Rey de Italia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Rey de Italia es un título adoptado por muchos gobernantes después de la caída del Imperio romano, aunque entre la caída del reino ostrogodo (553) y la unificación de Italia (1870) ningún Rey de Italia gobernó sobre la totalidad de la península itálica.

Regno d'Italia - 40 lire 1812.jpg

Reyes Germánicos[editar]

Después de la caída de Rómulo Augusto en 476, el líder de los hérulos Odoacro era llamado dux Italiae (gobernante de Italia) por el emperador Zenón (emperador). Más tarde se autoproclamaba rex Italiae (rey de Italia), aunque siempre se presentaba como un oficial del gobierno oriental.

En 493, el líder ostrogodo Teodorico el Grande derrotó a Odoacro, y comenzaba la Dinastía Amala de reyes de Italia. El poder ostrogodo acabó con la muerte de Teya (552), cuando Italia fue reconquistada por el Imperio bizantino.

Ostrogodos[editar]

El Reino Ostrogodo fue conquistado por el Imperio bizantino, iniciando el acoso Justiniano I a partir de 535.

Lombardos[editar]

Alboíno lideró a los lombardos en Italia en 568 e instaló un estado bárbaro.

Período de los Duques (Interregno de diez años)

Reyes Francos[editar]

Pipino de Italia, tercer hijo de Carlomagno, es coronado Rey de Italia por el papa Adriano I en 781. Reinaba en el norte de Italia, mientras que Italia central se convertía en los Estados Pontificios.

Entre 888 y 961, había normalmente más de un solicitante al trono de Italia, incluso más de un Emperador.

Reyes bajo el Sacro Imperio Romano Germánico[editar]

De 962 hasta 1806, el reino de Italia se incluía en Sacro Imperio Romano Germánico, y los emperadores eren también reyes de Italia. El único solicitante independente accedió en este periodo fue Arduino. Así mismo, después del reinado de Federico I Barbarroja (1152-1190), la autoridad imperial en Italia era cada vez más desafiada por las ciudades estado italianas y los emperadores tenían que basar su gobierno en la cooperación con algunos de estos estados.

Etapa Napoleónica[editar]

En 1805 Napoleón Bonaparte transforma la república de Italia en Reino de Italia, autoproclamándose rey de Italia y nombrando a su hijo adoptivo, Eugène de Beauharnais como virrey. Este reino fue disuelto tras la abdicación de Napoleón en 1814 como consecuencia de las derrotas sufridas en las guerras Napoleónicas.

Ver: Primer Imperio Francés.

Dinastía Saboya[editar]

Escudo de Armas de la Casa de Saboya.

En 1849, Víctor Manuel II fue coronado como Rey de Cerdeña y Duque de Saboya. Fue este monarca quien tras liderar la Unificación de la mayor parte de la península, consiguió ser coronado Rey de Italia en 1861. Su nieto Víctor Manuel III abdicó en mayo de 1946 a favor del heredero de la Corona, Humberto II, quien gobernó hasta junio de ese año, cuando Italia fue proclamada república.

Desde 1861 hasta 1922, Italia fue una monarquía constitucional con un parlamento elegido mediante sufragios restringidos (en 1913 se celebró el primer sufragio universal masculino).

En política exterior, el Reino de Italia fue mientras tanto excluido (debido a su tardía unificación) del reparto colonial de África en la Conferencia de Berlín. Logra sin embargo establecer colonias en Eritrea, Somalia, Etiopía, Libia, Albania y Tientsin (China).

Ver: Casa de Saboya - Unificación italiana - Giuseppe Garibaldi

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]