Nelly Beltrán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nelly Beltrán
Nellybeltrán.jpg
Nelly Beltrán
Nombre de nacimiento Nélida Dodó López Valverde
Nacimiento Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
29 de agosto de 1925
Fallecimiento Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
2 de diciembre de 2007 (82 años)
Apodo(s) Nelly Beltrán
Ocupación Actriz
Familia
Pareja Juan Lejcovich
Maurice Jouvet
Ficha en IMDb
[editar datos en Wikidata ]

Nelly Beltrán (Argentina, Buenos Aires, 29 de agosto de 1925 - Argentina, Buenos Aires, 2 de diciembre de 2007) fue una actriz de comedia argentina que se destacó en el cine, la televisión y el teatro.

Su extensa carrera se inició en la radio. Debutó en teatro con Las lágrimas también se secan, protagonizada por Irma Córdoba. De amplia filmografía, su único rol protagónico en cine fue en La gorda (1966), junto a Rodolfo Zapata. Compuso personajes marginales en Rosaura a las diez (1958) y El rufián (1961).

Trabajó en una gran número de películas picarescas y pasatistas. Hizo importantes ciclos de televisión y en teatro se destacó en Boeing-Boeing. Casada con Maurice Jouvet, su hija Mónica Jouvet, murió accidentada en abril de 1981.

Biografía[editar]

Comienzos[editar]

Alentada por su padre, quien era amigo del guionista de Ronda policial, un ciclo de hechos policiales transmitidos por Radio Porteña; decidieron realizarle una prueba («casting») gracias a sus condiciones actorales. Teniendo 10 años, la integraron rápidamente al elenco radial de 1936 que incluía a Guido Gorgatti y Nelly Prince. También durante su juventud, estudió pintura y tomó clases de actuación.

En 1952, la actriz Beatriz Taibo le propuso un papel para la obra Las lágrimas también se secan, con la protagonización estelar de Irma Córdoba. Su papel, para el cual debió engordar 10 kilogramos, la consagró como "Actríz Revelación". En 1953, integrando el elenco de Señorita maestra, conoció a Maurice Jouvet, un actor nacido en Francia; con el que se casó dos semanas después de haber comenzado el noviazgo y tuvo una hija en 1955, la actriz Mónica Jouvet.[1]

Presentándose en el ámbito radial, actuó, entre otros programas, en La familia Rampullet, un programa humorístico de LOR Radio Argentina y desde 1954 en La revista dislocada, programa que lideró durante años la audiencia de los mediodías dominicales y luego pasó a la TV, regresó a la radio -por Nacional, domingos a las 14- con su programa tradicional.[2] En 1955 fue convocada por el director Leopoldo Torre Nilsson para secundar a Tita Merello en Para vestir santos, un drama para Argentina Sono Film (SACI). La trama indicaba que una joven gasta todo su dinero destinado a su boda, por lo que se separa de su pareja. Luego, se reencuentran tiempo después, ya casado.

Consagración[editar]

Aunque sus primeros papeles fueron dramáticos, se destacó en Rosaura a la diez (1958), de Mario Soffici donde compuso a una prostituta que le valió el apoyo de la crítica; y en El rufián (1961), donde encarnó a una mujer recién casada con la compañía de Aída Luz. Desde finales de la década del `50 acompañó a Juan Verdaguer y a Ámbar La Fox en el ciclo televisivo Risas y sonrisas; y para 1960 continuó en este medio con Telecómicos, un programa de humor con guiones de Aldo Cammarota y Délfor Amaranto. En 1960 APTRA le otorgó el premio Martín Fierro como Mejor Actriz de Reparto por su labor en La hermana San Sulpicio.

Desde 1961, estuvo en el reparto de diversos filmes de importante trascendencia, como Libertad bajo palabra, con María Aurelia Bisutti; El televisor (1962), comedia con la protagonización de Blanca del Prado; y Canuto Cañete y los 40 ladrones (1964), de Leo Fleider. Este último filme estaba protagonizado por el cómico Carlos Balá, y se realizaron varias versiones de su personaje a lo largo de la década, como Canuto Cañete, detective privado (1965), de la que Beltrán participó e interpretó a la esposa de Salvador. Tras rodar Placeres conyugales (1964) y Pajarito Gómez (1965); realizó, a pesar de tratarse de una figura de primer orden en la comedia argentina, su único papel protagónico en cine, en la película La gorda, con el cantautor folklórico Rodolfo Zapata, autor del famoso tema humorístico que dio nombre al filme.[3]

Su matrimonio de 46 años con Jouvet consolidó una de las parejas artísticas más importantes del espectáculo, motivo por el cual se la comparó con la de José Cibrián y Ana María Campoy.[4] Entre las piezas teatrales en que participó se destaca su labor en el Teatro Astral en Boeing-Boeing,[5] donde compartió cartel con Osvaldo Miranda y Ernesto Bianco, dos de sus referentes preferidos junto con Ubaldo Martínez.

Participó en 43 películas y 85 obras teatrales aproximadamente. En 1967 fue dirigida por Julio Saraceni para Federal Films en Villa Cariño, una de sus producciones más recordadas junto con su similar versión: Villa Cariño está que arde, bajo las órdenes de Emilio Vieyra y estrenada un año después, en 1968. En 1972 secundó a Palito Ortega y Libertad Lamarque en La sonrisa de mamá, de Enrique Carreras; del cual surgió un popular tema musical interpretado generalmente, en el "Día de la Madre". A pesar de que no intervino en la exitosa serie de TV de Los Campanelli, tuvo un breve papel en una de sus versiones cinematográficas con Menchu Quesada.

Nelly Beltrán se lució por su gracia natural, simpatía y su facilidad para interpretar toda clase de personajes que abarcaron con igual facilidad tanto la comedia como el drama.

Para los años 1970, Beltrán ya se había convertido en una de las actrices cómicas más relevantes de Argentina al igual que Pepita Muñoz, Margarita Padín, Niní Marshall u Olinda Bozán. Con el inicio de la dictadura militar, encabezada por Jorge Rafael Videla, en 1976 comenzó a trabajar en cine con los cómicos más populares de aquellas épocas. Primeramente, acompañó a Osvaldo Pacheco en El profesor erótico, de Rafael Cohen; y más tarde, secundó a Juan Carlos Calabró y a Susana Giménez en Yo también tengo fiaca, para la empresa Cinematográfica Victoria a finales de los `70. En abril de 1981, su hija Mònica Jouvet, sufre un accidente automovilístico que la deja en coma durante 11 días hasta su muerte, a la edad de 26 años. El hecho causó repercusión en el espectáculo, y desde aquel entonces sus trabajos se redujeron, se le diagnosticó diabetes y se dijo, "perdió la alegría".

Casualmente, incursionó en 1982 en dos películas donde el grupo musical Los Parchís eran los protagonistas. Posteriormente confesó a los medios gráficos: "Para llegar al público no hace falta ser Miss Universo". Su valorable trayectoria televisiva abarca ciclos como El vendedor de ilusiones (1971), por Canal 9; Mañana puedo morir (1979), con Narciso Ibáñez Menta; Un beso muy peligroso (1982), por ATC y en compañía de su esposo; y Coraje mamá (1985), donde encarnó a Dora.

En 1981 representó en el Teatro Nacional Cervantes El enfermo imaginario, con Santiago Gómez Cou, recibió el Premio Konex a la Mejor Actriz Cómica, y en 1983 llevó a cabo en Villa Carlos Paz la obra Le ordeno que me ame, señora, con su ex-yerno Pablo Alarcón y Perla Caron. En 1985 comentó que abandonaría su espectáculo La fiaca.

De 1982 a 1987 trabajó activamente con Jorge Porcel y Alberto Olmedo en películas picarescas de gran éxito, generalmente dirigidas por Enrique Carreras y con guiones de Juan Carlos Mesa. Entre sus labores con ellos se puede mencionar sus participaciones en Los fierecillos indomables (1982), Los fierecillos se divierten (1983), Los colimbas se divierten (1986), y Los colimbas al ataque (1987). Pero la trágica muerte de Olmedo en 1988, produjo una notable reducción de películas de este tipo.

Últimos años y fallecimiento[editar]

En el verano de 1990, mientras protagonizaba Sor-pre-sas en Villa Carlos Paz, había anunciado su "retiro voluntario y definitivo de las tablas". Si bien argumentó tener "algunos achaques de salud", reconoció que una de las razones más fuertes pasaba "por la mezcla que se está dando en el oficio... Antes había más compromiso, más seriedad. Ahora, este invento de las modelitos y las secretarias de TV le hizo muy mal a la actuación". Prácticamente retirada, en 1991 cumplió dos roles: en televisión, para La banda del Golden Rocket, con Adrián Suar y Diego Torres; y en cine, para No hay hombres de izquierda, de Alberto Fischerman.[6]

Su retiro definitivo ocurrió en 1996 cuando representó en TV a Teresa en Los ángeles no lloran, estelarizada por Patricia Palmer y Susana Campos. En 1999, murió su esposo con 76 años y víctima de una prolongada enfermedad. La sobreviven sus dos hijos varones de su primer matrimonio con Juan Lejcovich, quienes viven en los Estados Unidos.

En 2004 la Asociación Argentina de Actores le rindió un homenaje donde estuvieron presentes Pablo Alarcón, Osvaldo Miranda, Rafael Carret y María Concepción César. A su vez, se recuperó del cáncer de mama que se le había diagnosticado, mediante quimioterapia. Tras padecer un agudo cuadro de anemia y la profundización de su diabetes, fue trasladada desde su residencia en Palermo Viejo hacia la clínica "La Providencia", de Capital Federal; allí se solicitó dadores de sangre de cualquier grupo debido a que no se alimentaba correctamente.[7] Sin embargo, falleció el 2 de diciembre de 2007 a las 9 h a la edad de 82 años. Sus restos fueron inhumados el 4 de diciembre a las 10 h en el Panteón de Actores del cementerio de La Chacarita.[8]

Filmografía[editar]

Referencias[editar]

  1. «Murió la actriz Nelly Beltrán, por Pablo De Vita» Diario La Nación, 3 de diciembre de 2007. Consultado el 14 de agosto de 2010.
  2. «Se apagó la vida de Nelly Beltrán» ElCine.ws. Consultado el 14 de agosto de 2010.
  3. «Una comediante atravesada por la pena» Diario Clarín, 4 de diciembre de 2007. Consultado el 14 de agosto de 2010.
  4. «Murió Nelly Beltrán» Diario Página/12, 3 de diciembre de 2007. Consultado el 14 de agosto de 2010.
  5. «Murió Nelly Beltrán» Haceinstantes.net. Consultado el 14 de agosto de 2010.
  6. «A los 82 años, murió la actriz Nelly Beltrán» Diario La Razón, 2 de diciembre de 2007. Consultado el 14 de agosto de 2010.
  7. «Murió Nelly Beltrán» 26noticias.com.ar. Consultado el 14 de agosto de 2010.
  8. «Pablo Alarcón: "La argentina perdio a una gran artista y yo a alguien muy importante en mi vida"» Revista Semanario, 5 de diciembre de 2007. Consultado el 14 de agosto de 2010.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]