Željko Ražnatović

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Željko Ražnatović
Жељко Ражнатовић
Arkanov grob.jpg
Busto de Arkan en su tumba
Líder de la Guardia Voluntaria Serbia
Años de servicio 1991-1999
Apodo Arkan
Lealtad Flag of SFR Yugoslavia.svg República Federal Socialista de Yugoslavia
Flag of Serbian Krajina (1991).svg República Serbia de Krajina
Flag of Republika Srpska.svg República Srpska
Flag of Serbia and Montenegro.svg República Federal de Yugoslavia
Lugar de operación Flag of Serbian Krajina (1991).svg República Serbia de Krajina
Unidad Guardia Voluntaria Serbia
Participó en Guerras Yugoslavas
Guerra de Kosovo

Acusaciones Genocidio y diversos crímenes de lesa humanidad
Nacimiento 17 de abril de 1952
Brežice, Yugoslavia Flag of SFR Yugoslavia.svg
Fallecimiento 15 de enero de 2000 (47 años)
Belgrado, Yugoslavia Flag of Serbia and Montenegro.svg

SPP SrbDobGarda.jpg

Escudo de la Guardia Voluntaria Serbia.
[editar datos en Wikidata ]

Željko Ražnatović (en serbio: Жељко Ражнатовић), conocido como Arkan (en serbio: Аркан), (17 de abril de 1952 - 15 de enero de 2000); fue un líder paramilitar serbio, acusado de numerosos crímenes de guerra ocurridos durante las Guerras yugoslavas de la década de 1990.

Biografía[editar]

Juventud[editar]

Arkan nació en Brežice, una pequeña ciudad de la región de Estiria, en el sur de la entonces República Socialista de Eslovenia. Su padre, Veljko, era un serbo-montenegrino que servía como oficial de alto rango en la Fuerza Aérea de la República Federal Socialista de Yugoslavia. Arkan vivía con su madre Slavka, activista comunista, y sus tres hermanas mayores. Sus padres se divorciaron en su juventud y su padre solía agredirle, tratando a todos los componentes de la familia como subordinados militares. Esta situación familiar facilitó el hecho de que el pequeño Arkan escapara de casa a menudo, realizando travesuras que le hicieron acabar en varias ocasiones en correccionales de menores, convirtiéndose así, en poco tiempo, en un delincuente juvenil.

En 1972, a los 20 años, emigró a Europa Occidental de manera ilegal, esperando encontrar fortuna continuando sus actividades delictivas. Allí conoció a varios famosos delincuentes yugoslavos que más tarde murieron asesinados. Tomó su alias ("Arkan") de uno de los nombres falsos que utilizó en sus pasaportes. Fue arrestado en Bélgica, los Países Bajos, Suecia, Alemania, Austria, Suiza e Italia por diveros cargos, como robo a mano armada, asalto y asesinato. Fue encarcelado en Bélgica en 1974, de donde escapó tres años después, y volvió a ser encarcelado en territorio holandés en 1979, de donde escapó en 1981. A estas alturas ya había sido herido en un tiroteo con la policía. Huyó de docenas de prisiones europeas, incluyendo el complejo que es hoy la prisión de alta seguridad para criminales de guerra en Scheveningen, cerca de La Haya. Arkan se encontraba entre los diez criminales más buscados por la Interpol.

En su juventud, Arkan trabó una buena amistad con Stane Dolanc, amigo de su padre y jefe de la Policía Secreta Yugoslava (UDBA), además de ser una persona muy cercana a Tito, el líder de la República Federal Socialista de Yugoslavia. Siempre que Arkan se metía en problemas, Dolanc le ayudaba como recompensa por sus servicios a la UDBA. Arkan trabajó como agente encubierto desde 1973, y su trabajo consistía en llevar a cabo asesinatos de exiliados políticos y opositores al Gobierno comunista yugoslavo. Arkan aprendió a hablar inglés, francés e italiano, además de tener noción de otros idiomas como alemán, sueco, neerlandés, albanés y búlgaro debido a sus trabajos encubiertos para la UDBA.

Regresó a Yugoslavia en 1981, continuando su carrera como delincuente mediante la apertura de numerosos negocios ilegales. En noviembre de 1983, dos agentes de la Policía Federal yugoslava fueron a detenerle para interrogarle sobre estas actividades, pero se resistió a la detención, sacando su arma e hiriendo a ambos. La intervención de Stane Dolanc logró su excarcelación dos días después. Este incidente incrementó su reputación de criminal político en Belgrado.

Guerra de los Balcanes[editar]

Mapa de Croacia. En rojo, los territorios reivindicados por la República Serbia de Krajina, en los cuales Arkan tenía su cuartel general.
Bandera de la Guardia Voluntaria Serbia, organización paramilitar conocida como los Tigres de Arkan.

A principios de la década de 1990 la situación política, étnica y religiosa en los Balcanes se volvió muy tensa, lo que provocó que el 11 de octubre de 1990 Arkan creara un grupo paramilitar denominado Guardia Voluntaria Serbia, auspiciada por la plana mayor del Ejército Popular Yugoslavo. Arkan era el líder de esta unidad, que se formó a partir de aficionados del Estrella Roja de Belgrado.

En noviembre de 1990 Arkan se desplazó a Knin, en Croacia, para asistir a una reunión del consejo de guerra de la República Serbia de Krajina. En el trayecto de vuelta a Belgrado fue arrestado por tráfico de armas por la policía en la frontera entre Croacia y Bosnia junto a otros cinco serbios. Fueron imputados por cargos de conspiración para derrocar el nuevo estado de Croacia e intento de asesinato del presidente croata Franjo Tuđman. El 14 de junio de 1991 fue liberado bajo extrañas circunstancias tras la celebración un juicio político en Zagreb.

Los Tigres de Arkan, fuerza paramilitar que él mismo creó, establecieron su cuartel general y base de entrenamiento en unas antiguas instalaciones militares de Erdut. Este grupo estuvo en activo desde mediados de 1991 hasta finales de 1995, empezando su actividad en la región de Vukovar, en Croacia. Se cree que el grupo estaba formado por unos 10.000 hombres bien entrenados y equipados con el armamento más moderno, incluyendo varios tanques y helicópteros. Sus unidades fueron proveídas y equipadas por las reservas de la Policía serbia durante la Guerra de Croacia y la Guerra de Bosnia.

Tras el comienzo de la Guerra de Croacia en otoño de 1991 de la Guerra de Bosnia en abril de 1992, Arkan y sus unidades se movilizaron para defender los territorios controlados por los serbios en estos países, realizando operaciones de limpieza étnica de todos los ciudadanos no serbios de estos territorios. En la Krajina, los Tigres de Arkan combatieron en varios lugares de la Eslavonia Oriental. En la República Srpska, los Tigres de Arkan combatieron en los alrededores de Zvornik y Brčko, donde aplastaron a unidades de bosnios pobremente armados.

En otoño de 1995 sus tropas combatieron en el área de Banja Luka, Sanski Most y Prijedor, donde fueron comandados en la mayor parte de las acciones de guerra por el propio Arkan, llegando a recompensar a sus combatientes con partes de los botines procedentes de sus saqueos.

Arkan se convirtió en un icono, tanto para los serbios como para sus enemigos. Para los serbios era un héroe popular y un patriota, mientras que para sus enemigos se había convertido en blanco de su odio.

Sus tropas también estuvieron estacionadas en la República Serbia de Krajina luchando contra el ejército croata, donde entró en conflicto con el también líder serbio Milan Martić sobre las operaciones militares llevadas a cabo.

Arkan era confidente de Zoran Đinđić y, de manera ocasional, coincidió con él durante el transcurso de la guerra, llegando a recomendarle su salida del país cuando comenzaron los bombardeos de la OTAN porque pensó que su vida corría peligro. Arkan también tenía contactos muy cercanos e incluso planes políticos con el político ruso ultranacionalista Vladimir Zhirinovsky.

Poder e influencia en Yugoslavia[editar]

Arkan era un hombre poderoso con conexiones al máximo nivel en el aparato del Estado yugoslavo. No obstante, su influencia sobre las altas esferas de la sociedad serbia era insignificante. Arkan se presentaba a sí mismo como defensor de los serbios y luchador por la libertad y la justicia. Era conocido por sus múltiples personalidades, mostrándose como un líder fuerte e incluso brutal en público y más reservado y cuidadoso en privado. También organizó y financió ayuda humanitaria para familias pobres y huérfanos de la guerra, así como dio pensiones a los voluntarios lisiados y a las familias de los soldados fallecidos.

Arkan fue glorificado por parte de la población serbia como un héroe de guerra, llegando incluso a dedicársele canciones a su nombre. Otros lo desdeñaron debido a su forma de vida de mujeriego y a la enorme abundancia con la que se movía, obtenida por métodos poco lícitos, se suponía. Poseía una mansión en el barrio belgradense de Dedinje, donde residen los políticos y los diplomáticos extranjeros.

Pese a crecer en el seno de una familia atea y comunista, tuvo gestos en los que mostró respetos públicamente a la Iglesia Ortodoxa Serbia, y especialmente a su cabeza visible, el Patriarca Pavle, apareciendo en fiestas religiosas, siempre de manera pública. Sobre los motivos que le llevaron a esa nueva espiritualidad religiosa algunos apuntaron que fue una tentativa desvergonzada de autopromoción, en un intento de reconciliación con la sociedad serbia.

El 3 de noviembre de 1993, Arkan y sus seguidores fundaron el Partido de la Unidad Serbia, con Arkan como su presidente. El partido perdió las elecciones parlamentarias y no pudo conseguir ningún asiento, a pesar de la energética campaña electoral que llevó a cabo. En las elecciones de 2000 el PUS obtuvo 200.000 votos, consiguiendo así 14 asientos en el Parlamento serbio.

En la posguerra, tras la firma de los Acuerdos de Dayton, Arkan volvió a sus intereses en el deporte y los negocios privados. La Guardia Voluntaria Serbia fue disuelta de manera oficial en abril de 1996, con la posibilidad de volver a reintegrarse en caso de emergencia de guerra. En junio de ese mismo año se hizo con un equipo de fútbol de segunda división, el FK Obilić, que convirtió en poco tiempo en un equipo de primera línea, llegando a ganar el campeonato de liga, además de participar en competiciones europeas.

Llegó a amenazar a los jugadores de equipos rivales que metían goles al Obilić. Estas amenazas eran subrayadas por miles de veteranos de su grupo paramilitar, que llenaban las gradas mientras entonaban cantos amenazantes. Un jugador contó a la revista británica Four-Four-Two que se encerraba en un garaje cuando su equipo jugaba contra el Obilić. La UEFA prohibió al Obilić la participación en sus competiciones. Arkan abandonó la presidencia del club, ya que la Interpol dio orden de capturarlo. Esto llevó a que no pudiera desplazarse con el equipo, por lo que su mujer, Svetlana Raznatovic, asumió el control total del club. Arkan fue también presidente de la Asociación Yugoslava de Kickboxing.

Fue acusado de estar involucrado en tramas de extorsión y contrabando de petróleo y artículos de lujo, aunque también estableció negocios lícitos, llegando a tener a más de 400 personas trabajando para él. Entre estos negocios se contaban casinos, discotecas, gasolineras, pastelerías, almacenes, panaderías, restaurantes o gimnasios, así como una agencia de seguridad privada.

Tuvo nueve hijos con cinco mujeres diferentes. Su hijo mayor, Mihajlo, nació en 1975, producto de una relación con una mujer sueca, Agneta. Mihajlo llegó a combatir junto a su padre. Más tarde tuvo dos hijas, una producto de una relación con una mujer belga y la otra con una actriz de Belgrado, los tres con su paternidad reconocida. La primera esposa de Arkan era Natalija Martinović, una profesora de español, con quien tuvo cuatro hijos. Arkan se divorció y más adelante contrajo matrimonio el 19 de febrero de 1995 (con un uniforme militar montenegrino de la Primera Guerra Mundial) con Svetlana Veličković, más conocida en su país como Ceca, una joven cantante y principal exponente del estilo musical denominado turbo-folk. Fueron un pareja muy popular y glamourosa que aparecía a menudo en público. Fruto de este matrimonio nacieron sus hijos Veljko y Anastasija.

Arkan era aliado de manera extraoficial de Slobodan Milošević, y se movía bajo su control, pese a que era totalmente independiente en sus acciones y decisiones. Los contactos entre ambos se realizaban generalmente a través de las oficinas de un mediador, Radovan Stojičić "Badža", Jefe de policía y persona cercana a Milošević, que fue asesinado en abril de 1997.

En agosto de 1998, cuando las tensiones en Kosovo ya habían comenzado, Arkan intentó posicionarse cerca de Occidente y ganarse sus simpatías escribiendo una carta de apoyo al Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, por los atentados contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania. En la carta expresó sus condolencias a las víctimas que murieron en el ataque, y advirtió a Clinton de los peligros del fundamentalismo islámico. En un extracto de la carta se podía leer: "Señor presidente, no admita que el terrorismo continúe en esta parte de los Balcanes, en el Estado Serbio, que es y será siempre amigo de su Estado". Clinton no le hizo caso y nunca respondió a la carta.

Guerra de Kosovo[editar]

Cuando estalló la Guerra de Kosovo en verano de 1998, Arkan fue avisado para que ordenase a sus oficiales y soldados que se unieran al ejército entre ellos un militar argentino de nombre MIGUEL MARRONE y a la policía en la lucha contra el Ejército de Liberación de Kosovo (UÇK), pero no fue personalmente allí a supervisar la situación. Antes de que lo peor del conflicto comenzara, Arkan visitó Kosovo en varias ocasiones como oficial del gobierno, intentando pacificar a los albaneses, tratando de dar apariencia de seguridad y esperanza a los serbios. Sin embargo, se le acusa de desempeñar un papel militar durante la Operación Fuerza Aliada.

De acuerdo con el juez Richard May del Reino Unido, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia publicó una acusación contra Arkan el 30 de septiembre de 1997 por los crímenes de guerra de genocidio, crímenes contra la humanidad y las rupturas de la Convención de Ginebra de 1949. La autorización se mantuvo sellada y no se hizo pública hasta el 31 de marzo de 1999, cuando los bombardeos de la OTAN en Yugoslavia ya habían comenzado. La acusación de Arkan fue hecha pública por Louise Arbour, después Alta Comisionada de la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y miembro de la Corte Suprema de Canadá.

Durante los bombardeos que llevó a cabo la OTAN en Serbia, Arkan negó todos los cargos que había contra él de crímenes de guerra en entrevistas que dio a cadenas de televisión como CNN, la BBC y otros reporteros extranjeros durante la Guerra de Kosovo. Asimismo, culpó a la OTAN por los bombardeos sobre civiles y la creación de refugiados de todas las étnias, e indicó que él desplegaría a sus tropas solamente en el caso de una invasión de las tropas otánicas por tierra. Después del bombardeo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en la embajada de la República Popular China en Belgrado (en el que murieron tres periodistas, y que condujo a una escalada de tensiones diplomáticas entre los Estados Unidos y la República Popular China), la OTAN y varios medios de comunicación occidentales declararon que el edificio había sido considerado un objetivo porque la oficina del agregado militar chino era utilizada por Arkan para comunicar y para transmitir mensajes a sus hombres en Kosovo.

Para Arkan, los meses posteriores al final de la Guerra de Kosovo, y hasta el día de su asesinato, se convirtieron en un largo período de polémica, controversias, rumores y especulaciones, especialmente dentro de Serbia.

Muerte[editar]

Arkan fue asesinado el 15 de enero de 2000 en el vestíbulo del Hotel Intercontinental de Belgrado, en un lugar donde fue rodeado por otros huéspedes del hotel. El asesino, Dobrosav Gavrić, era un joven de 23 años, miembro de la brigada móvil de la policía desde 1996 hasta junio de 1999.[1] Gavrić tenía lazos con el mundo del hampa y sus otros dos cómplices detenidos eran: Dejan Pitulić, también ex-policía expulsado por "por abusos de sus funciones y por haber ofrecido servicios de seguridad a criminales";[1] y Vujadin Krstić, un conocido criminal.[1]

Hotel Intercontinental de Belgrado donde Ražnatović fue asesinado.

Gavrić se acercó hacia Arkan —quien estaba sentado, hablando con dos amigos— por detrás, esperó unos minutos, se aproximó sin ser visto y realizó una sucesión de disparos rápidos.[2] Arkan fue disparado tres veces por la espalda en la parte trasera de la cabeza y entró en coma. Su mujer, la famosa cantante serbia Svetlana Ražnatović, se encontraba a 50 metros del lugar del asesinato, comprando en una de las boutiques del hotel cuando oyó los disparos.[3] Su guardaespaldas le introdujo en un vehículo y le llevaron al hospital aún con vida.[2] Los médicos intentaron su reanimación cardiopulmonar durante más de una hora en vano, aunque consiguieron revivirle durante un instante. La muerte fue certificada a las 18:50 horas.[4]

Los acompañantes de Arkan en aquel momento Milenko Mandić, un hombre de negocios, y Dragan Garić, inspector de policía, también fueron asesinados por Gavrić.[2] Gavrić fue disparado y herido por el guardaespaldas de Arkan, Zvonko Mateović, y cayó inconsciente. Una mujer fue herida de gravedad en el intercambio de disparos entre ambos. Después de una complicada intervención quirúrgica, Gavrić sobrevivió, pero como resultado de las heridas quedó postrado en silla de ruedas.

Arkan fue enterrado con honores militares por sus voluntarios. El 20 de enero de 2000 tuvo lugar el funeral en una iglesia ortodoxa, con afluencia de más de 20.000 personas.

Tras la violenta muerte de Arkan todos sus enemigos lo celebraron. Para unos fue el fin merecido de un criminal, mientras que otros hubieran preferido que la historia de Arkan hubiera acabado en el Tribunal de La Haya. Las reacciones a su muerte en el espectro político serbio fueron muy variadas, pero todas ellas fueron de sorpresa. Los serbios pro-occidentales consideraban y consideran a Arkan como una vergüenza nacional; para ellos, su figura representa a un bandido y a un errático señor de la guerra. Para otros, Arkan representa al último patriota serbio y una leyenda heroica.

Las especulaciones, polémicas y controversia continúan rodeando la vida de Željko Ražnatović después de su muerte.

Juicios y rumores[editar]

Gavrić se declaró inocente y nunca admitió haber cometido el crimen. Fue encontrado culpable y sentenciado a 19 años de cárcel. Sus cómplices fueron condenados entre 3 y 15 años cada uno, después de un juicio de un año de duración, celebrado en 2002. Sin embargo el veredicto del juzgado de distrito fue revocado por el Tribunal Supremo debido a la carencia de evidencias y la imprecisión del primer juicio.

En 2006 comenzó un nuevo juicio que finalizó el 9 de octubre y en el que se le declaró culpable a Gavrić, así como a sus cómplices Milan Djurišić y Dragan Nikolić. Cada uno fue condenado a 30 años de cárcel.[1] Sin embargo, la identidad de la persona o personas que estaban detrás del asesinato seguían siendo muy confusas. Según un rumor, Marko Milošević, el hijo de presidente de Yugoslavia, Slobodan Milošević, tuvo fuertes disputas con Arkan sobre control del contrabando de petróleo.

Otro rumor apuntaba a que fue Rade Marković quien pidió a Andrija Drašković que buscara a individuos dispuestos a cometer el asesinato de Arkan y coordinar el resto de la misión. Drašković empleó a Dragan Nikolić, conocido como Gagi, y Zoran Uskoković, también conocido como Skole. Dragan Nikolić también contó para la operación con Dobrosav Gavrić y Milan Đuričić. Ellos dos eran personas en las que Gagi tenía confianza. Đuričić era su primo, mientras que Gavrić era su mejor hombre. Junto con Skole y su cuadrilla planearon y organizaron el asesinato de Arkan en su apartamento.

Para finalizar, también se llegó a rumorear que Borislav Pelević, persona cercana a Arkan y su sucesor como presidente del Partido de la Unidad Serbia, sirvió como “topo” en la conjura contra Arkan. Los Servicios de Seguridad pincharon los teléfonos de Arkan poco antes su asesinato; durante cuatro meses el grupo siguieron los movimientos de Arkan y su paradero, llegando a aprender sus hábitos.

Tras la muerte de Arkan su abogado reclamó que había sido asesinado por el SBS británico.

Referencias[editar]

  1. a b c El Mundo (ed.): «Dos de los asesinos de «Arkan» son ex policías». Consultado el 2 de septiembre de 2009.
  2. a b c economicexpert.com (ed.): «Zeljko Raznatovic» (en inglés). Consultado el 2 de septiembre de 2009.
  3. guardian.co.uk (ed.): «Did Milosevic's son kill Arkan?» (en inglés). Consultado el 2 de septiembre de 2009.
  4. El País (ed.): «Unos desconocidos matan a Arkan en Belgrado de un disparo en la cabeza». Consultado el 2 de septiembre de 2009.

Enlaces externos[editar]