Erecteón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Erecteión»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Coordenadas: 37°58′20″N 23°43′35″E / 37.97222, 23.72639

Erecteón, vista desde el suroeste.

El Erecteion (en griego Ἐρέχθειον) es un templo griego erigido en el lado norte de la Acrópolis de Atenas en honor a los dioses Atenea Polias y Poseidón y a Erecteo, rey mítico de la ciudad. Su nombre significa "el (templo) de Erecteo". De orden jónico, áptero, atribuido al arquitecto Filocles es uno de los más bellos monumentos arquitectónicos griegos. Está hecho de mármol pentélico. Se construyó entre 421 a. C. y 406 a. C.[1]

De planta irregular, por el declive del terreno, consta de tres pórticos. Uno de ellos, en la cara sur, es la famosa tribuna de las Cariátides, que indicaba la tumba del mítico rey Cécrope. Contaba con decoración policromada.

Funciones[editar]

Vista noreste del Erecteón.
Uno de los motivos de su construcción fue la necesidad de preservar los sitios sagrados, ya que reemplazó al Antiguo templo de Atenea, que se encontraba entre el Partenón y el emplazamiento actual y que fue destruido por los persas en 480 a. C., durante las Guerras Médicas.

El templo no está dedicado a una única divinidad, sino que está constituido por varios santuarios. Tres de estos santuarios están dedicados a Atenea, Poseidón y Zeus. Se supone que los otros dos santuarios están dedicados a Cécrope y Erecteo, dos reyes míticos del Ática.

El Erecteón agrupaba algunas de las reliquias más antiguas y más sagradas de los atenienses. Es en este lugar donde tuvo lugar la disputa entre Atenea y Poseidón, donde se puede ver la marca de su tridente sobre una roca.

Se hallaban también allí el Paladio, una estatua de Atenea caída del cielo, según la leyenda, y consagrada por Cécrope; las tumbas de Cécrope y de Erecteo; una capilla dedicada a Pándroso, la hija de Cécrope; un pozo de agua salada y el olivo sagrado, que Atenea dio a la población tras su disputa con Poseidón.

Arquitectura[editar]

Interior del Erecteón.

Pericles, en sus planes de acondicionamiento de la Acrópolis y después del Partenón, para rendir homenaje a la tradición, decidió la construcción de un edificio nuevo destinado a reagrupar las antiguas reliquias.

El arquitecto fue Filocles, tal vez con la participación de Mnesicles. Consiguió conciliar en un único edificio las necesidades de los diversos ritos, así como los problemas impuestos por un terreno irregular, que la tradición no permitía nivelar; es más, justamente jugando con tales irregularidades, realizó una de las construcciones más originales del arte clásico. El templo está construido sobre una pendiente, de manera que los lados norte y oeste están situados cerca de 3 metros más bajos que los lados sur y este.

Otras fuentes citan a Calícrates como autor del proyecto. Pero los gustos habían evolucionado y la armadura moral de la ciudad ha cambiado: el barroco sucede al clasicismo, la grandiosa simplicidad da lugar al refinamiento. Es el triunfo del orden jónico.

El Erecteón se presenta como un gran templo jónico con dos cellas. La más grande, dedicada a Atenea, con pronaos jónico hexástilo, mirando al este. La otra, consagrada a Poseidón-Erecteón, a la que se accede a través de un amplio vestíbulo por el lado septentrional del templo, con cuatro columnas en el frente y una a cada lado.[2] El pórtico, además, da acceso al Pandrosio, el santuario de Pándroso, a la que Atenea había confiado a Erictonio cuando éste era niño; en este lugar estaba el olivo sagrado de la diosa.

Pórtico de las Cariátides[editar]

Pórtico de las Cariátides.

Al sur está el famoso pórtico de las Cariátides. En él, seis estatuas de mujeres jóvenes drapeadas, de 2,3 metros de altura, sirven de columnas, soportando el entablamento. Las que se encuentran in situ son réplicas. Cinco de las originales se encuentran en el Museo de la Acrópolis, protegidas de la corrosión y de la polución, y la otra en el Museo Británico de Londres.[1]

Estas mujeres son ciudadanas de la ciudad de Cariátide (ciudad del Peloponeso). A la ciudad, que había colaborado con el invasor persa, los atenienses le declaró la guerra y vendieron a sus mujeres como esclavas. Para que sirviera de ejemplo, estas estatuas son esculpidas en mármol para recordar la suerte de los que colaboraron.[3]

El Erecteón, intacto, ha sido descrito extensamente por Pausanias.[4]

Historia[editar]

Erecteón, pórtico norte.

La construcción del templo, tal y como es visible hoy, empezó durante la Guerra arquidámica (primera fase de la Guerra del Peloponeso). Comenzó cuando la tregua de la Paz de Nicias en 421 a. C. y fue acabado entre 409 a. C. y 405 a. C., probablemente en 406 a. C. Poco tiempo después, en 403 a. C., Atenas tuvo que capitular frente a Esparta, entró en la liga del Peloponeso y vio su democracia reemplazada por la tiranía de los Treinta Tiranos.

El templo fue modificado y dañado en varias reanudaciones de forma que su acondicionamiento interior original está sujeto a controversia. Fue primero dañado por un incendio durante el periodo clásico, quizá incluso antes de ser acabado y fue restaurado. La cella oeste fue modificada en 377 a. C. y en 27 a. C.[2]

El templo se quemó en el siglo I a. C. y posteriormente fue reparado con alteraciones menores.[5] En época paleocristiana fue convertido en una iglesia dedicada a la Theometor (Madre de Dios).[1]

En el siglo VII, el Erecteón fue transformado en iglesia bizantina: los muros interiores fueron destruidos y otros más fueron edificados. Durante el dominio otomano, el templo sufrió otros daños. En 1463, fue transformado para alojar el harén del comandante turco de la Acrópolis y el pórtico norte fue tapiado.[1]

A continuación fue utilizado como polvorín. Esto marca el fin del edificio original, cuando los venecianos combatieron a los otomanos, el polvorín explotó, destruyendo el techo y dañando otros monumentos situados en la proximidad.

A principios del siglo XIX, Thomas Bruce, séptimo conde de Elgin y embajador británico en Constantinopla, hizo quitar una de las cariátides y una columna, así como numerosas esculturas del Partenón, y las vendió al Museo Británico. Durante la Guerra de Independencia griega, el edificio fue bombardeado y severamente dañado.[1]

La restauración se llevó a cabo inmediatamente después del final de la guerra. La forma actual del edificio se debe, en gran parte, a la profunda restauración realizada por N. Balanos entre 1902 y 1909. De nuevo, entre 1979 y 1987, el Erecteón se convirtió en el primer monumento de la Acrópolis en ser restaurado, como parte de un proyecto de conservación y restauración.[5]


Plano de la Acrópolis de Atenas: el Erecteón es el número 3.

Referencias[editar]

  1. a b c d e Venieri, Ioanna. «Erechtheion: Description» (en inglés). ODYSSEUS. Ministerio de Cultura de Grecia.
  2. a b «Athens, Erechtheion (Building)» (en inglés). Perseus Digital Library.
  3. Vitruvio: De architectura, i.1.5. Extracto que explica el origen de las cariátides.
  4. Pausanias: Descripción de Grecia, i.26.5.
  5. a b «Erechtheion» (en inglés). ΥΣΜΑ. Acropolis Restoration Service.

Enlaces externos[editar]