Bizcocho de soletilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bizcochos de soletilla listos para ser merendados.

El bizcocho de soletilla es un tipo de bizcocho dulce, ligero, muy esponjoso, y con forma alargada, aplanada y con los extremos redondeados. Tiene numerosas denominaciones según los países donde se elaboran y consumen. Este tipo de dulce suele ser la base de otras preparaciones de repostería, como el tiramisú y la carlota.

Características[editar]

Los bizcochos de soletilla se elaboran con una masa de bizcocho muy ligera sin levadura, en la que se han montado las claras a punto de nieve para incorporar la mayor cantidad de aire posible. Esta masa se conoce como genovesa.[1]​ La receta tradicional lleva como ingredientes principales huevo (alrededor del 30% de la masa), harina de trigo y azúcar; y en ocasiones se perfuma con vainilla, ralladura de limón o miel. Es habitual también cubrir la cara superior con una fina capa de azúcar glas. La mezcla de ingredientes se trabaja buscando una emulsión, dándole forma con ayuda de una manga pastelera. Los bizcochos obtenidos después del horneado tienen una forma ancha y aplanada, frescos y esponjosos por dentro y ligeramente tostados por fuera. Suele medir unos 10 centímetros de largo por 4 o 5 de ancho, así como un grosor de un centímetro aproximadamente.[2][3]

Usos[editar]

Por su consistencia esponjosa los bizcochos de soletilla absorben fácílmente los líquidos sin deformarse por lo que son ideales para mojar. En España, como en muchos otros países, se consumen tradicionalmente en la merienda para acompañar un chocolate caliente o un café.

Hoy en día son conocidos por su uso más común en la elaboración del tiramisú, donde son remojados en un fuerte espresso y mezclados con una crema dulce de mascarpone, formando así uno de los postres más típicos de la cocina italiana. En la repostería francesa los bizcochos de soletilla se pueden utilizar como base del pastel llamado carlota.

Historia[editar]

Cuadro anónimo alemán de 1863 con unos bizcochos de soletilla, una copa de vino y un petirrojo.

De origen francés, los bizcochos de soletilla se llamaban originariamente biscuit à la cuillère debido a que se colocaba la masa con una cuchara antes de ser horneada, y se considera que fueron inventados a finales del siglo XV en la corte del Duque de Saboya, y fueron creados para la ocasión de la visita del rey de Francia.[4][2]​ Posteriormente Charles Maurice de Talleyrand, el ministro de asuntos exteriores de Napoleón, pidió al pastelero Antonin Careme que alargara los bizcochos para poderlos mojar en su vaso de madera, dando lugar a la forma alargada actual.[3]

Otros nombres[editar]

América[editar]

Europa[editar]

  • En España: bizcochos de soleta o de soletilla, nombre que recibe por su parecido con la forma de una suela de zapato.[13]​ En la zona de los países catalanes se llaman melindros.[14]
  • En Francia son llamados biscuits à la cuillère (bizcochos de cuchara)
  • En Rusia: Damskiye palchiki (dedos de dama)
  • En el Reino Unido: lady fingers, sponge-fingers, boudoir fingers, boudoir biscuits o baby biscuits
  • En Eslovenia: bebi piškoti (galletas de bebé)
  • En Alemania y en la Suiza alemana: Löffelbiskuits/Löffelbiskuite (bizcochos de cuchara)
  • En los Países Bajos: lange vingers (dedos largos)
  • En Austria: Biskotte
  • En Bulgaria: Bishkoti
  • En Portugal: Palitos la Reine (varitas de la reina)
  • En Rumania son llamadas pișcoturi

Resto del mundo[editar]

Referencias[editar]

  1. Rose Levy Beranbaum, (2010), Rose's Heavenly Cakes, Primera edición
  2. a b «Paste e dolci - Piemonte Agri Qualità». www.piemonteagri.it. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  3. a b Perrier-Robert, Annie (18 de octubre de 2012). Dictionnaire de la gourmandise (en francés). Groupe Robert Laffont. ISBN 978-2-221-13403-0. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  4. Marinella Penta de Peppo, (2003), L' Arte della Cucina secondo la Tradizione napoletana, Nápoles, Primera Edición, Página 285
  5. «Recetas | Cocineros Argentinos - Panadería - Vainillas caseras». web.archive.org. 7 de abril de 2014. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  6. José Luis Armendáriz Sanz, (2007) , Procesos básicos de pastelería y repostería : postres en restauración, Madrid, Ed. Paraninfo, Página 19
  7. «Dulce Frío Dominicano: Video-Receta de un Postre Fácil y Espectacular». Cocina Dominicana. 2 de enero de 2005. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  8. «▷ Receta de Galletas de Champaña o Champagne - 🥇 Recetas chilenas 【 2022 】🍽️». Comidas Típicas Chilenas. 23 de mayo de 2021. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  9. «Soletas ⋆ Larousse Cocina». Larousse Cocina. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  10. www.starclownonline.com, StarClown Webmaster (22 de diciembre de 2016). «Suspiros Salvadoreños». Recetas Salvadoreñas. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  11. «Receta para hacer los famosos chiquiadores guatemaltecos». Aprende Guatemala.com. 30 de abril de 2019. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  12. «Plantillas». Consultado el 30 de enero de 2022. 
  13. ASALE, RAE-. «bizcocho | Diccionario de la lengua española». «Diccionario de la lengua española» - Edición del Tricentenario. Consultado el 30 de enero de 2022. 
  14. José María Pérez Pascual, (2001), Hostelería: técnicas y calidad de servicio, Madrid, Primera Edición, Página 239