Violeta Chamorro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Violeta Chamorro
Violeta Chamorro

25 de abril de 1990-10 de enero de 1997
Predecesor Daniel Ortega
Sucesor Arnoldo Alemán

Datos personales
Nacimiento 18 de octubre de 1929 (84 años)
Bandera de Nicaragua Rivas, Nicaragua
Partido Unión Nacional Opositora
Cónyuge Pedro Joaquín Chamorro Cardenal
Profesión Política y periodista

Violeta Barrios Torres, más conocida como Violeta Chamorro, (1929 ) es una política y periodista nicaragüense, presidente de Nicaragua desde 1990 hasta 1997.

Violeta Chamorro fue esposa de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal periodista dueño y director del periódico nicaragüense La Prensa, opositor al régimen de Anastasio Somoza Debayle y líder de la Unión Democrática de Liberación (UDEL), que fue asesinado.

Violeta formó parte de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional después del triunfo de la Revolución Sandinista como miembro independiente durante el primer año de gobierno revolucionario. En 1990 encabezó la coalición UNO, Unión Nacional Opositora, en la que se encuadraron, bajo la tutela de los EE. UU., la mayoría de partidos opositores al FSLN. Tras el triunfo de la UNO en las elecciones de febrero de 1990 Violeta Chamorro fue presidenta de Nicaragua hasta las elecciones de 1997.

Biografía[editar]

Nacimiento y matrimonio[editar]

Violeta Barrios Torres fue una de los siete hijos del matrimonio formado por Carlos Barrios Sacasa y Amalia Torres Hurtado, familia de clase alta de terratenientes y rancheros. Nació en la ciudad de Rivas, cabecera del departamento del mismo nombre en Nicaragua el 18 de octubre de 1929.

Se educó en Estados Unidos, en sendos colegios católicos, uno en San Antonio en Texas y el otro en Southside en Virginia donde estudió secretariado. La muerte de su padre le hizo regresar a Nicaragua sin haber terminado los estudios.[1]

En 1949, durante unas vacaciones en la propiedad de sus padres, conoció a Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, de 25 años de edad que era miembro de una influyente familia del país. Hijo mayor de Pedro Joaquín Chamorro Zelaya, director del periódico La Prensa y descendiente de Frutos Chamorro, primer jefe de Estado de la Nicaragua independiente, y de Pedro Joaquín Chamorro, presidente de Nicaragua entre 1875 y 1879.[2] Se casan el año siguiente, el 8 de diciembre de 1950, contando Violeta con 22 años de edad.

El 24 de septiembre de 1951 nació su primer hijo, Pedro Joaquín Chamorro Barrios (actual diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense -ALN-), y la familia se traslada a casa de los padres de Joaquín en el barrio de San Sebastián, de la Managua, cerca de la sede del periódico. Poco después se trasladan a una casa en el barrio de la Candelaria y luego pasan a una casa que les regala la madre de Violeta en el barrio de Santo Domingo.

En 1952, su marido Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, comenzó a dirigir el periódico La Prensa. En 1953 nació su segunda hija Claudia Lucía y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) lo eligió como miembro y al año siguiente (1954) nació otra niña, Cristiana, y los Chamorro se trasladaron a vivir a Casa Colorada, El Crucero. En 1956 nació su último hijo Carlos Fernando.

Actividad opositora de Chamorro, cárcel, deportación y exilio[editar]

Joaquín Chamorro lidera la Unión Democrática de Liberación (UDEL) y hace de su periódico un órgano en contra del régimen de Somoza. Muchos pensaban que era la alternativa que EE.UU. tenía para sustituir a Anastasio Somoza Debayle ya muy desacreditado. La oposición al régimen hace que sea varias veces encarcelado.

El 4 de abril de 1954 un grupo de ex oficiales de la Guardia Nacional y varios civiles quisieron emboscar al dictador Anastasio Somoza García en la Carretera Panamericana, pero fueron delatados por un traidor. A raíz de estos hechos Joaquín Chamorro es encarcelado durante 6 meses y deportado, junto con su familia, a la ciudad de San Carlos, cabecera del departamento de Río San Juan cerca de la frontera con Costa Rica.

A inicios de 1957 un Consejo de guerra condenó a su Joaquín Chamorro por rebelión después del atentado de Rigoberto López Pérez contra Somoza García, efectuado el 21 de septiembre de 1956. Joaquín y Violeta Chamorro pasan a Costa Rica y piden asilo político. Regresan a Nicaragua dos años después al organizarse la primera invasión armada que pretendía derrocar al dictador. Al fracasar la invasión, Pedro Joaquín Chamorro fue condenado a nueve años de cárcel.[2]

Los hechos de su detención, proceso y fuga los narra Pedro Joaquín en su libro testimonial Estirpe sangrienta: Los Somoza editado en Costa Rica en 1958.

La UNO y el terremoto de 1972[editar]

En 1966 su Joaquín Chamorro y Fernando Agüero Rocha miembros ambos del Partido Conservador, fundaron la Unión Nacional Opositora (UNO), una coalición de los 5 partidos opuestos al somocismo para ganar las elecciones del 5 de febrero de 1967 contra el General Anastasio Somoza Debayle, hijo de Somoza García y candidato del oficialista Partido Liberal Nacionalista (PLN).

El domingo 22 de enero de 1967 se efectuó la concentración de la UNO en la Plaza de la República de Managua en la que se produjo la masacre de la Avenida Roosevelt cuando la Guardia Nacional disparó contra los concentrados cuando estos se dirigian a la Casa Presidencial de la Loma de Tiscapa para protestar contra el presidente Lorenzo Guerrero Gutiérrez y el General Somoza Debayle, causando la muerte a más de 1.000 personas (se estima que murieron entre 1.000 y 1.500 personas). En estos sucesos Chamorro fue detenido junto con otros opositores. Dos semanas más tarde Somoza Debayle ganó las elecciones y los 31 presos fueron liberados por una amnistía el 4 de marzo de ese mismo año.

El 28 de marzo de 1971 Fernando Agüero Rocha firmó con Somoza el pacto Kupia Kumi (Un solo corazón en miskito), en el Teatro Nacional Rubén Darío por el cual entra a formar parte de la Junta Nacional de Gobierno. Esto es visto por Chamorro como una traición y lo condena.

El 23 de diciembre de 1972 se produce un gran terremoto que destruye Managua. Los Chamorro se trasladan al Reparto Las Palmas.

Asesinato de Pedro Joaquín Chamorro[editar]

El 10 de enero de 1978 Pedro Joaquín Chamorro es asesinado cuando se dirigía en coche a su trabajo en el periódico. Cuando suceden estos hechos Violeta se encuentra preparando la boda de su hija Cristiana en Miami. Joaquín Chamorro es enterrado el día 12 y su entierro se convierte en una gran manifestación de apoyo y en contra de Somoza contribuyendo a fomentar la insurrección contra la dictadura y provoca la entrada en la política de Violeta Barrios denunciando atrocidades del régimen de Somoza. Violeta Barrios se hace cargo de la dirección de La Prensa.[2]

En la Revolución[editar]

El 19 de julio de 1979 el Frente Sandinista de Liberación Nacional entra triunfante en Managua. Somoza huye del país y se forma la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional. Violeta Barrios forma parte de la misma como miembro independiente en representación de la UDEL (conformaban las junta; Daniel Ortega Saavedra, comandante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN); Moisés Hassán Morales, del pro-sandinista Frente Patriótico Nacional (FPN); el empresario liberal Luis Alfonso Robelo Callejas, del Movimiento Democrático Nicaragüense (MDN), y el intelectual socialdemócrata Sergio Ramírez Mercado, por el Grupo de los Doce).

El 19 de abril de 1980 Violeta Barrios abandona la Junta de Gobierno y se posiciona como oposición la FSLN utilizando su periódico para ir en contra de los gobiernos del FSLN y alinearse con la oposición armada organizada y financiada por los EE.UU. denominada contra. Durante esta agresión contra la revolución sandinista por parte de la contra y la utilización del periódico como medio opositor, este solo fue clausurado temporalmente en cinco ocasiones.

Violeta Barrios de Chamorro vio como sus propios hijos se ubicaban en bandos enfrentados, los dos mayores, Pedro Joaquín y Cristiana, en oposición a la revolución sandinista, Pedro Joaquín como dirigente de la contra y Cristina dirigiendo el periódico La Prensa. Los dos menores, Carlos Fernando y Claudia Lucía, dentro de las filas sandinistas. Carlos Fernando Chamorro fue el director del el órgano de prensa del FSLN Barricada.[1]

Presidenta de la República[editar]

Violeta Barrios de Chamorro fue destacando como la figura pública de la oposición política legal al FSLN, diferenciada de la oposición armada. El 29 de mayo de 1989 se funda la Unión Nacional Opositora, UNO, con el apoyo de los EE.UU. y el objetivo de derrotar al FSLN. Con el único nexo de unión de la oposición al FSLN la UNO aglutina a 14 partidos que abarcan todo el espectro político, desde partidos Somocistas hasta el Partido Comunista de Nicaragua. En septiembre de 1989 se nombra a Violeta Barrios para la nominación presidencial.

El resultado de las elecciones del 25 de febrero de 1990 es contrario al FSLN, que lideraba Daniel Ortega, el cual recibe el 40% de los votos y logra 41 de los 92 escaños de la Asamblea Nacional, obteniendo Chamorro 51 escaños que le dan el 54,7% de los votos y le otorgan la presidencia de la república.

El 25 de abril de 1990 toma posesión del cargo de presidenta dando comienzo a una nueva etapa política en Nicaragua y produciéndose el primer traspaso de poder entre partidos emanado de las urnas en la historia del país.

En la presidencia[editar]

El 27 de marzo Violeta Barrios acordó con Ortega un Protocolo de Transición del Poder Ejecutivo para garantizar la gobernabilidad. Al quedar el gobierno en manos de la UNO, apoyada por EE.UU. se detiene la agresión armada contra Nicaragua que había comenzado poco después del triunfo de la revolución.

El 19 de abril la contra anunció un alto el fuego y el 15 de junio se completa su desarme. El 10 de mayo se aprueba una ley de amnistía para todos los ex guardias somocistas que aún permanecían en prisión.

La situación económica y social del país históricamente mala y empeorada por la guerra que se desarrollo contra la revolución sandinista fue el principal obstáculo que tuvo que superar el ejecutivo encabezado por Violeta Chamorro. Desarrollo una política neoliberal apoyada por los EE.UU. y los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional.

Revirtió la reforma agraria, la estatalización de empresas y la subvención de servicios públicos. Puso el marcha un plan de austeridad de corte liberal denominado Plan de los 100 Días o Plan Mayorga (en referencia al ministro de Finanzas Francisco Mayorga) que pudo ser mitigado en parte por la movilización popular impulsada por el FSLN y que provocó la hostilidad de los sectores más conservadores de la UNO.

En 1991 pone en marcha un programa de ajustes en el cual se multiplican los precios de los bienes de primera necesidad y de la tarifas públicas. Se realiza una devaluación del córdoba de un 400% y se efectúa una reconversión laboral de los funcionarios. En septiembre de ese año logra que el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo condonen la totalidad de los débitos contraídos por la deuda del país.

En 1993 pacta con el FSLN el mantenimiento de algunos de los logros de la revolución, como la propiedad de la tierra y de la vivienda a cambio de una mayor liberalización del mercado y la reprivatización de algunas empresas como el ferroarril. Esto llevó acompañado un cambio en el gobierno: sale el vicepresidente Godoy, quien se posiciona en contra de Chamorro, entran algunos figuras ligadas al sandinismo y se nombra presidente de la Asamblea Nacional al socialdemócrata Gustavo Tablada.

Dentro del Protocolo de Transición del Poder Ejecutivo se mantenía al frente del ejército al comandante Humberto Ortega Saavedra, quien fue el encargado de la reconversión del mismo, mientras que la presidencia atribuía la jefatura nominal de las Fuerzas Armadas y a partir del decreto del 6 de febrero de 1991 estableció su control directo sobre las mismas. Ortega fue relevado en 1995 por por el general Joaquín Cuadra Lacayo.

A partir de 1993 la UNO se fue desintegrando, en diciembre de 1994 nació la Alianza Liberal (AL) que entre otros partidos incluía al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y al Partido Neoliberal (PALI). En 1995 Antonio Lacayo Oyanguren, yerno de Violeta y ministro de la presidencia, funda el Proyecto Nacional (Pronal) (Lacayo no pudo optar a la presidencia en las elecciones de 1996 por sus vínculos familiares con la jefa del Estado).

En noviembre de 1994 se aprueba una reforma de la constitución de 1987 en la que se produce el cambio de nombre y total despolitización del Ejército, abolición del servicio militar obligatorio, garantía de la propiedad privada y un reequilibrio del poder entre el ejecutivo y el legislativo en un sentido favorable al último y la reducción del mandato presidencial de seis a cinco años. Chamorro estaba de acuerdo en algunas de ellas y en contra de otras. Se logra un acuerdo con el FSLN hace posible la reforma y el mantenimiento, junto al apoyo del grupo de Lacayo, hasta el final de la legislatura de la presidencia.


El 20 de octubre de 1996 se celebran las elecciones presidenciales a las que Violeta Chamorro no se presenta. Gana la mismas el abogado y dirigente patronal Arnoldo Alemán Lacayo líder de la Alianza Liberal quien nombra Ministerio de Defensa Pedro Joaquín Chamorro Barrios, hijo mayor de Violeta. El 11 de enero de 1997 realiza la ceremonia de traspaso de poder.

Conclusión de su periodo de gobierno[editar]

Violeta Barrios de Chamorro recogió un país destruido por la agresión armada y con una situación económica pésima, pero con una población ampliamente concienciada y formada políticamente.

Con el desarrollo de medidas neoliberales apoyadas por Estados Unidos y organismos como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, aunque mitigadas por la movilización social y los acuerdos con el FSLN, inicialmente logró algunos éxitos macroeconómicos, aumentado el PIB y reduciendo la inflación hasta el 12%.

Sin embargo, las condiciones de vida de la población empeoraron, como atestigua el Índice de Desarrollo Humano elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, que situó a Nicaragua en el penúltimo lugar de los países de América, solo por encima de Haití. Los partidarios de Chamorro se disculpaban argumentado que no se había contado con toda la ayuda económica necesaria y hacían referencia a EE.UU. y el apoyo que este país hacía a los contras.

La pacificación y reinserción de los combatientes fue una tarea ardua y llena de dificultades. Se dieron episodios de grupos armados rebeldes que se dedicaron al contrabandismo, produciendo graves incidentes que pusieron en apuros al gobierno, (como la toma de rehenes en 1993), o el fenómeno de los recompas y recontras que llegaron incluso a unirse. Todo ello se dilató, aún con una actividad menguante, hasta el final de su gobierno.

Como presidenta de Nicaragua, Violeta Barrios de Chamorro fue anfitriona de tres cumbres de presidentes centroamericanos:

  • XII cumbre ordinaria, en Managua el 4 y 5 de junio de 1992.
  • I Cumbre Ecológica, en Managua el 12 de octubre de 1994. Donde se firmó la Alianza para del Desarrollo Sostenible.
  • XVIII cumbre ordinaria, en Montelimar el 9 de mayo de 1996.

Managua fue también el escenario del inicio de la XXIII Asamblea General de la OEA, en junio de 1993.

Después de la presidencia[editar]

En julio de 1997 crea la Fundación Violeta Barrios de Chamorro que preside junto con sus cuatro hijos destinada a preservar una cultura de reconciliación, paz y democracia a través de la educación, la libertad de expresión y acciones para disminuir la pobreza en los sectores más desprotegidos. Promueve proyectos de desarrollo regional e iniciativas para fortalecer la paz civil.

Pertenece al Consejo de Presidentes y Primeros Ministros del Programa de las Américas del Centro Carter de Atlanta. Ha publicado la autobiografía Sueños del corazón.

Galardones recibidos[editar]

Violeta Barrios de Chamorro ha recibido varios galardones.

  • 1986 - Louis M. Lyons Award de Conciencia e Integridad en el Periodismo
  • Premio National Endowment for Democracy otorgado en 1991 en Washington (EE.UU.)
  • Premio Internacional Liderazgo en Libre Comercio en 2000 por Asociación Mundial de Cámaras de Comercio

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Daniel Ortega
Presidenta de Nicaragua
Abril 1990 – Enero 1997
Sucesor:
Arnoldo Alemán