Iglesia greco-católica rusa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Iglesia greco-católica rusa (en ruso: Российская греко-католическая церковь), algunas veces llamada Iglesia católica bizantina rusa, en referencia a su rito bizantino, es una de las Iglesias orientales católicas sui iuris en plena comunión con la Santa Sede de la Iglesia católica. Los greco-católicos rusos no tienen una jerarquía eclesiástica establecida, sus pocas parroquias son servidas por sacerdotes ordenados en otras Iglesias católicas bizantinas, son antiguos sacerdotes ortodoxos, o sacerdotes católicos de origen latino con facultades birrituales, entre ellos algunos jesuitas.

Esta Iglesia surgió de un cisma en la Iglesia ortodoxa rusa, cuyos miembros aceptaron la supremacía del papa en 1905, su lenguaje litúrgico es el eslavo eclesiástico y utilizan el calendario juliano.

Beato exarca Leoniv Feodorov.

Historia[editar]

Separación entre las Iglesias de Occidente y Rusia[editar]

Cuando el cristianismo llegó al Rus de Kiev (actual Ucrania) en 988, la nueva Iglesia rusa, siguiendo la tradición bizantina de Constantinopla, estaba en plena comunión con el obispo de Roma. Los eventos del año 1054 (Cisma de Oriente) no causaron una ruptura inmediata entre el papa de Roma y la Iglesia rusa, lo que ocurrió luego gradualmente. El contacto entre Roma y Moscú continuó y se supone que un pequeño grupo de familias se mantuvieron como viejos católicos. En 1437 el patriarca José II de Constantinopla nombró al obispo Isidoro como metropolitano de Kiev y Moscú y de todo el Rus, bajo los auspicios del emperador Juan VIII Paleólogo, para conciliar a los ortodoxos rusos con la Iglesia católica romana y asegurar la protección de Occidente para Constantinopla contra los invasores del Imperio otomano. El gran príncipe Basilio II de Moscú recibió al nuevo metropolitano con hostilidad, pero le permitió formar una legación rusa para el Concilio de Florencia, que se había movido a Ferrara. En 1439 Isidoro y varios otros clérigos rusos firmaron el Acta de Unión de las Iglesias de Oriente y Occidente en el Concilio, recibiendo del papa el título de cardenal y siendo designado legado suyo en Rusia. Isidoro llegó a Moscú el 19 de marzo de 1441, el mismo día celebró la divina liturgia en la iglesia de la Ascensión y promulgó la unión ante el zar y su corte. Cuatro días después el zar mandó arrestar a Isidoro, que fue depuesto por un sínodo de 6 obispos, y lo remplazó por el metropolitano Jonah, quién rechazó la unión de la Iglesia ortodoxa de Rusia con el obispo de Roma.

Establecimiento de la Iglesia greco-católica rusa[editar]

La moderna Iglesia católica de Rusia debe mucho a la inspiración del poeta, visionario y filósofo Vladimir Sergeyevich Soloviev (1853-1900), quien alegó, siguiendo al Dante, que al igual que el mundo necesita al zar como un monarca universal, la Iglesia necesita del papa de Roma como un jerarca eclesial universal. De acuerdo con el razonamiento de Soloviov la Iglesia ortodoxa rusa está separada de la Santa Sede sólo de facto (no hubo una ruptura directa entre las sedes de Roma y Moscú), así que es posible profesar la totalidad de la doctrina católica estando en comunión con la Santa Sede y continuar siendo ruso ortodoxo (entendiendo ortodoxo en su sentido literal, el que está en la verdad y no en las herejías que se condenaron antes del cisma).

A raíz de las enseñanzas de Soloviev, en 1893 el sacerdote ortodoxo ruso, Nicolás Tolstoy, entró en plena comunión con la Sede de Roma dentro de la Iglesia greco-melquita, de rito bizantino (Patriarcado de Antioquía). Al retornar a Moscú se formó una pequeña comunidad en torno suyo, estableciéndose una capilla privada en San Petersburgo y otra en Moscú. Soloviev fue recibido en comunión con Roma como un greco-católico ruso el 18 de febrero de 1896 por fray Tolstoy, comenzando un movimiento en círculos intelectuales y aristocráticos. Soloviev afirmó que al recibir la comunión sacramental de Tolstoy, se mantenía también como un miembro fiel de la Iglesia ortodoxa rusa. Las autoridades ortodoxas se refieren a Tolstoy como un apóstata y "ex sacerdote", pero tienden a entender que Soloviev murió como un cristiano ortodoxo. Sin embargo, nunca se retractó de sus sentimientos en favor de la unión con la Iglesia católica y la Sede de Roma, y hoy en día, muchos católicos rusos se refieren a sí mismos como miembros de la Iglesia ortodoxa rusa en comunión con la sede de Roma.

Antes de la caída de la monarquía, los católicos rusos se vieron obligados a sufrir una severa persecución y hostigamiento por la policía y la Ojrana, a pesar de que el zar Nicolás II y, especialmente, la Revolución rusa de 1905 y también la Revolución de febrero, relajaron un poco la persecución. El catolicismo de rito bizantino fue ilegal en el Imperio ruso hasta 1905, cuando el zar Nicolás II emitió un decreto de tolerancia religiosa. A partir de entonces surgieron públicamente comunidades de greco-católicos rusos, que comenzaron a organizarse, y la Iglesia greco-católica de Rusia formalmente se volvió existente.[1] La primera divina liturgia celebrada públicamente se realizó en San Petersburgo el 29 de abril de 1909 para conmemorar la pascua ortodoxa.

Los viejos creyentes rusos fueron muy prominentes en los primeros años del movimiento. Fray Eustachios Susalev, un sacerdote ruso ortodoxo del viejo rito, también entró en comunión con Roma, por lo que la liturgia comenzó a celebrarse también con el viejo ritual previo a las reformas del patriarca Nikon, dependiendo de que sacerdote la hiciera.

El 22 de mayo de 1908 fray Zerchaninov fue nombrado administrador de la misión católica en Rusia. El decreto de la Secretaría de Estado del Vaticano nombrándolo dice:

... por lo tanto Su Santidad ordena que el ya mencionado sacerdote Zerchaninov observe las leyes del rito greco-eslavónico fielmente y en toda su integridad, sin mezcla con el rito latino o cualquier otro, él debe también ver que sus fieles, clérigos y todos los otros católicos hagan lo mismo.

De esta forma los rituales de la Iglesia ortodoxa rusa fueron estrictamente mantenidos hasta hoy en la Iglesia greco-católica rusa.

Tras la caída del régimen zarista, entre el 19 y el 21 de marzo de 1917 se realizó el primer concilio o sobor de la Iglesia greco-católica rusa. El 28 de mayo de 1917 el metropolitano Andrei Sheptytsky de la Iglesia greco-católica ucraniana nombró primer exarca apostólico para los greco-católicos de Rusia a monseñor Leonid Feodorov (Leonida Feodoroff), antiguo seminarista ortodoxo ruso. Luego de la Revolución de Octubre se produjo la dispersión de los católicos del rito bizantino en Rusia en los campos de prisioneros de Siberia (gulag) y en los centros de la diáspora rusa en varios países del mundo.

En junio de 1918 fray Patapios Emilianov y la totalidad de su parroquia viejo ritualista con cerca de 1000 miembros en Nizhnaja Bogdanovka (200 km de Makieievka en el óblast del Don) se declaró en comunión con Roma. Además, otra parroquia había entrado en comunión con Roma en Saratov, guiada por su párroco, fray Alexi Anisimov.

En la primavera de 1923 el exarca Feodorov fue procesado como contrarrevolucionario por Nikolai Krilenko y fue condenado a diez años en el campo de concentración soviético en Solovki. Fue liberado en 1932 y murió en 1935. Aunque Sheptytsky le nombró como sucesor al archimandrita Klymentiy Sheptytskyi el 17 de septiembre de 1939, éste no pudo desempeñar su tarea, falleciendo el 1 de mayo de 1951 quedando desde entonces vacante el exarcado. La comunidad fue casi aniquilada por el régimen comunista soviético y sus líderes arrestados, y algunos ejecutados.

Díaspora rusa[editar]

En 1927 fue establecido en Roma el Russicum (Colegio Pontifical Ruso) para formar sacerdotes para las comunidades católicas rusas.

El 31 de mayo de 1928 un segundo exarcado apostólico fue creado para los católicos rusos en China, con sede en Harbin, siendo nombrado a su frente fray Fabijan Abrantowicz. Las comunidades en Harbin y Shanghái debieron soportar la invasión de Manchuria por los japoneses y el establecimiento del comunismo en China. Algunos se mudaron a Hong Kong y a Australia y otros a la Argentina, un gran grupo se mudó a Los Ángeles en los Estados Unidos, estableciendo la Iglesia católica rusa de St. Andrew en El Segundo. El primer exarca de Harbin fue fray Fabiano Abrantowicz, nombrado el 31 de mayo de 1928, quien renunció en 1939. El 20 de octubre de 1939 lo sucedió fray Andrzej Cikoto, hasta su fallecimiento el 13 de febrero de 1953.[2] El estado marxista chino impidió que fuera nombrado un nuevo exarca.

Los católicos rusos huyeron de Rusia y de China estableciéndose en lugares como: Estambul, París, Bruselas, Berlín, Múnich, Viena, Roma, Buenos Aires, San Pablo, Londres, Nueva York, San Francisco y Montreal.

En 1936 fue nombrado el obispo Alejandro Evreynov para atender a las necesidades de los greco-católicos rusos en el exilio. Fallecido en 1958, fue reemplazado por Andrei Katkov, quien murió en septiembre de 1996 y no se le ha nombrado un sucesor.

Renacimiento de la Iglesia greco-católica rusa[editar]

Sergey Vladimirovich Golovanov, sacerdote greco-católico ucraniano de Rusia.

A raíz del colapso de la Unión Soviética, algunas comunidades greco-católicas de Rusia han comenzado a resurgir cautelosamente.

En un artículo de 2005, el sacerdote católico de Rusia, Sergei Golovanov declaró que tres sacerdotes católicos celebraban la Divina Liturgia bizantina en Rusia. Dos de ellos utilizan la recensión de la Liturgia de Rusia, reformada por el patriarca Nikon de Moscú en 1666. El otro sacerdote utiliza el rito medieval de los viejos creyentes, es decir, como la recensión litúrgica rusa que existía antes de las reformas del patriarca Nikon. Todos los católicos orientales en la Federación Rusa mantienen estrictamente el uso del eslavo eclesiástico en la liturgia, a pesar de que liturgias en lenguas vernáculas son más comunes en la diáspora rusa.

Los exarcas Feodorov y Klymentiy Sheptytskyi fueron beatificados en 2001 por el papa Juan Pablo II durante su visita a Ucrania. Entre 1997 y 2003 los greco-católicos rusos enviaron peticiones al papa para que les nombrase un exarca. En agosto de 2004 se celebró una reunión del clero greco-católico ruso en Sargatskoe, óblast de Omsk, nombrándose al protopresbítero Sergio Golovanov para presidir provisionalmente el exarcado, pero no fueron reconocidos por la jerarquía católica de Rusia, ni por la curia romana, aunque no se les aplicaron sanciones.

El 18 de enero de 2005 el papa Juan Pablo II nombró a Joseph Werth, obispo latino de Trasfiguración de Nuestro Señor en Novosibirsk, como ordinario de los bizantinos (ucranianos y rusos) en Rusia,[3] aunque su cargo no fue formalizado.

En 2009 había 18 comunidades greco-católicas en Rusia: 4 en Moscú y uno en cada una de las siguientes localidades: Zhukovski (óblast de Moscú), Óbninsk (óblast de Kaluga), San Petersburgo, Novosibirsk, Tomsk, Chelyabinsk, Kopeisk (óblast de Chelyabinsk), Omsk, Sargatskoe (óblast de Omsk), Megion (óblast de Tiumén), Surgut y Nizhnevartovsk (Janti-Mansi), Prokopyevsk y Novokuznetsk (óblast de Kemerovo).

Parroquias[editar]

  • Bajo la dependencia del ordinario de Rusia para los bizantinos:
    • Parroquia rusa ortodoxa en comunión con la sede de Roma del Santo Metropolitano Felipe, en Moscú (Rusia).
    • Parroquia rusa ortodoxa en comunión con la sede de Roma de los Santos Cirilo y Metodio, en Sargatskoie, Región de Omsk.
  • Bajo el omoforion del eparca de Newton de los greco-melquitas:
    • Parroquia Católica de San Andrés, en El Segundo, California, Estados Unidos. En la Arquidiócesis de Los Ángeles.
    • Parroquia Bizantina Católica de Nuestra Señora de Fátima, en San Francisco, Estados Unidos. En la Arquidiócesis de San Francisco.
  • Bajo el omoforion del eparca de Saint George en Canton de los rumanos:
    • Comunidad greco-católica rusa de los Santos Cirilo y Metodio, en Denver, Estados Unidos. En la Arquidiócesis de Denver.
  • Bajo la dependencia del arzobispo de Nueva York:
  • Bajo la dependencia del ordinario para los ritos orientales de Francia:
    • Parroquia Católica Rusa de la Santa Trinidad, en París, Francia.
    • Parroquia Católica de rito bizantino de San Irineo, en Lyon, Francia.

Comunidades[editar]

En Rusia existen las comunidades de:

En la diáspora existen las comunidades de:

Jurisdicciones[editar]

Exarcados apostólicos:

Ambos exarcados continúan sin ser reconstituidos por la Santa Sede, por lo que su existencia es nominal.

En China la Iglesia ha desaparecido debido a la emigración de los rusos o sigue en las "catacumbas".

A marzo de 2010, los dos exarcados todavía existentes, al menos oficialmente, aún no han sido reconstituidos, ni un obispo de rito ruso ha sido nombrado para dirigirlos. Todos los católicos orientales en la Federación de Rusia permanecen bajo la jurisdicción del obispo Werth.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]