Bizcochuelo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Aspecto clásico de la masa de un bizcocho asturiano básico.

El bizcocho, bizcochuelo o queque es un tipo de masa esponjosa empleada en repostería. Sus ingredientes básicos son la harina (generalmente de trigo), los huevos enteros, la mantequilla o algún tipo de aceite o grasa, el azúcar y una pizca de sal.[1]

Nombres[editar]

La denominación bizcochuelo o bizcocho es tradicional en Paraguay, Uruguay, Argentina, Ecuador, Perú, República Dominicana, Puerto Rico, y Bolivia, y según el añadido edulcorante que la masa tenga recibirá el nombre completo: bizcochuelo de vainilla, bizcochuelo de chocolate, etcétera.

En Uruguay no se usa el nombre bizcocho para este producto, pues el nombre se reserva para otras confecciones, como bollos y petit fours secs, similares a las facturas de Argentina.

En España se le llama bizcocho, excepto en Canarias, donde se llama bizcochón en la provincia de Santa Cruz de Tenerife o queque en la provincia de Las Palmas.[2]

En Chile se llama queque y según lo que se agregue será queque de chocolate, de vainilla, de limón, etc. En Perú y Costa Rica se llama queque / keke[3]​ (del inglés cake). En Filipinas, se llama mamón. En Italia se llama Pan di Spagna, literalmente "Pan de España".

En Japón el bizcocho es conocido como castella, y fue introducido por los portugueses.

En Venezuela no se suele hacer distinción y se le llama simplemente torta salvo que quede endurecida una vez cortada en rebanadas, en cuyo caso se le hace llamar bizcochos o bizcochitos (nombre aplicado igualmente a las rebanadas tostadas de pan dulce). Un ejemplo de ello lo constituyen las llamadas panelas de San Joaquín, típicas del estado Carabobo y también en Aragua. No debe confundirse con el panqué.

Características[editar]

Un bizcochuelo con chocolate.

El bizcocho más sencillo contiene los cuatro ingredientes básicos en proporciones idénticas, lo que lo asemeja a un pound cake. La grasa es generalmente mantequilla, aunque puede ser también manteca de cerdo o margarina y más raramente aceite de oliva. La levadura química se suele añadir para gasificar y, por tanto, darle volumen (si bien montando las claras a punto de nieve se consigue lo mismo). El bizcocho admite líquidos en pequeñas cantidades (sobre todo leche pero también algún licor). En efecto, constituye la base de la elaboración del llamado pastel tres leches.

Los demás ingredientes sirven para aromatizar y darle su sabor distintivo, como ralladura de limón, almendra molida, cacao, coco rallado, etcétera.

No todas las masas dulces horneadas que crecen por acción de levaduras (bollos, roscones de reyes, panettone, etc.) se consideran bizcochos.

Tipos de bizcochos[editar]

Pandispanya, o Pan de España, un bizcocho turco.
A la izquierda, pequeños bizcochos individuales de Jaén, España.

La base principal para preparar un bizcocho es de:

  • 2 partes de huevos
  • 1 parte de azúcar
  • 1 parte de harina
  • 1 parte de mantequilla

Un bizcocho se suele hornear entre 180 y 190 °C hasta que esté bien cocido, el tiempo de cocción depende del grueso de la masa.

Los bizcochos no necesitan siempre el empleo de harina leudante ni levaduras químicas, ya que el batido de los huevos junto con el azúcar, realizan el sostén y posterior levado en el horno.

Estirado en una fina capa obtenemos una genovesa, una variante de bizcocho que, untada con un relleno cremoso, es la base de un tipo de pastel renombrado en muchos países, como el brazo de gitano español.

Después de hornearlo, el bizcocho admite ser saturado de líquido sin perder su consistencia. Empapado en almíbar, ron u otro licor, da lugar a pasteles como el babà napolitano o el pionono de Granada.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. López Iturriaga, Miguel (24 de marzo de 2017). «EL COMIDISTA». El País. Consultado el 19 de julio de 2018.  Texto « Cocina para lerdos: las leyes del bizcocho» ignorado (ayuda)
  2. en Fedac, Cultura tradicional de Gran Canaria. Acceso 24-08-2012.
  3. [1]