Batalla de Ica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Ica
Independencia del Perú
Batalla de ica.jpg
Plano de la batalla de Ica, por Mariano Torrente.
Fecha 7 de abril de 1822
Lugar

hacienda Macacona, a dos leguas de Ica, en el Departamento de Ica

Departamento de Ica en Perú
Resultado Victoria realista, destrucción de la división Tristan
Beligerantes
Flag of the Liberating Expedition of Peru.svg Expedición Libertadora del Perú
Flag of Peru (1822).svg Departamentos libres del Perú
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Imperio español
Comandantes
General Domingo Tristán
Coronel Agustín Gamarra
Coronel José Santiago Aldunate
General José de Canterac
Fuerzas en combate
Ejército Unido
2.244 hombres
6 cañones[1]
Ejercito Real del Perú
2.000 hombres[2]​ divididos en:
  • 1.400 de infantería
  • 600 de caballería
  • 3 piezas de montaña y servidores
Bajas
cientos de muertos y heridos[3]
1.000 prisioneros
50 jefes y oficiales
4 cañones
2 banderas[4]
Desconocidas
[editar datos en Wikidata]

La batalla de Ica, también conocida como desastre o batalla de Macacona tuvo lugar en inmediaciones de la hacienda Macacona, en Ica, durante la guerra de independencia del Perú, el 7 de abril de 1822 entre los reales ejércitos comandados por el general José de Canterac proveniente de Jauja, enviado por el virrey La Serna para cortar el paso a las tropas del general Domingo Tristán que se replegaban desde Ica hacia Pisco, en dirección a Lima tratando de evitar el enfrentamiento con la fuerza de Valdés que avanzaba desde Arequipa. El resultado de la batalla de Ica fue la destrucción de la división de Tristán.

Fuerzas Realistas[editar]

Regimientos Realistas

Comandante en Jefe

  • Brigadier General José de Canterac

Oficialidad

Unidades y Comandantes

  • Batallón Real Infante Don Carlos
  • Batallón Cantabria
  • Batallón Imperial Alexandro
  • Caballería
    • Húsares de Fernando VII
    • Dragones de la Unión
    • Dragones del Perú
    • Granaderos de la Guardia
  • Piezas de artillería (3 de montaña)

Fuerzas Patriotas[editar]

Expedición libertadora del PerúFlag of Peru (1822).svg

Comandante en Jefe

Oficialidad

Unidades y Comandantes

  • Batallón nº 1 del Perú
  • Batallón nº 3 del Perú
  • Batallón nº 2 de Chile
  • Caballería
    • Granaderos del Perú
    • Lanceros del Perú
  • Piezas de artillería 6 cañones de a 4 libras

El Campo de batalla[editar]

La división de Tristán marchaba en columna con dirección a Pisco por el camino de Lima (en ese entonces llamado camino real), tras capturar algunas partidas avanzadas de los patriotas el general Canterác tuvo conocimiento del próximo paso de la columna de Tristán por los callejones de la hacienda Macacona, distante de Ica en dos leguas al norte, mandando a sus soldados a ocupar con toda celeridad posiciones favorables en sus inmediaciones para interceptar al ejército independiente; la operación se realizó durante la noche aunque brillaba la luna llena en un cielo despejado, sobre la una de la madrugada Canterac ocultó a sus tropas en zarzales y médanos de arena. La infantería realista formaba en línea a la derecha del camino y su caballería en los flancos, estaba formada parte en línea y parte en columna.

Movimientos en la batalla[editar]

Cuando la vanguardia del ejército patriota constituida por el batallón Cazadores desembocó en el camino real, tropezó con el batallón Imperial Alejandro, tras lo cual formó sus filas apresuradamente y abrió fuego sobre él, el cual fue inmediatamente contestado por los realistas siendo que tras la primera descarga de estos los Dragones de la Unión cargaron sobre los cazadores a quienes sablearon y dispersaron. El batallón número 2 de Chile que iba detrás trató de sostener el combate formando en columnas pero diezmado por el fuego de flanco que le dirigía el Imperial y cargado a su vez por los Dragones terminó por ceder el campo siendo su jefe Aldunate herido durante la acción y perdiendo el pabellón de Chile que portaba como enseña. Seguidamente entran en el combate los granaderos de la guardia y los húsares de Fernando VII mandados por el comandante Juan Loriga, el resto de la infatería realista de los batallones Real Infante y Cantabria refuerzan al Imperial. Tras la primera acción la fuerza patriota había quedado desorganizada, formando a lo largo del camino por el que venía puntos aislados de resistencia que atacados por la infantería de Canterac por los flancos y cargados de frente por la caballería van cayendo sucesivamente hasta que la división de Tristán es completamente destruida siendo perseguida por la caballería. Los realistas ocuparon Ica al amanecer. La caballería patriota del escuadrón Lanceros del Perú, que venía en apoyo de Tristán desde Chincha, fue cortados la madrugada del día 8 por la caballería realista de Dragones del Perú, al mando del teniente coronel Dionisio Marcilla, que le ocasiona 50 muertos y le toma 80 prisioneros. La artillería de Canterac conducida por el coronel Fernando Cacho arriba al campo de batalla una vez concluida las acciones.[5]

Conclusiones[editar]

La división Tristán fue destruida, fueron tomados prisioneros el coronel Aldunate, otros 50 oficiales y 1000 hombres de tropa, entre los prisioneros figuraban algunos antiguos oficiales del batallón Numancia los cuales fueron pasados por las armas por desertores; los realistas capturaron 4 cañones, 2 banderas y el depósito de 2.000 fusiles, 200 tercerolas y 100 sables. Consiguieron escapar Tristán, Gamarra y otros 125 jefes y soldados. Loriga fue enviado a ocupar Pisco, Carratalá quedó de guarnición en Ica, y Canterac reagrupo sus fuerzas otra vez en Jauja. Las bajas realistas fueron, según parte oficial, de poca consideración contándose entre los muertos dos distinguidos oficiales del escuadrón dragones de la Unión. El resultado de la batalla aumentó el material y la moral de los realistas. A su llegada a Lima Tristán fue juzgado con un consejo de guerra por sus responsabilidades en el desastre, aunque fue declarado absuelto no volvió a servir activamente en el ejército. El 27 de abril José Carratala derrotó a la montonera de Cayetano Quirós, que había quedado sin punto de apoya tras la destrucción del ejército patriota, el 5 de mayo Quirós fue fusilado en la plaza de Ica.

Bibliografía[editar]

  • Memorias para la historia de las armas españolas en el Perú 1809-1825.García Camba.Google books de los

TomoI [2] Tomo II [3].

  • Memoirs of General Miller: In the Service of the Republic of Peru.Autor John Miller [4]

Referencias[editar]

  1. Paz Soldán, Mariano Felipe (1868). Historia del Perú independiente: Primer período, 1819-1822. Tomo I. Lima; Le Havre: Imprenta de Carlos Paz Soldán; A. Lemale, pp. 305
  2. Memorias para la historia de las armas españolas en el Perú. pág.9[1]
  3. Virgilio Roel "Grandezas y miserias de la independencia" - Página 19
  4. Bilbao, Manuel (1853). Historia del general Salaverry. Lima: Imprenta del Correo, pp. 29
  5. véase el parte oficial del general Canterac en "Colección de los principales partes y anuncios relativos á la campaña del Perú : desde 29 de enero de 1821. en que tomó el mando el señor La Serna hasta fin de marzo de 1824. Dispuesta por el Estado mayor general del Ejército", págs. 9, 10 y 11