Serranía de Cuenca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hoz del Huécar.

La Serranía de Cuenca es una de las mayores serranías de España. Se sitúa en la parte nororiental de la provincia de Cuenca (Castilla-La Mancha) y sur de la de Teruel (Aragón).

Características[editar]

Laguna de la Gitana, también llamada Laguna de la Cruz.

Parte de su sector central constituyó durante muchos años (desde 1973 hasta el año 2007) una reserva de caza, lo que permitió que se conservara su flora y fauna. En la actualidad incluye el Parque Natural de la Serranía de Cuenca.[1] Como su nombre indica, la Serranía de Cuenca no constituye una zona de alta montaña, sino una sucesión de abruptas formas de relieve e intrincadas formaciones geológicas, que recubren espesas masas forestales de pinares. Se trata de una de las grandes serranías españolas por antonomasia. Tres ríos principales la surcan: el Cuervo y el Escabas, que fluyen a tributar al Tajo, y el Júcar, que parte en busca del Mediterráneo.

Hacia el sur de la actual reserva se sitúan las preciosidades geológicas de Las Torcas, unos extraños hundimientos naturales, en medio del secreto de los pinares, y que a menudo contienen maravillosas lagunas. Existen las torcas de Palancares, las de Cañada del Hoyo, y al sur del puerto del Rocho. En la llamada Tierra Muerta, una solitaria zona de sabinares en torno a la localidad de La Cierva, las extensiones de sabinas siguen siendo muy importantes. En las proximidades, el río Huécar comienza a tallar sus gargantas espectaculares. Al sur de la ciudad de Cuenca, pero vinculado a los límites de este espacio natural, el río Júcar desarrolla una zona de meandros y cortados interesantes tanto desde el punto vista paisajístico como faunístico.

Numerosas pistas forestales atraviesan los pinares de la Serranía, en general en excelente estado de conservación y aptas para cualquier tipo de vehículo.

Fauna[editar]

Desde que en 1973 fue establecida una reserva nacional de caza sobre su sector central, la población de corzos, jabalíes y muflones no ha hecho más que crecer espectacularmente desde entonces. Además, la serranía alberga asimismo a la cabra montés.

Abundan los buitres leonados y otras rapaces; extrañas mariposas se reproducen en apartados enclaves serranos; existe la nutria... En la laguna del Tobar, o de Uña, hay buenas concentraciones de fochas, ánades y otras aves acuáticas. La elevada variedad de ambientes de montaña que alberga la zona favorece el desarrollo de una alta biodiversidad faunística. Sin embargo, la continentalidad de su clima, así como el rango de altitudes presente en el área de estudio (generalmente por encima de los 1.000 m), condicionan la comunidad de vertebrados presente, que carece de taxones termófilos, más propios de zonas mediterráneas templadas o áreas costeras. En su conjunto, la zona es particularmente importante para la conservación de la comunidad de aves que nidifican en escarpes, la comunidad de aves y mamíferos de pinares submediterráneos y para la comunidad de peces y aves de ríos de montaña. Se ha reconocido también un apreciable valor de conservación para la fauna troglodita (al menos para quirópteros cavernícolas) y para algunos grupos de invertebrados como pueden ser los lepidópteros, requiriéndose de más investigación para el resto.

Vegetación[editar]

Es de destacar en el territorio la gran continuidad y extensión que presentan las masas forestales, y particularmente los pinares que dominan el paisaje vegetal, situación compartida con el adyacente Parque Natural del Alto Tajo, conformando entre ambos territorios una de las masas forestales naturales más extensas de España. La diversidad florística de este territorio se ve muy ampliada por la presencia entre las parameras y las muelas de numerosas hoces excavadas por los ríos, cuyas particularidades edafo-fisiográfico-microclimáticas las han convertido en un importante refugio de flora eurosiberiana, con notables disyunciones pirenaicas, así como la flora rupícola y ribereña.

Comarca[editar]

La comarca de la Serranía de Cuenca está formada por los municipios de Albaladejo del Cuende, La Parra de las Vegas, Alcalá de la Vega, Algarra, Barchín del Hoyo, Beteta, Buenache de la Sierra, Fresneda de Altarejos, la Huérguina, Huélamo, Zarzuela, Cañizares, Fuertescusa, Palomera, Las Majadas, Valdemeca, Sotorribas, La Cierva, Portilla, Villalba de la Sierra, Valdemoro-Sierra, Vega del Codorno, Cañamares, Campillos-Sierra, Huerta del Marquesado, Villaconejos de Trabaque, Tejadillos, Poyatos, La Frontera, Arcos de la Sierra, Alcantud, Beamud, Campillos-Paravientos, Víllora y Tragacete.

Bibliografía[editar]

Artículo libre de Enciclopedia Libre Universal en Español

Libro-CD La Serranía de Cuenca a Fondo

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]