Robert Boyle

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Robert Boyle
Robert Boyle 0001.jpg
Nacimiento 25 de enero, 1627
Bandera del Reino Unido Waterford (Irlanda), Reino Unido
Fallecimiento 31 de diciembre, 1691 (64 años)
Bandera del Reino Unido Londres, Reino Unido
Residencia Bandera del Reino Unido Reino Unido
Nacionalidad Bandera del Reino Unido Británico
Campo Física y Química
Instituciones Universidad de Oxford
Conocido por Ley de Boyle, Bomba de Aire, Propagación del sonido en el vacío, Co-fundador de la Royal Society
Sociedades Royal Society

Robert Boyle, (* Waterford, 25 de enero de 1627 - Londres, 31 de diciembre de 1691) fue un filósofo natural, químico, físico e inventor irlandés. También fue un prominente teólogo cristiano.

Como científico es conocido principalmente por la formulación de la ley de Boyle,[1] además de que es generalmente considerado hoy como el primer químico moderno, y por lo tanto uno de los fundadores de la química moderna. Su obra The Sceptical Chymist (El químico escéptico) es considerada una obra fundamental en la historia de la química.

Biografía[editar]

Robert Boyle nació en el Castillo de Lismore, en el condado de Waterford, Irlanda, en 1627. Fue el decimocuarto hijo —de un total de quince— del aristócrata inglés Richard Boyle, conde de Cork, y Catherine Fenton, su segunda esposa. Richard Boyle había llegado a Irlanda en 1588, dedicándose a la política y a la industria, y para cuando nació Robert ya poseía grandes extensiones de tierras y apuntaba en la administración, en la que llegó a Lord Tesorero del Reino de Irlanda.

Aún niño, Robert aprendió a hablar latín, griego y francés, siendo enviado, tras la muerte de su madre, con tan sólo ocho años al colegio de Eton, del cual era director Sir Henry Wotton, amigo de su padre. A los 15 años partió de viaje con un tutor francés. Vivió cerca de dos años en Génova y visitando Italia en 1641, pasó el invierno en Florencia estudiando las paradojas de Galileo Galilei, quien murió al año siguiente.

Años intermedios[editar]

Boyle regresó a Inglaterra desde el continente a mediados de 1644 con un gran interés por la investigación científica.[2] Su padre había muerto el año anterior y le había dejado la casa solariega de Stalbridge en Dorset, Inglaterra y propiedades importantes en el Condado de Limerick en Irlanda que había adquirido durante la Guerra de Cromwell. A partir de ese momento, Robert dedicó su vida a la investigación científica y pronto ocupó un lugar destacado en el grupo de investigadores, conocido como el "Colegio Invisible", que se dedicaron al cultivo de la " nueva filosofía". Se reunían con frecuencia en Londres, a menudo en el Gresham College, y algunos de los miembros también se reunian en Oxford.

A partir de 1647 realiza varias visitas a sus fincas de Irlanda, y en 1652 decide trasladarse a Irlanda, pero se frustró en su incapacidad para progresar con sus trabajos en química. En una carta, describió a Irlanda como "un país bárbaro donde los espíritus químicos son tan mal comprendidos no se pueden obtener instrumentos químicos por lo que era difícil tener cualquier pensamiento hermético allí."[3] En 1654, Boyle parte de Irlanda hacia Oxford para continuar con su obra. En el University College, en la High Street de Oxford existe una placa que indica el sitio en el cual se encontraba el Cross Hall hasta comienzos del siglo XIX. Aquí, Boyle alquiló varias habitaciones del boticario que era el propietario del Hall.

Luego de leer en 1657 sobre la bomba de aire de Otto von Guericke, se dedica con ayuda de Robert Hooke a diseñar mejoras en su construcción, y en 1659 desarrolla la "máquina Boyleana" o "motor neumático", con la que inicia una serie de experimentos sobre las propiedades del aire. La reseña de la labor de Boyle con la bomba de aire se publicó en 1660 bajo el título "Nuevos experimentos físico-mecánicos, sobre la elasticidad del aire, y sus efectos". Entre los críticos de este libro se encontró el jesuita Francis Line (1595-1675), y mientras respondía a sus objeciones Boyle hizo la primera mención a la ley que establece que el volumen de un gas varía inversamente con la presión del gas, la que se conoce en honor a él como Ley de Boyle en Inglaterra y en Europa como ley de Boyle-Mariotte.

Sin embargo, quien originalmente formuló esta relación fue Henry Power, en 1661. Boyle incluyó una referencia a un documento escrito por Power, pero por error lo atribuyó a Richard Towneley. En Europa continental, la hipótesis a veces se atribuye Edme Mariotte, aunque Edme no la publicó hasta 1676 y ya estaba probablemente al tanto de la labor de Boyle.[4]

En 1663 el Colegio Invisible se convirtió en la Royal Society de Londres para la Mejora de Recursos Naturales Conocimiento, y la carta de constitución otorgada por Carlos II de Inglaterra, designó a Boyle miembro del consejo. En 1680 fue elegido presidente de la sociedad, pero declinó el honor por escrúpulos acerca de los juramentos.

Boyle escribió una lista de 24 posibles inventos que incluía "La prolongación de la vida", el "Arte de Volar", la "Luz perpetua", "fabricar armaduras muy livianas y extremadamente duras", "Un barco capaz de navegar con todo tipo de vientos, y un buque inundible", "una manera práctica y certera de determinar longitudes", "drogas lo suficientemente poderosas como para alterar o exaltar la imaginación, despertar la memoria y otras funciones y apaciguar el dolor, adquirir sueño inocente, sueños inofensivos", etc. La lista es extraordinaria porque excepto algunas pocas excepciones casi todos, se han hecho realidad.[5]

Durante su residencia en Oxford, Boyle fue Cavalier (realistas, impulsores del poder real). Se cree que los cavaliers fueron creados por orden real unos pocos años antes que Boyle llegara a Oxford. La primera época de la estancia de Boyle estuvo marcada por las acciones exitosas de las fuerzas reaccionarias parlamentarias, por lo que este período fue el más secreto en cuanto a los movimientos de los Cavalier y por lo tanto se sabe muy poco acerca de la participación de Boyle.

En 1668 parte de Oxford hacia Londres, donde reside en casa de su hermana, Lady Ranelagh, en Pall Mall.

Últimos años[editar]

En 1689 su salud comienza a debilitarse y poco a poco se fue retirando de sus compromisos públicos, cesando sus comunicaciones con la Royal Society, e hizo público su deseo de ser excusado de recibir invitados, "a no ser en ocasiones muy extraordinarias", en martes y viernes por la mañana y el miércoles y sábado por la tarde. En su tiempo libre Boyle se centraba en "su contratación espíritual, ordenar sus papeles", y preparar algunas investigaciones químicas importantes que se proponía dejar "como una especie de legado hermético a los discípulos, estudiosos de este arte". Su salud empeoró en 1691, y fallece el 31 de diciembre de ese año, justo una semana después de la muerte de la hermana con quien había vivido durante más de veinte años. Robert Boyle murió de parálisis. Fue enterrado en el cementerio de St Martin-in-the-Fields, su oración fúnebre estuvo a cargo de su amigo, el Obispo Gilbert Burnet.

Conferencias Boyle[editar]

En su testamento, Robert Boyle dejó fondos para establecer una serie de conferencias anuales con el fin de defender la religión cristiana y contra ateistas y otros infieles.[6] [7]

La primera conferencia fue celebrada en 1692, bajo el título de "Una refutación al ateismo".[8] Fue dirigida por Richard Bentley, quien antes de presentar la ponencia, mantuvo correspondencia con Isaac Newton. En la primera carta el físico había escrito que al realizar sus tratados sobre el sistema, su creencia en Dios había determinado sus estudios.[9] [10] Las conferencias se continuaron celebrando durante el resto del siglo XVII y los s. XVII y XIX, hasta finales del siglo XX.

Desde el año 2004 las Conferencias Boyle han sido restablecidas en la iglesia de St Mary-le-Bow, en Londres, Inglaterra. Anualmente se invita a un teólogo o científico prominente a abordar temas relacionados con el cristianismo y la comprensión actual del mundo natural.[11]

Investigador científico[editar]

Bomba de aire de Boyle.

El gran mérito de Boyle como investigador científico es que materializó los principios que Francis Bacon predicó en su obra Novum Organum, aunque no se considerara a sí mismo como seguidor de Bacon o de cualquier otro maestro. Dado que estaba "provisto de experimentos" para hacerse sus propios juicios, manifestó en numerosas ocasiones que, con el propósito de mantenerse tan libre de prejuicios como le fuera posible, eludía el estudio de los sistemas atómico y cartesiano, así como del mismo Novum Organum, aunque admitía "consultarlos ocasionalmente". Nada era más ajeno a su temperamento que el desenredo de hipótesis. Apreciaba la adquisición de conocimiento como un fin en sí mismo y, en consecuencia, se benefició de una perspectiva más amplia acerca de los fines de la investigación científica que la que tuvieron sus predecesores durante siglos. Esto, por otro lado, no significa que no prestara atención a las aplicaciones prácticas de la ciencia, ni que despreciara el conocimiento que servía al uso.

Boyle fue un alquimista convencido de la posibilidad de la transmutación de los metales, llegando a realizar experimentos con la esperanza de lograrlo; asimismo fue clave en la obtención de la abolición, en 1689, de la ley de Enrique IV contra la creación de oro y plata por medio de la alquimia (Act Against Multipliers, 1404).

Realizó importantes contribuciones en el campo de la física: la ley de Boyle, el descubrimiento del papel del aire en la propagación del sonido, las investigaciones acerca de la fuerza expansiva en la congelación del agua, acerca de la densidad relativa, la refracción en cristales, electricidad, color, hidrostática, etc. A pesar de ello, la química fue siempre su área predilecta. En 1661 publicó The Sceptical Chemist (El químico escéptico) en el que criticaba los «experimentos por los cuales vulgares espagíricos se esfuerzan en probar que su sal, azufre y mercurio son los verdaderos principios de las cosas».

Para Boyle, la química era la ciencia de la composición de las substancias y no un arte auxiliar para el alquimista o el físico. Avanzó hacia la visión moderna de los elementos como los constituyentes de los cuerpos materiales, y comprendió la diferencia entre las mezclas y los compuestos, realizando progresos considerables en las técnicas para la determinación de sus componentes, un proceso que bautizó como "análisis". Más aún, llegó a suponer que los elementos estaban compuestos en última instancia de partículas de varios tipos y tamaños. Además, realizó estudios acerca de la combustión y la respiración descubriendo la intervención del oxígeno, así como experimentos en fisiología en los que se veía obstaculizado por la "sensibilidad de su naturaleza", que le impedía realizar disecciones anatómicas, especialmente de animales vivos, a pesar de saber que eran "más instructivos".

Interés teológico[editar]

Además de ser un atareado filósofo de la naturaleza, Boyle dedicó mucho tiempo a la teología cristiana, mostrando una inclinación a los aspectos prácticos e indiferencia por las polémicas. Con la Restauración era bien recibido en la corte, y en 1665 pudo haber sido nombrado director del colegio de Eton de haberse ordenado, algo a lo que se negó en la creencia de que sus escritos sobre temas religiosos tendrían un mayor valor en la medida en que fueran obra de un laico y no de un ministro a sueldo de la iglesia.

Como director de la Compañía de las Indias Orientales gastó grandes sumas en la misión evangelizadora, contribuyendo a sociedades misioneras y a la traducción de la Biblia o fragmentos de la misma a diferentes idiomas.

Su magna obra publicada un año antes de morir: "El Cristiano Virtuoso" (1690), sería más tarde una influencia que fue retomada por John Locke en "The Reasonableness of Christianity, as Delivered in the Scriptures".

Principales trabajos[editar]

Portada de la primera edición de The Sceptical Chymist, 1661.
Matraz de autollenado de Boyle, una imposible máquina de movimiento perpetuo, que se rellena a sí misma por la acción de un sifón ("movimiento hidrostático perpetuo").

Científicos[editar]

Las siguientes son algunas de las más importantes de sus obras:

  • 1660 - Nuevos experimentos físico-mecánicos: Notas sobre la elasticidad del aire y sus efectos
  • 1661 - El Químico escéptico
  • 1663 - Consideraciones tocar la utilidad de la Experimental de la filosofía natural (seguido de una segunda parte en 1671)
  • 1664 - Experimentos y tocar Consideraciones de colores, con las observaciones en un diamante que brilla en la oscuridad
  • 1665 - Nuevos Experimentos y observaciones sobre la fría
  • 1666 - La paradoja hidrostática.[12]
  • 1666 - Origen de las formas y calidades de acuerdo a la filosofía corpuscular
  • 1669 - Una continuación de su trabajo en la primavera de aire
  • 1670 - Ha demostrado que una reducción de la presión ambiental puede conducir a la formación de burbujas en el tejido vivo. Esta descripción de una víbora en un vacío fue el registrado primera descripción de la enfermedad por descompresión.[13]
  • 1670 - Extensiones de las cualidades Cósmico de las cosas, la temperatura de la Subterraneal y Regiones submarino, el fondo del mar, & c. con una introducción a la Historia de cualidades particulares
  • 1672 - Origen y virtudes de las gemas
  • 1673 - Ensayos de la astucia extraño, gran eficacia, naturaleza determinada de efluvios
  • 1674 - Dos volúmenes de escritos sobre la salinidad del mar, las sospechas acerca de las realidades ocultas del aire, frío, imanes celestes, animadversión de los Problemata Hobbes de vacío
  • 1676 - Los experimentos y las Notas sobre el origen mecánico o de producción de cualidades particulares, incluyendo algunas notas sobre la electricidad y el magnetismo
  • 1678 - Observaciones sobre una sustancia artificial que brilla sin ninguna ilustración anterior
  • 1680 - El Noctiluca aérea
  • 1682 - Nuevos Experimentos y observaciones sobre el Noctiluca Icy
  • 1682 - Una continuación más de su trabajo en el aire
  • 1684 - Memorias para la Historia Natural de la sangre humana de la Historia
  • 1685 - Memorias del corto experimental natural para las aguas minerales
  • 1686 - Un servicio de información gratuito en la noción Recibido Vulgarmente de la Naturaleza
  • 1690 - Hidrostato Medicina
  • 1691 - Y en la observación de los experimentos de física

Religiosos y filosóficos[editar]

  • 1648/1660 - "Amor Seráfico", escrito en 1648, pero no publicado hasta 1660
  • 1663 - "Un ensayo sobre el estilo de las Sagradas Escrituras"
  • 1664 - "La Excelencia de Teología en comparación con la filosofía natural"
  • 1665 - "Reflexiones ocasionales sobre varios temas"
  • 1675 - "Algunas consideraciones acerca de la reconciliación entre la razón y religión, con un discurso acerca de la posibilidad de la Resurrección"
  • 1687 - "El martirio de Teodora y Dídimo"
  • 1690 - "El Cristiano Virtuoso"
  • En 1835, Henry Rogers recopiló una serie de ensayos de Robert Boyle, publicados bajo el nombre de ‘Tratados sobra la gran veneración que el intelecto del hombre le debe a Dios, en las cosas por encima de la razón, y en el estilo de las Sagradas Escrituras'

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Acott, C.J. (1999). «The diving "Law-ers": A brief resume of their lives.». South Pacific Underwater Medicine Society Journal 29 (1). ISSN 0813-1988. OCLC 16986801. http://archive.rubicon-foundation.org/5990. Consultado el 17 abril de 2009. 
  2. See biographies of Robert Boyle at [1], [2], [3] and [4].
  3. quoted in Silver, Brian. The Ascent of Science, p. 114. Oxford University Press US, 2000. ISBN 978-0-19-513427-8
  4. Brush, Stephen G. (2003). The Kinetic Theory of Gases: An Anthology of Classic Papers with Historical Commentary. History of Modern Physical Sciences Vol 1. Imperial College Press. ISBN 1860943489. 
  5. Robert Boyle's prophetic scientific predictions from the 17th century go on display at the Royal Society
  6. Treatises on the high veneration man's intellect owes to God: on things above reason: and on the style of the Holy Scriptures (1836), London: Printed and published by J. Rickerby
  7. http://www.stmarylebow.co.uk/#/boyle-lecture/4535373186
  8. Bentley, Richard (1976). Eight Boyle Lectures on Atheism. New York: Garland.
  9. http://www.ovguide.com/boyle-lectures-9202a8c04000641f8000000000273c4a#
  10. http://www.bun.kyoto-u.ac.jp/~suchii/Leib-Clk/Newt-Bentl.html
  11. http://www.stmarylebow.co.uk/#/boyle-lecture/4535373186
  12. Arthur W. J. G. Ord-Hume (2006). Perpetual Motion: The History of an Obsession. Adventures Unlimited Press. ISBN 1931882517. 
  13. Acott, C.J. (1999). «A brief history of diving and decompression illness.». South Pacific Underwater Medicine Society Journal 29 (2). ISSN 0813-1988. OCLC 16986801. http://archive.rubicon-foundation.org/6004. Consultado el 17 de abril de 2009. 

Bibliografía adicional[editar]

Enlaces externos[editar]