Toma de Valdivia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Toma de Valdivia
Guerra de Independencia de Chile
Tomadevaldivia.JPG
Óleo que grafica la toma de Valdivia, se conserva actualmente en el Museo Naval y Marítimo de la Armada de Chile
Fecha 3-4 de febrero de 1820
Lugar Corral, cerca de Valdivia
Coordenadas 39°52′00″S 73°26′00″O / -39.86666667, -73.43333333


Coordenadas: 39°52′00″S 73°26′00″O / -39.86666667, -73.43333333
Resultado Victoria patriota.
Consecuencias
  • Se consolida la presencia chilena en las zonas adyacentes de Valdivia a excepción de Chiloé.
  • Las montoneras realistas del sur de Chile pierden su principal base de suministros, y la Guerra a muerte entra en una etapa decisiva.
Beligerantes
Flag of Chile.svg Gobierno provisorio de Chile Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Imperio español[1]
Comandantes
Thomas Cochrane
Jorge Beauchef
Manuel Montoya
Fausto del Hoyo
Fuerzas en combate
Flag of Chile.svg Ejército Patriota:
350 tropas[2]
Bandera de Chile Flota Patriota:
3 navíos de guerra
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Ejército Realista
1500[3] -2000[4] tropas
(probablemente 1606[2] -1800[5] )[6]
118[2] -200[5] cañones
Bajas
20 muertos y 70 heridos 100 muertos aprox. y 66 a 106 prisioneros[7]

La Toma de Valdivia fue una batalla de la Independencia de Chile librada entre tropas realistas españolas, comandadas por el coronel Manuel Montoya, y tropas patriotas chilenas, dirigidas por el almirante británico lord Thomas Alexander Cochrane, entre los días 3 y 4 de febrero de 1820.

Luego del fracaso del almirante Cochrane al intentar asaltar la Fortaleza realista del Real Felipe de El Callao, éste decidió asaltar la poderosa plaza austral de Valdivia, considerada la llave del Mar del Sur por los españoles.

En 1820, la plaza de Valdivia era el penúltimo enclave del rey de España en lo que había sido la Capitanía General de Chile dependediente del Virreinato del Perú, inicialmente, y luego del de Río de la Plata. Era defendida por un avanzado y supuestamente inexpugnable sistema de fuertes construido por orden del virrey del Perú Pedro Álvarez de Toledo y Leiva en 1645, con el objetivo de evitar una nueva incursión de potencias coloniales extranjeras o de corsarios y piratas, luego de la ocupación holandesa de 1643. La ciudad de Valdivia, al igual que Chiloé, no dependía jurisdiccionalmente de la Capitanía General de Chile, sino directamente del Virreinato del Perú debido a su carácter estratégico.

La plaza y su sistema de fuertes fue tomado por una operación anfibia. Este hecho supuso el fin del penúltimo enclave español en Chile y la pérdida de la principal base de suministro para las tropas realistas que defendían la causa del rey en el sur de Chile, en la llamada Guerra a Muerte, la cual entraría en una etapa decisiva.

Fuerzas en presencia[editar]

Las tropas realistas españolas estaban al mando del coronel Manuel Montoya. Se componían de 780 soldados de los batallones de línea Cantabria y Fijo de Valdivia, para defender el sistema de fuertes de la ciudad. Por otro lado, había 829 milicianos que guarnecían las ciudades de Valdivia y Osorno. De los anteriormente señalados, murieron 100 soldados y 106 cayeron prisioneros en manos patriotas.

Las tropas patriotas chilenas estaban al mando del almirante Thomas Alexander Cochrane. Se componían de 100 infantes de marina y personal naval, 250 soldados de las compañías de granaderos de los batallones № 1 y № 3 de Chile. La Escuadra constaba de tres navíos: la O'Higgins, Moctezuma y el bergantín Intrépido.

Comandantes[editar]

La organización de la defensa realista fue la siguiente:

  • Comandante general de las fuerzas y Gobernador de Valdivia: coronel Manuel Montoya.

La fuerza de desembarco patriota estaba compuesta de las siguientes unidades:

  • Comandante de la Escuadra y de las fuerzas: almirante Thomas Alexander Cochrane.
    • Infantería de marina y personal naval: mayor Guillermo Miller.
    • Compañías de granaderos de batallones № 1 y № 3 de Chile: mayor Jorge Beauchef.

Causas de la batalla[editar]

Lord Thomas Cochrane Comandante en Jefe de las fuerzas patriotas en la Toma de Valdivia.

El 1 de octubre de 1819 la Escuadra chilena, que mantenía un bloqueo al puerto español de El Callao, fracasaba en su intento de asaltar la plaza realista. Los cohetes Congreve, que había mandando a construir Lord Cochrane, para asaltar y bombardear la plaza, fracasaron. Una vez acontecido este hecho, el marino escocés presenta, al gobierno chileno, su renuncia al cargo de Comandante de la Escuadra. Si bien el almirante renunciaba, este no pretendía alejarse de Chile sin antes realizar alguna operación en contra de la Corona Española. Así, concibe la idea de asaltar la supuestamente inexpugnable fortaleza realista de Valdivia, para asentar un importante golpe a los restos del dominio español en Chile, y acabar con una importante base de suministros de las montoneras realistas presentes en el sur de este país y de la escuadra española en el Océano Pacífico.

Primeras acciones de la Escuadra[editar]

Maqueta de la fragata "O'Higgins", se conserva actualmente en el Museo Naval y Marítimo de la Armada de Chile.

Luego del frustrado asalto a El Callao, la escuadra chilena se dirigió a Guayaquil. Ahí el almirante despachó a la Lautaro hacia el sur e hizo transbordar al mayor Miller a la O'Higgins, con el objetivo de ocuparlo en el asalto a Valdivia. Navegó 27 días desde Guayaquil hasta que el 17 de enero de 1820 avistó la costa cercana a Valdivia. La escuadra se presentó en la bahía de Valdivia con bandera española. Con esto consiguió capturar un bote que fue a recibir al supuesto navío español. Los realistas no sabían que la desarmada "Maria Isabel" había sido rearmada y reflotada. Lord Cochrane aprovechó a los marinos capturados para recabar información sobre las defensas y el sistema de fuertes de Valdivia. Al salir de la bahía, Lord Cochrane capturó al bergantín “Potrillo” que llegaba de Chiloé con un socorro de 20 mil pesos y otros artículos. Posterior a aquello, el almirante partió rumbo a Talcahuano donde informaría al general O'Higgins sobre sus planes y solicitaría 250 soldados para emprender la que parecía una descabellada aventura. El Gobernador de Concepción de aquél entonces, General Ramón Freire, le facilitaría aquellas tropas necesarias más el bergantín Intrépido y la goleta Moctezuma.

Asalto y batalla[editar]

La Escuadra frente a la bahía de Corral[editar]

Vista de la bahía de Corral desde el Castillo de San Pedro de Alcántara en la Isla Mancera.

Una vez que la Escuadra zarpó con rumbo a Valdivia, la nave almirante O'Higgins naufragó frente a la isla Mocha. El agua inundó los almacenes de pólvora quedando los soldados, dispuestos para tomar la plaza realista, solo con las balas que guardaban en sus cartucheras. Sin embargo esto no desanimó al lord almirante.

Cochrane hizo trasladar la comandancia y el contingente militar a la goleta Moctezuma. Así, y siempre enarbolando bandera española, la escuadra llegó a la bahía. Los patriotas solicitaron un práctico para entrar al río. Desde los fuertes se les respondió que enviasen un bote a tierra. Lord Cochrane mandó a responder que la escuadra, al venir desde Cádiz, había perdido todos los botes en el Cabo de Hornos. En realidad los botes de la escuadra patriota estaban amarrados a sotavento para escapar de la vista de los realistas. Para desdicha de los patriotas, uno de los botes oculto a sotavento asomó por la popa de la Moctezuma comprobando así los realistas que se trataba de una trampa. Inmediatamente estalló el fuego de los cañones del Fuerte del inglés, alcanzando al Intrépido y matando a dos hombres. Esto dio inicio a la batalla.

Asaltos a los fuertes de la ribera sur[editar]

Vista del castillo de San Sebastían de la Cruz en Corral desde las fortificaciones de la ribera norte.

A las 6 de la tarde, en sólo dos botes y un lanchón con 44 soldados, las tropas patriotas, al mando del mayor Guillermo Miller, desembarcaron bajo el nutrido fuego español. En la playa los esperaba una guardia de infantería que disparaba contra ellos. Sin embargo los soldados patriotas, haciendo caso omiso a la superioridad numérica de sus enemigos, se abalanzaron violentamente a bayoneta calada sobre ellos. Dado el descalabro producido en el campo de batalla y a los gritos de guerra, los realistas huyeron despavoridos, dejando la playa a merced de las tropas de Chile.

Posteriormente, llegó la segunda partida de hombres desde el Intrépido, pudiendo así lord Cochrane establecer 300 hombres en la playa. Si bien habían conquistado la playa, quedaba aún el Fuerte del inglés, al cual era muy difícil acceder. A él sólo se accedía desde una escalera de mano que los españoles habían retirado en su huida, o por un angosto sendero junto a un precipicio que no dejaba el paso más que de un hombre a la vez.

A las 20:00 horas, el patriota peruano Juan Francisco de Vidal, al mando de un pelotón, se escurrió hasta la entrada posterior del fuerte. Los soldados dispararon al aire y lanzaron aterradores gritos para hacer creer a los defensores que se trataba del desembarco de un contingente tremendamente superior. Así las tropas ingresaron al fuerte e iniciaron una carga a bayoneta calada. Los realistas habían sido tomados por sorpresa, pues se habían preparado para un ataque por las espaldas. El gran alboroto y la nutrida descarga de la fusilaría chilena provocaron un caos total en las tropas realistas, y mientras algunos lograron escapar, otros fueron muertos en el sitio. Así las tropas chilenas se tomaban el primer fuerte del sistema de defensa. La noticia corría de fuerte en fuerte, sembrando la inquietud entre los defensores.

De igual manera, entre las 21:30 y las 22:15 horas, caen uno tras otro las defensas de San Carlos, El Barro, Amargos y Chorocamayo. Los españoles huyeron internándose en el bosque o en bote hacia Valdivia.

Finalmente, a la 01:00 de la madrugada, el mayor Jorge Beauchef ordenó atacar simultáneamente, y por todos los frentes, el castillo de Corral, donde estaba la comandancia del sistema de defensa y el comandante de las fuerzas de defensa, coronel Fausto del Hoyo. Se desató un violento combate entre ambas fuerzas, en el que pereció la mitad de los defensores y quedó prisionero el resto, entre ellos, el propio comandante español.

Rendición de los fuertes de la ribera norte y ocupación patriota de Valdivia[editar]

Vista de la bahía de Corral y del puerto del mismo nombre desde las fortificaciones de la ribera norte.

El día 4 de febrero de 1820, entraron al puerto el Intrépido y la Moctezuma, recibiendo fuego desde el fuerte Niebla, en la ribera opuesta. A las tropas de Chile sólo les quedó atacar los fuertes de la isla Mancera en la ribera oriente y los de Niebla, Carbonero y Piojo en la ribera norte.

La O'Higgins se internó en la bahía, lo que hizo pensar a los españoles que, si en el día anterior los defensores de la ribera sur no habían podido repeler a los patriotas que actuaron sin la ayuda de una fragata, ellos menos lo podrían hacer con la presencia de esta. Es así como los defensores realistas prefirieron entregar todos los fuertes que restaban, cayendo así la totalidad de ellos en manos patriotas.

El día 6, lord Cochrane organizó a las fuerzas para remontar el río y ocupar la ciudad de Valdivia. En eso estaban cuando llegó un emisario del gobernador, coronel Montoya, informando que todos los soldados, incluido el jefe, habían abandonado la ciudad saqueando las casas y almacenes de los civiles. El almirante envió así una proclama invitando a los ciudadanos a sumarse a la causa independentista y asegurando que se ocuparía la ciudad para restablecer el orden. Así se procedió a la ocupación pacífica de la ciudad. Este hecho fue causa de que volvieran varias familias que se habían retirado a los campos y la deposición de armas de algunos milicianos realistas que se pasarían al bando patriota.[8]

En su desesperada huida los realistas dejaron nada menos que mil quintales de pólvora, diez mil balas de cañón, ciento setenta mil cartuchos de fusil, ciento veintiocho cañones, el buque Dolores, el cual fue vendido posteriormente en 20 000 pesos en Valparaíso, a lo cual se sumaba gran cantidad de plata labrada que antes el general Sánchez había robado de las iglesias de Concepción.

Posteriormente, Cochrane envía la información de su triunfo a Valparaíso. El director supremo Bernardo O'Higgins y todo su gobierno solo tienen palabras de gratitud para el marino escocés. El capitán general O'Higgins creía que la plaza se debía tomar con una cuantiosa fuerza compuesta por un ejército y una escuadra, pero Cochrane lo había logrado sólo con dos barcos y 350 hombres.

Ocupación de los alrededores e intento de toma de Chiloé[editar]

En el intertanto luego de la Toma de Valdivia, lord Cochrane designa al mayor Jorge Beauchef como nuevo gobernador de la ciudad. Este, al saber que algunos españoles cometían fechorías en sus alrededores, e igualmente para perseguir a las tropas realistas que huían hacia Chiloe; envía una pequeña fuerza al mando del Mayor Beauchef para ocupar la ciudades de Río Bueno y Osorno. Ello permitiría que el año 1822 sea anexado definitivamente el territorio del Gobierno de Osorno (llamado igualmente Partido de Osorno en 1810), pasando a depender ahora del gobierno de Valdivia.

Posteriormente Beauchef consolidaría la presencia chilena en la región al vencer en el Combate de El Toro al resto de las fuerzas realistas en la zona el 6 de marzo de 1820, en la hacienda de El Toro. Los patriotas tendrían desde ahora el control toda aquella región, que se extiende desde Valdivia y el río Maullín, que quedo libre de enemigos de consideración. Así se comienza a consolidar la presencia chilena en la región, salvo en Chiloé, donde Cochrane intentaría repetir la operación el 18 de febrero de 1820, con un resultado negativo.

Mapa y desarrollo de la batalla[editar]

Mapa del Sistema de fuertes de Valdivia y del desarrollo de la batalla.

En el mapa que se detalla a continuación, se aprecia el desarrollo de la batalla:

Simbología
  • En color rojo: castillos del sistema de defensa de Valdivia.
  • En color negro: baterías y reductos menores del sistema de defensa.
  • Líneas blancas: movimiento de la escuadra chilena.
  • Líneas azules: movimiento de las fuerzas patriotas.
  • Líneas rojas: desbande y huida de las fuerzas realistas.
  • Punto 1: desembarco de las fuerzas patriota al mando del mayor Miller.
  • Punto 2: ruta terrestre del mayor Beauchef y Miller.
  • Punto 3: navegación del "Intrépido" y la "Moctezuma" hacia Corral. El "Intrépido" vara.
  • Punto 4: huida de las fuerzas realistas.
  • Punto 5: rendición de los fuertes de la ribera norte.
  • Punto 6: lord Cochrane se reúne con sus tropas en Corral.
  • Punto 7: la fragata "O'Higgins" avanza por la bahía de Valdivia.

Consecuencias[editar]

Vista general del castillo de la Pura y Limpia Concepción de Monfort de Lemus, en Niebla (Valdivia).

Con la caída de Valdivia y su incorporación a la República de Chile, la Corona española perdió un importante enclave en su antigua colonia. Las montoneras realistas que aún defendían la causa del rey en el sur de Chile perdieron su principal base de suministros y la Guerra a muerte entró en una etapa decisiva.

En los hechos, Cochrane se llevó las riquezas de sus cajas reales —cuyas llaves le fueron entregadas por Rafael Pérez de Arce, según Gabriel Guarda en su Nueva Historia de Valdivia—, de sus capillas y de sus vecinos —según Digna Rodríguez en su Acuarela en el río II— sin que haya registro del destino final de tales riquezas. La situación económica se tornó tan difícil que a dos años de la Toma de Valdivia con resultados de saqueo, aparte de las riquezas con que huyeron los realistas, fue necesario acuñar monedas de emergencia. Así, «[r]eunidas en Junta General las Corporaciones de la ciudad de Valdivia para tratar el grave problema que significaba la falta de circulante para atender a todos los servicios (el comercio se encontraba paralizado), y en especial para el pago de la guarnición (División comandada por el Teniente Coronel Sr. Jorge Beauchef) [...], acordaron el día 3 de enero de 1822 la acuñación de monedas de plata, por lo que solicitaron a todos los vecinos aproximadamente 4.000 onzas de plata y el Gobernador interino de Valdivia, Rafael Pérez de Arce, comisionó a Antonio Adriazola para que hiciera la acuñación de esta plata».

La acuñación se realizó en el fundo Chunimpa, ubicado a la orilla izquierda del río Cruces y de propiedad de la familia Adriazola en aquel entonces, por lo que las monedas se conocián como "chunimpanas". Los terrenos aledaños incluyen el castillo San Luis de Alba de Cruces.

Posteriortmente, estas monedas fueron recogidas por el gobierno central "porque por su diseño, su cuño muy primitivo y porque su peso y ley de fino eran muy inferiores al legal y otras irregularidades, se ordenó que todas fueran fundidas."

Además de lo consignado, el 25 de octubre de 1832 se dictó un decreto que prohibió el curso de estas piezas bajo pena de falsificación a quien no cumpliera.

Por cerca de 30 años, Valdivia permaneció ajena a la atención de los gobiernos centrales que se sucedieron y no por nada Valdivia fue uno de los centros de las ideas federalistas que se expresaban a través del periódico El Valdiviano Federal, llegándose incluso a establecer una Asamblea Federalista el 10 de noviembre de 1826, según da cuenta, entre otros, Isabel Montt en su Breve Historia de Valdivia.

La disminuida situación en que se encontraba Valdivia hacia mediados del siglo XIX es descrita por Vicente Pérez Rosales en sus Recuerdos del pasado.

Nota[editar]

  1. :Declaración de la Independencia de Chile:"el territorio continental de Chile y sus Islas adyacentes forman de hecho y por derecho un Estado libre Independiente y Soberano, y quedan para siempre separados de la Monarquía española" Declaración de la independencia de Chile - Wikisource
  2. a b c Legión de Los Andes - Asalto y Toma de Valdivia
  3. Pablo Lacoste (2003). La imagen del otro en las relaciones de la Argentina y Chile: (1534-2000). Santiago de Chile: Fondo de Cultura Económica de Argentina y Universidad de Santiago de Chile, pp. 158. ISBN 978-9-50557-556-5.

    Con una guarnición de 1.500 soldados, Valdivia era una fortaleza literalmente inexpugnable para la época.

  4. Ánjel Moreno Guevara (1920). Historia militar de la espedicion libertadora al Perú en 1820. Santiago de Chile: Imprenta del Ministro de Guerra, pp. 24.

    Tenia ésta 9 fortalezas i baterias, con 128 piezas del calibre de 8 a 24, dispuestas en forma de cruzar con sus fuegos la bahia; i ademas disponia de una guarnicion de 2000 hombres. En Enero de 1820, Cochrane se acercaba a Valdivia, (...).

  5. a b Pedro Pablo Figueroa. Álbum militar de Chile, 1810-1879. Tomo I. Imprenta y Encuadernación Barcelona, Santiago, 1898, pp. 342.

    La plaza de Valdivia estaba defendida por 15 fortalezas, con 200 cañones, i tenia una guarnicion de 1800 soldados de Cantabria, al mando de don Fausto del Hoyo, siendo Gobernador de ella el coronel don Manuel Montoya.

  6. Francisco Frías Valenzuela (1978). Manual de Historia de Chile. Santiago de Chile: Editorial Nascimiento, 16.ª edición, pp. 233. Su estimación es la más baja, poco más de mil hombres.
  7. El número de bajas realistas es sólo una cifra aproximada pues es muy difícil conocer la cantidad exacta de las bajas realistas ya que durante esos años no se llevaba un control exhaustivo de la población militar y muchos se internaron en la selva valdiviana, por lo cual la bibliografía sobre el tema difiere mucho sobre aquello. La información que aparece en el articulo es la que coincide con la mayoría de las obras sobre la Batalla, y específicamente en las citadas para este artículo.
  8. Diego Barros Arana, "Historia general de Chile", Parte Octava, pág. 372

Bibliografía[editar]

  • Contreras, Gonzalo (1993). Lord Cochrane bajo la bandera de Chile. Santiago: Editorial Zig-Zag. ISBN 956-12-0812-1
  • Encina, Francisco (1949). Historia de Chile. Santiago: Editorial Nascimiento.
  • Estado Mayor del Ejército de Chile (1969). Historia militar de Chile. Memorial del Ejército de Chile Nº 351.
  • Eyzaguirre, Jaime (1982). O'Higgins. Santiago: Editorial Zig-Zag. ISBN 956-12-1022-3
  • Guarda, Gabriel (2001). Nueva historia de Valdivia. Santiago: Editorial Universidad Católica de Chile.
  • Montt Pinto, Isabel (1971). Breve historia de Valdivia. Buenos Aires: Editorial Francisco de Aguirre.
  • Pérez Rosales, Vicente (1993). Recuerdos del pasado (1814-1860). Madrid: Ediciones de Cultura Hispánica.
  • Rodríguez Lamas, Digna (1998). Acuarela en el Río. Valdivia: Edición en Imprenta Wesaldi, Cuarta Edición.
  • Valenzuela Ugarte, Renato. Bernardo O´Higgins. El Estado de Chile y el poder naval. Santiago: Editorial Andrés Bello, ISBN 956-13-1604-8

Enlaces externos[editar]