Saqueo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Saqueo tras un terremoto en San Francisco, California, en 1906.

El saqueo, también llamado pillaje, es la toma o el apoderamiento ilegítimo e indiscriminado de bienes ajenos : por la fuerza como parte de una victoria política o militar; en el transcurso de una catástrofe, o tumulto, como una guerra; o bien pacíficamente, aprovechando el descuido o la falta de vigilancia de bienes. La palabra designaba originalmente al asalto de villas, pueblos y ciudades, no solamente en situación de conflicto, sino también por los mismos miembros de la comunidad. Por saqueo o expolio arqueológico y artístico, por otra parte, se entendía, bien el reparto del patrimonio artístico y cultural del clero católico llevada a cabo durante las desamortizaciones del siglo XIX o bien el saqueo de los yacimientos arqueológicos por profesionales con afán de lucro o por inexpertos coleccionistas que no mercancías llegadas a la costa en los naufragios, llevada a cabo en muchas épocas y en muchos países.

Historia[editar]

Algunos pueblos de la Antigüedad se dedicaban al pillaje, como es el caso de los fenicios (los cuales se dedicaban también a la piratería) y los vikingos.

El pillaje estaba autorizado por las leyes militares romanas. Se permitía una vez dada la señal que consistía en levantar como estandarte una lanza enrojecida en sangre. Durante la Edad Media se consideraba lícito el pillaje hasta que en 1590 el rey de Francia Enrique IV prohibió que el pillaje o saqueo de las ciudades pudiese durar más de 24 horas. Con todo, se conservó el pillaje en las colonias europeas de África con el nombre de razzias, so pretexto de que es una de las formas necesarias de la guerra en las condiciones en que allí se verificó.[1]

Con los acuerdos vertidos en las Convenciones de Ginebra en 1949, se considera un crimen tomar o destruir propiedad privada durante una ocupación, a menos que sea "absolutamente necesario".

Durante un desastre, la policía y las autoridades militares son incapaces de prevenir el saqueo, pues se hayan ocupados realizando actividades humanitarias o de combate, o bien, es imposible llamarles por deficiencias en las comunicaciones.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Diccionario enciclopédico popular ilustrado Salvat (1906-1914)