Fuerzas Armadas de Nicaragua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fuerzas Armadas de Nicaragua
Fundada 22 de Agosto de 1979
Cuerpos Fuerza Terrestre

Fuerza Aérea Fuerza Naval

Base Totalidad del territorio nacional
Mandos
Jefe Supremo de las fuerzas armadas y de seguridad Daniel Ortega Saavedra
Ministro de Defensa Dra. Martha Elena Ruiz Sevilla
Comandante en Jefe General de Ejército Julio César Avilés Castillo
Personal
Edad militar de 18 a 30 años
nacionalidad nicaragüense y sexto grado de educación primaria son requeridos (2011)[1]
Servicio militar obligatorio No
Personal activo 14.000 efectivos
disponibilidad: hombres de edad entre 16-49: 1.452.107 y
mujeres de edad entre 16-49: 1.552.698 (2010)[2]
Gastos
 % PIB 0.6% (2006)[3]
Industria
Proveedores extranjeros Rusia, China
Artículos relacionados
Historia EPS
EDSN

Las Fuerzas Armadas de Nicaragua son las fuerzas militares y de seguridad encargadas de la salvaguarda de la integridad territorial y soberanía nacional de la República de Nicaragua.

Historia[editar]

Guardia Nacional de Nicaragua 1927-1979[editar]

Los largos años de luchas entre las facciones políticas de liberales de León y conservadores de Granada y la existencia de ejércitos privados, llevó a los Estados Unidos a organizar y patrocinar una fuerza llamada en sus inicios La Constabularia. Esta sería el embrión de la Guardia Nacional de Nicaragua (GN), creada para ser una institución castrense apolítica para asumir todas las funciones militares y policiales en Nicaragua.

Oficiales del cuerpo de marina de Estados Unidos (USMC) fueron encargados de dirigir los entrenamientos y pasaron a formar parte de sus mandos. La principal misión de la Guardia Nacional en sus inicios fue la lucha contra los guerrillleros liderados por Augusto C. Sandino que resistían contra la intervención norteamericana en las montañas de Las Segovias en el norte del país.

Tras el advenimiento de la Política de buena vecindad, en enero de 1933, las fuerzas norteamericanas se retiraron de Nicaragua. Para entonces, la GN tenía enlistados más de 3.000 hombres, incluyendo el llamado batallón de la Guardia Presidencial.

El gobierno de Nicaragua declaró la guerra a las potencias del Eje en 1941, inmediatamente después del ataque japones a Pearl Harbor. Aunque Nicaragua no participo activamente en operaciones militares durante la guerra, los Estados Unidos favorecieron al gobierno de Anastasio Somoza García con fondos y ayuda militar a cambio de que los EUA ocuparan como base naval el puerto de Corinto. El apoyo militar incluyo medios de transporte y equipos de comunicación, así como algunos aviones de entrenamiento y transporte ligero.

La ayuda militar de Estados Unidos para la Guardia Nacional continuó bajo el Tratado de Río de Janeiro conocido como Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) de 1947, pero se detuvo en 1976 después del deterioro de las relaciones de la administración Carter con el dictador Anastasio Somoza Debayle.

Ampliada a no más de 9.000 efectivos durante la guerra civil de octubre 1977 a julio de 1979, la GN constaba de un batallón blindado como su principal unidad táctica; el batallón de la Guardia Presidencial, una compañía mecanizada; un batallón de ingenieros; baterías de artillería y antiaéreos, y una oficina de seguridad en cada una de las cabeceras departamentales del país.

Las principales armas de la Guardia Nacional fueron los fusiles americanos Garand M1 usados durante la Segunda Guerra Mundial; fusiles de asalto Galil de fabricación israelí, además de morteros y cañones antiaéreos, disponía de vehículos blindados, tanques M4 Sherman y aviones de combate P-51 Mustang.

El poder la GN se amplió hasta abarcar el control de las aduanas, las telecomunicaciones, las instalaciones portuarias, la marina mercante, la aviación civil y el control de la información escrita, radial y televisiva.

A excepción de escaramuzas de menor importancia, como la disputa fronteriza con Honduras en mayo de 1957, en el popularmente conocido mokoronazo de Luis Somoza Debayle, la Guardia Nacional no estuvo involucrada en mayores conflictos bélicos.

Ejército Popular Sandinista 1979-1990[editar]

Luego de la desaparición de la Guardia Nacional de Nicaragua, el gobierno revolucionario estableció un nuevo ejército nacional, denominado Ejército Popular Sandinista (EPS), y una fuerza policial, llamada Policía Sandinista (PS). Estos dos grupos, a diferencia de lo originalmente acordado en el Pacto de Puntarenas eran controladas por los sandinistas y entrenados por asesores militares procedentes de Cuba, Europa Oriental y la Unión Soviética.

La oposición a la influencia abrumadora del FSLN en las fuerzas de seguridad no apareció hasta 1980. Mientras tanto, el EPS, con el apoyo económico y militar soviético y cubano, se convirtió en la fuerza militar más grande y mejor equipada de Centroamérica. La instauración de la Ley del Servicio Militar Patriótico (SMP) en 1983, represento el enlistamiento de miles de jóvenes, algunos de manera obligatoria y otros voluntariamente.

Ejército Popular Sandinista 1990-1995[editar]

En febrero de 1990, en cumplimiento a su promesa de campaña y en aras de la reconciliación nacional que propugnaba, la presidenta Violeta Barrios de Chamorro firmó el decreto ejecutivo que suspendía de manera definitiva la Ley del Servicio Militar Patriótico (SMP).

Según un acuerdo entre la presidenta electa Chamorro de la Unión Nacional Opositora(UNO) y el FSLN, el General de ejército Humberto Ortega Saavedra, ex-ministro de Defensa y Comandante en Jefe del EPS, se mantendría a la cabeza de las fuerzas armadas nicaragüenses. Por una ley que entró en vigor en abril de 1990, el EPS se convirtió en subordinado a la presidenta Chamorro como Jefe Supremo. Chamorro también mantuvo el Ministerio de Defensa; sin embargo, la autoridad de Chamorro sobre el EPS, fue muy limitada y no se dio forma a las políticas nacionales de defensa ni se ejercio el control civil sobre las fuerzas armadas.

En virtud de la Ley de Organización Militar del Ejército Popular Sandinista aprobada justo antes de la victoria electoral de Chamorro el 25 de febrero, el general Humberto Ortega mantuvo su autoridad sobre las promociones, construcciones militares, y las implementaciones de las fuerzas armadas, contrató nuevas adquisiciones de armas y elaboró ​​el presupuesto militar a ser presentado al gobierno de su hermano Daniel Ortega Saavedra. Sólo había un presupuesto global, el presentado a la legislatura saliente, evitando así una revisión de partidas por parte de la Asamblea Nacional a ser instalada el 25 de abril de 1990, fecha de asunción de la presidenta Chamorro.

Los funcionarios sandinistas se mantuvieron a la cabeza de todas las Direcciones del personal en general y de las Regiones Militares. El Mayor general Joaquín Cuadra Lacayo, continuó en su posición de Jefe de Estado Mayor.

Frente a las presiones internas para sustituir a Humberto Ortega y el riesgo de reducción de la ayuda de los Estados Unidos, siempre y cuando los sandinistas mantuvieran el control de las fuerzas armadas, Chamorro anunció durante una ceremonia oficial televisada por los medios nacionales y extranjeros que el general Ortega sería reemplazado en 1994. Los hermanos Ortega, presenten en dicha ceremonia, expresaron con gestos y ademanes su enojo y desafío a la autoridad de la presidenta Chamorro como Jefe Supremo dictada por la Constitución vigente. Al final, el general Ortega permaneció a la cabeza de las fuerzas armadas hasta que el programa de reforma del ejército concluyó en 1995.

Las medidas de reforma del ejército se lanzaron con profundos recortes en los efectivos, la abolición del servicio militar obligatorio, y la disolución de las milicias. El tamaño del ejército se redujo de un pico de fuerza de 97.000 soldados a un estimado de 15.200 en 1993, llevada a cabo por descargas voluntarias y jubilaciones forzadas.[4]

Bajo los sandinistas, el Estado Mayor del Ejército tenía incorporados numerosas ramas, direcciones, preparación para el combate, comunicaciones, guardia fronteriza, la construcción militar, de inteligencia y contrainteligencia, entrenamiento, operaciones, organización y movilización, personal y logística, y artillería. La Fuerza Aérea y la Fueza Naval también fueron subordinados al Estado Mayor del Ejército.

Desde 1990, la misión del ejército ha sido el garantizar la seguridad de las fronteras nacionales y para hacer frente a los disturbios internos. Su tarea principal ha sido la de evitar el desorden y la violencia provocada por bandas armadas de ex-combatientes sandinistas y contras.

En noviembre y diciembre de 1992, el ejército se desplegado junto a la policía para prevenir la violencia durante las manifestaciones del Frente Nacional de Trabajadores (FNT) que exigía mejores salarios y beneficios.

El ejército y la guardia fronteriza también ayudaron a la policía en el control de narcóticos y un contingente del ejército trabajo junto a Contras desmovilizados en una Brigada Especial de Desarme para reducir el arsenal de armas en manos de civiles.

Ejército de Nicaragua 1995-presente[editar]

Con las reformas constitucionales aprobadas por la Asamblea Nacional de Nicaragua en 1995, es nombrado como "Ejército de Nicaragua" (EN) convirtiéndolo en una institución militar de vocación nacional y profesional con un carácter apolítico.

Equipamiento militar[editar]

Armamento individual y colectivo[editar]

Pistolas[editar]

Escopetas[editar]

Sub fusiles[editar]

Fusiles de asalto[editar]

Fusiles de precisión[editar]

Lanzagranadas[editar]

Ametralladoras[editar]

Vehículos blindados/Transporte blindado de personal/Carro de combate principal[editar]

Vehículos logísticos y utilitarios[editar]

Armas anti-tanque[editar]

Artillería y morteros[editar]

Sistema múltiple de lanzamiento de cohetes[editar]

Defensa antiaérea[editar]

La Defensa Anti-Aérea (DAA) del EPS operaba una serie de sitios de radar construidos para dar cobertura al espacio aéreo de Nicaragua, con la capacidad añadida de vigilar los movimientos de aeronaves en los países vecinos.

Sistema de radares[editar]

Fuerza naval[editar]

La Armada de la Guardia Nacional disponía de algunos viejos barcos artillados.

La Marina de Guerra del EPS adquirió naves más modernas, aunque ninguna fue mayor de cincuenta toneladas.

La misión de la marina de guerra sandinista (MGS) era el transporte de tropas por vía marítima para contrarrestar los ataques de la Contra y para disuadir a la CIA en su operaciones de terrorismo de estado como la destrucción de instalaciones de almacenamiento de combustibles de Corinto en 1983 y el minado de los puertos de Nicaragua en 1984. Alcanzó el pico de fuerza en 3.000 efectivos en 1990, sufriendo una reducción hasta 800 en 1993.

Las bases principales de la MGS eran los puertos de Corinto en el Pacífico y Bilwi, Puerto Cabezas en el Mar Caribe. Otras instalaciones eran El Bluff, Bluefields y San Juan del Sur, Rivas.

Equipamiento naval[editar]

Fuerza aérea[editar]

La Fuerza Aérea de Nicaragua (FAN) de la Guardia Nacional se creó en 1938. A partir de 1942 fue adquirido un pequeño número de medios aéreos de fabricación estadounidense para la formación y el transporte de tropas, ya en 1945 la FAN tenía 20 aviones.

En 1952 la fuerza aérea de los EUA entregó aviones de combate del tipo P-38, P-47 y P-51; así la FAN llegó a ser considerada la más fuerte de Centroamérica.

Para 1979, la Fuerza Aérea Sandinista (FAS) heredó aeronaves obsoletas, entre las cuales se incluían aviones de entrenamiento artillados del tipo AT-33A y 337s Cessna, y algunos helicópteros.

A partir de 1982, el régimen de Libia entregó aviones de apoyo táctico SF-260A fabricados en Italia y aviones de reacción subsónicos de uso civil L-39 fabricados en Checoslovaquia, que podían ser armados con misiles aire-aire para la defensa aérea.

Además, la FAS adquirió de la Unión Soviética una flota de helicópteros de transporte del tipo Mi-8 y Mi-17; así como del Mi-24, seguido por su variante de exportación, el Mi-25, helicópteros de asalto blindados modernos.

Después que Humberto Ortega reveló que Nicaragua se había acercado a Francia para negociar la compra de aviones Mirage y a la Unión Soviética para recibir aviones de combate MIG, el gobierno de Ronald Reagan con el apoyo del Congreso se pronunció en contra de tal posibilidad, advirtiendo que no aceptaría la idea de aviones de combate modernos en manos de los sandinistas porque significaba el rompimiento del equilibrio militar en América Central y el peligro de escalar los conflictos internos de Nicaragua y Honduras a nivel regional (a causa de diferencias con respecto a limites marítimos en el golfo de fonseca).

El tiempo necesario para entrenar a nuevos pilotos para aviones de intercepción o cazas del tipo MIG-23/MIG-21 y para construir pistas de aterrizaje adecuadas impidió un rápido desarrollo de la FAS. Aunque el EPS comenzó la construcción de una moderna base aérea y una pista revestida más larga en Punta Huete sobre la costa norte del lago de Managua, esta nunca fue utilizada.

Después de 1990, la FAS/DAA ya no era capaz de mantener su inventario completo de aviones sin el apoyo soviético. El personal se redujo de 3.000 en 1990 a 1.200 en 1993.

Las bases principales aéreas de la FAS fueron Managua, Montelimar, Puerto Sandino, Bluefields y Bilwi en Puerto Cabezas.

En 1992, un número de helicópteros y seis unidades de radar fueron vendidos al Perú.

Equipamiento aéreo[editar]

Grados militares[editar]

Escala de la Fuerza Terrestre Escala de la Fuerza Aérea Escala de la Fuerza Naval
General de Ejército
Mayor General
General de Brigada General de Brigada Contra Almirante
Coronel Coronel Capitán de Navío
Teniente Coronel Teniente Coronel Capitán de Fragata
Mayor Mayor Capitán de Corbeta
Capitán Capitán Teniente de Navío
Teniente Primero Teniente Primero Teniente de Fragata
Teniente Teniente Teniente de Corbeta
Sargento Primero Sargento Primero Sargento Primero
Sargento Segundo Sargento Segundo Sargento Segundo
Sargento Tercero Sargento Tercero Sargento Tercero
Soldado de primera Soldado de primera Marino de primera
Soldado de segunda Soldado de segunda Marino de segunda
Soldado Soldado Marino

[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]