Cuidado de ancianos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Persona mayor en una residencia en Noruega.

El cuidado de ancianos es la satisfacción de las necesidades y requisitos especiales que son exclusivos de la tercera edad. Este amplio término abarca servicios tales como la vida asistida, cuidado de adultos, cuidados de larga duración, residencias de ancianos, cuidado en hospicios y atención en el hogar. Debido a la amplia variedad de cuidado de los ancianos que existe en todo el mundo, así como a la diferenciación de las perspectivas culturales sobre los ciudadanos de edad avanzada, no puede limitarse a una sola práctica. Por ejemplo, muchos países de Asia usan el cuidado de ancianos establecidos por el gobierno con muy poca frecuencia y prefieren los métodos tradicionales de ser atendidos por las generaciones más jóvenes de la familia.

El cuidado de ancianos hace hincapié en las necesidades sociales y personales de las personas mayores que necesitan un poco de ayuda con las actividades diarias y el cuidado de la salud, pero que desean envejecer con dignidad. Se trata de una distinción importante, ya que el diseño de la vivienda, los servicios, las actividades, la capacitación de los empleados y como tal debe estar verdaderamente centrada en el cliente. También cabe destacar que una gran cantidad de la atención a nivel mundial de los mayores, entra dentro del sector del mercado sin pagar.

El cuidado de ancianos en Europa presenta notables diferencias entre los distintos países. O más bien, entre los modelos asumidos por las distintas culturas. A continuación ayudamos a conocer los cuatro modelos que marcan las tendencias Europeas y que marcan las formas de actuar de los poderes públicos y su población. Estos 4 modelos marcan la tendencia de cada país y engloban la forma de actuar de los profesionales, de los servicios y de la propia población.

Los diferentes modelos dependen de la cultura, las particularidades demográficas, laborales, sociales y económicas. Por esta razón, cada modelo de bienestar social configura el tipo de recursos que ofrece cada país. Recursos tanto de índole pública como privada.  Normalmente, la oferta privada llega donde el estado no es capaz de llegar. Y obviamente, tanto la oferta privada como la pública, cambian de un país a otro.


Los 4 modelos que debemos conocer =[editar]

El modelo Nórdico. Por el cual el estado asume mayor protagonismo tanto a nivel recaudatorio como en prestación de servicios. Los países que integran el modelo nórdico son, generalmente pequeños y con un número reducido de habitantes.

El modelo Continental. Similar al modelo nórdico en cuanto al protagonismo del estado. Aunque con la importancia de los seguros privados y prestaciones de carácter subsidiario. Lo que comúnmente se conoce como "complementos".

El modelo Anglosajón. El modelo Continental prioriza el gasto en las pensiones, el Anglosajón sin embargo se dirige a la población en edad de trabajar. Se prioriza por las personas que han trabajado o que buscan empleo. También proporcionan incentivos para trabajar y su carácter asistencial depende, principalmente, de este elemento.

El modelo Mediterráneo. Caracterizado por un desarrollo del sistema de bienestar más tardío y por unas redes familiares muy fuertes. La familia es la principal institución que se hace cargo de los usuarios. Además, se potencia la jubilación anticipada y hay un gasto muy fuerte en pensiones. Los subsidios son de carácter residual y el acceso a ellos está mal visto. De hecho, es ligeramente similar al modelo de la beneficencia anglosajona de principios de los años 90.

Cuidado de ancianos en el modelo Nórdico[editar]

La política de los países nórdicos para actuar sobre la vejez, personas mayores y personas con dependencia, es la de mantenerlas en su domicilio. Estos países sostienen que, aunque la ayuda que deban tener sea muy intensa, la calidad de vida y el deseo de las personas mayores es la de seguir realizando su vida en el propio domicilio.

El principal pilar del modelo nórdico es la universalidad, no obstante, según en qué países se ha seguido diferentes líneas de actuación. Como por ejemplo: "dar mucho a pocos" o "dar poco a muchos". Este es uno de los grandes debates dentro del modelo nórdico y que difieren algunos de estos países.

Históricamente, la asistencia comenzó a ofrecerse en los años 50 por organizaciones no gubernamentales. Pero actualmente, es ofrecida principalmente por el estado.

En resumen, los valores del modelo nórdico entienden que el estado debe cubrir las necesidades básicas de la ciudadanía. El principio de ciudadanía como pilar. La asistencia sanitaria y social universal y gratuita.

La protección a la dependencia tiene un rol activo dentro de la misión de los poderes públicos. Al no haber una cultura de asistencia informal por parte de los familiares tan arraigada, este modelo es contributivo.

La competencia de ejecutar el modelo es municipal y, lamentablemente para el modelo nórdico, ha mantenido una evolución hacia la privatización.

¿Qué países representan el modelo Nórdico?[editar]

Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Islandia y Países Bajos.

No vamos a señalar todas las diferencias que existen entre cada uno de estos países. Pero si vamos a ejemplificar como Dinamarca representa la idoneidad del modelo Nórdico, al ofrecer la mayoría de servicios a domicilio gratuitos. Esto, en Suecia no resulta posible en la actualidad, ya que el índice de personas mayores con dependencia es mucho mayor y el estado no puede asumir todos los servicios que se requieren.

Hay que destacar, que la cobertura en países como Dinamarca se ha reducido radicalmente en los últimos 15 años, pero aún así sigue siendo todavía superior a la cobertura que en Suecia. Y también debemos señalar, que la asunción de la responsabilidad de la ayuda a domicilio por parte de los poderes públicos es mucho mayor que en cualquier país Mediterráneo.

En conclusión: el modelo nórdico cada vez está estableciendo mayores diferencias internas entre los países que lo componen. Por esta razón se ha optado por restringir servicios. Sí. La crisis económica también afectó a estos países y muchos ayuntamientos se vieron obligados a hacer una criba mucho más selectiva. De esta forma, el modelo nórdico ha dejado de ser tan universal aunque aún mantienen una filosofía y una cobertura que está muy por encima de la que estamos acostumbrados en el sur de Europa.

Cuidado de ancianos en el modelo Continental[editar]

También dejan al margen las tradiciones de que sea la familia la que asuma la responsabilidad y la tradición del modelo asistencialista.

El modelo Continental sostiene la protección a la dependencia como un derecho subjetivo.

Cuando el derecho a la protección es concedido, la dependencia se evalúa en grados o niveles (como ahora en España), aunque en este sentido fueron pioneros. Concedían cuantías económicas en función de la intensidad de la dolencia.

La particularidad en la ejecución del modelo es que, básicamente, es responsabilidad de la familia a la que se le ha concedido el derecho, el decidir si prefiere servicios o ayuda económica.

Este modelo se sustenta gracias a las cotizaciones de los contribuyentes que se encuentran empleados. Aunque en algunos países también con las aportaciones de empresarios, los propios pensionistas o algunos impuestos para cubrir las pensiones no contributivas.

Los servicios de asistencia domiciliar, al igual que el modelo Nórdico, tienen una gestión municipal y descentralizada. Mientras que las ayudas económicas son centralizadas. No obstante, las ayudas económicas tienen un principio de contención del gasto, por ello se financia una parte de los servicios con la intención de que el usuario co-financie.

Por último, existen excedencias en las empresas o ayudas en las cotizaciones de los cuidadores informales (cuidador familiar), servicios de respiro y de apoyo.

Países del modelo Continental[editar]

Alemania, Francia, Bélgica, Luxemburgo y Austria.

Los principios que rigen estos países es el de los seguros sociales y asistencia. Es decir, se sitúan dentro de la Seguridad Social como el desempleo, la protección a la familia, etc.

Este modelo lleva 11 años en el caso de Austria y 9 en el caso alemán. Y se ha podido concluir que, en comparación con otros modelos, el coste de este modelo es menos elevado que el nórdico.

No obstante, los usuarios tienden a la prestación económica que a los servicios profesionalizados, siendo este un punto en contra del modelo. Ya que parece que la oferta de servicios no es lo suficientemente extensa o la cuantía económica es adquirida a la vez que la atención domiciliar la ejerce un familiar.

Este modelo de valoración en grados de la dependencia, es hoy en día muy similar a España. Por ello, queremos señalar alguna particularidad que por ejemplo sucede en Alemania. Donde existe La Ley del Seguro de Los Cuidados, es un seguro de carácter contributivo. Y coexiste con el seguro por enfermedad, vejez, accidente... etc.

Cuidado de ancianos en el modelo Anglosajón[editar]

Modelo muy bien valorado pese a contar con unas medidas preventivas muy inferiores, es decir, actúa solamente si es necesario sobre el problema. Pero no lo previene. Sin embargo el modelo Anglosajón está considerado como el más eficiente (sobre la pobreza) por detrás del Nórdico, capaz de reducirla en gran medida, aunque esto no es así para el cuidado de ancianos. No obstante, hay cierto carácter meritorio basado en la cotización y contribución del usuario para destinar prestación para asistencia.

La estrategia que sigue es la de incentivar con subsidios a las familias con hijos o a las personas en edad de trabajar. Y en menor medida a los pensionistas. Al igual que el modelo continental, hay más posibilidades de obtener el servicio si se ha trabajado anteriormente, los derechos suscritos a la empleabilidad de cada usuario.

Este modelo es considerado como el más sostenible a largo plazo (para reducir la pobreza), ya que incentiva el trabajo y hasta el momento está produciendo mejores resultados en materia de empleo.

Países del modelo Anglosajón[editar]

Gran Bretaña e Irlanda.

La cuna del trabajo social, la beneficencia y la caridad. Hoy en día se entiende en este modelo que la asistencia debe ser el último recurso. El mercado como satisfactor de los recursos que necesita la sociedad y hay una gran confianza hacía este. Por su parte, el estado, solamente interviene para corregir los fallos que deja el mercado.

El objetivo del estado es reducir la pobreza a través de la inserción y la empleabilidad. Mientras que la atención a ancianos es más parecida a nuestro modelo.

El modelo anglosajón sostiene que el individuo es el principal impulsor y responsable de incrementar su bienestar. Y sus prestaciones básicas son, como ya hemos dicho antes, como último recurso y para cubrir necesidades muy básicas. 

Las pensiones están muy ligadas a la cuantía cotizada y trabajada, fomentando también los planes de pensiones privados. Además de otros complementos.

Alejándose de los seguros sociales, es otro modelo que ofrece servicios para aquellos que más hayan contribuido.

Cuidado de ancianos en el modelo Mediterráneo[editar]

Un modelo social con menores gastos en asistencia y con un fuerte desembolso en pensiones. Caracterizado por una pirámide poblacional muy envejecida y por unos fuertes vínculos y redes familiares. Estas fomentan la atención y los cuidados informales y que la responsabilidad la asuma la familia. Esto es posible, gracias a la cultura y a los fuertes lazos y redes familiares. Aunque si bien es cierto, que poco a poco se está evolucionando hacía una cobertura más formal. Al igual que a la valoración del grado de la dependencia tal y como se hace en el modelo continental.

Se caracteriza por proteger el empleo más que al trabajador y por una presencia importante de los sindicatos.

Países del modelo Mediterráneo[editar]

Grecia, Italia, Portugal y España.

Con un modelo anteriormente conocido como asistencial, donde predomina una fuerte presencia de asociaciones y organizaciones no lucrativas. Entidades de caridad y religiosas. El elemento predominante se conoce como famílismo.

Hay fuertes desequilibrios territoriales, una fuerte falta de recursos y falta de profesionalización del sector de los cuidados a domicilio. El déficit de servicios se agrava a nivel comunitario, ya que la comunidad tiene un peso muy importante en países hispanos, pero no en los mediterráneos. 

La tradición de estos países se desmarca de un nivel contributivo mucho menor, es decir, las aportaciones al estado son mucho más bajas así como los servicios proporcionados por este.

Este modelo es criticado porque deja en absoluta desprotección a las clases medias y a los usuarios que no cuenten con redes familiares. Ya que tienen el acceso a los servicios públicos bloqueado y una falta de ingresos para acudir a la oferta privada.

La gestión privada en estos países prima sobre la pública. Hay una fuerte presión y una fuerte necesidad de aumentar la cobertura de servicios. Pero entre la contención del gasto social y la descentralización produce que no se evolucione en el desarrollo.

Cuidado de ancianos en otros países[editar]

En Estados Unidos predomina el ascenso de los seguros privados de asistencia médica como forma de protección. La cobertura de servicios es sobre todo privada, priorizando las residencias sobre la ayuda a domicilio.

Las residencias representan casi el doble de atención que la ayuda a domicilio.

Australia, es un país con un bajo índice de envejecimiento. Y la cobertura en ayuda a domicilio es baja y es elevada en residencias (casi el triple). Las prestaciones a la dependencia por parte del estado australiano van dirigidas a las personas con recursos bajos.

Japón, Aplican una doble naturaleza: contributiva y asistencial. Es muy similar al modelo continental con la existencia de seguros sociales que cubren la totalidad de los servicios. Japón es un país con una alta tasa de envejecimiento que durante los últimos años han experimentado fuertes cambios en las necesidades sociales de la población. Los cuidados de larga duración, la población con mayor longevidad y la evolución hacía cuidados más formales son los responsables.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

El parámetro "agencia=nombre" no ha sido proporcionado.

Bibliografía[editar]

  • [1], "Why Home care is better than nursing home?", Live in care 4U, 2012
  • Eliminating Barriers to Mental Health Treatment: A Guide for Massachusetts Elders, Families and Caregivers", Massachusetts Association of Older Americans, 3rd Edition, 2008.
  • Vieillissement et enjeux d'aménagement: regards à différentes échelles (ed. by Paula Negron-Poblete and Anne-Marie Séguin), Presses de l'Université du Québec, 2012. ISBN 978-2-7605-3428-5
  • "Cuidado de ancianos en Europa. Diferentes modelos" https://aiudo.es/cuidado-de-ancianos-europa/
  • "Análisis del modelos de protección a las personas con dependencia en algunos países de Europa y de la OCDE, IMSERSO [2]