Acuicultura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La acuicultura es el conjunto de actividades, técnicas y conocimientos de crianza de especies acuáticas vegetales y animales. Es una importante actividad económica de producción de alimentos,[1] materias primas de uso industrial y farmacéutico, y organismos vivos para repoblación u ornamentación.[2] [3] [4]

Los sistemas de cultivo son muy diversos, de agua dulce[5] o agua de mar,[6] y desde el cultivo directamente en el medio hasta instalaciones bajo condiciones totalmente controladas. Los cultivos más habituales corresponden a organismos planctónicos (microalgas[7] y Artemia), macroalgas, moluscos y crustáceos.

Historia[editar]

Photo of dripping, cup-shaped net, approximately 6 pies (1,8288 m) in diameter and equally tall, half full of fish, suspended from crane boom, with 4 workers on and around larger, ring-shaped structure in water.
Pescadores en una granja del Mississippi.

La acuicultura se remonta a tiempos remotos[8] Existen referencias de prácticas de cultivo de mújol y carpa en la antigua China, Egipto, Babilonia, Grecia, Roma y otras culturas euroasiáticas y americanas[3]

Las referencias más antiguas datan en torno al 3800 a. C., en la antigua China. En el año 1400 a. C., ya existían leyes de protección frente a los ladrones de pescado. El primer tratado sobre el cultivo de carpa data del 475 a. C., atribuido al chino Fan-Li, también conocido como Fau Lai.

Entre griegos y romanos, existen numerosas referencias. Aristóteles y Plinio el Viejo escribieron sobre el cultivo de ostras. Plinio, en concreto, atribuye al general romano Lucinius Murena el invento del estanque de cultivo, y cita las grandes ganancias de su explotación comercial, en el siglo I. Séneca también tuvo su opinión sobre la piscicultura, bastante crítica: “la invención de nuestros estanques de peces, esos recintos diseñados para proteger la glotonería de las gentes del riesgo de enfrentarse a las tormentas”.

En la cultura occidental actual, la acuicultura no recobró fuerza hasta la Edad Media, en monasterios y abadías, aprovechando estanques alimentados por cauces fluviales, en los que el cultivo consistía en el engorde de carpas y truchas.

En el año 1758 se produjo un importante descubrimiento, la fecundación artificial de huevos de salmones y truchas por Stephen Ludvig Jacobi, un investigador austriaco, aunque su investigación no salió del laboratorio y quedó en el olvido.

En 1842, dos pescadores franceses, Remy y Gehin, obtuvieron puestas viables, totalmente al margen del hallazgo de Jacobi. Lograron alevines de trucha, que desarrollaron en estanque con éxito. El descubrimiento llevó a la Academia de Ciencias de París a profundizar en el hallazgo, y con ello la creación del Instituto de Huninge, el primer centro de investigación en acuicultura.

Sistemas de producción acuícola[editar]

Como en cualquier sistema de producción agropecuaria, existen diferentes tipos de cultivos, según la intensidad y tecnificación del cultivo.

Batea tradicional de cultivo de mejillón.
Mesas de cultivo de ostras. Acuicultura extensiva.

Son sistemas de cultivo de baja intensidad y tecnología, en los que se aprovechan condiciones naturales favorables. Los cultivos extensivos más conocidos son los de organismos filtradores marinos, como ostras,[9] almejas y mejillones,[10] [11] y de macroalgas marinas, que se realizan directamente sobre fondos arenosos de áreas intermareales, o sobre estructuras apoyadas en el fondo, como estacas y mesas de cultivo, o flotantes, como bateas y líneas. En ellos se procede a la siembra y el proceso de alimentación y engorde es natural.

A pesar de ser sistemas extensivos, pueden alcanzar unos niveles de productividad muy elevados. Es el caso del cultivo de mejillón en las rías gallegas, donde la gran riqueza de las aguas y las beneficiosas condiciones ambientales disparan las tasas de crecimiento y calidad del producto.

Los sistemas extensivos son bastante utilizados en la producción de fitoplancton y zooplancton en climas cálidos, con grandes dosis de radiación solar. Balsas de agua enriquecidas con nutrientes minerales se utilizan para la producción de microalgas como Chlorella o Spirulina, destinadas a alimentación humana, cosmética o herbodietética, o como alimento de un segundo cultivo extensivo de zooplancton, como Daphnia o Artemia, utilizado posteriormente en alimentación larvaria de peces y crustáceos.

La piscicultura extensiva es algo anecdótico. Existen experiencias con lagunas oligotróficas sembradas con nutrientes minerales para activar la producción de fitoplancton y activar toda la cadena trófica, con el objetivo de cosechar posteriormente especies de peces para consumo, pero a esto no se le puede llamar propiamente acuicultura.

Acuicultura semiintensiva e intensiva[editar]

Sistemas de cultivo más controlados y de mayor rendimiento, en los que el grado de tecnología e intervención es mucho mayor a los extensivos[12] [13]

Alevines de salmón recién salidos del huevo.

Los cultivos de peces en jaulas flotantes directamente en el mar, o en lagos, son sistemas semi-intensivos. El agua es la del medio, sin ningún sistema de bombeo, pero se aportan alimentos y se realiza un mínimo control del cultivo. También son sistemas semi-intensivos los cultivos en estanques y canales en circuito abierto o semiabierto, aprovechando aguas corrientes, algo muy frecuente en truticultura.

Los cultivos intensivos se realizan normalmente en instalaciones separadas del medio natural, en tanques o piscinas aisladas con sistemas técnicos de captación y recirculación de agua, y con un control total del medio y de los individuos. Son mucho más caros que los procesos menos tecnificados, pero el aumento de rendimiento o la necesidad de un mayor control de la producción es determinante.

A menudo, las fases más delicadas de la cría, como las de hatchery y nursery, son cultivos superintensivos en los que se utilizan técnicas de acuariología, como recirculación de agua, control de temperatura y fotoperiodo o monitoreo de parámetros.

Tipos de cultivos[editar]

La acuicultura es un compendio de diferentes tipos de cultivos, en función de la especie, agua, clima, sistemas de cultivo, etc.

Acuicultura de moluscos bivalvos[editar]

Es la acuicultura de almejas, mejillones, ostras, vieiras y demás moluscos bivalvos, con gran importancia económica.

Su origen es muy antiguo. Diversas fuentes atribuyen a Sergius Orata el inicio de la ostricultura, hacia el año 100 a. C.

Actualmente uno de los cultivos más rentables dentro de la acuicultura de moluscos gasterópodos es el cultivo del abalón (Haliotis sp.), el cual se cultiva en sistemas intensivos en estanques emplazados en tierra.

Galicia es la segunda mayor productora de mejillón cultivado del mundo (detrás de China), habiendo desarrollado las técnicas de cultivo en batea cuya tecnología se está exportando a diversos lugares del mundo. También es productora de una gran cantidad de bivalvos, lo que le confiere una diversidad productiva espectacular, debido a la excepcional peculiaridad de sus conocidas rías. Es pionera en desarrollo de cultivo acuícola, siendo junto con Japón y Noruega una de las principales potencias mundiales en el desarrollo de la acuicultura y está en la vanguardia de la investigación en este campo.

En Chile este cultivo ha alcanzado niveles importantes en el último tiempo y diferentes empresas se han instalado en la zona norte y sur del país. En las regiones de Atacama (III) y Coquimbo (IV) destacan cultivos de ostión del norte (Argopecten purpuratus), mientras que en el sur de Chile, en la Región de Los Lagos (X), destaca el cultivo de chorito o mejillón (Mytilus chilensis), especialmente en el archipiélago de Chiloé, la mayor zona productora de moluscos del país. Actualmente, Chile se ubica como el cuarto productor mundial de mejillones.

Carpicultura[editar]

Imagen de una carpa herbívora, especie muy utilizada en cultivos integrados.

Es el cultivo de la carpa común y otros Ciprínidos, especies de agua dulce no tropical. Son los cultivos acuícolas más antiguos, ya practicados por los antiguos Sumerios, Chinos y Romanos.

Salmonicultura[editar]

Es la acuicultura de Salmoniformes, tanto truchas como salmones. En el caso de la trucha, se conoce como truticultura.

La puesta y el desarrollo de larvas y alevines transcurre en agua dulce, tanto para truchas como salmones. En el caso de la trucha, se puede mantener en agua dulce hasta su tamaño comercial, o realizar el proceso de esmoltificación, al igual que en el salmón, que es una adaptación gradual al agua de mar en el que se producen importantes cambios fisiológicos.

Acuicultura de especies tropicales de agua dulce[editar]

Son cultivos de especies de peces y crustáceos tropicales y subtropicales dulceacuícolas. Los más extendidos son los cultivos de tilapia, pacú,[12] [13] [14] camarón,[15] [16] langosta australiana y otras especies de peces y crustáceos.

El cultivo de tilapia ha ido creciendo gradualmente hasta convertirse en el más importante en los países tropicales y subtropicales.

En algunos casos, estos cultivos están asociados a otras actividades agropecuarias, denominados Cultivos Integrados. En ellos se integra la producción acuícola en la producción agrícola. En el caso de los sistemas aquapónicos, el agua de cultivo se utiliza para el cultivo de vegetales de huerta, aprovechando los nutrientes minerales generados por el cultivo, y la capacidad de depuración de los vegetales.

El pez llamado cobia es una especie marina tropical de crecimiento asombroso en cultivo, pero aún en fase preliminar.

Camaronicultura[editar]

Es el cultivo de las diferentes especies de camarones que se llevan a cabo en áreas costeras.

Acuicultura marina[editar]

Cultivos de especies marinas, tanto de peces, como de algunos invertebrados, como el pulpo. Tiene una gran importancia económica. En el caso de muchas especies, la producción de cultivo casi ha sustituido por completo a las capturas pesqueras.

Algunas de las especies más importantes son el rodaballo, la dorada, la lubina, el bacalao, la corvina y la anguila. Los cultivos de otras especies aún están en desarrollo, como el pulpo, el besugo el lenguado, entre otras.

Una variante de acuicultura marina es la conocida como “engrasado de atún rojo”, que se cultiva en jaula a partir de ejemplares salvajes. Después de un proceso de engorde, se venden en el mercado japonés, donde constituyen un producto muy apreciado.

Cultivo de algas[editar]

El cultivo de algas es una forma de acuicultura que se preocupa del cultivo de especies determinadas de algas, cuyo cultivo cae en su mayoría dentro de las algas cultivadas, especialmente en la categoría de microalgas, entre las que se encuentran el fitoplancton, las micrófitas, etc. Su principal utilidad está en relación directa con el consumo humano y la producción de biocombustibles.

Cultivos auxiliares de acuicultura[editar]

Se denomina así a la acuicultura de microalgas y microinvertebrados[17] destinados a la alimentación de otros cultivos principales, como larvas de peces o moluscos. Las especies de microalgas más conocidas son Chlorella, Isochrisis o Tetraselmis, entre otras muchas. Los cultivos auxiliares de invertebrados producen rotíferos, cladóceros, Dendrocephalus[18] [19] [20] Thamnocephalus[21] [22] y Artemia salina, entre muchas otras especies donde predominan los quistes de artemia y de enriquecimiento.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Cervigon, Fernando (Editor) . 1983. La Acuicultura en Venezuela. Fernando Cervigon Editor. Caracas 123p.
  2. Román, Benigno.: Peces Ornamentales de Venezuela. Fundación La Salle de Ciencias Naturales. Barcelona (España). 223p. (1992). ISBN 84-604-4401-5
  3. a b Royero, Ramiro.: Peces Ornamentales de Venezuela. Cuadernos Lagoven Lagoven, S.A. Caracas 106p (1993) ISBN 980-259-562-4
  4. Cohen, Silvan.: Tu primer acuario. Editorial Hispano Europea, S.A. Barcelona (España). 32p. (1994). ISBN 84-255-0987-4
  5. Capobianco, Antonio. 1986. El cultivo del mar ríos y lagos de Venezuela. Cuadernos Lagoven Lagoven, S.A. Caracas 62p. ISBN 980-259-089-4
  6. Gines, Hermano. 1972. Carta pesquera de Venezuela. Fundación la Salle de Ciencias Naturales. Caracas - Venezuela. 328p.
  7. James, Daniel E. 1978. Culturing algae. Carolina Biological Supply Company.
  8. World of water. G.J.JESSÉ & A.A.CASEY, World of Water, UK. STUDY OF THE CHRONOLOGICAL DATES IN WORLD AQUACULTURE (Water Farming) HISTORY FROM 2800 B.C. WoW. 28: 103-129 (2006) http://www.thehobb.tv/wow/water_culture_origins.html
  9. Martínez E, Rafael. 1962. Aspectos bioecológicos de la Crassostrea rizophorae (Guilding) en la Laguna Grande del Obispo (Golfo de Cariaco). Universidad de Oriente. Cumana. 24p.
  10. Martínez E, Rafael. 1967. Identificación y descripción de la veliconcha y dissoconcha del mejillón comestible Perna perna (L), del oriente Venezolano. Serie Recursos y Explotación Pesquera. 1(3):97-113.
  11. Salaya, Juan J., Iris. Beauperthuy. y José Martínez. 1976. Estudio sobre la biología, pesquería y cultivo del mejillón, Perna perna (L), en Venezuela. Ministerio de Agricultura y Cría. Informe 62.
  12. a b Kossowski L. Christopher., José Rafael. Valdés. y Nelson R. Prada. 1980. Ensayo sobre hibridación artificial de cachama (O+ O+), Colosoma macropomus (Cuvier) 1.818 y Palometa carachica (O/O/), Mylossoma duriventris (Cuvier) 1.818. Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (UCOLA). Escuela de Agronomía.
  13. a b Kossoswki, Cristóbal., Ottolina de Bracamonte, Nancy y Quero Velasco, José. 1983. Cariotipo del híbrido de Colossoma macropomus (Hembra) (Cuvier) 1818 X Mylossoma duriventris (Macho) (Cuvier) 1818 y sus progenitores (Pisces, Cypriniformes, Characidae). Acta Científica Venezolana 34(2):173-175
  14. Torres Sánchez, Jenner., García, José, Heredia, Brunilda y Pereira Suárez, Guido. 2003. Evaluación preliminar del uso de Dendrocephalus geagy (Anostraca: Thamnocephalidae) en la alimentación de larvas de Colossoma macropomum (Pisces: Characidae). II Congreso Iberoamericano Virtual de Acuicultura (CIVA) 2003 (http://www.civa2003.org):1030-1035.
  15. García Pinto, Lope. 1971. Identificación de las postlarvas del camarón (Género Penaeus) en el occidente de Venezuela y observaciones sobre su crecimiento en el laboratorio. Proyecto de investigación y desarrollo pesquero 39
  16. Tucci Betanco, Sandy. 1994. Algunos aspectos del desarrollo larval y cultivo del camarón de río Macrobrachium jelskii (Miers, 1877) (Crustacea, Decapoda, Palaemonidae) en condiciones de laboratorio. Trabajo Especial de Grado. Universidad Central de Venezuela Facultad de Ciencias, Escuela de Biología. Caracas - Venezuela. 100p.
  17. Herrera Mirabal, Cecilia. 1992. algunos aspectos de la biología de los cladóceros Dipahanosoma birgei (Korinek, 1981) (Cladocera, Sididae) y Ceriodapnia corneta (Sars, 1886) (Cladocera, Daphnidae) con miras a su utilización en pruebas de toxicidad acuáticas. Trabajo Especial de Grado. Universidad Central de Venezuela Facultad de Ciencias, Escuela de Biología. Caracas – Venezuela. 47p.
  18. Pereira Suárez, Guido. & González María. 1994. Larvar development and population biology of Dendrocephalus geayi Dadai, 1908 (Anostraca) in temporary pond from Venezuela. Crustaceana 66(2)163-177.
  19. Calviño, Pablo A. y Roberto Petracini 2004. Artemia de agua dulce, mito o realidad? BIBKA Suplemento n.º 2. pp:1-13. http://www.killiclub.org/pagina/bibka/Dendrocephalus.pdf
  20. Brito, Diagnora., Renato Brito y Pereira Suárez, Guido. 2011. Supervivencia de Dendrocephalus spartaenovae (Crustacea: Anostraca: Thamnocephalidae) alimentado con un cultivo mixto de microalgas. Zootecnia Trop., 29(1): 61-68. 2011.
  21. Mura, Graziela. 1992. Pattern of egg shell morphology in Thamnocephalids and Streptocephalids of the new world Anostraca. Crustaceana 62(3):300-311.
  22. López, B. C. (1998). Algunos aspectos de las poblaciones de Thamnocephalus venezuelensis (Crustacea: Anostraca: Thamnocephalidae) en condiciones naturales y de cultivo en condiciones de laboratorio. Trabajo Especial de grado de Maestría. Universidad Central de Venezuela. Caracas, 118p.

Bibliografía[editar]

  • Pérez-Rubín, J. (2006). “Mariano P. Graells (1809-1898): Entre la pesca 'científica' y la ciencia pesquera en España” [Investigación en acuicultura y pesquerías]. En: Actas IX Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas (Cádiz, 27-30/09/2005). Tomo II, pp.: 1045-1055. [1].
  • Pérez-Rubín, J. (2010): “Los primeros 100 años de acuicultura española: divulgación e investigación (1855-1955)”. Revista del IEO, 15, pp.: 34-53. [2].
  • Pérez-Rubín, J. (2011). “Nacimiento, apogeo y declive de las antiguas mejilloneras de Cataluña y Valencia (1900-1965)”. Drassana. Revista del Museu Maritím de Barcelona, 19, pp.: 25-56. [3].

Enlaces externos[editar]