funcionarios estadounidenses, europeos y japoneses han discutido estrategias conjuntas y han tomado medidas contra la competencia desleal por parte de China.[60]

Reacciones domésticas chinas[editar]

El periódico del Partido Comunista, controlado por el estado, People's Daily, declaró que China podrá resistir la guerra comercial y que las políticas de Trump están afectando a los consumidores estadounidenses.[61]

En septiembre de 2019, Lu Xiang analista de la Academia China de Ciencias Sociales, expresó pesimismo sobre el resultado de las próximas conversaciones, calificó a Trump de "impredecible" y dijo: "Solo podemos tratar de encontrar pistas sensatas en sus tonterías".[62]

Los informes nacionales sobre la guerra comercial están censurados en China. Si bien los medios de comunicación pueden informar sobre el conflicto, su cobertura está sujeta a restricciones. Algunos usuarios de Internet han evitado la censura al referirse a una "guerra de suéteres" (en chino: 毛衣 站; pinyin: máoyī zhàn), que es casi homófona con la "guerra comercial" (en chino: 贸易战; pinyin: màoyì zhàn).[63]

La guerra comercial es un tema común en las redes sociales chinas, con un popular meme de Internet que hace referencia a Thanos, un villano de Marvel Comics y Marvel Cinematic Universe que aniquila la mitad de toda la vida en el universo usando Infinity Gauntlet, bromeando que Trump hará lo mismo. acabar con la mitad de los inversores de China.[64]

El profesor de economía de Hong Kong, Lawrence J. Lau, argumenta que una de las principales causas de la guerra comercial es la creciente batalla entre China y los Estados Unidos por el dominio económico y tecnológico mundial. Argumenta "También es un reflejo del aumento del populismo, el aislacionismo, el nacionalismo y el proteccionismo en casi todo el mundo, incluso en los Estados Unidos".[65]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Statement from President Donald J. Trump on Additional Proposed Section 301 Remedies». WhiteHouse.gov. Consultado el 7 de abril de 2018. 
  2. Jeremy Diamond. «Trump hits China with tariffs, heightening concerns of global trade war». CNN. Consultado el 22 de marzo de 2018. 
  3. «FINDINGS OF THE INVESTIGATION INTO CHINA’S ACTS, POLICIES, AND PRACTICES RELATED TO TECHNOLOGY TRANSFER, INTELLECTUAL PROPERTY, AND INNOVATIONUNDER SECTION 301 OF THE TRADE ACTOF 1974». 
  4. «These Are the 128 U.S. Products China Is Enacting Tariffs On». Fortune (en inglés). Consultado el 28 May 2018. 
  5. «The U.S. Trade Deficit: How Much Does It Matter?». Council on Foreign Relations (en inglés). Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  6. «Economists united: Trump tariffs won't help the economy». Reuters (en inglés). 14 de marzo de 2018. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  7. «AP FACT CHECK: Economists say Trump off on tariffs' impact». AP NEWS. 5 de diciembre de 2018. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  8. Stewart, James B. (8 de marzo de 2018). «What History Has to Say About the ‘Winners’ in Trade Wars». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  9. «How Donald Trump's 25% tariff on China could start trade war - Apr. 18, 2011». money.cnn.com. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  10. «China-US trade war: Sino-American ties being torn down brick by brick». www.aljazeera.com. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  11. «For the U.S. and China, it’s not a trade war anymore — it’s something worse». Los Angeles Times (en inglés estadounidense). 31 de mayo de 2019. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  12. «NDR 2019: Singapore will be 'principled' in approach to China-US trade dispute; ready to help workers». CNA (en inglés). Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  13. Rappeport, Alan (23 de agosto de 2019). «Trump Says He Will Raise Existing Tariffs on Chinese Goods to 30%». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  14. «Trump's China tariff hike draws mixed reception from lawmakers». Washington Examiner (en inglés). 1 de agosto de 2019. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  15. Jackson, Karen; Shepotylo, Oleksandr (2018). «Trade Wars: Are Good and Easy to Win?». SSRN Electronic Journal. ISSN 1556-5068. doi:10.2139/ssrn.3230668. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  16. Division, US Census Bureau Foreign Trade. «Foreign Trade: Data». www.census.gov (en inglés estadounidense). Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  17. Office of the United States Trade Representative, April 2018, Under Section 301 Action, USTR Releases Proposed Tariff List on Chinese Products
  18. hermesauto (4 de abril de 2018). «US publishes list of 1,300 Chinese goods worth US$50b set to be targeted by tariffs». The Straits Times (en inglés). Consultado el 4 de abril de 2018. 
  19. Swanson, Ana (3 de abril de 2018). «White House Unveils Tariffs on 1,300 Chinese Products». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 4 de abril de 2018. 
  20. «As China Fires Back in Trade War, Here Are the Winners And Losers». Bloomberg.com (en inglés). 4 de abril de 2018. Consultado el 4 de abril de 2018. 
  21. Rauhala, Emily (4 de abril de 2018). «China fires back at Trump with the threat of tariffs on 106 U.S. products, including soybeans». Washington Post (en inglés estadounidense). ISSN 0190-8286. Consultado el 4 de abril de 2018. 
  22. Aiello, Chloe (5 de abril de 2018). «Trump proposes $100 billion in additional tariffs on Chinese products». CNBC. Consultado el 6 de abril de 2018. 
  23. «Trump Escalates Trade Tensions With Call for New China Tariffs». Bloomberg.com (en inglés). 5 de abril de 2018. Consultado el 6 de abril de 2018. 
  24. «Facing threat of tariffs, China buyers cancel orders for U.S. soybeans». PBS NewsHour. Consultado el 21 May 2018. 
  25. «US, China putting trade war on hold after progress in talks». AP News. Consultado el 21 May 2018. 
  26. washingtonpost.com 20 May 2018 / Heather Long: China is winning Trump’s trade war (Analysis)
  27. «White House Announces Tariffs, Trade Restrictions To Be Placed On China». NPR.org (en inglés). Consultado el 30 May 2018. 
  28. «Stark China warning to US over trade». BBC News (en inglés británico). 3 de junio de 2018. Consultado el 3 de junio de 2018. 
  29. «Trump announces tariffs on $50 billion worth of Chinese goods». CNN. 15 de junio de 2018. Consultado el 15 de junio de 2018. 
  30. «Trump imposes import taxes on Chinese goods, and warns of ‘additional tariffs’». The Washington Post. 15 de junio de 2018. Consultado el 15 de junio de 2018. 
  31. «Trade War Back on Stage With New U.S. Tariffs - Caixin Global». www.caixinglobal.com (en inglés). Consultado el 9 de agosto de 2018. 
  32. «China: 'The US has launched a trade war'». CNN. 15 de junio de 2018. Consultado el 16 de junio de 2018. 
  33. «Trump threatens China with new tariffs on another $200 billion of goods». CNN. 19 de junio de 2018. Consultado el 19 de junio de 2018. 
  34. Swanson, Ian (7 de agosto de 2018). «Trump to hit China with $16B in tariffs on Aug. 23». The Hill (en inglés). Consultado el 8 de agosto de 2018. 
  35. Lawder, David. «U.S. finalizes next China tariff list targeting $16 billion in imports». Reuters. Consultado el 8 de agosto de 2018. 
  36. «China inicia procedimientos de solución de diferencias en relación con los derechos impuestos por los Estados Unidos a las células solares y las medidas relacionadas con la energía renovable». Consultado el 4 de diciembre de 2018. 
  37. «China initiates WTO dispute complaint against additional US tariffs on Chinese imports» (en inglés). Consultado el 20 de noviembre de 2018. 
  38. «Estados Unidos y China acuerdan posponer la imposición de nuevos aranceles comerciales». BBC News Mundo. 2 de diciembre de 2018. Consultado el 4 de diciembre de 2018. 
  39. «U.S. factory sector in deepest slump in more than 10 years». Reuters (en inglés). 3 de enero de 2020. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  40. Wearden, Graeme (15 de enero de 2020). «US and China sign Phase One trade deal, but experts are sceptical - as it happened». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  41. Davis, Bob (16 de enero de 2020). «U.S.-China Deal Could Upend the Way Nations Settle Disputes». Wall Street Journal (en inglés estadounidense). ISSN 0099-9660. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  42. «The U.S. trade war slowed China’s 2019 economic growth to its weakest pace in nearly 30 years». Fortune (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2020. 
  43. «The U.S. trade war slowed China’s 2019 economic growth to its weakest pace in nearly 30 years». Fortune (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2020. 
  44. «The US-China Trade War: A Timeline». China Briefing News (en inglés). 22 de julio de 2020. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  45. GmbH, finanzen net. «The US lifts tariffs on Chinese face masks and other medical supplies amid coronavirus outbreak | Markets Insider». markets.businessinsider.com (en inglés estadounidense). Consultado el 31 de julio de 2020. 
  46. «As US-China trade war turns two, superpower relations hit ‘alarming’ point». South China Morning Post (en inglés). 9 de julio de 2020. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  47. Zumbrun, Josh (14 de junio de 2020). «China a Bright Spot for U.S. in Gloomy Global Trade Picture». Wall Street Journal (en inglés estadounidense). ISSN 0099-9660. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  48. «As US-China trade war turns two, superpower relations hit ‘alarming’ point». South China Morning Post (en inglés). 9 de julio de 2020. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  49. Zumbrun, Josh (14 de junio de 2020). «China a Bright Spot for U.S. in Gloomy Global Trade Picture». Wall Street Journal (en inglés estadounidense). ISSN 0099-9660. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  50. Smith, David (4 de abril de 2018). «Trump plays down US-China trade war concerns: ‘When you’re $500bn down you can’t lose’». the Guardian (en inglés). Consultado el 28 May 2018. 
  51. Jr., Berkeley Lovelace (4 de abril de 2018). «Commerce Secretary Wilbur Ross: China tariffs amount to only 0.3% of US GDP». CNBC. Consultado el 28 May 2018. 
  52. «White House sees 'short-term pain' as Trump stokes China trade war». Politico (en inglés). Consultado el 28 May 2018. 
  53. Sheetz, Michael (4 de abril de 2018). «Trump: 'We are not in a trade war with China, that war was lost many years ago'». CNBC. Consultado el 28 May 2018. 
  54. «Reaction to the trade battle between China and the US». AP NEWS. 6 de julio de 2018. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  55. «La guerra comercial con China preocupa al sector agrícola estadounidense». www.efe.com. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  56. Business, Yong Xiong and Victoria Cavaliere, CNN. «China and the US ratchet up trade war in a day of retaliation». CNN. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  57. «El golpe chino a la economía de EEUU: la soja, los lácteos y el cerdo, las principales víctimas». El Español. 7 de agosto de 2019. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  58. «Why Trump's Misguided China Tariffs Won't Help the US». Wired (en inglés estadounidense). ISSN 1059-1028. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  59. Schrader, Matt. «China Is Weaponizing Globalization». Foreign Policy (en inglés estadounidense). Consultado el 31 de julio de 2020. 
  60. «Europe and U.S. Agree on Chinese Threat, but Are Too Busy Feuding to Fight It - The New York Times». web.archive.org. 8 de diciembre de 2018. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  61. «Bloomberg - Are you a robot?». www.bloomberg.com. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  62. «China-US trade talks to resume in early October amid dim growth outlook». South China Morning Post (en inglés). 5 de septiembre de 2019. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  63. «Bob Davis and Lingling Wei on the 'Superpower Showdown' over Trade». The Wire China (en inglés estadounidense). 7 de junio de 2020. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  64. «Chinese Social Media Depicts Trump as ‘Thanos’ for Blowing Up Trade Talks». Observer (en inglés estadounidense). 6 de mayo de 2019. Consultado el 31 de julio de 2020. 
  65. «http://www.igef.cuhk.edu.hk/igef_media/working-paper/IGEF/igef%20working%20paper%20no.%2072%20english%20version.pdf».