Campaña de Thomas Cochrane

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Campaña de Thomas Cochrane
Independencia del Perú
Fecha 1819-1822
Lugar Litoral de Perú y Chile
Resultado Victoria patriota
Consecuencias · Caída de la plazas españolas de Valdivia y el Callao.
· Se consolida la presencia chilena en las zonas adyacentes de Valdivia a excepción de Chiloé. Las montoneras realistas del sur de Chile pierden su principal base de suministros.
· La escuadra española desaparece de las costas del Pacífico.
· Se logra el dominio absoluto del mar para las fuerzas patriotas.
· Proclamación de la independencia de California.
Beligerantes
Flag of Chile (1818).svg Supremo Gobierno de Chile
Flag of Peru (1821 - 1822).svg Protectorado del Perú
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Monarquía Española
Figuras políticas
Bernardo O'Higgins
José de San Martín
Joaquín de la Pezuela
Comandantes
Thomas Cochrane Antonio Vacaro
Manuel Montoya
Antonio Quintanilla
Unidades militares
Flag of Chile (1818).svg Armada de Chile
Flag of the Liberating Expedition of Peru.svg Expedición Libertadora del Perú
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Real Armada Española
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Reductos realistas de tierra
Fuerzas en combate
16 de enero de 1819:[1]
fragatas O'Higgins (con 50 cañones) y Lautaro (44 cañones), corbeta Chacabuco (20 cañones), bergantines Galvarino (18 cañones), Araucano (20 cañones) y Pueyrredón (16 cañones) y navío San Martín (56 cañones)
21 de febrero de 1819:[1]
fragatas Esmeralda (40 cañones) y Venganza (40 cañones), 1 corbeta, 1 goleta, 3 bergantines, 28 lanchas cañoneras, 6 buques mercantes y baterías del Callao (160 cañones)
(en total 350 cañones en mar y tierra)
[editar datos en Wikidata]

La campaña de Thomas Cochrane fue una serie de acciones bélicas principalmente navales llevadas a cabo por el almirante contratado por el gobierno de Chile,[2][3]Thomas Cochrane, a quien también le fue dada la nacionalidad. Cochrane tenía el objetivo de acabar con el poderío naval español en el Pacífico que se encontraba apostado en el Puerto del Callao y lograr el dominio absoluto para los patriotas de las costas del Pacífico. Llevó a cabo varias acciones para lograr su cometido, además de atacar varios objetivos en tierra como Pisco y Valdivia.

La campaña fue desarrollada desde el 12 de septiembre de 1819 con el zarpe de la escuadra chilena de Valparaíso al Callao para iniciar el llamado primer bloqueo del Callao y finalizó en 1822 con la rendición de las últimas naves españolas: las fragatas "Prueba" y "Venganza", y la corbeta "Emperador Alejandro" en el puerto de Guayaquil debido al no haber puertos aliados y por la persecución de la escuadra de Cochrane.

El inicio de la campaña había sido larga y difícil debido a que la escuadra española comandada por el brigadier Antonio Vacaro solo se limitaba a ponerse bajo el refugio del Callao que contaba con alrededor de 350 cañones y con una verdadera trinchera flotante compuesta por troncos unidos por cadenas que apenas dejaban una angosta entrada e impedían dar un ataque efectivo para acabar con los españoles. Cochrane había usado varios métodos para capturar o destruir la escuadra española apostada en el puerto, de la cual podemos destacar el uso de los cohetes Congreve que no tuvieron el resultado esperado.

Después de dos expediciones a Perú donde Cochrane había bloqueado dos veces el puerto del Callao y hostilizado sus alrededores, se dirigió hacia la costa sur de Chile con el propósito de capturar el segundo más importante enclave realista que se encontraba en Valdivia, logrando capturar la plaza luego de un audaz ataque entre 3 y 4 de febrero de 1820. Animado con este éxito quiso imitar ese mismo ataque sobre Chiloé que aun seguía en manos realistas, atacando el 18 de febrero de 1820 el Castillo San Miguel de Agüi que era el punto más fuerte de la isla. Al fracasar el ataque Cochrane ordenó desistir del intento.

Pronto, bajo las órdenes del Director Supremo de Chile, Bernardo O'Higgins, Cochrane se unió a las fuerzas independentistas de la Expedición Libertadora del Perú comandando las fuerzas navales que tenían por misión eliminar el poder realista asentado en el Virreinato del Perú. Cochrane tomó su posición desde el buque insignia, transportando a estas fuerzas que estaban bajo el mando del general José de San Martín. El 21 de agosto de 1820 se embarcó en Valparaíso las fuerzas expedicionarias del Perú bajo bandera chilena.

Durante esta expedición al Perú Cochrane concentro todos sus esfuerzos en derrotar a los españoles cooperando con el general San Martín, intentando tomar el Callao y destruir la escuadra que estaba apostada en ese puerto. Es así que entre varias acciones el 5 de noviembre de 1820 irrumpe en el Callao logrando capturar la fragata Esmeralda de 44 cañones, buque insignia de la escuadra española en el Pacífico. Estos ataques tendrían varias repercusiones para los realistas.

Siguiendo con estas acciones Cochrane convenció al general San Martín de llevar a cabo una expedición militar al sur peruano que estaría comandado por el teniente coronel Guillermo Miller, mientras Cochrane lo apoyaría desde la costa.

Cochrane luego varios ataques a otras zonas y bloqueos al puerto del Callao la flota española seria finalmente derrotada durante el tercer bloqueo naval del Callao y la caída del puerto del Callao durante el sitio llevado a cabo por las fuerzas provenientes de Chile.

Con posterioridad a la toma de Lima y la rendición de El Callao Cochrane tendría varios altercados con el general San Martín debido al no pago de la escuadra y por los intentos de este último de hacer que la escuadra pasara íntegramente al Perú. Esto llevó a fuertes discusiones entre Cochrane y San Martín y provocó la acción del primero de tomar los tesoros públicos depositados por San Martín a bordo de una goleta anclada en el Puerto de Ancón. Cochrane solo se limitó a tomar el sueldo para los marinos con el objeto de apaciguar y evitar un motín de sus hombres y dejó intacto el resto del dinero.[4]​ San Martín molesto por lo sucedido ordeno que la escuadra se retirara de las costas del Perú sin permitirles suministros.

Cochrane se marchó de las costas peruanas para perseguir a los tres últimos buques de guerra realistas. Esta persecución lo llevó a las costas de California donde debido a la presencia de la escuadra chilena, las autoridades que eran en su mayoría pro-realistas se vieron obligadas a proclamar la independencia de California ante el regocijo de la población de la ciudad de San José.[5]​ Luego se retiró del lugar para proseguir en la captura de los últimos buques realistas pero estos buques comandados por el capitán de navío José Villegas capitularían finalmente en Guayaquil debido a la persecución.

Cuando Cochrane llegó a Guayaquil para conseguir suministros se generó un conflicto por el destino de las naves españolas rendidas, lo que lo llevó a enfrentarse a las autoridades quienes finalmente llegaron a un mutuo acuerdo que a la larga nunca se cumplió. Luego volvió a aparecer por las costas peruanas donde no se le permitió abastecerse de suministros y estuvo amenazado por la presencia de la nueva escuadra que San Martín había organizado y le había dado el mando a Hipólito Bouchard, Cochrane a pesar de su presencia capturó a la goleta "Moctezuma", buque que estaba al servicio en Perú y que había capturado debido a que no se le había comunicado que el buque ya no pertenecía a su escuadra y por la hostilidad a su persona.[6]

Thomas Cochrane viendo cumplidas ya sus objetivos y obligaciones regresa a Valparaíso en junio de 1822 donde una entusiasta bienvenida le aguardaba, muchas medallas fueron otorgadas en su honor, así como días feriados. Cochrane es considerado como uno de los fundadores de la Marina Nacional de Chile.[7]

Su mayor contribución a la causa independentista es haber liberado al Pacífico sur del poderío naval español. Durante este período, los monárquicos lo apodaron "El Diablo". La neutralización de los dos grandes centros navales españoles en la región -el complejo militar de Corral y Valdivia en Chile y El Callao en Perú- y la subsiguiente eliminación de la flota monárquica en la costa occidental de América del Sur resultaron directamente en la independencia del Perú y en el abandono por parte de España de sus esperanzas de reconquistar el subcontinente.[8]

Es de destacar que Thomas Cochrane durante sus acciones militares en su campaña uso varias tácticas innovadoras para la época que le dieron una gran reputación:

"Es curioso anotar que el genio de Cochrane empleo cuatro armas que han sido la base de las campañas europeas actuales: el brulote (ancestro del torpedo), los cohetes incendiarios, la quinta columna (soborno de personajes importantes) y los desembarcos sorpresivos de pequeñas unidades (los comandos)."[9]

A esto hay que agregarle el ingenioso propósito de la construcción de un barco a vapor que se ofrecía a Chile, ya que ofrecía bastantes ventajas militares.[10]

Naves españolas capturadas, rendidas o destruidas durante las operaciones de Cochrane[11][editar]

Captura del buque insignia de la escuadra española, la fragata Esmeralda dentro del fondeadero del Callao.
  • Fragata Prueba de 50 cañones.
  • Fragata Esmeralda de 44 cañones.
  • Fragata Venganza de 44 cañones.
  • Fragata mercante armada Resolución de 34 a 36 cañones.
  • Corbeta Sebastiana de 28 a 34 cañones.
  • Bergantín Pezuela de 18 a 22 cañones.
  • Bergantín Potrillo de 16 a 18 cañones.
  • Bergantín San Francisco Javier de 16 cañones.[12]
  • Goleta Proserpina de 14 cañones.
  • Fragata mercante armada Begoña de 18 a 20 cañones.
  • Fragata mercante armado Águila de 20 cañones.
  • Corbeta mercante armada Emperador Alejandro de 36 cañones.
  • Corbeta o Bergantín Veloz de 30 cañones.
  • Bergantín o Pailebot armado Aranzazù de 12 cañones.
  • Bergantín Lucero -
  • Bergantín San Agustín -
  • Bergantín Congreso -
  • Bergantín Monarca -
  • Bergantín Claro -
  • Bergantín Justiniana de 8 cañones.
  • Fragata armada San Fernando de 26 cañones.
  • Fragata armada Milagro de 14 cañones.
  • Fragata armada Carmen -
  • Fragata armada Trujillana (ex Palafox) de 18 a 22 cañones.
  • Goleta Moctezuma -
  • Goleta Jesús María -
  • Goleta Ave María -
  • Goleta Mercedes -
  • Goleta Teresana -
  • 16 lanchas cañoneras y varios transportes.

El resto de las naves que no fueron capturados o destruidos y por tanto no mencionados en la lista es debido a que durante la campaña algunos buques españoles se retiraron a la Península o a las Filipinas.

Por cierto en la lista no aparecen todos los buques que fueron capturados o destruidos por la escuadra chilena al mando del almirante Thomas Cochrane debido a que no ha quedado una relación exacta de todas las presas de esta campaña.[13]

Bibliografía[editar]

  • Thomas Cochrane, "Memorias de Lord Cochrane"
  • Renato Valenzuela Ugarte, "Bernardo O'Higgins: Estado de Chile y el poder naval en la independencia de los países del sur de América"

Referencias[editar]

  1. a b Paz Soldán, Mariano Felipe (1868). Historia del Perú independiente: Primero período, 1819-1822. Tomo I. Lima: Imprenta de Carlos Paz Soldán; Le Havre: A. Lemale pp. 36.
  2. La Tercera, Diario (2006). «Efeméride de Icarito». Santiago, Chile: COPESA. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2010. Consultado el 23-12-07. 
  3. Otros historiadores señalan para la fecha de llegada, el 28 de noviembre de 1818
  4. Donald E. Worcester, "Sea Power and Chilean Independence", (1962)
  5. Carlos López Urrutia, "Historia de la Marina de Chile", págs. 125 - 126
  6. Carlos López Urrutia, "Historia de la Marina de Chile", pág. 129
  7. Armada, de Chile (2007). «Biografía de Thomas Cochrane». Consultado el 23 de diciembre de 2007.
  8. Encina, Francisco Antonio (1949). Historia de Chile desde la Prehistoria hasta 1891. Santiago, Chile.
  9. Benjamín Subercaseaux, "Tierra de océano: la epopeya marítima de un pueblo terrestre", pág. 229.
  10. Cochrane incluso llegó a aportar 15.000 pesos para el proyecto
  11. Renato Valenzuela Ugarte, "Bernardo O'Higgins: Estado de Chile y el poder naval en la independencia de los países del sur de América", pág. 237
  12. Carlos López Urrutia, "Historia de la Marina de Chile", pág. 125
  13. Carlos López Urrutia, "Historia de la Marina de Chile", pág. 130