Las cuatro causas de Aristóteles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Teoría de la causación»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las cuatro causas de Aristóteles son definiciones formales del fenómeno de causa y efecto en el pensamiento aristotélico, que pretenden responder la pregunta "por qué". Aristóteles escribió que "no podemos conocer algo, hasta que hayamos entendido su por qué, es decir, su causa".[1][2]​ Las cuatro causas son: materia, forma, agente y finalidad.

Origen[editar]

Las cuatro causas surgen del esfuerzo de Aristóteles para resolver uno de los primeros problemas filosóficos: el problema del cambio, al que llama movimiento. Aristóteles usa sus conceptos acto y potencia para explicarlo: considera al cambio o movimiento como un paso del ser al no ser, en potencia, y un paso del no ser al ser, en acto. Por ejemplo, al convertir un árbol en mesa, el árbol pasa de ser mesa en potencia a no ser mesa en potencia, y pasa de no ser mesa en acto, a serlo.

Aristóteles considera que este cambio o movimiento es la consecuencia de una causa. Esta causa explica el "por qué" del cambio o movimiento.

Las cuatro causas[editar]

Material[editar]

La causa material es la materia, una condición pasiva pero no menos necesaria, ya que es la base que recibe la forma y además, la que se va a mantener en todo cambio o movimiento. Por ejemplo, la causa material de esta mesa es la madera. Hay que recordar que la materia está en potencia, por lo cual puede ser cambiada. Por ejemplo: En una mesa de madera, la materia, que puede ser transformada a una mesa o cualquier otra cosa, es la madera, pues aún no es seguro en qué se convertirá la madera, y es por eso que se le llama en potencia. La potencia (en este caso madera) puede ser cambiada al acto (Lo que ya es, en este caso la mesa)solo por medio de un ser en acto (por ejemplo un carpintero), el cual tiene que ser anterior a la potencia.En este caso Dios sería, según la religión, la causa eficiente de todo lo que existe.

Forma[editar]

La causa formal es la forma específica del individuo del que se trate, es lo que distinguirá a una vaca de un caballo, a un ladrillo de una maceta. Por ejemplo, la forma o idea de mesa es la causa formal de esta mesa. Según el aristotelismo, sería la esencia de las cosas, aquello que hace que una cosa sea eso y no otra cosa.

Agente[editar]

La causa eficiente o causa motriz es el motor, estímulo o agente que desencadena el proceso de desarrollo. Por ejemplo, la causa eficiente de una mesa de madera será el carpintero.

Finalidad[editar]

La causa final o propósito, por último, es una especie de destino u objetivo que dirige el proceso de desarrollo de algo o de todo, ya que para Aristóteles todas las cosas tienen un fin determinado. Por ejemplo, la idea de hombre sería la que va a guiar a este niño en acto, hombre en potencia. Igual será con la idea de árbol, que guiará a la semilla en su crecimiento, siendo la causa final de ésta.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

D. Mercier; D. Nys. Tratado elemental de filosofía I (séptima edición). Luis Gili. 

  1. Aristotle, Physics 194 b17–20; see also: Posterior Analytics 71 b9–11; 94 a20.
  2. "[F]or a full range of cases, an explanation which fails to invoke all four causes is no explanation at all."—"Four Causes". Falcon, Andrea. Aristotle on Causality. Stanford Encyclopedia of Philosophy 2008.