Filosofía judía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La filosofía judía es la producción filosófica desarrollada por pensadores judíos, a menudo íntimamente relacionada con su pertenencia nacional y religiosa. En este sentido, muchos de los comentarios del Talmud y de la Cábala formen parte de ésta, aunque también forma parte la producción exclusivamente laica, como por ejemplo la desarrollada durante Haskala (la Ilustración judía).

Historia[editar]

Filosofía judía antigua[editar]

Filón[editar]

Filón de Alejandría (circa 30 a. C.-c. 50 d. C.) es una figura clave para conocer la profunda relación entre judaísmo y helenismo en el siglo I d. C. Judío practicante, su profundo dominio de la lengua, la literatura y, de modo especial, la retórica griegas lo convierten en una personalidad extraordinaria de su tiempo, tanto por su exégesis de la Torá (o Pentateuco) como por sus escritos apologéticos, históricos y filosóficos. Su testimonio es de gran valor para todo estudioso de la Antigüedad clásica por los muchos datos que aporta acerca de la filosofía, el pensamiento, la educación y la tradición clásica en el momento histórico que le tocó vivir, precisamente en un centro cultural de excepcional importancia dentro del Imperio romano.[1]

Escritos filosóficos de Filón de Alejandría: [1]

  • Quod omnis probus liber sit, Sobre que todo hombre bueno es libre.
  • De aeternitate mundi, Sobre la eternidad del mundo.
  • De Providentia, Sobre la providencia.

Filosofía judía medieval[editar]

Maimónides[editar]

Maimónides (1138-1204) compuso, en árabe, un manual de lógica, Términos de lógica en el que hace una introducción a la lógica aristotélica y ofrece, por primera vez, una definición clara y concisa de los principales términos silogísticos que utiliza. No es sólo un manual de lógica, sino también una introducción a la filosofía, tal y como se concebía en su época; denota una clara influencia de la obra del filósofo árabe Al-Farabi, del que Maimónides se considera discípulo y al que menciona con gran frecuencia.[2]

La Guía de los Perplejos, escrita en árabe hacia 1190, es la obra filosófica por excelencia de Maimónides. En ella, intentará demostrar que no puede haber contradicciones entre la fe y la razón, pues, en definitiva, las dos tienen un mismo origen: la fe se fundamenta sobre las verdades reveladas por Dios, y la razón, sobre las que el conocimiento humano, potencia derivada de Dios, descubre por sí mismo. Maimónides está firmemente convencido de que, con pocas excepciones, todos los principios metafísicos de la filosofía aristotélica están presentes en la Biblia y en el Talmud.[2]

La Guía de los Perplejos, fue traducida casi inmediatamente al hebreo, primero por Samuel ibn Tibbón, con el título de Moré Nebujín, y luego por Yehudá al Harizi; y muy pronto fue conocida por filósofos cristianos como Alberto Magno o Tomás de Aquino combirtiendose en una obra de referencia no sólo por lo que representó en el desarrollo del racionalismo judío, sino también por su importancia en la historia de la filosofía medieval.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Lopéz Férez, Juan Antonio. «Filón de Alejandría: Obra y pensamiento. Una lectura filológica». 
  2. a b c Alba, Amparo. «Maimónides». 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]