Demencia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Demencia
Alzheimers brain.jpg
Clasificación y recursos externos
CIE-10 F00, F07
CIE-9 290, 294
CIAP-2 P70
MedlinePlus 000739
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

Demencia (del latín de: "alejado" + mens (genitivo mentis): "mente") es la pérdida progresiva de las funciones cognitivas debida a daños o desórdenes cerebrales.
Característicamente, esta alteración cognitiva provoca incapacidad para la realización de las actividades de la vida diaria.
En el año 2014 se calculó un total de 47.5 millones de casos registrados en el mundo, cuyo impacto en las personas enfermas y sus familias representa un gran problema de salud.

Déficit cognitivo[editar]

Los déficit cognitivos pueden afectar a cualquiera de las funciones cerebrales, particularmente las áreas de la memoria y la Memoria semántica, el lenguaje (afasia), la atención, las habilidades visuales visuoconstructivas, las praxias y las funciones ejecutivas como la resolución de problemas o la inhibición de respuestas.

Evolución de la enfermedad[editar]

Durante la evolución de la enfermedad, se puede observar pérdida de orientación tanto la orientación espacio-temporal como de identidad. La demencia puede ser reversible o irreversible según el origen etiológico del desorden.[1]

Las personas con demencia pueden mostrar también, según avanza la enfermedad, rasgos psicóticos, depresivos y delirios.

Dentro de los síntomas conductuales, los primeros hallazgos consisten en cambios de personalidad o de conducta leves, que posteriormente se hacen más evidentes con cuadros de delirio o alucinaciones. Los dementes suelen experimentar cuadros de confusión al ser hospitalizados o secundarios a otras enfermedades como infecciones o alteraciones metabólicas.

La demencia puede afectar el lenguaje, la comprensión, la habilidad motora, la memoria a corto plazo, la capacidad de identificar elementos de uso cotidiano, el tiempo de reacción, rasgos de la personalidad y funciones ejecutivas.

Aunque la alteración de la memoria puede, en una minoría de casos, no ser un síntoma inicialmente dominante, es la alteración típica de la actividad cognitiva en las demencias, sobre todo para la más frecuente que es la enfermedad de Alzheimer, y su presencia es condición esencial para considerar su diagnóstico.

Tipos de demencia según etiología[editar]

Los tipos más comunes son:

Demencias Degenerativas o Primarias[editar]

Son irreversibles y progresivas, el factor fisiopatológico principal radica en la hipofunción o pérdida de sinapsis y neuronas a causa de alteraciones inherentes al metabolismo neuronal. Los tipos más comunes son:


Demencias Secundarias[editar]

Este tipo de demencia es tratable. El factor patógeno también es una disfunción o pérdida de neuronas por causas externas al metabolismo neuronal.

Importancia de las demencias degenerativas[editar]

Desde el año 2012, la OMS reconoce la demencia como una prioridad de salud pública y el programa Mundial tendrá por objeto proporcionar información y fomentar una mayor concienciación sobre la demencia.

En el año 2014 se calculó que cada año se registran 7,7 millones de casos nuevos de demencia degenerativa en el mundo.[2] Se calcula que entre un 5% y un 8% de la población mundial de más de 60 años sufre la enfermedad.[1]
La enfermedad de Alzheimer, que es la causa de demencia más común, acapara entre un 60% y un 70% de todos los casos de demencia.
La prevalencia del Alzheimer se dobla cada 5 años a partir de los 65 años. [2]

Casi el 60% de las personas con demencia viven en países de ingresos bajos o medios y su proporción se incrementará rápidamente durante la próxima década. [3]

Referencias[editar]

  1. Alfonso Paño Lalana (2012). «Demencias». JoF (4): 6–11. ISSN 2254-3651. 
  2. WHO. «CALL FOR ACTION». First WHO Ministerial Conference on Global Action Against Dementia (Geneva, 17 March 2015). 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]