Aljarafe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El Aljarafe
Comarca
Comarca de El Aljarafe.svg
Ubicación de El Aljarafe
Coordenadas 37°21′44″N 6°08′06″O / 37.36208518, -6.13496283Coordenadas: 37°21′44″N 6°08′06″O / 37.36208518, -6.13496283
Entidad Comarca
 • País Bandera de España España
 • Comunidad autónoma AndalucíaBandera de Andalucía.svg Andalucía
 • Provincia SevillaFlag of Diputacion de Sevilla Spain.svg Sevilla
Subdivisiones 30 municipios
Superficie  
 • Total 1136 km²
Población (2013)  
 • Total 390,772 hab.
 • Densidad 344 hab/km²
Gentilicio Aljarafeño/a

El Aljarafe es una comarca situada en la provincia de Sevilla, en Andalucía, España.

Geografía[editar]

El Aljarafe limita al norte con la comarca del Campo de Gerena. La naturaleza señala este límite en las estribaciones de Sierra Morena que hay al norte de los municipios de Sanlúcar la Mayor, Olivares y Salteras y en las partes meridionales de Aznalcóllar y Gerena.[1]

Limita al sur con los terrenos cuaternarios de las marismas del Guadalquivir y al este con el propio cauce principal del río Guadalquivir. El margen este está claramente señalado por la cornisa que se traslada paralela al río desde Santiponce hacia el sur, hasta su finalización en las marismas.[2]

El límite oeste ha sido tradicionalmente objeto de debate, ya que hay autores que lo sitúan en el río Guadiamar frente a otros que lo prolongan hasta el contacto con la provincia de Huelva (e incluso más allá, hasta Niebla).[3]

El Guadiamar pasar por esta comarca. En 2003 la ribera de los municipios de Aznalcázar, Aznalcóllar, Benacazón, Huévar del Aljarafe, Olivares, Sanlúcar la Mayor y Villamanrique de la Condesa pasó a ser un Paisaje Protegido, con el nombre de Corredor Verde del Guadiamar. Este paraje incluye también los arroyos Alcarayón, Cigüeña, el Molinillo, Ardachón, de los Frailes o del Tardón y de la Cañada de los Charcos.[4]​ El Guadiamar también cuenta con los arroyos de Baldarrago, Valdegallinas, Cañaveroso, Crispinejo, Barbacena, San Bartolomé, las Cuevas y Tejadillo.[5]​ La comarca también cuenta con los arroyos de Majalbarraque, Riopudio y Montijos.[6]

Organización del Aljarafe[editar]

Hoy en día el Aljarafe tiene más de 390.772 habitantes.

El Aljarafe está organizado en tres coronas metropolitanas:

Y dividido en varios corredores: el Aljarafe Norte (entre la vía del tren y la A-49), el Aljarafe Central (entre la A-49 y la autovía de Mairena), el Aljarafe Centro Sur (sur de la autovía de Mairena) y el Aljarafe Ribereño (articulado alrededor de la autovía de Coria).

Para la legislación autonómica, los siguientes municipios, ubicados en el Aljarafe, forman parte del área metropolitana de Sevilla: Albaida del Aljarafe, Almensilla, Aznalcázar, Benacazón, Bollullos de la Mitación, Bormujos, Camas, Carrión de los Céspedes, Castilleja de Guzmán, Castilleja de la Cuesta, Castilleja del Campo, Coria del Río, Espartinas, Gelves, Gines, Huévar del Aljarafe, Mairena del Aljarafe, Olivares, Los Palacios y Villafranca, Palomares del Río, Pilas, La Puebla del Río, Salteras, San Juan de Aznalfarache, Sanlúcar la Mayor, Santiponce, Tomares, Umbrete, Valencina de la Concepción, Villamanrique de la Condesa y Villanueva del Ariscal.[7]

Los siguientes municipios están en la Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe: Albaida del Aljarafe, Almensilla, Aznalcázar, Benacazón, Bollullos de la Mitación, Bormujos, Camas, Carrión de los Céspedes, Castilleja de Guzmán, Castilleja del Campo, Castilleja de la Cuesta, Coria del Río, Espartinas, Gelves, Gines, Huévar del Aljarafe, Isla Mayor, Mairena del Aljarafe, Olivares, Palomares del Río, Pilas, La Puebla del Río, Salteras, San Juan de Aznalfarache, Sanlúcar la Mayor, Santiponce, Tomares, Umbrete, Valencina de la Concepción, Villamanrique de la Condesa y Villanueva del Ariscal.[8]

Historia[editar]

Su nombre procede de una voz árabe que significaba otero o elevación (الجرف, Al Saraf).[9]​ El lugar aparece nombrado como Alxaraf en el siglo XIII.[1]

En Valencina de la Concepción se encuentran la mayor parte de yacimientos entre el Calcolítico y la Edad del Bronce Antiguo. Los hallazgos de esta etapa se extienden hacia el este hasta Castilleja de Guzmán. En Valencina se encuentran los dólmenes de la Pastora, Matarrubilla, Ontiveros y los Veinte. En este área se han encontrado encontrado zonas de hábitat y estructuras funerarias.[10]​ También se han encontrado restos de esta época en el municipio de Camas (en la zona del Carambolo) y en el de Coria del Río (en el cerro de San Juan).[11]

En el cerro del Carambolo, en el municipio de Camas, se encontró un yacimiento tartésico de entre los siglos IX y VI a. C. En este lugar se encontró el tesoro del Carambolo.[12]

La etapa romana en el Bajo Guadalquivir comenzó cuando en el 206 a. C., en el contexto de la Segunda Guerra Púnica, se produjo la victoria de Publio Cornelio Escipión "el Africano" sobre los cartagineses en la batalla de Ilipa (Alcalá del Río).[13]

Escipión fundó la ciudad de Itálica. A este lugar llegarían romanos de clase alta, como las familias de los Ulpios y los Aelios. En el siglo II fueron emperadores Trajano, de los Ulpios, y Adriano, de los Aelios. El Imperio romano de occidente desapareció en el siglo V. A partir del siglo VII Itálica pasó a ser un pequeño pueblo, que quedó abandonado totalmente en el siglo XIII. En 1301 se fundó cerca de este lugar el monasterio de San Isidoro del Campo, de los cistercienses. En 1431 este monasterio pasó a ser de los jerónimos.[14]​ En el siglo XV se fundó la localidad de Santiponce junto al río.[15]​ En 1603 una inundación produjo que Santiponce se trasladase a un lugar más elevado, cerca del monasterio.[16]​ Las ruinas romanas de Itálica fueron utilizadas como cantera y se tomó del lugar una gran cantidad de material artístico.[16]​ En 1912 pasaron a estar protegidas por la Junta Superior de Excavaciones.[17]

El romano Plinio menciona en esta zona a Itálica, Osset, llamada Iulia Constantia (San Juan de Aznalfarache), a Vergentum (Gelves) y a Caura (Coria del Río).[18][19]

Esta zona estuvo en la provincia Bética, que exportaba vino y aceite a Roma y otras ciudades del Imperio.[20][21]​ En Aznalcázar hay restos de un antiguo puente romano[22]​ y algunos mosaicos en Castilleja del Campo.[23]

En la época musulmana la producción de aceite continuó siendo el principal sector económico de la región y era exportado al Magreb y a oriente.[24]​ De esta época se conservan numerosos vestigios como las torres de Olivares, Bollullos de la Mitación y Albaida del Aljarafe y numerosas mezquitas convertidas posteriormente en templos cristianos.

Tras la Reconquista, en el siglo XIII, tuvo lugar un repartimiento de los terrenos del Aljarafe entre el estamento de la nobleza y el clero. También recibieron terrenos las órdenes militares de San Juan, Alcántara, Calatrava y Santiago. Fernando III le cedió a la Orden de San Juan de Jerusalén (conocida como Orden de Malta) la aldea de Alhadrín, cerca de la fortaleza de Aznalfarache. Sin embargo, la aldea quedó despoblada tras las invasiones meriníes de entre 1275 y 1277.[25]Alfonso X la reconstruyó y la puso como realengo administrado por el concejo de Sevilla en 1284. Aunque esa orden estuvo poco tiempo, la localidad pasó a llamarse San Juan de Aznalfarache.[26]​ La Orden de San Juan gestionó una pequeña aldea en Robaina (Huévar del Aljarafe), que continuaba existiendo en el siglo XVI, aunque con escasa población.[27]​ El estado de las arcas públicas durante el reinado de Carlos I hizo que tuviera que vender terrenos de las órdenes militares, de las que era maestre, valiéndose de las bulas de Clemente VII de 1529 y de Pablo III de 1536.[28]​ En lo que respecta a la Orden de Santiago en 1537 vendió Villanueva del Ariscal y los terrenos de Almúedano y Torrequemada a Jorge de Portugal, I conde Gelves, y en 1539 vendió terrenos de Castilleja de la Cuesta a Pedro de Guzmán, I conde de Olivares, y Benazuza a Juan de Almansa.[29]​ En lo que respecta a la Orden de Alcántara en 1538 vendió Castilleja de Alcántara (luego de Guzmán),[30]​ Heliche y Characena a Pedro de Guzmán, I conde de Olivares.[29]Felipe II vendió bienes eclesiásticos con una bula del papa Gregorio XIII de 1574:[31]​ Rianzuela fue vendida al caballero veinticuatro Fernando de Solís en 1574 y entre 1578 y 1579 fueron vendidos Albaida de Aljarafe y el vado del Quema a Enrique de Guzmán, II conde de Olivares.[32]​ Después de esto, el arzobispado conservaría Umbrete y el terreno de Lopas.[32]​ En el siglo XVII, Felipe IV vendió todos sus terrenos propios (realengos) de esta comarca. La mayoría fueron comprados por el conde duque de Olivares y el resto por otros nobles.[33]

Escudo de la Casa de Guzmán. En los siglos XVI y XVII los Guzmán, condes de Olivares, consiguieron el señorío de muchas localidades del Aljarafe. Esto se ha conocido como el Estado de Olivares.

Entre las familias nobiliarias que tuvieron señoríos en la comarca puede destacarse a los Guzmán, que fueron condes de Olivares. En el siglo XVII Gaspar de Guzmán, conde duque de Olivares, fue valido de Felipe IV. En 1623 adquirió Sanlúcar la Mayor;[34]​ en 1625 el tercio que le faltaba de Castilleja de la Cuesta;[35]​ en 1627 Tomares, del cual era parte San Juan de Aznalfarache, y Aznalcóllar; en 1630 Coria del Río; en 1635 Camas; y en 1641 Bollullos de la Mitación, Palomares del Río, Mairena del Aljarafe y Salteras.[36]​ Tras todas las adquisiciones, Gaspar de Guzmán dividió su herencia en dos: el conocido como Estado de Olivares, que abarcaba Olivares, Albaida del Aljarafe, Camas, Castilleja de la Cuesta, Castilleja de Guzmán, Salteras, Tomares y San Juan de Aznalfarache, que fue legado a su sobrino Luis Méndez de Haro; y un mayorazgo que abarcaba el marquesado de Mairena del Aljarafe, Palomares del Río, el ducado de Sanlúcar la Mayor, el condado de Aznalcóllar, Coria del Río y la alcaidía del castillo de San Jorge de Triana, que pasó a Enrique Felipe de Guzmán.[37]

También existieron zonas de dehesa propiedad de los concejos y de uso común de los vecinos, sobre todo, como zonas de pasto para el ganado.[38]​ La desaparición del sistema de señoríos en el siglo XIX y la desamortización de las tierras comunales puso fin a esta forma de organización.

El Aljarafe hoy[editar]

El Aljarafe y el área metropolitana de Sevilla.

En menos de 20 años, el Aljarafe ha pasado a ser una conurbación de más de 320.000 habitantes, a conformar la mayor aglomeración urbana del sur de España: Sevilla y su área metropolitana.

El origen de este crecimiento se inicia en los años 1940, cuando ciudadanos de clase alta de la capital hispalense decidieron tener sus residencias en las afueras de la ciudad. Hoy en día la población del Aljarafe supone un 3,8% del total andaluz, y representa una cuarta parte (25,2%) de la aglomeración urbana de Sevilla.[39]​ Pese a conservar una parte importante del paisaje tradicional de olivares y otros aprovechamientos agrícolas, hoy cumple una función metropolitana y residencial que ha trasformado considerablemente su imagen. Si bien podría considerarse como una "ciudad dormitorio" dentro de la aglomeración urbana de Sevilla, sería más adecuado referirse a esta comarca como una "ciudad chalet",[40]​ por el predominio de este tipo de edificaciones de baja densidad, tan propio de los crecimientos suburbanos contemporáneos.

Actualmente el Aljarafe cuenta con dotaciones propias, como hospitales, una universidad privada, estudios de televisión, hoteles, un puerto deportivo (Puerto Gelves) y centros comerciales (entre ellos uno de los mayores centros comerciales del sur de España).

Entre las instalaciones más importantes del Aljarafe se halla el hospital San Juan de Dios, el hospital Nisa Aljarafe, numerosos centros comerciales (Metromar, Ábaco y otros), la sede central de la RTVA, el polígono industrial PISA y el polígono PIBO. También posee grandes superficies como Ikea, Merkamueble, Makro, Carrefour, El Corte Inglés, etc, así como numerosos centros educativos.

Transportes[editar]

Transporte por carretera[editar]

El Aljarafe cuenta con varias autovías gratuitas que recorren la comarca.

  • SE-30: Ronda de circunvalación de Sevilla. Situada al extremo este del Aljarafe. Se trata de una gran autovía que separa el Aljarafe de la ciudad de Sevilla.
  • SE-40: Segunda ronda de circunvalación de Sevilla. Es una autovía de gran capacidad, tres carriles por sentido y pudiéndose aumentar a cuatro por sentido en un futuro. La autovía se encuentra en obras, con algunos tramos abiertos ya al público; cruza el aljarafe, de momento, desde Coria del Rio hasta el cruce con la A-49
  • A-49: Autovía Sevilla-Huelva. Autovía que divide el Aljarafe en norte y sur. Consta de tres carriles hasta Benacazón.
  • A-8057: Autovía Sevilla-Mairena del Aljarafe.
  • A-8058: Autovía Sevilla-Coria del Río.
  • A-8077:Carretera Camas- Sanlucar la Mayor

Ferrocarril[editar]

Al Aljarafe llega la línea C-5 del cercanías de Sevilla, que recorre las localidades del norte del Aljarafe hasta Benacazón.

La línea 1 del metro de Sevilla pasa por San Juan de Aznalfarache y Mairena del Aljarafe. Cuenta con cuatro estaciones, dos en cada municipio. Se ha planteado que la línea 2 del metro se prolongue hasta Tomares y Camas.

Está en construcción una línea de tranvía que transcurra por las localidades más pobladas de norte a sur, teniendo correspondencia con la línea 1 de metro en la estación intermodal de Ciudad Expo.

Fluvial[editar]

En Gelves se encuentra el puerto deportivo Puerto Gelves, a orillas del río Guadalquivir. Está dentro de los puertos gestionados por la Junta de Andalucía.

Habla[editar]

Una recopilación sobre rasgos, palabras y frases del habla del Aljarafe occidental: abanador, (a)barrumbado, aboparse, achichotarse, de aguas allá, ajolá, algofifa, amorrarse, ancá, anteoso, antiernoche, apulgararse, etc., etc., en torno a 1200 términos y características, ha sido publicada por Fernando José Sánchez Bautista en dos partes.[41]

Referencias[editar]

  1. a b Herrera, 1980, p. 14.
  2. Herrera, 1980, p. 16.
  3. García Martín, 2015, p. 12.
  4. «Consejería de Medio Ambiente. Decreto 112/2003, de 22 de abril, por el que se declara Paisaje Protegido el Corredor Verde del Guadiamar». Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (78). 25 de abril de 2003. 
  5. Antonio Rendón Jurado (1994). «Aznalcóllar: acercamiento histórico-cultural». Ayuntamiento de Aznalcóllar. 
  6. infoaljarafe.es (ed.). «Historia del Aljarafe». Archivado desde el original el 17 de diciembre de 2009. Consultado el 25 de diciembre de 2008. 
  7. Plan de Ordenación del Territorio de la aglomeración urbana de Sevilla. Junta de Andalucía. 2009. 
  8. «Ámbito territorial». Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe. Consultado el 26 de febrero de 2018. 
  9. Herrera, 1980, p. 13.
  10. Juan Manuel Vargas Jiménez (2003). «Elementos históricos para la definición del territorio del yacimiento prehistórico de Valencina de la Concepción». Spal (12): 125-144.  ISSN 1133-4525
  11. Daniel García Rivero y José Luis Escacena Carrasco (Julio-diciembre de 2015). «Del Calcolítico al Bronce Antiguo en el Guadalquivir Inferior. El cerro de San Juan (Coria del Río, Sevilla) y el "modelo de reemplazo"». Zephyrus (LXXVI): 15-38.  ISSN 0514-7336
  12. Manuel Casado Ariza (2011). «Cerámica grabada tartésica del Carambolo». Spal (20): 93-105.  ISSN 1133-4525 1133-4525
  13. José Millán León (1986). «La batalla de Illipa». Habis (17): 283-303. 
  14. Pedro J. Respaldiza Lama (1996). El monasterio cisterciense de San Isidoro del Campo (9). Laboratorio de arte. pp. 23-47.  ISSN 1130-5762
  15. González Moreno (8 de noviembre de 1980). «Santiponce». ABC de Sevilla. 
  16. a b Caballos, Marín y Rodríguez, 1999, p. 53.
  17. María Rosa Liarte Alcaine (28 de septiembre de 2009). «Itálica». Revista de Claseshistoria (38).  ISSN 1989-4988
  18. Quintadueñas, 1637, p. 4.
  19. Abad Casal, 1976, p. 45.
  20. José María Blázquez Martínez (3 al 8 de septiembre de 2002). «Inscripciones de "olearii" en Híspalis». Actas del XII Congreso de Epigrafía Griega y Latina 1: 179-184. ISBN 978-84-7283-922-9. 
  21. Pedro Sáez Fernández (1995). «El vino en la Bética romana». Historia y cultura del vino en Andalucía. Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla y Fundación El Monte. pp. 13-32. ISBN 84-472-0210-0. 
  22. «Puente romano de Aznalcázar». Base de datos de patrimonio inmueble. Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Consultado el 28 de febrero de 2018. 
  23. Blázquez, 1982, p. 37.
  24. Otte, 1996, pp. 29-32.
  25. Carlos de Ayala Martínez (2003). «Alfonso X y la Orden de San Juan de Jerusalén». Actas del Primer Simposio Histórico de la Orden de San Juan en España. Madrid, 25-29 de marzo de 1990, Consuegra, 30 de marzo de 1990: 143-155. ISBN 84-96211-05-3. 
  26. Borrero Fernández, 1983, p. 38.
  27. Borrero Fernández, 1983, p. 39.
  28. Herrera García, 1981, p. 60.
  29. a b Herrera García, 1981, p. 59.
  30. Herrera García, 1981, p. 56.
  31. Herrera García, 1981, p. 62.
  32. a b Herrera García, 1981, p. 63.
  33. Herrera García, 1981, p. 77.
  34. Herrera García, 1981, p. 67.
  35. Herrera García, 1981, p. 68.
  36. Herrera García, 1981, p. 71.
  37. Herrera García, 1981, pp. 85-86.
  38. Mercedes Borrero Fernández (1992). «La organización de las dehesas concejiles en la "tierra" de Sevilla». Historia. Instituciones. Documentos (19): 89-106.  ISSN 0210-7716
  39. Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía: Sistema de Información Multiterritorial de Andalucía. [1]
  40. García Martín, Miguel (2014). «Transformaciones territoriales recientes en el Aljarafe sevillano: de la vocación rural a la integración metropolitana». Cuadernos Geográficos de la Universidad de Granada. Consultado el 10 de marzo de 2017. 
  41. colección, Fernando José Sánchez Bautista, "Glosario léxico y fraseológico de uso en la localidad de Pilas y otras zonas del Aljarafe occidental sevillano", Sobre Historia de Pilas, Ayuntamiento de Pilas, vol. VIII, págs.123-151, y vol. X, págs.165-212.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]