Diseño inteligente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Este artículo versa sobre una forma de creacionismo. Para argumentos genéricos de "diseño inteligente", véase Argumento teleológico.
La analogía del relojero es un argumento teleológico que sostiene que el diseño implica un diseñador. Ha tenido un papel prominente en la teología natural y el "argumento del diseño", donde se ha usado para apoyar los argumentos a favor de la existencia de Dios y el diseño inteligente del universo.

El diseño inteligente (DI) es la postura pseudocientífica[1] [2] que "ciertas características del universo y de los seres vivos se explican mejor por una causa inteligente, no por un proceso no dirigido como la selección natural".[3] Educadores, filósofos y la comunidad científica han demostrado que el DI es un argumento religioso, una forma de creacionismo que carece de respaldo empírico y no ofrece hipótesis verificables o válidas.[4] [5] [6] Los defensores sostienen que se trata de "una teoría científica basada en la evidencia acerca de orígenes de la vida" que desafía el naturalismo metodológico inherente a la ciencia moderna,[7] [8] si bien admiten que todavía tienen que producir una teoría científica.[9] Los principales defensores del DI están asociados con el Discovery Institute, un think tank de derecha con sede en los Estados Unidos.[n 1] A pesar de que afirman que el DI no es creacionismo y deliberadamente evitan asignar una personalidad al diseñador, muchos de estos defensores manifiestan la creencia de que el diseñador es la deidad cristiana.[n 2]

El DI presenta argumentos negativos contra las explicaciones evolutivas y su argumento positivo es una analogía entre los sistemas naturales y los artefactos humanos,[10] una versión del teológico argumento del diseño para la existencia de Dios.[n 3] Tanto la complejidad irreducible y la complejidad específica presentan afirmaciones negativas detalladas que ciertas características (biológicas y informáticas, respectivamente) son demasiado complejas para ser el resultado de procesos naturales. Los defensores entonces concluyen por analogía que estas características son evidencia de diseño.[10] [n 4] El examen científico detallado ha refutado las afirmaciones de que las explicaciones evolutivas son inadecuadas y esta premisa del diseño inteligente -que la evidencia contra la evolución constituye evidencia de diseño- ha sido criticada como una falsa dicotomía.[11] [12]

Aunque la frase "diseño inteligente" había aparecido previamente en las discusiones teológicas del argumento del diseño,[13] la primera publicación del término diseño inteligente en su uso actual como un término alternativo para el creacionismo fue en Of Pandas and People (Sobre pandas y personas),[14] [15] un libro de texto de 1989 destinado a las clases de biología de secundaria. El término fue sustituido en los borradores del libro después del fallo en 1987 de la Corte Suprema de los Estados Unidos en el caso Edwards contra Aguillard, que prohibió la enseñanza de la ciencia de la creación en las escuelas públicas sobre fundamentos constitucionales.[16] A partir de mediados de la década de 1990, el movimiento del diseño Inteligente, apoyado por el Discovery Institute,[17] abogaron por la inclusión del diseño inteligente en el currículo de biología de las escuelas públicas.[4] Esto condujo al caso de 2005 Kitzmiller contra el Distrito Escolar del Área de Dover en el que el juez de distrito de los Estados Unidos John E. Jones III dictaminó que el diseño inteligente no es ciencia, que "no puede desacoplarse de sus creacionistas, y por tanto religiosos, antecedentes" y que su promoción por el distrito escolar por lo tanto violó la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos,[18] a menudo descrita como el "muro de separación entre Iglesia y Estado".

Historia[editar]

Origen del concepto[editar]

En la década de 1910 la evolución no era un tema de gran controversia religiosa en Estados Unidos, pero en la siguiente la Controversia fundamentalista-modernista en teología resultó en la oposición del cristiano fundamentalista a la enseñanza de la evolución y en el origen del creacionismo moderno.[19] La enseñanza de la evolución se suspendió efectivamente en las escuelas públicas nacionales hasta la década de 1960, y entonces cuando la evolución fue reintroducida en el plan de estudios, hubo una serie de casos judiciales en los que se hicieron intentos para hacer que el creacionismo fuese enseñado junto con la evolución en las clases de ciencias. Creacionistas de la Tierra joven (CTJ) promovieron la ciencia de la creación como "una explicación científica alternativa del mundo en el que vivimos". Esto con frecuencia invoca el argumento del diseño para explicar la complejidad de la naturaleza como la demostración de la existencia de Dios.[10]

El argumento del diseño, el argumento teleológico o "argumento del diseño inteligente", se ha propuesto en teología durante siglos.[20] Se puede resumir brevemente como «Donde existe un diseño complejo, tiene que haber habido un diseñador; la naturaleza es compleja; Por lo tanto, la naturaleza debe haber tenido un diseñador inteligente".[n 3] Tomás de Aquino lo presentó en su quinta prueba de la existencia de Dios como un silogismo. En 1802, William Paley presentó en Teología Natural ejemplos de propósito intrincado en organismos. Su versión de la analogía del relojero argumentó que, de la misma manera que un reloj ha sido evidentemente diseñado por un artesano, la complejidad y la adaptación observada en la naturaleza debe haber sido diseñada, y la perfección y la diversidad de estos diseños muestran que el diseñador es omnipotente, el Dios cristiano.[21] Al igual que la ciencia de la creación, el diseño inteligentes se centra en el argumento religioso de Paley del diseño,[10] pero mientras que la teología natural de Paley está abierta a un diseño deísta a través de leyes dadas por Dios, el diseño inteligente busca la confirmación científica de repetidas intervenciones milagrosas en la historia de la vida.[19] La ciencia de la creación prefiguró los argumentos del diseño inteligente de la complejidad irreducible, incluso usando la bacteriana flagelo. En los Estados Unidos, los intentos de introducir la ciencia de la creación en las escuelas llevaron a fallos judiciales que es de naturaleza religiosa y por lo tanto no puede ser enseñado en las clases de ciencias de las escuelas públicas. El diseño inteligente también es presentado como ciencia y comparte otros argumentos con la ciencia de la creación, pero evita referencias bíblicas literales a cosas tales como la historia del Diluvio historia del Génesis o el uso de versículos de la Biblia para datar a la Tierra.[10]

Barbara Forrest escribe que el movimiento del diseño inteligente comenzó en 1984 con el libro The Mystery of Life's Origin: Reassessing Current Theories (El misterio del origen de la vida: Reevaluación de las teorías actuales), coescrito por el creacionista Charles B. Thaxton, un químico y otros dos autores, y publicado por la Jon A. Buell's Foundation for Thought and Ethics. Thaxton dio una conferencia en 1988 llamada Sources of Information Content in DNA (Fuentes de la información contenida en el ADN), que atrajo a creacionistas como Stephen C. Meyer.[22]

En marzo de 1986, un análisis de Meyer usó a la teoría de la información para sugerir que los mensajes transmitidos por el ADN en la célula mostraba "complejidad especificada" mediante inteligencia y deben haberse originado por un agente inteligente.[23] En noviembre de ese año, Thaxton describió su razonamiento como una forma más sofisticada del argumento del diseño de Paley.[24] En la conferencia de 1988 Sources of Information Content in DNA, dijo que su opinión de origen inteligente es compatible con el naturalismo metafísico y el sobrenaturalismo.[25]

El diseño inteligente evita identificar o nombrar al diseñador inteligente -se limita a afirmar que uno (o más) debe existir-, pero los líderes del movimiento han dicho que el diseñador es el Dios cristiano.[26] [n 5] [n 6] Si esta falta de especificidad sobre la identidad del diseñador en los debates públicos es una característica genuina del concepto, o solo una postura tomada para evitar alienar a aquellos que separarían la religión de la enseñanza de la ciencia, ha sido un tema de gran debate entre los partidarios y críticos del diseño inteligente. La corte Kitzmiller contra Dover sostuvo que se trataba del último caso.

Origen del término[editar]

Desde las Edad Media, la discusión religiosa del "argumento del diseño" o "argumento teleológico" en teología, con su concepto de "diseño inteligente", se ha referido persistentemente al Dios creador teísta. Aunque los defensores del DI eligieron esta etiqueta provocativa para su alternativa propuesta a las explicaciones evolutivas, han desenfatizado sus antecendents religiosas y negado que el DI es teología natural, sin dejar de presentar al DI como un apoyo al argumento de la existencia de Dios.[13] [27]

Si bien los partidarios del diseño inteligente han señalado ejemplos previos de la frase "diseño inteligente" que dijeron no eran creacionistas y basados en la fe, han fallado en demostrar que estos usos tuvieron alguna influencia sobre quienes introdujeron la etiqueta en el movimiento del diseño inteligente.[27] [28] [29]

Variaciones de la frase aparecieron en publicaciones CTJ: un libro de 1967 coescrito por Percival Davis se refirió a "diseño según el cual se crearon los organismos básicos". En 1970 A. E Wilder-Smith publicó The Creation of Life: A Cybernetic Approach to Evolution (La Creación de la Vida: Un enfoque cibernético a la Evolución), que defendía argumento del diseño de Paley con cálculos computacionales de la improbabilidad de secuencias genéticas, que dijo no podían explicarse por la evolución, sino que requiere "la aborrecida necesidad de la divina actividad inteligente detrás de la naturaleza" y que "el mismo problema se esperaría que asaltara la relación entre el diseñador detrás de la naturaleza y la parte inteligentemente diseñada de la naturaleza conocida como el hombre". En un artículo de 1984, así como en su declaración jurada en Edwards contra Aguillard, Dean H. Kenyon defendió la ciencia de la creación al afirmar que "los sistemas biomoleculares requieren un diseño inteligente y conocimientos de ingeniería", citando a Wilder-Smith. El creacionista Richard B. Dicha usó la frase "diseño creativo" en Origins: Two Models: Evolution, Creation (Orígenes: Dos modelos: Evolution, Creación, 1976) y en Origins: Creation or Evolution (Orígenes: Creación o Evolución, 1988) escribió que "mientras los evolucionistas están tratando de encontrar maneras no inteligentes para se produzca la vida, el creacionista insiste en que un diseño inteligente debe haber estado allí en primer lugar".[30] [31] El primer uso sistemático del término, definido en un glosario y que sostenía ser distinto que el creacionismo, fue en Of Pandas and People, coescrito por Davis y Kenyon.[28]

Of Pandas and People[editar]

Uso del término "creacionismo" frente a "diseño inteligente" en la serie de borradores del libro Of Pandas and People.[14]

El uso moderno más común de la palabra "diseño inteligente" como un término destinado a describir un campo de investigación comenzó después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos dictaminó en 1987 en el caso de Edwards contra Aguillard que el creacionismo es inconstitucional en el currículo de ciencias de las escuelas públicas.[14]

Un informe del Discovery Institute dice que Charles B. Thaxton, editor de Pandas, había recogido la frase de una científico de la NASA, y pensó "Eso es justo lo que necesito, es un buen término de ingeniería".[32] En los borradores del libro, más de cien usos de la palabra raíz "creación", como el "creacionismo" y "ciencia de la creación", se cambiaron, casi sin excepción, a "diseño inteligente",[15] mientras que "creacionistas" fue cambiado a "defensores del diseño" o, en un caso, "cdefensores del diseñoistas" [sic].[14] En junio de 1988, Thaxton dió una conferencia titulada "Fuentes de la información contenida en el ADN" en Tacoma (Washington)[25] y en diciembre decidió usar la etiqueta "diseño inteligente" para su nuevo movimiento creacionista.[22] Stephen C. Meyer asistió a la conferencia y más tarde recordó que en ella "surgió el término diseño inteligente...".[33]

Of Pandas and People se publicó en 1989, y además de incluir todos los argumentos actuales del DI, fue el primer libro en hacer un uso sistemático de los términos "diseño inteligente" y "defensores del diseño", además de la frase "teoría del diseño", definir el término diseño inteligente en un glosario y describirlo como algo distinto al creacionismo. Por lo tanto, representa el inicio del movimiento del diseño inteligente moderno.[14] [28] [34] "Diseño inteligente" fue el más prominente de cerca de una quincena de nuevos términos que introdujo como un nuevo léxico de terminología creacionista para oponerse a la evolución sin necesidad de utilizar un lenguaje religioso.[35] Fue el primer lugar donde la frase "diseño inteligente" apareció en su uso primario actual, como afirmó su editor Jon A. Buell[10] [36] y declaró William A. Dembski en su informe de perito para Kitzmiller contra Distrito Escolar del Area de Dover.[37]

El Centro Nacional para la Educación Científica (NCSE) ha criticado el libro por presentar todos los argumentos básicos de los defensores del diseño inteligente y promoverse activamente para su uso en las escuelas públicas antes de que ninguna investigación se hubiese hecho para apoyar estos argumentos.[34] Aunque se presenta como un libro de texto científico, el filósofo de la ciencia Michael Ruse considera los contenidos "sin valor y deshonestos".[38] Un abogado de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles describió como una herramienta política dirigida a estudiantes que no "saben ciencia o no entienden la controversia sobre la evolución y el creacionismo". Uno de los autores del marco científico utilizado por las escuelas de California, Kevin Padian, lo condenó por su "subtexto", "intolerancia a la ciencia honesta" e "incompetencia".[39]

Conceptos[editar]

Complejidad irreducible[editar]

El concepto de complejidad irreducible fue popularizado por Michael Behe en su libro Darwin's Black Box (La caja negra de Darwin, 1996).

El término "complejidad irreducible" fue introducido por el bioquímico Michael Behe en su libro Darwin's Black Box (1996), aunque ya había descrito el concepto en sus contribuciones a la edición revisada de 1993 de Of Pandas and People.[34] Behe lo define como "un único sistema que se compone de varias partes complementarias que interaccionan para contribuir a la función básica, en el que la eliminación de cualquiera de las partes hace que el sistema deje de funcionar eficazmente".[40]

Behe usa la analogía de una ratonera para ilustrar este concepto. Una ratonera se compone de varias piezas que interaccionan -la base, la barra, el resorte y el percutor-, todo lo cual debe estar en su lugar para la ratonera funcione. La eliminación de cualquier pieza destruye la función de la ratonera. Los defensores del diseño inteligente sostienen que la selección natural no podría crear sistemas irreduciblemente complejos, ya que la función de selección está presente solo cuando todas las partes se ensamblan. Behe sostiene que los mecanismos biológicos irreduciblemente complejos incluyen el flagelo bacteriano de E. coli, la cascada de coagulación de la sangre, los cilios y el adaptativo sistema inmune.[41] [42]

Los críticos señalan que el argumento de la complejidad irreducible asume que las partes necesarias de un sistema siempre han sido necesarias y, por tanto, no podrían haber sido añadidas secuencialmente.[12] Argumentan que algo que al principio es solo ventajoso puede posteriormente ser necesario mientras cambian otros componentes. Además, argumentan, la evolución procede a menudo mediante la alteración de partes preexistentes o su retirada de un sistema, en lugar de su inclusión. Esto a veces es llamado la "objeción de andamio" por analogía con un andamio, que puede soportar una construcción de "complejidad irreducible" hasta que esté completa y capaz de sostenerse por sí misma.[n 7] Behe ha reconocido el uso de "prosa descuidada" y que su "argumento contra el darwinismo no tiene sentido como prueba lógica".[n 8] La complejidad irreducible ha seguido siendo un argumento popular entre los defensores del diseño inteligente; en el juicio de Dover, el tribunal sostuvo que "la afirmación del profesor Behe de complejidad irreducible ha sido refutada en los artículos de investigación revisados ​​por pares y ha sido rechazada por la comunidad científica".[11]

La complejidad especificada[editar]

En 1986, Charles B. Thaxton, un químico físico y creacionista, utilizó el término "complejidad especificada" de la teoría de la información cuando afirmó que los mensajes transmitidos por el ADN en la célula fueron especificados mediante inteligencia y deben haberse originado por un agente inteligente.[23] El concepto del diseño inteligente de la "complejidad específica" fue desarrollado en la década de 1990 por el matemático, filósofo y teólogo William A. Dembski.[43] Dembski afirma que cuando algo exhibe complejidad especificada (es decir, es al mismo tiempo complejo y "especificada"), se puede inferir que fue producido por una causa inteligente (es decir, que fue diseñado) en lugar de ser el resultado de procesos naturales. Proporciona los siguientes ejemplos: "Una sola letra del alfabeto es específica sin ser compleja. Una larga frase de letras al azar es compleja sin ser específica. Un soneto de Shakespeare es tanto complejo como específico".[44] Afirma que los detalles de loa seres vivos pueden ser caracterizados de manera similar, especialmente los "patrones" de secuencias moleculares en las moléculas biológicas funcionales como el ADN.

William A. Dembski propuso el concepto de complejidad específica.[45]

Dembski define información específica compleja (IEC) como cualquier cosa con una probabilidad de ocurrencia menor a 1 en 10150 por casualidad (natural). Los críticos dicen que esto hace que el argumento sea una tautología: la información compleja especificada no puede ocurrir naturalmente porque Dembski así la ha definido, por lo que la verdadera pregunta pasa a ser si la IEC realmente existe o no en la naturaleza.[46] [n 9] [47]

La solidez conceptual de la complejidad especificada de Dembski/argumento IEC ha sido desacreditada en las comunidades científicas y matemáticas.[48] [49] La complejidad especificada aún no ha demostrado tener amplias aplicaciones en otros campos, como afirma Dembski. John Wilkins y Wesley R. Elsberry caracterizan el "filtro explicativo" de Dembski como descartador porque elimina explicaciones secuencialmente: primero la regularidad, luego la casualidad, finalmente eligiendo el diseño por defecto. Argumentan que este procedimiento es defectuoso como un modelo para la inferencia científica debido a que la forma asimétrica en que trata a las diferentes explicaciones posibles lo hace propenso a hacer conclusiones falsas.[50]

Richard Dawkins, otro crítico del diseño inteligente, argumenta en El espejismo de Dios (2006) que dejar que un diseñador inteligente explique la complejidad improbable solo pospone el problema, ya que tal diseñador tendría que ser al menos tan complejo.[51] Otros científicos han argumentado que la evolución por selección es capaz de explicar mejor la complejidad observada, ya que es evidente con el uso de la evolución selectiva para diseñar ciertos sistemas electrónicos, aeronáuticos y de automotriz que se consideran problemas demasiado complejos para "diseñadores inteligentes" humanos.[52]

Universo afinado[editar]

Los defensores del diseño inteligente también han apelado ocasionalmente a argumentos teológicos más amplios fuera de la biología, más notablemente un argumento basado en el ajuste fino de las constantes universales que hacen posible la materia y la vida y que sostiene que no pueden atribuirse solo a la casualidad. Estas incluyen los valores de las constantes físicas fundamentales, la fuerza relativa de las fuerzas nucleares, el electromagnetismo y la gravedad entre partículas fundamentales, así como las proporciones de masas de estas partículas. Los defensores del diseño inteligente y el miembro del Center for Science and Culture Guillermo González sostienen que si alguno de estos valores fuera incluso ligeramente diferente, el universo sería dramáticamente diferente, lo que haría imposible que se formaran muchos elementos químicos y características del universo, como las galaxias.[53] Por lo tanto, los defensores argumentan, se necesitaba un diseñador de vida inteligente para asegurar que las características requeridas estuvieran presentes para lograr ese resultado en particular.

Los científicos han respondido generalmente que estos argumentos son pobremente respaldados por la evidencia existente.[54] [55] Victor J. Stenger y otros críticos dicen que el diseño inteligente y la forma débil del principio antrópico son esencialmente una tautología; en su ver, estos argumentos equivalen a la afirmación que la vida es capaz de existir porque el universo es capaz de albergar vida.[56] [57] [58] La afirmación de la improbabilidad de un universo que sustente la vida también ha sido criticado como un argumento de falta de imaginación por suponer que no son posibles otras formas de vida. La vida como la conocemos no podría existir si las circunstancias fueran diferentes, pero un tipo diferente de vida podría existir en su lugar. Varios críticos también sugieren que muchas de dichas variables parecen estar interconectadas y los cálculos realizados por los matemáticos y los físicos sugieren que el surgimiento de un universo similar al nuestro es bastante probable.[59]

Diseñador inteligente[editar]

El contemporáneo movimiento del diseño inteligente formula sus argumentos en palabras seculares y evita intencionalmente identificar el (o los) agente inteligente que postulan. Aunque no dicen que Dios es el diseñador, el diseñador es a menudo hipotezado implícitamente de haber intervenido de una manera que solo un dios podría intervenir. Dembski, en The Design Inference (La inferencia del diseño, 1998), especula que una cultura alienígena podría cumplir con estos requisitos. Of Pandas and People propone que SETI ilustra un llamado al diseño inteligente en la ciencia. En 2000, el filósofo de ciencia Robert T. Pennock sugirió que la religión UFO raeliana como un ejemplo de la vida real de una postura de diseñador inteligente extraterrestre que "hace muchos de los mismos malos argumentos en contra de la teoría evolutiva que los creacionistas".[60] La descripción acreditada del diseño inteligente,[n 10] sin embargo, establece expresamente que el universo muestra características de haber sido diseñado. Reconociendo la paradoja, Dembski concluye que "ningún agente inteligente que es estrictamente físico podría haber presidido el origen del universo o el origen de la vida".[61] Los principales defensores han declarado a sus partidarios que ellos creen que el diseñador es el Dios cristiano, con exclusión de todas las demás religiones.[26]

Más allá del debate sobre si el diseño inteligente es científico, varios críticos argumentan que la evidencia existente hace parecer poco probable la hipótesis del diseño, con independencia de su estatus en el mundo de la ciencia. Por ejemplo, Jerry Coyne pregunta por qué un diseñador "nos daría una vía para hacer vitamina C, pero luego la destruye mediante la desactivación de una de sus enzimas" (véase pseudogen) y por qué un diseñador no "abastecería de islas oceánicas de acciones con reptiles, mamíferos, anfibios y peces de agua dulce, a pesar de la idoneidad de tales islas para estas especies". Coyne también señala el hecho de que "la flora y la fauna en estas las islas se parecen a aquellas de la tierra firma más cercana, incluso cuando los ambientes son muy diferentes" como evidencia de que las especies no fueron puestas allí por un diseñador.[62] Anteriormente en Darwin's Black Box, Behe había argumentado que simplemente somos incapaces de comprender los motivos del diseñador, por lo que este tipo de preguntas no pueden ser respondidas definitivamente. Diseños raros podrían, por ejemplo, "... haber sido colocado allí por el diseñador por una razón -por razones artísticas, por variedad, para resaltar, por algún propósito práctico aún inadvertido- o puede que no".[63] Coyne responde que a la luz de la evidencia "ya sea la vida no es resultado de un diseño inteligente, sino de la evolución; o el diseñador inteligente es un bromista cósmico que diseñó todo para que se vea como si hubiera evolucionado".[62]

Defensores del diseño inteligente como Paul Nelson evitan el problema de mal diseño en la naturaleza al insistir en que simplemente no hemos logrado comprender la perfección del diseño. Behe cita Paley como su inspiración, pero se diferencia de la expectativa de Paley de una creación perfecta y propone que los diseñadores no producen necesariamente el mejor diseño posible. Behe sugiere que, como un padre que no quiere malcriar a un niño con juguetes extravagantes, el diseñador puede tener múltiples motivos para no dar prioridad a la excelencia de ingeniería. Dice que "Otro problema con el argumento de la imperfección es que depende críticamente de un psicoanálisis del diseñador no identificado. Sin embargo, las razones por las que un diseñador haría o no haría algo son virtualmente imposibles de saber a menos que el diseñador te cuente específicamente cuáles son esas razones".[63] Esta dependencia de motivos inexplicables del diseñador hace que el diseño inteligente sea científicamente inverificable. El profesor de derecho retirado de UC Berkeley, autor y defensor del diseño inteligente Phillip E. Johnson propone una definición esencial que el diseñador crea con un propósito y da el ejemplo de que en su opinión el sida fue creado para castigar la inmoralidad y no es causado por el VIH, pero tales motivos no se pueda poner a prueba por métodos científicos.[64]

Aseverar la necesidad de un diseñador de complejidad además plantea la pregunta "¿Qué diseñó al diseñador?"[65] Los defensores del diseño inteligente dicen que la pregunta es irrelevante o fuera del ámbito del diseño inteligente.[n 11] Richard Wein responde que "... las explicaciones científicas a menudo crean nuevas preguntas sin respuesta". Pero, al evaluar el valor de una explicación, estas preguntas no son irrelevantes. Estas deben ser equilibradas con las mejoras en nuestra comprensión que la explicación ofrece. Invocar un ser inexplicable para explicar el origen de otros seres (nosotros) es poco más que una petición de principio. La nueva pregunta planteada por la explicación es tan problemática como la pregunta que la explicación pretende responder".[47] Richard Dawkins ve la afirmación que el diseñador no necesita ser explicado como un cliché del pensamiento de terminación.[66] [67] En ausencia de evidencia observable y medible, la propia pregunta "¿Qué diseñó al diseñador?" conduce a una regresión infinita de la que los defensores del diseño inteligente solo pueden escapar recurriendo al creacionismo religioso o la contradicción lógica.[68]

Movimiento[editar]

El Discovery Institute's Center for the Renewal of Science and Culture usó carteles basados en "La creación de Adán" de la Capilla Sixtina. Más tarde usó una imagen menos religiosa, entonces fue renombrado Centro para la Ciencia y la Cultura.[69]

El movimiento del diseño inteligente es un fruto directo del creacionismo de la década de 1980.[4] Las comunidades científicas y académicas, junto el tribunal federal de Estados Unidos, ven al diseño inteligente ya sea como una forma de creacionismo o como un descendiente directo que está estrechamente entrelazada con el creacionismo tradicional;[70] [71] [72] [73] [74] [75] y varios autores se refieren explícitamente a él como "creacionismo de diseño inteligente".[4] [76] [n 12] [77] [78]

El movimiento tiene su sede en el Center for Science and Culture (Centro para la Ciencia y la Cultura), fundada en 1996 como el brazo creacionista del Discovery Institute para promover una agenda religiosa[n 13] que exigiera grandes cambios sociales, académicos y políticos. Las campañas de DI del Discovery Institute se han organizado principalmente en los Estados Unidos, aunque se han hecho esfuerzos en otros países para promover el diseño inteligente. Los líderes del movimiento dicen que el DI expone las limitaciones de la ortodoxia científica y la filosofía secular del naturalismo. Sostienen que la ciencia no debe limitarse al naturalismo y no debería exigir la adopción de una filosofía naturalista que rechaza de antemano cualquier explicación que incluya a una causa sobrenatural. El objetivo general del movimiento es "revertir el dominio sofocante de la cosmovisión materialista" representada por la teoría de la evolución a favor de "una ciencia en consonancia con las convicciones cristianas y teístas".[n 13]

Phillip E. Johnson declaró que el objetivo del diseño inteligente es moldear al creacionismo como un concepto científico.[n 5] [n 14] Todos los defensores principales del DI son miembros o personal del Discovery Institute y su Center for Science and Culture.[79] Casi todos los conceptos del CI y el movimiento asociado son productos del Instituto Discovery, que guía el movimiento y sigue su estrategia de la cuña mientras realizaba su campaña Teach the Controversy (Enseñen la controversia) y sus otros programas relacionados.

Los defensores principales han hecho declaraciones contradictorias con respecto al DI. En declaraciones dirigidas al público general, dicen que el diseño inteligente no es religioso; cuando se dirigirsen a partidarios conservadores cristianos, afirman que el DI tiene su fundamento en la Biblia.[n 14] Reconociendo la necesidad de apoyo, el Discovery Institute afirma su orientación cristiana y evangelista:

Junto con un enfoque en los formadores de opinión influyentes, también tratamos de construir una base popular de apoyo entre nuestro electorado natural, a saber, los cristianos. Haremos esto principalmente a través de seminarios apologéticos. Tenemos la intención que estos animen y equipen a los creyentes con nuevas evidencias científicas que apoyen la fe, además de "popularizar" nuestras ideas en la cultura en general.[n 13]

Barbara Forrest, una experta que ha escrito extensamente sobre el movimiento, describe esto como debido al ofuscamiento de su agenda como una cuestión de política del Discovery Institute. Ha escrito que las "actividades [del movimiento] delatan una agenda agresiva y sistemática para promover no solo el creacionismo de diseño inteligente, sino también la cosmovisión religiosa que subyace al mismo".[80]

Religión y principales defensores[editar]

Aunque los argumentos a favor del diseño inteligente por el movimiento se formulan en términos seculares y evitan intencionalmente proponer la identidad del diseñador,[n 15] la mayoría de los principales defensores del DI son cristianos religiosos declarados que han sostenido que, en su opinión, el diseñador propuesto en el DI es la concepción cristiana de Dios. Stuart Burgess, Phillip E. Johnson, William A. Dembski y Stephen C. Meyer son protestantes evangélicos; Michael Behe es católico romano; y Jonathan Wells es un miembro de la Iglesia de la Unificación. Entre los defensores no cristianos se encuentran David Klinghoffer, quien es judío;[81] los agnósticos Michael Denton y David Berlinski;[82] [83] [84] y Muzaffar Iqbal, un musulmán paquistaní-canadiense.[85] [86] Phillip E. Johnson ha sostenido que cultivar la ambigüedad mediante el empleo de lenguaje secular en los argumentos que son esculpidos cuidadosamente para evitar connotaciones de creacionismo teísta es un necesario primer paso para reintroducir en última instancia el concepto cristiano de Dios como el diseñador. Johnson pide explícitamente a los defensores del DI que ofusquen sus motivaciones religiosas de esta forma a la vez que eviten que el diseño inteligente sea identificado "como tan solo otra forma de empaquetar el mensaje evangélico cristiano".[n 16] Johnson enfatiza que "... la primera cosa hay que hacer es sacar la Biblia de la discusión ... Esto no quiere decir que los temas bíblicos no son importantes; el punto es más bien que el tiempo para abordarlos será después que hayamos separado el prejuicio materialista de la realidad científica".[87]

La estrategia de deliberadamente disfrazar la intención religiosa del diseño inteligente ha sido descrita por William A. Dembski en The Design Inference (La inferencia de diseño).[88] En esta obra, Dembski enumera un dios o una "fuerza vital extraterrestre" como dos posibles opciones para la identidad de el diseñador; sin embargo, en su libro Intelligent Design: The Bridge Between Science and Theology (Diseño Inteligente: El puente entre la ciencia y la teología, 1999), Dembski afirma:

Cristo es indispensable para cualquier teoría científica, incluso si sus practicantes no tienen ni idea acerca de él. La práctica de una teoría científica puede, sin duda, ejercerse sin recurrir a Cristo. Pero la solidez conceptual de la teoría al final solo puede encontrarse en Cristo.[89]

Dembski también afirmó: "El DI es parte de la revelación general de Dios [...] No solo el diseño inteligente nos libra de esta ideología [materialismo], que ahoga el espíritu humano, sino también, en mi experiencia personal, he encontrado que abre el camino para que la gente venga a Cristo".[90] Tanto Johnson como Dembski citan el Evangelio de Juan de la Biblia como el fundamento del diseño inteligente.[26] [n 14]

Barbara Forrest argumenta que tales declaraciones revelan que los defensores principales ven al diseño inteligente como esencialmente de naturaleza religiosa, y no meramente un concepto científico que tiene implicaciones con las que sus creencias religiosas personales coinciden por casualidad.[n 17] Escribe que están estrechamente aliados con el movimiento del reconstruccionismo cristiano ultraconservador. Enumera las conexiones de (anterior y actual) de los miembros del Discovery Institute Phillip E. Johnson, Charles B. Thaxton, Michael Behe, Richard Weikart, Jonathan Wells y Francis J. Beckwith a las principales organizaciones reconstruccionistas cristianas, y el alcance de la financiación proporcionada al Instituto por Howard Ahmanson, Jr., una figura destacada en el movimiento reconstruccionista.[4]

Reacción de los otros grupos creacionistas[editar]

No todas las organizaciones creacionistas han abrazado el movimiento del diseño inteligente. De acuerdo con Thomas Dixon, "Los líderes religiosos también se han enfrentado contra el DI". Una carta abierta que afirmaba la compatibilidad de la fe cristiana y la enseñanza de la evolución, originalmente escrita en respuesta a las controversias en Wisconsin en 2004, ahora ha sido firmada por más de diez mil clérigos de diferentes denominaciones cristianas en todo Estados Unidos. En 2006, el director del Observatorio Vaticano, el astrónomo jesuita George Coyne, condenó el DI como una especie de 'creacionismo crudo" que reduce a Dios a un simple ingeniero".[91] Hugh Ross de Reasons to Believe (Razones para creer), un defensor del creacionismo de la Vieja Tierra, cree que los esfuerzos de los defensores del DI para divorciar el concepto del cristianismo bíblico hacen su hipótesis demasiado vaga. En 2002, escribió: "Ganar el argumento del diseño sin identificar al diseñador produce, a lo sumo, un modelo de orígenes incompleto. Tal modelo hace poco o ningún impacto positivo en la comunidad de científicos y otros académicos [...] ...es el tiempo adecuado para un enfoque directo, un solo salto a la lucha de orígenes. La introducción de un modelo de creación basado en la Biblia y científicamente verificable representa tal salto".[92]

Del mismo modo, dos de los más prominentes organizaciones del creacionismo de la Tierra joven del mundo han tratado de distinguir sus opiniones de las del movimiento del diseño inteligente. Henry M. Morris del Institute for Creation Research (ICR, Instituto para la Investigación de la Creación), escribió en 1999 que el DI "¡incluso si bienintencionado y articulado con eficacia, no funcionará! Se ha intentado a menudo en el pasado y ha fracasado, y fallará en la actualidad. La razón de que no va a funcionar es porque no es el método bíblico". Según Morris: "La evidencia del diseño inteligente ... debe ser seguido por o acompañado de una sólida presentación de auténtico creacionismo bíblico si ha de ser significativo y duradero".[93] En 2002, Carl Wieland , entonces de Answers in Genesis (AiG, Respuestas en Génesis), criticó a los defensores del diseño que, aunque bienintencionados, "dejaron a la Biblia fuera de él'" y por lo tanto inconcientemente fueron cómplices del rechazo moderno de la Biblia. Wieland explicó que "La principal 'estrategia' de AIG es, de forma audaz pero humilde, llamar a la iglesia de vuelta a sus fundamentos bíblicos ... [así que] no nos consideramos parte de este movimiento ni luchamos contra él".[94]

Reacción de la comunidad científica[editar]

El inequívoco consenso en la comunidad científica es que el diseño inteligente no es ciencia y no tiene cabida en un plan de estudios de ciencias.[5] La Academia Nacional de Ciencias de EE. UU. ha declarado que "el creacionismo, diseño inteligente y otras afirmaciones de intervención sobrenatural en el origen de la vida o de las especies no son ciencia, porque no se pueden verificar por los métodos de la ciencia".[95] La Asociación de Maestros Nacional de Ciencias de los Estados Unidos y la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia lo han denominado pseudociencia.[71] Otros en la comunidad científica han denunciado sus tácticas, acusado al movimiento de DI de fabricar falsos ataques contra la evolución, desinformar, tergiversar la ciencia y marginar a quienes la enseñan.[96] [97]

En 2001, el Discovery Institute publicó anuncios bajo el título A Scientific Dissent From Darwinism (Un disenso científico del darwinismo), con la aseveración de los científicos enumerados habían firmado esta declaración expresando su escepticismo:

Somos escépticos de las declaraciones sobre la capacidad de mutación azarosa y la selección natural para explicar la complejidad de la vida. Un examen cuidadoso de la evidencia para la teoría darwiniana debe fomentarse.[98]

La ambigua declaración no excluye otros mecanismos evolutivos conocidos y la mayoría de los firmantes no eran científicos en los ámbitos pertinentes, pero a partir de 2004 el Instituto declaró que el creciente número de firmas indicaba crecientes dudas acerca de la evolución entre los científicos.[99] La declaración formó un componente clave de las campañas del Discovery Institute para presentar el diseño inteligente como científicamente válida al afirmar que la evolución carece de un amplio apoyo científico.[100] [101] y los miembros del Instituto continuaron citando la lista hasta al menos 2011.[102] Como parte de una estrategia para contrarrestar estas declaraciones, científicos organizaron el Proyecto Steve que reunió más firmantes llamados Steve (o variantes) que la petición del Instituto y una contrapetición, A Scientific Support for Darwinism (Un apoyo científico al darwinismo), que rápidamente obtuvo similar número de firmas.

Encuestas[editar]

Varias encuestas se llevaron a cabo antes de la decisión de diciembre de 2005 en el Distrito Escolar Kitzmiller contra Dover que buscaron determinar el nivel de apoyo para el diseño inteligente entre ciertos grupos. De acuerdo con una encuesta Harris de 2005, el 10 % de los adultos en los Estados Unidos considera al ser humano como "tan complejos que requieren una fuerza poderosa o ser inteligente para ayudar a crearlos".[103] A pesar de que las encuestas Zogby comisionadas por el Discovery Institute muestran un apoyo mayor, estas encuestas adolecen de defectos considerables, como tener una tasa de respuesta muy baja (248 de 16 000), llevarse a cabo en nombre de una organización con un interés manifiesto en el resultado de la encuesta y contener preguntas capciosas.[104] [105] [106]

Una serie de encuestas de Gallup en Estados Unidos desde 1982 hasta 2008 sobre "Evolución, creacionismo, diseño inteligente" ha encontrado un apoyo para "Los seres humanos se han desarrollado a lo largo de millones de años a partir de formas de vida menos avanzadas, pero Dios guió el proceso" de entre 35 y el 40%, mientras que el apoyo a "Dios creó a los seres humanos en prácticamente su forma actual en una vez en los últimos 10 000 años más o menos" varió de 43 a 47% y el de "los seres humanos se han desarrollado a lo largo de millones de años a partir de formas de vida menos avanzadas, pero Dios no tuvo ningún papel en el proceso" cambió de 9 a 14%. Las encuestas también escucharon las respuestas a una serie de preguntas más detalladas.[107]

Denuncias de discriminación contra los defensores del DI[editar]

Ha habido acusaciones de que los defensores del DI han enfrentado discriminación, como la denegación de puestos o ser duramente criticados en Internet. En la película documental Expelled: No Intelligence Allowed (Expulsado: No se permite la inteligencia, 2008) el conductor Ben Stein presenta cinco supuestos casos. La película sostiene que las altas esferas de la ciencia dominante, en una "conspiración científica para mantener a Dios fuera de los laboratorios y aulas de la nación", reprime a los académicos que creen que ven evidencia de diseño inteligente en la naturaleza o critican la evidencia de la evolución.[108] [109] La investigación sobre estas denuncias resultó en explicaciones alternativas para la persecución percibida.[n 18]

La película retrata el diseño inteligente como motivado por la ciencia, en lugar de la religión, aunque no da una definición detallada de la frase o intenta explicarlo en un nivel científico. Aparte de abordar brevemente los temas de la complejidad irreducible, Expelled lo examina como un asunto político.[110] [111] La teoría científica de la evolución es retratada por la película como una contribución al fascismo, el Holocausto, el comunismo, el ateísmo y la eugenesia.[110] [112]

Se ha utilizado Expelled en proyecciones privadas a los legisladores como parte de la campaña de DI del Discovery Institute para Academic Freedom bills.[113] Proyecciones para la crítica fueron restringidas a las iglesias y grupos cristianos, y en una proyección especial de prelanzamiento, a uno de los entrevistados, PZ Myers, se le negó la admisión. La Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia describe la película como propaganda deshonesta y divisiva cuyo objetivo es introducir ideas religiosas en las clases de ciencias de las escuelas públicas[114] y la Liga Anti-Difamación ha denunciado la acusación de la película que la teoría evolutiva influyó en el Holocausto.[115] [116] La película incluye entrevistas con científicos y académicos que fueron engañados para que participaran mediante la tergiversación del tema y el título de la película. El escéptico Michael Shermer describe su experiencia de ser interrogado repetidamente sobre la misma pregunta sin contexto como "surrealista".[117]

Crítica[editar]

Crítica científica[editar]

Los defensores del DI buscan mantener a Dios y la Biblia fuera de la discusión y presentan el diseño inteligente en el lenguaje de la ciencia, como si fuese una hipótesis científica.[n 15] [87] Para que una teoría califique como científica,[n 19] [118] [n 20] se requiere que sea:

  • Coherente
  • Parsimoniosa: parco en sus entidades o explicaciones propuesta (véase la navaja de Occam).
  • Útil: describe y explica los fenómenos observados y se puede utilizar de una manera predictiva.
  • Empíricamente verificable y falsable: potencialmente confirmable o refutable por la experimentación o la observación.
  • Basada en observaciones múltiples: a menudo en forma de experimentos controlados y repetidos.
  • Corregible y dinámica: modificada a la luz de las observaciones que no la soportan.
  • Progresiva: refina teorías anteriores.
  • Provisional o tentativa: está abierta a la verificación experimental y no afirma certeza.

Para que cualquier teoría, hipótesis o conjetura sea onsiderara científica, debe cumplir con la mayoría, e idealmente todos, de estos criterios. Menos criterios cumpla, menos científica es; y si solo cumple con unos pocos o ninguno en absoluto, entonces no puede tratarse como científica en ningún sentido significativo de la palabra. Las objeciones típicas al definir el diseño inteligente como ciencia son que carece de coherencia,[119] viola el principio de parsimonia,[n 21] no es científicamente útil,[n 22] no es falsable,[n 23] no se puede verificar empíricamente[n 24] y no es corregible, dinámica, progresiva ni provisional.[n 25] [n 26] [n 27]

Los defensores del DI buscan cambiar esta base fundamental de la ciencia[120] mediante la eliminación del "naturalismo metodológico" de la ciencia[121] y su sustitución por lo que el líder del movimiento del diseño inteligente, Phillip E. Johnson, llama "realismo teísta".[n 28] Sostienen que las explicaciones naturalistas no logran explicar ciertos fenómenos y que las explicaciones sobrenaturales proporcionan una explicación muy sencilla e intuitiva para los orígenes de la vida y del universo.[n 29] Muchos seguidores del DI creen que el "cientificismo" es en sí mismo una religión que promueve el laicismo y el materialismo en un intento de eliminar el teísmo de la vida pública, y ven su trabajo en la promoción del diseño inteligente como una manera de devolver la religión a un papel central en la educación y otras esferas públicas.

El fracaso de seguir los procedimientos de la discusión científica y presentar trabajos a la comunidad científica que resistan el escrutinio ha pesado contra la aceptación del diseño inteligente como ciencia válida.[122] El movimiento del diseño inteligente no ha publicado un artículo correctamente revisado por pares en apoyo del ID en una revista científica y ha fallado en publicar investigación o información revisadas por pares.[122] El único artículo publicado en una revista científica revisada por pares que argumentó a favor del diseño inteligente fue retirado rápidamente por el editor por haber eludido las normas de revisión por pares de la revista.[123] El Discovery Institute dice que varios artículos de DI han sido publicados en revistas revisadas por pares,[124] pero los críticos, en su gran mayoría miembros de la comunidad científica, rechazan esta afirmación y declaran que los defensores del diseño inteligente han fundado sus propias revistas con revisión por pares que carecen de imparcialidad y rigor,[n 30] compuestas enteramente de partidarios del diseño inteligente.[n 31]

Crítica adicional proviene del hecho de que la frase "diseño inteligente" hace uso de un supuesto de la cualidad de una inteligencia observable, un concepto que no tiene definición con consenso científico. Los defensores del DI suponen que las características de la inteligencia son observables sin especificar cuáles deberían ser los criterios para la medición de la inteligencia. Los críticos dicen que los métodos de detección de diseño propuestos por los defensores del DI son radicalmente diferentes de la detección de diseño convencional, socavando los elementos clave que la harían posible como ciencia legítima. Los defensores del diseño inteligente, dicen, están proponiendo tanto la búsqueda de un diseñador sin saber nada acerca de las habilidades, parámetros o intenciones (que los científicos sí saben en la búsqueda de los resultados de la inteligencia humana) de ese diseñador, como la negación de la propia distinción entre el diseño natural/artificial que permite a los científicos comparar complejos artefactos diseñados con el contexto de las clases de complejidad encontradas en la naturaleza.[n 32]

Entre una proporción significativa de la población general en los Estados Unidos, la preocupación principal es si la biología evolutiva convencional es compatible con la creencia en Dios y en la Biblia y cómo este tema se enseña en las escuelas.[43] La campaña Teach the Controversy del Discovery Institute promueve el DI a la vez que trata trata de desacreditar la evolución en las asignaturas de ciencias de las escuelas de secundaria públicas de Estados Unidos.[4] [125] [126] [127] [128] [129] La comunidad científica y organizaciones de educación científica han respondido que no hay controversia científica sobre la validez de la evolución y que la controversia existe únicamente desde el punto de vista de la religión y la política.[130] [131]

Argumentos de la ignorancia[editar]

Eugenie C. Scott , junto con Glenn Rama y otros críticos, ha argumentado que muchas cuestiones planteadas por los defensores del diseño inteligente son argumentos de la ignorancia. En el argumento de la ignorancia, se argumenta erróneamente que falta de evidencia para una postura constituye una prueba de la veracidad de otra postura. Scott y Rama dicen que el DI es un argumento de la ignorancia porque depende de una falta de conocimiento para su conclusión: en ausencia de una explicación natural para ciertos aspectos específicos de la evolución, asumimos un origen inteligente. Arguyen que la mayoría de los científicos responderán que aquello sin explicación no es inexplicable y que "no lo sabemos aún" es una respuesta más apropiada que invocar una causa fuera de la ciencia. En particular, las demandas de Michael Behe por explicaciones cada vez más detalladas de la evolución histórica de sistemas moleculares parecen suponer una falsa dicotomía, donde la evolución o el diseño es la explicación correcta y que cualquier fracaso percibido de la evolución se convierte en una victoria para el diseño. Scott y Rama afirman también que las supuestamente novedosas contribuciones propuestas por los defensores del diseño inteligente no han servido de fundamento para ninguna investigación científica productiva.[132]

En su conclusión para el juicio Kitzmiller, el juez John E. Jones III escribió que "en el fondo el DI está basado en una falsa dicotomía, a saber, que en la medida que la teoría de la evolución sea desacreditada, se confirma el DI". Este mismo argumento se había presentado para apoyar la ciencia de la creación en el caso McLean contra Arkansas (1982), encontró que la falsa premisa de un "enfoque de dos modelos" era "dualismo forzado". El argumento de Behe de complejidad irreducible presenta argumentos negativos en contra de la evolución, pero no presenta ningún argumento científico positivo para el diseño inteligente. No permite que las explicaciones científicas continúen descubriéndose, como ha sido el caso en varios ejemplos anteriormente presentados como supuestos casos de complejidad irreducible.[133]

Posibles implicaciones teológicas[editar]

Los defensores del diseño inteligente suelen insistir en que sus afirmaciones no requieren un componente religioso.[134] Sin embargo, naturalmente surgen varias cuestiones filosóficas y teológicas a partir de las afirmaciones del DI.[135]

Los defensores del diseño inteligente intentan demostrar científicamente que características como la complejidad irreducible y la complejidad especificada no surgen a través de procesos naturales, y por lo tanto requieren repetidas intervenciones milagrosas directas por un Diseñador (a menudo un concepto cristiano de Dios). Rechazan la posibilidad de un diseñador que trabaja simplemente mediante la puesta en marcha de leyes naturales en el comienzo,[19] a diferencia de la evolución teísta (a la que incluso Charles Darwin estaba abierto[136] ). El diseño inteligente es distinto porque asevera repetidas intervenciones milagrosas además de leyes diseñadas. Esto contrasta con otras principales tradiciones religiosas de un mundo creado en el que las interacciones e influencias de Dios no actúan de la misma manera que las causas físicas. La tradición católica romana hace una cuidadosa distinción entre explicaciones metafísicas últimas y causas naturales secundarias.[13]

El concepto de intervención milagrosa directa plantea otras implicaciones teológicas potenciales. Si tal Diseñador no interviene para aliviar el sufrimiento, aunque capaz de intervenir por otras razones, algunos deducen que el diseñador no es omnibenevolente (véase el problema del mal y teodiceas relacionadas).[137]

Además, las repetidas intervenciones implican que el diseño original no era perfecto y definitivo, y por lo tanto constituye un problema para quienquiera que crea que la obra del Creador ha sido perfecta y definitiva.[19] [138] Los defensores del diseño inteligente tratan de explicar el problema del mal diseño en la naturaleza al insistir en que simplemente no hemos logrado comprender la perfección del diseño (por ejemplo, proponiendo que los órganos vestigiales tienen propósitos desconocidos), o proponiendo que los diseñadores no producen necesariamente el mejor diseño que pueden y pueden tener motivos desconocidos para sus acciones.[64]

Dios de los vacíos[editar]

El diseño inteligente también se ha descrito como argumento del Dios de los vacíos,[139] que tiene la siguiente forma:

  • Hay un vacío en el conocimiento científico.
  • La brecha se llena con actos de Dios (o diseñador inteligente) y, por tanto, demuestra la existencia de Dios (o diseñador inteligente).[139]

Un argumento del Dios de los vacíos es la versión teológica del argumento de la ignorancia. Una característica clave de este tipo de argumento es que se limita a responder las preguntas pendientes con explicaciones (a menudo sobrenaturales) que no son verificables y en última instancia son en ellas mismas objeto de preguntas incontestables.[140] Los historiadores de la ciencia observan que la astronomía de las primeras civilizaciones, aunque sorprendente e incorporaba construcciones matemáticas muy por encima de cualquier valor práctico, resultaron mal dirigidas y de poca importancia para el desarrollo de la ciencia porque no lograron investigar más cuidadosamente los mecanismos que conducen los cuerpos celestes a través del cielo.[141] Fue la civilización griega la primera ciencia práctica, aunque aún no una ciencia experimental orientada matemáticamente, pero no obstante un intento de racionalizar el mundo de la experiencia natural sin recurrir a la intervención divina.[142] En esta definición motivada históricamente de la ciencia cualquier apelación a un creador inteligente es explícitamente excluida por el efecto paralizante que puede tener sobre el progreso científico.

Juicio Kitzmiller[editar]

Distrito Escolar del Area de Kitzmiller contra Dover fue el primer cuestionamiento directo llevada a los tribunales federales de Estados Unidos contra un distrito escolar público que exigió la presentación del diseño inteligente como una alternativa a la evolución. Los demandantes argumentaron con éxito que el diseño inteligente es una forma de creacionismo y que la política del consejo escolar por lo tanto violó la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda a la Constitución de Estados Unidos.[143]

Once padres de estudiantes en Dover, Pennsylvania, demandaron al Distrito Escolar del Area de Dover debido a una exposición que la junta escolar exigía que fuese leída en voz alta en las clases de ciencias de noveno grado cuando se enseña la evolución. Los demandantes fueron representados por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), Estadounidenses Unidos por la Separación de Iglesia y Estado (UA) y Pepper Hamilton LLP. El Centro Nacional para la Educación Científica actuó como consultores de los demandantes. Los demandados ​​fueron representados por el Thomas More Law Center.[144] La demanda fue procesada en un juicio sin jurado durante 26 septiembre-4 noviembre de 2005 ante el juez John E. Jones III. Kenneth R. Miller, Kevin Padian, Brian Altera, Robert T. Pennock, Barbara Forrest y John F. Haught fungieron como peritos de los demandantes; mientras que Michael Behe, Steve Fuller y Scott Minnich lo fueron para la defensa.

El 20 de diciembre de 2005, el juez Jones emitió su decisión sobre la cuestión de hecho y conclusiones de 139 páginas, dictaminando que el mandato de Dover era inconstitucional y prohibiendo enseñar el diseño inteligente en las clases de ciencia de las escuelas públicas del Distrito Central de Pensilvania. Los ocho miembros del consejo escolar de Dover que votaron por el requisito del diseño inteligente fueron vencidos en la elección de 8 de noviembre de 2005 por rivales que se opusieron a la enseñanza del diseño inteligente en una clase de ciencia, y el actual presidente del consejo escolar indicó que este no tenía la intención de apelar la sentencia.[145]

En su decisión sobre la cuestión de hecho, el juez Jones hizo la siguiente condena de la estrategia Teach the Controversy:

... Es más, los partidarios del DI han tratado de evitar el escrutinio científico que ahora hemos determinado que no puede resistir al defender que la controversia, pero no el propio DI, debe enseñarse en las clases de ciencias. Esta táctica es en el mejor caso insincero, y en el peor un bulo. El objetivo del movimiento del diseño inteligente no es fomentar el pensamiento crítico, sino instigar una revolución que suplantase la teoría evolutiva con el DI.[146]

Reacción[editar]

El propio juez Jones previó que su fallo sería criticado, diciendo en su decisión que:

...Aquellos que no están de acuerdo con nuestro fallo probablemente la calificaran como el producto de un juez activista. De ser así, habrán errado, ya que evidentemente esta no es una corte activista.

Por el contrario, este caso llegó a nosotros como el resultado del activismo de una facción desinformada de un consejo escolar, con la ayuda de un bufete de abogados de interés público nacional ansioso por encontrar un caso que siente precedente constitucional sobre el DI, quienes en combinación condujeron a la junta a adoptar una política imprudente y en el fondo inconstitucional. La impresionante necedad de la decisión de la Junta es evidente cuando se considera en el contexto de hechos que ahora se han revelado plenamente a través de este juicio. Los estudiantes, padres y maestros del Distrito Escolar del Área de Dover merecían algo mejor que ser arrastrados a esta vorágine legal, con su resultante pérdida absoluta de recursos monetarios y personales. ...[147]

Como Jones había predicho, John G. West , director asociado del Centro para la Ciencia y la Cultura, dijo:

El fallo de Dover es un intento por parte de un juez federal activista para detener la difusión de una idea científica e incluso evitar la crítica de la evolución darwiniana a través de la censura impuesta por el gobierno en lugar de un debate abierto, y no va a funcionar. Él ha fusionado la postura del Instituto Discovery con la de la junta escolar de Dover, y malinterpreta totalmente el diseño inteligente y las motivaciones de los científicos que la investigan.[148]

La prensa notó con interés que el juez es "un republicano y un feligr̟és".[149] [150] [151]

Posteriormente, la decisión ha sido examinada en busca de defectos y conclusiones, en parte por partidarios del diseño inteligente con el objetivo de evitar futuras derrotas en tribunales. En el invierno de 2007, el Montana Law Review publicó tres artículos.[152] En el primero David K. DeWolf, John G. West y Casey Luskin, todos del Discovery Institute, afirmaron que el diseño inteligente es una teoría científica válida, la corte de Jones no debió haber abordado la cuestión de si se trataba de una teoría científica y que la decisión Kitzmiller no tendrá ningún efecto en absoluto en el desarrollo y la adopción del diseño inteligente como una alternativa a la teoría evolutiva estándar.[153] En el segundo Peter H. Irons respondió, sosteniendo que la decisión fue extremadamente bien razonada y significa la sentencia de muerte para los esfuerzos del diseño inteligente para introducir el creacionismo en las escuelas públicas,[154] mientras que en el tercero DeWolf, et al. respondieron a las cuestiones planteadas por Irons.[155] Sin embargo, el miedo a una demanda similar ha resultado que otros consejos escolares abandonen la propuesta del diseño inteligente de "enseñar la controversia".[4]

En abril de 2010, la Academia Estadounidense de Religión emitió Directrices para la enseñanza de la religión en escuelas públicas K-12 de los Estados Unidos, que incluyó el consejo que la ciencia de la creación o el diseño inteligente no deben enseñarse en las clases de ciencias, ya que estos "representan cosmovisiones que competen fuera del ámbito de la ciencia que se define como (y limitado a) un método de investigación basado en la recopilación de evidencia observable y medible sujeta a principios específicos de razonamiento". Sin embargo, ellos, así como otras "cosmovisiones que se centran en especulaciones sobre los orígenes de la vida representan otra forma importante y relevante de investigación humana que se estudia adecuadamente en cursos de literatura o ciencias sociales. Dicho estudio, sin embargo, debe incluir una diversidad de cosmovisiones que representen una variedad de perspectivas religiosas y filosóficas y debe evitar privilegiar una visión como más legítima que las demás".[156]

Situación fuera de los Estados Unidos[editar]

Europa[editar]

En junio de 2007, el Comité de Cultura, Ciencia y Educación del Consejo de Europa emitió un informe, The dangers of creationism in education (Los peligros del creacionismo en la educación), que establece que "El creacionismo en cualquiera de sus formas, como el "diseño inteligente", no está basado en hechos, no utiliza ningún razonamiento científico y sus contenidos son patéticamente inadecuados para las clases de ciencia".[157] En su descripción de los peligros que plantea a la educación la enseñanza del creacionismo, describió el diseño inteligente como "anticiencia" y que involucra "fraude científico flagrante" y "engaño intelectual" que "difumina la naturaleza, objetivos y límites de la ciencia" y lo vincula junto a otras formas de creacionismo al negacionismo. El 4 de octubre de 2007, el Consejo de la Asamblea Parlamentaria de Europa aprobó una resolución que declara que las escuelas deben "resistir la presentación de ideas creacionistas en cualquier disciplina distinta de la religión", incluido el "diseño inteligente", que describió como "la versión última y más refinada del creacionismo", "presentado de una manera más sutil". La resolución hace hincapié en que el objetivo del informe no es cuestionar o combatir una creencia, sino "advertir contra ciertas tendencias de hacer pasar una creencia como ciencia".[158]

En el Reino Unido, la educación pública incluye la educación religiosa como asignatura obligatoria y existen muchos colegios religiosos que enseñan el etos de denominaciones particulares. Cuando se reveló que un grupo llamado Truth in Science (Verdad en la Ciencia) había distribuido DVD producidos por Illustra Media[n 33] que presenta miembros del Discovery Institute defendiendo el diseño en la naturaleza[159] y que afirmó que eran utilizados por 59 escuelas,[160] el Departamento de Educación y Habilidades (DfES) declaró que "ni el creacionismo ni el diseño inteligente se enseñan como asignatura en las escuelas y no están especificados en el currículo de ciencias" (parte del Plan de Estudios Nacional, que no aplica a las escuelas independientes o la educación en Escocia).[161] [162] El DfES posteriormente declaró que "El diseño inteligente no es una teoría científica reconocida, por lo que no está incluido en el currículo de ciencias", pero dejó el camino abierto para que pueda ser explorado en la educación religiosa en relación con diferentes creencias, como parte de un plan de estudio establecido por un Consejo Permanente de Asesoramiento sobre Educación Religiosa local.[163] En 2006, la Autoridad de Cualificaciones y Curriculum produjo una unidad modelo de "Educación Religiosa" en el que los alumnos pueden aprender sobre puntos de vista religiosos y no religiosos sobre el creacionismo, el diseño inteligente y la evolución por selección natural.[164] [165]

El 25 de junio de 2007, el Gobierno del Reino Unido respondió a una petición electrónica diciendo que el creacionismo y el diseño inteligente no deben enseñarse como ciencia, aunque se espera que los profesores respondan las preguntas de los alumnos en el marco estándar de las teorías científicas establecidas.[166] El 18 de septiembre de 2007 se publicó una detallada "Guía de enseñanza del creacionismo" gubernamental para las escuelas en Inglaterra. Esta dice que "El diseño inteligente se encuentra totalmente fuera de la ciencia", no tiene principios científicos, o explicaciones, que lo sustenten y no es aceptado por la comunidad científica. A pesar de que no debe enseñarse como ciencia, "Cualquier pregunta sobre el creacionismo y el diseño inteligente que se plantee en las clases de ciencias, por ejemplo, como resultado de la cobertura de los medios de comunicación, podría proporcionar la oportunidad de explicar o explorar por qué no se les consideran teorías científicas y, en el contexto adecuado, por qué la evolución se considera una teoría científica". Sin embargo, "Los profesores de asignaturas tales como RE, historia o ciudadanía pueden lidiar con el creacionismo y el diseño inteligente en sus lecciones".[n 4]

El grupo de presión Centro Británico para la Educación Científica tiene el objetivo de "contrarrestar el creacionismo en el Reino Unido" y ha estado involucrado en el cabildeo a el gobierno del Reino Unido a este respecto.[157] El Departamento de Educación de Irlanda del Norte dice que el plan de estudios ofrece una oportunidad para que se enseñen teorías alternativas. El Democratic Unionist Party (DUP) -que tiene vínculos con el cristianismo fundamentalista- ha estado haciendo campaña para que el diseño inteligente sea enseñado en las clases de ciencias. Un ex miembro UDP del Parlamento, David Simpson, ha pedido garantías a la ministra de educación que los alumnos no perderán puntos de calificación si dan respuestas creacionistas o de diseño inteligente a preguntas científicas.[167] [168] En 2007, el ayuntamiento de Lisburn votó a favor de una recomendación del DUP de preguntar a las escuelas posprimarias cuáles son sus planes para desarrollar material pedagógico en relación con "la creación, el diseño inteligente y otras teorías de origen".[169]

Los planes de la ministra de educación neerlandesa Maria van der Hoeven para "estimular un debate académico" sobre el tema en 2005 causaron una severa oposición de parte del público.[170] Después de las elecciones de 2006, Hoeven fue sucedida por Ronald Plasterk, descrito como un "genetista molecular, firme ateo y oponente del diseño inteligente".[171] Como reacción a esta situación en los Países Bajos, el director general de la Secretaría flamenca de educación católica (VSKO) en Bélgica, Mieke Van Hecke, declaró que: "Los científicos católicos ya aceptaron la teoría de la evolución hace mucho tiempo y el diseño inteligente y que el creacionismo no tiene cabida en las escuelas católicas de Flandes. No es tarea de la política introducir nuevas ideas, esa la tarea y el objetivo de la ciencia".[172]

Relación con el Islam[editar]

Muzaffar Iqbal, un notable musulmán pakistaní-canadiense, firmó la petición A Scientific Dissent From Darwinism del Instituto Discovery.[173] Ideas similares al diseño inteligente se han considerado opciones intelectuales respetadas entre los musulmanes y en Turquía se han traducidos muchos libros de diseño inteligente. En Estambul, el gobierno local patrocinó reuniones públicas de promoción del diseño inteligente en 2007[174] y David Berlinski del Discovery Institute fue el orador principal en una reunión de mayo de 2007.[175]

Relación con ISKCON[editar]

En 2011, la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna (ISKCON) Bhaktivedanta Book Trust publicó un libro de diseño inteligente titulado Rethinking Darwin: A Vedic Study of Darwinism and Intelligent Design (Repensando a Darwin: un estudio védico del darwinismo y el diseño inteligente). El libro incluye contribuciones de los defensores del diseño inteligente William A. Dembski, Jonathan Wells y Michael Behe, además de los creacionistas hindúes Leif A. Jensen y Michael Cremo.[176]

Australia[editar]

El estado del diseño inteligente en Australia es algo similar a la del Reino Unido (véase Educación en Australia ). En 2005, el ministro de educación, ciencia y capacitación australiano, Brendan Nelson, planteó la idea de que el diseño inteligente debía enseñarse en las clases de ciencias. La protesta generalizada hizo que el ministro rápidamente admitiera que el lugar adecuado para el diseño inteligente, si llegara a enseñarse, sería en las clases de religión o filosofía.[177] [178] El capítulo australiano de la Campus Crusade for Christ distribuyó un DVD del documental del Discovery Institute Unlocking the Mystery of Life (Resolviendo el misterio de la vida, 2002) a las escuelas secundarias de Australia.[179] El presidente de una de las escuelas privadas destacadas del país apoyó el uso del DVD en el salón de clases a discreción de los maestros y directores.[180]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. «Kitzmiller v. Dover Area School District Trial transcript: Day 6 (October 5), PM Session, Part 1». TalkOrigins Archive. Houston, TX: The TalkOrigins Foundation, Inc. Consultado el 2012-06-16. «Q. Has the Discovery Institute been a leader in the intelligent design movement? A. Yes, the Discovery Institute's Center for Science and Culture. Q. And are almost all of the individuals who are involved with the intelligent design movement associated with the Discovery Institute? A. All of the leaders are, yes.» Barbara Forrest, 2005, testifying in the Kitzmiller v. Dover Area School District trial.
  2. Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Context, pp. 25–26. " ID’s 'official position' does not acknowledge that the designer is God", "...[T]he writings of leading ID proponents reveal that the designer postulated by their argument is the God of Christianity." Context, p. 35. "defense experts Professors Behe and Minnich testified that ID is not creationism".
    • Williams, Devon (December 14, 2007). «Friday Five: William A. Dembski». CitizenLink.com. Colorado Springs, CO: Focus on the Family Action, Inc. Archivado desde el original el 2007-12-17. Consultado el 2014-02-28. «I believe God created the world for a purpose. The Designer of intelligent design is, ultimately, the Christian God.» William A. Dembski, a senior fellow of the Discovery Institute's Center for Science and Culture, when asked in an interview whether his research concluded that God is the Intelligent Designer.
  3. a b Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Context, pp. 24–25. "the argument for ID is not a new scientific argument, but is rather an old religious argument for the existence of God. He traced this argument back to at least Thomas Aquinas in the 13th century, who framed the argument as a syllogism: Wherever complex design exists, there must have been a designer; nature is complex; therefore nature must have had an intelligent designer. ...
    ...[T]his argument for the existence of God was advanced early in the 19th century by Reverend Paley... [the teleological argument] The only apparent difference between the argument made by Paley and the argument for ID, as expressed by defense expert witnesses Behe and Minnich, is that ID's 'official position' does not acknowledge that the designer is God."
  4. a b «Guidance on the place of creationism and intelligent design in science lessons» (DOC). Teachernet. London: Department for Children, Schools and Families. Archivado desde el original el 2008-01-08. Consultado el 2007-10-01. «The intelligent design movement claims there are aspects of the natural world that are so intricate and fit for purpose that they cannot have evolved but must have been created by an 'intelligent designer'. Furthermore they assert that this claim is scientifically testable and should therefore be taught in science lessons. Intelligent design lies wholly outside of science. Sometimes examples are quoted that are said to require an 'intelligent designer'. However, many of these have subsequently been shown to have a scientific explanation, for example, the immune system and blood clotting mechanisms. Attempts to establish an idea of the 'specified complexity' needed for intelligent design are surrounded by complex mathematics. Despite this, the idea seems to be essentially a modern version of the old idea of the 'God-of-the-gaps'. Lack of a satisfactory scientific explanation of some phenomena (a 'gap' in scientific knowledge) is claimed to be evidence of an intelligent designer.» 
  5. a b Kitzmiller v. Dover Area School District, pages 26–27, "the writings of leading ID proponents reveal that the designer postulated by their argument is the God of Christianity." Examples include:
    • Nickson, Elizabeth (February 6, 2004). «Let's Be Intelligent about Darwin». National Post (Reprint) (Toronto, Ontario: Postmedia Network). ISSN 1486-8008. Consultado el 2014-02-28. «Our strategy has been to change the subject a bit, so that we can get the issue of intelligent design, which really means the reality of God, before the academic world and into the schools.» Phillip E. Johnson (2003)
    • Grelen, Jay (November 30, 1996). «Witnesses for the prosecution». World (Asheville, NC: God's World Publications) 11 (28): 18. ISSN 0888-157X. Consultado el 2014-02-16. «This isn't really, and never has been, a debate about science. It's about religion and philosophy.» 
    • Johnson 2002, "So the question is: 'How to win?' That's when I began to develop what you now see full-fledged in the 'wedge' strategy: 'Stick with the most important thing'—the mechanism and the building up of information. Get the Bible and the Book of Genesis out of the debate because you do not want to raise the so-called Bible-science dichotomy. Phrase the argument in such a way that you can get it heard in the secular academy and in a way that tends to unify the religious dissenters. That means concentrating on, 'Do you need a Creator to do the creating, or can nature do it on its own?' and refusing to get sidetracked onto other issues, which people are always trying to do."
  6. "Doubting Darwin: The Marketing of Intelligent Design". Nightline. American Broadcasting Company, New York. Obtenido de 2014-02-28.“I think the designer is God ...”Stephen C. Meyer
    • Pearcey 2004, pp. 204–205, "By contrast, design theory demonstrates that Christians can sit in the supernaturalist's 'chair' even in their professional lives, seeing the cosmos through the lens of a comprehensive biblical worldview. Intelligent Design steps boldly into the scientific arena to build a case based on empirical data. It takes Christianity out of the ineffectual realm of value and stakes out a cognitive claim in the realm of objective truth. It restores Christianity to its status as genuine knowledge, equipping us to defend it in the public arena."
  7. Bridgham, Jamie T.; Carroll, Sean M.; Thornton, Joseph W. (April 7, 2006). «Evolution of Hormone-Receptor Complexity by Molecular Exploitation». Science (Washington, D.C.: American Association for the Advancement of Science) 312 (5770): 97–101. Bibcode:2006Sci...312...97B. doi:10.1126/science.1123348. PMID 16601189. Consultado el 2014-02-28.  Bridgham, et al., showed that gradual evolutionary mechanisms can produce complex protein-protein interaction systems from simpler precursors.
  8. Orr 2005. This article draws from the following exchange of letters in which Behe admits to sloppy prose and non-logical proof:
  9. Dembski, William A. (2001). «Another Way to Detect Design?». Metanexus. New York: Metanexus Institute. Consultado el 2012-06-16.  This is a "three part lecture series entitled 'Another Way to Detect Design' which contains William Dembski's response to Fitelson, Stephens, and Sober whose article 'How Not to Detect Design' ran on Metanexus:Views (2001.09.14, 2001.09.21, and 2001.09.28). These lectures were first made available online at Metanexus: The Online Forum on Religion and Science http://www.metanexus.net. This is from three keynote lectures delivered October 5–6, 2001 at the Society of Christian Philosopher's meeting at the University of Colorado, Boulder."
  10. «CSC - Top Questions: Questions About Intelligent Design: What is the theory of intelligent design?». Center for Science and Culture. Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2012-06-16. «The theory of Intelligent Design holds that certain features of the universe and of living things are best explained by an intelligent cause, not an undirected process such as natural selection.» 
  11. «FAQ: Who designed the designer?». Intelligent Design and Evolution Awareness Center (Short answer). Seattle, WA: Casey Luskin; IDEA Center. Consultado el 2014-02-28. «One need not fully understand the origin or identity of the designer to determine that an object was designed. Thus, this question is essentially irrelevant to intelligent design theory, which merely seeks to detect if an object was designed. ...Intelligent design theory cannot address the identity or origin of the designer—it is a philosophical / religious question that lies outside the domain of scientific inquiry. Christianity postulates the religious answer to this question that the designer is God who by definition is eternally existent and has no origin. There is no logical philosophical impossibility with this being the case (akin to Aristotle's 'unmoved mover') as a religious answer to the origin of the designer.» 
  12. Pennock 2001, "Wizards of ID: Reply to Dembski," pp. 645–667, "Dembski chides me for never using the term 'intelligent design' without conjoining it to 'creationism'. He implies (though never explicitly asserts) that he and others in his movement are not creationists and that it is incorrect to discuss them in such terms, suggesting that doing so is merely a rhetorical ploy to 'rally the troops'. (2) Am I (and the many others who see Dembski's movement in the same way) misrepresenting their position? The basic notion of creationism is the rejection of biological evolution in favor of special creation, where the latter is understood to be supernatural. Beyond this there is considerable variability..."
  13. a b c «The Wedge» (PDF). Seattle, WA: Center for the Renewal of Science and Culture. 1999. Consultado el 2014-05-31. «The social consequences of materialism have been devastating. As symptoms, those consequences are certainly worth treating. However, we are convinced that in order to defeat materialism, we must cut it off at its source. That source is scientific materialism. This is precisely our strategy. If we view the predominant materialistic science as a giant tree, our strategy is intended to function as a 'wedge' that, while relatively small, can split the trunk when applied at its weakest points. The very beginning of this strategy, the 'thin edge of the wedge,' was Phillip Johnson's critique of Darwinism begun in 1991 in Darwinism on Trial, and continued in Reason in the Balance and Defeating Darwinism by Opening Minds. Michael Behe's highly successful Darwin's Black Box followed Johnson's work. We are building on this momentum, broadening the wedge with a positive scientific alternative to materialistic scientific theories, which has come to be called the theory of intelligent design (ID). Design theory promises to reverse the stifling dominance of the materialist worldview, and to replace it with a science consonant with Christian and theistic convictions.» 
  14. a b c Johnson, Phillip E. «How The Evolution Debate Can Be Won». Coral Ridge Ministries. Fort Lauderdale, FL: Coral Ridge Ministries. Archivado desde el original el 2007-11-07. Consultado el 2014-02-28. «I have built an intellectual movement in the universities and churches that we call The Wedge, which is devoted to scholarship and writing that furthers this program of questioning the materialistic basis of science. [...] Now the way that I see the logic of our movement going is like this. The first thing you understand is that the Darwinian theory isn't true. It's falsified by all of the evidence and the logic is terrible. When you realize that, the next question that occurs to you is, well, where might you get the truth? [...] I start with John 1:1. In the beginning was the word. In the beginning was intelligence, purpose, and wisdom. The Bible had that right. And the materialist scientists are deluding themselves.»  — Johnson, "Reclaiming America for Christ Conference" (1999)
  15. a b «Does intelligent design postulate a "supernatural creator?». Discovery Institute. Seattle, WA: Discovery Institute. Truth Sheet # 09-05. Consultado el 2007-07-19. «...intelligent design does not address metaphysical and religious questions such as the nature or identity of the designer. [...] '...the nature, moral character and purposes of this intelligence lie beyond the competence of science and must be left to religion and philosophy.'». 
  16. Johnson, Phillip E. (April 1999). «Keeping the Darwinists Honest». Citizen (Colorado Springs, CO: Focus on the Family). ISSN 1084-6832. Consultado el 2014-02-28. «ID is an intellectual movement, and the Wedge strategy stops working when we are seen as just another way of packaging the Christian evangelical message. [...] The evangelists do what they do very well, and I hope our work opens up for them some doors that have been closed.» 
  17. «Kitzmiller v. Dover Area School District Trial transcript: Day 6 (October 5), PM Session, Part 2». TalkOrigins Archive. Houston, TX: The TalkOrigins Foundation, Inc. Consultado el 2014-02-28. «What I am talking about is the essence of intelligent design, and the essence of it is theistic realism as defined by Professor Johnson. Now that stands on its own quite apart from what their motives are. I'm also talking about the definition of intelligent design by Dr. Dembski as the Logos theology of John's Gospel. That stands on its own. [...] Intelligent design, as it is understood by the proponents that we are discussing today, does involve a supernatural creator, and that is my objection. And I am objecting to it as they have defined it, as Professor Johnson has defined intelligent design, and as Dr. Dembski has defined intelligent design. And both of those are basically religious. They involve the supernatural.»  — Barbara Forrest, 2005, testifying in the Kitzmiller v. Dover Area School District trial.
  18. Geoffroy, Gregory (June 1, 2007). «Statement from Iowa State University President Gregory Geoffroy». News Service: Iowa State University. Ames, OH: Iowa State University. Consultado el 2007-12-16. 
  19. Gauch 2003, Chapters 5–8. Discusses principles of induction, deduction and probability related to the expectation of consistency, testability, and multiple observations. Chapter 8 discusses parsimony (Occam's razor).
  20. Kitzmiller v. Dover Area School District, cv 2688 (December 20, 2005). Whether ID Is Science, p. 64. The ruling discusses central aspects of expectations in the scientific community that a scientific theory be testable, dynamic, correctible, progressive, based upon multiple observations, and provisional.
  21. See, e.g., Fitelson, Stephens & Sober 2001, "How Not to Detect Design–Critical Notice: William A. Dembski The Design Inference," pp. 597–616. Intelligent design fails to pass Occam's razor. Adding entities (an intelligent agent, a designer) to the equation is not strictly necessary to explain events.
  22. See, e.g., Schneider, Jill E. «Professor Schneider's thoughts on Evolution and Intelligent Design». Department of Biological Sciences. Bethlehem, PA: Lehigh University. Archivado desde el original el 2006-09-02. Consultado el 2014-02-28. «Q: Why couldn't intelligent design also be a scientific theory? A: The idea of intelligent design might or might not be true, but when presented as a scientific hypothesis, it is not useful because it is based on weak assumptions, lacks supporting data and terminates further thought.» 
  23. See, e.g., Kitzmiller v. Dover Area School District, cv 2688 (December 20, 2005). Context, p. 22 and Whether ID Is Science, p. 77. The designer is not falsifiable, since its existence is typically asserted without sufficient conditions to allow a falsifying observation. The designer being beyond the realm of the observable, claims about its existence can be neither supported nor undermined by observation, making intelligent design and the argument from design analytic a posteriori arguments.
  24. See, e.g., Kitzmiller v. Dover Area School District, cv 2688 (December 20, 2005). Context, p. 22 and Whether ID Is Science, p. 66. That intelligent design is not empirically testable stems from the fact that it violates a basic premise of science, naturalism.
  25. See, e.g., the brief explanation in Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Whether ID Is Science, p. 66. Intelligent design professes to offer an answer that does not need to be defined or explained, the intelligent agent, designer. By asserting a conclusion that cannot be accounted for scientifically, the designer, intelligent design cannot be sustained by any further explanation, and objections raised to those who accept intelligent design make little headway. Thus intelligent design is not a provisional assessment of data, which can change when new information is discovered. Once it is claimed that a conclusion that need not be accounted for has been established, there is simply no possibility of future correction. The idea of the progressive growth of scientific ideas is required to explain previous data and any previously unexplainable data.
  26. «Nobel Laureates Initiative» (PDF) (Letter). The Elie Wiesel Foundation for Humanity. September 9, 2005. Archivado desde el original el 2005-10-07. Consultado el 2014-02-28.  The September 2005 statement by 38 Nobel laureates stated that: "...intelligent design is fundamentally unscientific; it cannot be tested as scientific theory because its central conclusion is based on belief in the intervention of a supernatural agent."
  27. «Intelligent Design is not Science: Scientists and teachers speak out». Faculty of Science. Sydney: University of New South Wales. October 2005. Archivado desde el original el 2006-06-14. Consultado el 2009-01-09.  The October 2005 statement, by a coalition representing more than 70,000 Australian scientists and science teachers said: "intelligent design is not science" and "urge all Australian governments and educators not to permit the teaching or promulgation of ID as science."
  28. Johnson 1996b, "My colleagues and I speak of 'theistic realism'—or sometimes, 'mere creation'—as the defining concept of our [the ID] movement. This means that we affirm that God is objectively real as Creator, and that the reality of God is tangibly recorded in evidence accessible to science, particularly in biology."
  29. Watanabe, Teresa (March 25, 2001). «Enlisting Science to Find the Fingerprints of a Creator». Los Angeles Times. Consultado el 2014-02-28. «'We are taking an intuition most people have and making it a scientific and academic enterprise. ...'We are removing the most important cultural roadblock to accepting the role of God as creator.'».  — Phillip E. Johnson
  30. Brauer, Matthew J.; Forrest, Barbara; Gey, Steven G. (2005). «Is It Science Yet?: Intelligent Design Creationism and the Constitution» (PDF). Washington University Law Review (St. Louis, MO: Washington University School of Law) 83 (1): 79–80. ISSN 2166-7993. Consultado el 2014-02-28. «ID leaders know the benefits of submitting their work to independent review and have established at least two purportedly 'peer-reviewed' journals for ID articles. However, one has languished for want of material and quietly ceased publication, while the other has a more overtly philosophical orientation. Both journals employ a weak standard of 'peer review' that amounts to no more than vetting by the editorial board or society fellows.» 
  31. Isaak, Mark (ed.). «CI001.4: Intelligent Design and peer review». TalkOrigins Archive. Houston, TX: The TalkOrigins Foundation, Inc. Consultado el 2014-02-28. «With some of the claims for peer review, notably Campbell and Meyer (2003) and the e-journal PCID, the reviewers are themselves ardent supporters of intelligent design. The purpose of peer review is to expose errors, weaknesses, and significant omissions in fact and argument. That purpose is not served if the reviewers are uncritical.» 
  32. Kitzmiller v. Dover Area School District, cv 2688 (December 20, 2005). Whether ID Is Science, p. 81. "For human artifacts, we know the designer's identity, human, and the mechanism of design, as we have experience based upon empirical evidence that humans can make such things, as well as many other attributes including the designer's abilities, needs, and desires. With ID, proponents assert that they refuse to propose hypotheses on the designer's identity, do not propose a mechanism, and the designer, he/she/it/they, has never been seen. In that vein, defense expert Professor Minnich agreed that in the case of human artifacts and objects, we know the identity and capacities of the human designer, but we do not know any of those attributes for the designer of biological life. In addition, Professor Behe agreed that for the design of human artifacts, we know the designer and its attributes and we have a baseline for human design that does not exist for design of biological systems. Professor Behe's only response to these seemingly insurmountable points of disanalogy was that the inference still works in science fiction movies."
  33. «WIRED Magazine response». Illustra Media. La Habra, CA: Illustra Media. Archivado desde el original el 2008-12-20. Consultado el 2007-07-13. «It's also important that you read a well developed rebuttal to Wired's misleading accusations. Links to both the article and a response by the Discovery Institute (our partners in the production of Unlocking the Mystery of Life and The Privileged Planet) are available below.» 

Referencias[editar]

  1. Boudry, M.; Blancke, S.; Braeckman, J. (2010). «Irreducible Incoherence and Intelligent Design: A Look into the Conceptual Toolbox of a Pseudoscience». The Quarterly Review of Biology 85 (4): 473–82. doi:10.1086/656904. PMID 21243965.  available from Irreducible incoherence and intelligent design: a look into the conceptual toolbox of a pseudoscience, Universiteit Gent, pdf
  2. Pigliucci 2010
  3. «CSC - Top Questions: Questions About Intelligent Design: What is the theory of intelligent design?». Center for Science and Culture. Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2012-06-16. 
  4. a b c d e f g Forrest, Barbara (May 2007). «Understanding the Intelligent Design Creationist Movement: Its True Nature and Goals» (PDF). Center for Inquiry. Washington, D.C.: Center for Inquiry. Consultado el 2007-08-06. 
  5. a b See:
  6. «An intelligently designed response». Nature Methods (Editorial) (London: Nature Publishing Group) 4 (12): 983. December 2007. doi:10.1038/nmeth1207-983. ISSN 1548-7091. Consultado el 2014-02-28. 
  7. Meyer, Stephen C. (December 1, 2005). «Not by chance». National Post (Don Mills, Ontario: CanWest MediaWorks Publications Inc.). Consultado el 2014-02-28. 
  8. Meyer, Stephen C.; Nelson, Paul A. (May 1, 1996). «Getting Rid of the Unfair Rules». Origins & Design (Book review) (Colorado Springs, CO: Access Research Network). Consultado el 2007-05-20. 
  9. Giberson, Karl W. (April 21, 2014). «My Debate With an 'Intelligent Design' Theorist». The Daily Beast (New York: The Newsweek Daily Beast Company). Consultado el 2014-05-14. 
  10. a b c d e f Scott, Eugenie C.; Matzke, Nicholas J. (May 15, 2007). «Biological design in science classrooms». Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (Washington, D.C.: National Academy of Sciences) 104 (Suppl 1): 8669–8676. Bibcode:2007PNAS..104.8669S. doi:10.1073/pnas.0701505104. PMC 1876445. PMID 17494747. Consultado el 2009-06-02.  abstract
  11. a b Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Whether ID Is Science, p. 64.
  12. a b McDonald, John H. «A reducibly complex mousetrap». Consultado el 2014-02-28. 
  13. a b c Haught, John F. (April 1, 2005). «Report of John F. Haught, Ph. D» (PDF). Consultado el 2013-08-29.  Haught's expert report in Kitzmiller v. Dover Area School District.
  14. a b c d e Matzke, Nick (January–April 2006). «Design on Trial: How NCSE Helped Win the Kitzmiller Case». Reports of the National Center for Science Education (Berkeley, CA: National Center for Science Education) 26 (1–2): 37–44. ISSN 2158-818X. Consultado el 2009-11-18. 
    • Matzke, Nick (November 7, 2005). «Missing Link discovered!». Evolution Education and the Law (Blog). Berkeley, CA: National Center for Science Education. Archivado desde el original el 2007-01-14. Consultado el 2009-11-18. 
  15. a b Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Context, pp. 31–33.
  16. Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Context, p. 32 ff, citing Edwards v. Aguillard, 482 U.S. 578 .
  17. «Media Backgrounder: Intelligent Design Article Sparks Controversy». Center for Science and Culture. Seattle, WA: Discovery Institute. September 7, 2004. Consultado el 2014-02-28. 
  18. Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Whether ID Is Science, p. 69 and Curriculum, Conclusion, p. 136.
  19. a b c d Padian, K.; Matzke, N. (2009). «Darwin, Dover, ‘Intelligent Design’ and textbooks». Biochemical Journal (London) 417 (1): 29–42. doi:10.1042/bj20081534. PMID 19061485.  (PDF).
  20. Ayala, Francisco J. (2007). Darwin's Gift to Science and Religion. Washington, D.C.: Joseph Henry Press. pp. 6, 15–16, 138. ISBN 978-0-309-10231-5. LCCN 2007005821. OCLC 83609838.  Ayala writes that "Paley made the strongest possible case for intelligent design," and refers to "Intelligent Design: The Original Version" before discussing ID proponents reviving the argument from design with the pretence that it is scientific.
  21. Pennock 1999, pp. 60, 68–70, 242–245
  22. a b Forrest, Barbara C. (March 11, 2006). «Know Your Creationists: Know Your Allies». Daily Kos (Berkeley, CA: Kos Media, LLC). OCLC 59226519. Consultado el 2014-02-28. 
  23. a b Meyer, Stephen C. (March 1986). «We Are Not Alone». Eternity (Philadelphia, PA: Evangelical Foundation Inc.). ISSN 0014-1682. Consultado el 2007-10-10. 
  24. Thaxton, Charles B. (November 13–16, 1986). «DNA, Design and the Origin of Life». Jesus Christ: God and Man. Dallas, TX. Archivado del original el 2007-09-27. 
  25. a b Thaxton, Charles B. (June 24–26, 1988). «In Pursuit of Intelligent Causes: Some Historical Background». Sources of Information Content in DNA. Tacoma, WA. OCLC 31054528.  Revised July 30, 1988, and May 6, 1991.
  26. a b c Dembski, William A. (July–August 1999). «Signs of Intelligence: A Primer on the Discernment of Intelligent Design». Touchstone: A Journal of Mere Christianity (Chicago, IL: Fellowship of St. James) 12 (4). ISSN 0897-327X. Consultado el 2014-02-28. «...[I]ntelligent design is just the Logos theology of John's Gospel restated in the idiom of information theory.» 
  27. a b Dao, James (December 25, 2005). «2005: In a Word; Intelligent Design». The New York Times. Consultado el 2013-08-23.  Dao states that the Discovery Institute said the phrase may have first been used by F. C. S. Schiller: his essay "Darwinism and Design," published in The Contemporary Review for June 1897, evaluated objections to the teleological argument raised by natural selection, and said "...it will not be possible to rule out the supposition that the process of Evolution may be guided by an intelligent design." pp. 128, 141
  28. a b c Matzke, Nick (August 14, 2007). «The true origin of 'intelligent design'». The Panda's Thumb (Blog). Houston, TX: The TalkOrigins Foundation, Inc. Consultado el 2012-07-03. 
  29. Matzke gives as examples the August 21, 1847, issue of Scientific American, and an 1861 letter in which Charles Darwin uses "intelligent Design" to denote John Herschel's view that the overlapping changes of species found in geology had needed "intelligent direction":
  30. Forrest, Barbara (April 1, 2005). «Expert Witness Report» (PDF). Consultado el 2013-05-30.  Forrest's expert report in Kitzmiller v. Dover Area School District.
  31. Elsberry, Wesley R. (December 5, 1996). «Enterprising Science Needs Naturalism». Talk Reason. Consultado el 2013-08-23. 
  32. Witt, Jonathan (December 20, 2005). «Dover Judge Regurgitates Mythological History of Intelligent Design». Evolution News & Views. Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2012-06-16. 
  33. Safire, William (August 21, 2005). «Neo-Creo». The New York Times. Consultado el 2012-06-16. 
  34. a b c Matzke, Nick (November 23, 2004). «Critique: 'Of Pandas and People'». National Center for Science Education (Blog). Berkeley, CA: National Center for Science Education. Consultado el 2007-09-24. 
  35. Aulie, Richard P. (1998). «A Reader's Guide to Of Pandas and People». McLean, VA: National Association of Biology Teachers. Consultado el 2007-10-05. 
  36. Matzke, Nick (October 13, 2005). «I guess ID really was 'Creationism's Trojan Horse' after all». The Panda's Thumb (Blog). Houston, TX: The TalkOrigins Foundation, Inc. Consultado el 2009-06-02. 
  37. Dembski, William A. (March 29, 2005). «Expert Witness Report: The Scientific Status of Intelligent Design» (PDF). Consultado el 2009-06-02.  Dembski's expert report in Kitzmiller v. Dover Area School District.
  38. Ruse 1992, p. 41
  39. Lynn, Leon (Winter 1997–1998). «Creationists Push Pseudo-Science Text». Rethinking Schools (Milwaukee, WI: Rethinking Schools, Ltd.) 12 (2). ISSN 0895-6855. Consultado el 2009-02-08. 
  40. Behe, Michael (1997). «Molecular Machines: Experimental Support for the Design Inference». Apologetics.org. Trinity, FL: The Apologetics Group;Trinity College of Florida. Consultado el 2014-02-28.  "This paper was originally presented in the Summer of 1994 at the meeting of the C.S. Lewis Society, Cambridge University."
  41. Irreducible complexity of these examples is disputed; see Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Whether ID Is Science, pp. 76–78, and Kenneth R. Miller's January 3, 2006, lecture at Case Western Reserve University's Strosacker Auditorium,
  42. Miller, Kenneth R. «The Flagellum Unspun: The Collapse of 'Irreducible Complexity'». Biology by Miller & Levine. Rehoboth, MA: Miller and Levine Biology. Consultado el 2014-02-28.  "This is a pre-publication copy of an article that appeared in 'Debating Design from Darwin to DNA,' edited by Michael Ruse and William Dembski."
  43. a b Wallis, Claudia (August 7, 2005). «The Evolution Wars». Time (New York: Time Inc.). Consultado el 2011-10-22. 
  44. Dembski 1999, p. 47
  45. Photograph of William A. Dembski by Wesley R. Elsberry, taken at lecture given at University of California, Berkeley, March 17, 2006.
  46. Fitelson, Branden; Stephens, Christopher; Sober, Elliott (September 1999). «How Not to Detect Design» (PDF). Philosophy of Science (Book review) (Chicago, IL: University of Chicago Press) 66 (3): 472–488. doi:10.1086/392699. ISSN 0031-8248. JSTOR 188598. Consultado el 2014-02-28. 
  47. a b Wein, Richard (2002). «Not a Free Lunch But a Box of Chocolates: A critique of William Dembski's book No Free Lunch». TalkOrigins Archive. Houston, TX: The TalkOrigins Foundation, Inc. Consultado el 2012-06-16. 
  48. Baldwin, Rich (July 14, 2005). «Information Theory and Creationism: William Dembski». TalkOrigins Archive. Houston, TX: The TalkOrigins Foundation, Inc. Consultado el 2012-06-16. 
  49. Perakh, Mark (March 18, 2005). «Dembski 'displaces Darwinism' mathematically – or does he?». Talk Reason. Consultado el 2012-06-16. 
  50. Wilkins, John S.; Elsberry, Wesley R. (November 2001). «The Advantages of Theft over Toil: The Design Inference and Arguing from Ignorance». Biology and Philosophy (Dordrecht: Springer Science+Business Media) 16 (5): 709–722. doi:10.1023/A:1012282323054. ISSN 0169-3867. Consultado el 2014-02-28. 
  51. Dawkins 2006
  52. Marks, Paul (July 28, 2007). «Evolutionary algorithms now surpass human designers». New Scientist (London: Reed Business Information) (2614): 26–27. ISSN 0262-4079. Consultado el 2014-02-28. 
  53. Gonzalez 2004
  54. Stenger 2011, p. 243
  55. Susskind 2005
  56. Stenger, Victor J. «Is The Universe Fine-Tuned For Us?» (PDF). Victor J. Stenger. Boulder, CO: University of Colorado. Consultado el 2014-02-28. 
  57. Stenger, Victor J. «The Anthropic Principle» (PDF). Victor J. Stenger. Boulder, CO: University of Colorado. Consultado el 2012-06-16. 
  58. Silk, Joseph (September 14, 2006). «Our place in the Multiverse». Nature (London: Nature Publishing Group) 443 (7108): 145–146. Bibcode:2006Natur.443..145S. doi:10.1038/443145a. ISSN 0028-0836. Consultado el 2014-02-28. 
  59. Feinberg & Shapiro 1993, "A Puddlian Fable," pp. 220–221
  60. Pennock 1999, pp. 229–229, 233–242
  61. Dembski, William A. (August 10, 1998). «The Act of Creation: Bridging Transcendence and Immanence». Center for Science and Culture. Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2014-02-28.  "Presented at Millstatt Forum, Strasbourg, France, 10 August 1998."
  62. a b Coyne, Jerry (August 22, 2005). «The Case Against Intelligent Design: The Faith That Dare Not Speak Its Name». The New Republic. Consultado el 2014-02-28. 
  63. a b Behe 1996, p. 221
  64. a b Pennock 1999, pp. 245–249, 265, 296–300
  65. Simanek, Donald E. (February 2006). «Intelligent Design: The Glass is Empty». Donald Simanek's Pages. Lock Haven, PA: Lock Haven University of Pennsylvania. Consultado el 2012-06-16. 
  66. Rosenhouse, Jason (November 3, 2006). «Who Designed the Designer?». Committee for Skeptical Inquiry. Intelligent Design Watch. Amherst, NY: Center for Inquiry. Consultado el 2014-02-28. 
  67. Dawkins 1986, p. 141
  68. See for example Manson, Joseph (September 27, 2005). «Intelligent design is pseudoscience». UCLA Today. Consultado el 2014-05-14. 
  69. «Evolving Banners at the Discovery Institute». National Center for Science Education. Berkeley, CA: National Center for Science Education. August 28, 2002. Consultado el 2007-10-07. 
  70. Mu, David (Fall 2005). «Trojan Horse or Legitimate Science: Deconstructing the Debate over Intelligent Design» (PDF). Harvard Science Review (Cambridge, MA: Harvard Science Review, Inc.) 19 (1): 22–25. Consultado el 2014-02-28. «...for most members of the mainstream scientific community, ID is not a scientific theory, but a creationist pseudoscience.» 
  71. a b See:
  72. Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Curriculum, Conclusion, p. 136.
  73. Wise, Donald U. (January 2001). «Creationism's Propaganda Assault on Deep Time and Evolution». Journal of Geoscience Education (Bellingham, WA: National Association of Geoscience Teachers) 49 (1): 30–35. ISSN 1089-9995. Consultado el 2014-02-28. 
  74. Ross, Marcus R. (May 2005). «Who Believes What? Clearing up Confusion over Intelligent Design and Young-Earth Creationism» (PDF). Journal of Geoscience Education (Bellingham, WA: National Association of Geoscience Teachers) 53 (3): 319–323. ISSN 1089-9995. Consultado el 2012-06-16. 
  75. Numbers 2006
  76. Forrest & Gross 2004
  77. Pennock 1999
  78. Scott, Eugenie C. (July–August 1999). «The Creation/Evolution Continuum». Reports of the National Center for Science Education (Berkeley, CA: National Center for Science Education) 19 (4): 16–17, 23–25. Consultado el 2014-02-28. 
  79. «Discovery Institute - Fellows». Discovery Institute. Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2014-02-28.  Discovery Institute fellows and staff.
  80. Forrest 2001, "The Wedge at Work: How Intelligent Design Creationism Is Wedging Its Way into the Cultural and Academic Mainstream"
  81. Kippley-Ogman, Emma. «Judaism & Intelligent Design». MyJewishLearning.com. New York: MyJewishLearning, Inc. Consultado el 2010-11-13. «But there are also Jewish voices in the intelligent design camp. David Klinghoffer, a Discovery Institute fellow, is an ardent advocate of intelligent design. In an article in The Forward (August 12, 2005), he claimed that Jewish thinkers have largely ignored intelligent design and contended that Jews, along with Christians, should adopt the theory because beliefs in God and in natural selection are fundamentally opposed.» 
  82. Meyer 2009, "Michael Denton, an agnostic, argues for intelligent design in Evolution: A Theory in Crisis, 326–43."
  83. Frame 2009, p. 291, "In contrast to the other would-be pioneers of Intelligent Design, Denton describes himself as an agnostic, and his book was released by a secular publishing house."
  84. «CSC - Top Questions: General Questions: Is Discovery Institute a religious organization?». Center for Science and Culture. Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2010-11-13. «Discovery Institute is a secular think tank, and its Board members and Fellows represent a variety of religious traditions, including mainline Protestant, Roman Catholic, Eastern Orthodox, Jewish, and agnostic. Until recently the Chairman of Discovery's Board of Directors was former Congressman John Miller, who is Jewish. Although it is not a religious organization, the Institute has a long record of supporting religious liberty and the legitimate role of faith-based institutions in a pluralistic society. In fact, it sponsored a program for several years for college students to teach them the importance of religious liberty and the separation of church and state.» 
  85. Edis 2004, "Grand Themes, Narrow Constituency," p. 12: "Among Muslims involved with ID, the most notable is Muzaffar Iqbal, a fellow of the International Society for Complexity, Information, and Design, a leading ID organization."
  86. Shanks 2004, p. 11: "Muzaffar Iqbal, president of the Center for Islam and Science, has recently endorsed work by intelligent design theorist William Dembski."
  87. a b Johnson, Phillip E. (July–August 1999). «The Wedge: Breaking the Modernist Monopoly on Science». Touchstone: A Journal of Mere Christianity (Chicago, IL: Fellowship of St. James) 12 (4). ISSN 0897-327X. Consultado el 2014-02-28. 
  88. Dembski 1998
  89. Dembski 1999, p. 210
  90. Dembski, William (February 1, 2005). «Intelligent Design's Contribution to the Debate Over Evolution: A Reply to Henry Morris». DesignInference.com. Pella, IA: William Dembski. Consultado el 2014-02-28. 
  91. Dixon 2008, p. 82
  92. Ross, Hugh (July 2002). «More Than Intelligent Design». Facts for Faith (Glendora, CA: Reasons to Believe) (10). OCLC 52894856. Consultado el 2014-02-28. 
  93. Morris, Henry M. (July 1999). «Design Is Not Enough!». Back to Genesis (Santee, CA: Institute for Creation Research) (127). OCLC 26390403. Consultado el 2014-02-28. 
  94. Wieland, Carl (August 30, 2002). «AiG's views on the Intelligent Design Movement». Answers in Genesis. Hebron, KY: Answers in Genesis Ministries International. Archivado desde el original el 2002-10-15. Consultado el April 25, 2007. 
  95. National Academy of Sciences 1999, p. 25
  96. Lovan, Dylan (September 24, 2012). «Bill Nye Warns: Creation Views Threaten US Science». Associated Press. Consultado el 2014-02-28. 
  97. Fowler, Jonathan; Rodd, Elizabeth (August 23, 2012). «Bill Nye: Creationism Is Not Appropriate For Children». YouTube. New York: Big Think. Consultado el 2014-02-28. 
  98. «Sign - Dissent from Darwin». dissentfromdarwin.org. Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2014-02-28. 
  99. «Doubts Over Evolution Mount With Over 300 Scientists Expressing Skepticism With Central Tenet of Darwin's Theory». Center for Science and Culture. Seattle, WA: Discovery Institute. April 1, 2004. Consultado el 2014-01-02. 
  100. Evans, Skip (April 8, 2002). «Doubting Darwinism Through Creative License». National Center for Science Education (Blog). Berkeley, CA: National Center for Science Education. Consultado el 2011-04-25. 
  101. Chang, Kenneth (February 21, 2006). «Few Biologists But Many Evangelicals Sign Anti-Evolution Petition». The New York Times. Consultado el 2008-01-04. 
  102. Luskin, Casey (June 1, 2011). «A Scientific Analysis of Karl Giberson and Francis Collins' The Language of Science and Faith». Evolution News & Views. Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2014-01-02. 
  103. «Nearly Two-thirds of U.S. Adults Believe Human Beings Were Created by God». The Harris Poll. Rochester, NY: Harris Interactive. July 6, 2005. #52. Archivado desde el original el 2005-12-17. Consultado el 2014-02-28. 
  104. «Sandia National Laboratories says that the Intelligent Design Network (IDNet-NM/Zogby) 'Lab Poll' is BOGUS!». New Mexicans for Science and Reason. Peralta, NM: NMSR. Consultado el 2007-07-13. 
  105. Mooney, Chris (September 11, 2003). «Polling for ID». Committee for Skeptical Inquiry (Blog). Amherst, NY: Center for Inquiry. Archivado desde el original el 2008-03-27. Consultado el 2007-02-16. 
  106. Harris, David (July 30, 2003). «'Intelligent Design'-ers launch new assault on curriculum using lies and deception». Salon (Blog). San Francisco, CA: Salon Media Group. Archivado desde el original el 2003-08-16. Consultado el 2007-07-13. 
  107. «Evolution, Creationism, Intelligent Design». Gallup.Com. Omaha, NE: Gallup, Inc. Consultado el 2010-08-24. 
  108. Dean, Cornelia (September 27, 2007). «Scientists Feel Miscast in Film on Life's Origin». The New York Times. Consultado el 2014-05-14. 
  109. Burbridge-Bates, Lesley (August 14, 2007). «What Happened to Freedom of Speech?» (PDF). Los Angeles, CA: Motive Entertainment; Premise Media Corporation. Archivado desde el original el 2007-12-01. Consultado el 2014-05-14. 
  110. a b Whipple, Dan (December 16, 2007). «Science Sunday: Intelligent Design Goes to the Movies». The Colorado Independent (Blog) (Washington, D.C.: American Independent News Network). Consultado el 2014-05-14. 
  111. Emerson, Jim (December 17, 2008). «Ben Stein: No argument allowed». RogerEbert.com (Blog). Chicago, IL: Ebert Digital LLC. Consultado el 2014-05-14. «One spokesman comes close to articulating a thought about Intelligent Design: 'If you define evolution precisely, though, to mean the common descent of all life on earth from a single ancestor via undirected mutation and natural selection -- that's a textbook definition of neo-Darwinism -- biologists of the first rank have real questions... 'Intelligent Design is the study of patterns in nature that are best explained as a result of intelligence.'». 
  112. Catsoulis, Jeannette (April 18, 2008). «Resentment Over Darwin Evolves Into a Documentary». The New York Times (Movie review). Consultado el 2014-05-14. 
  113. Simon, Stephanie (May 2, 2008). «Evolution's Critics Shift Tactics With Schools». The Wall Street Journal. Consultado el 2014-05-14. 
  114. Lempinen, Edward W. (April 18, 2008). «New AAAS Statement Decries 'Profound Dishonesty' of Intelligent Design Movie». Washington, D.C.: American Association for the Advancement of Science. Archivado desde el original el 2008-04-25. Consultado el 2008-04-20. 
  115. Frankowski, Nathan (Director) (2008). Expelled: No Intelligence Allowed (Motion picture). Premise Media Corporation; Rampant Films. OCLC 233721412. 
  116. Mosher, Dave (April 3, 2008). «New Anti-Evolution Film Stirs Controversy». LiveScience. New York: Space Holdings Corp. Consultado el 2014-02-28. 
  117. Josh Timonen, "Expelled Overview," The Richard Dawkins Center for Reason and Science," 24 March 2008. Retrieved 13 March 2015.
  118. Elmes, Kantowitz & Roediger 2006. Chapter 2 discusses the scientific method, including the principles of falsifiability, testability, progressive development of theory, dynamic self-correcting of hypotheses, and parsimony, or "Occam's razor."
  119. See, e.g., Perakh, Mark (2005). «The Dream World of William Dembski's Creationism». Skeptic (Altadena, CA: The Skeptics Society) 11 (4): 54–65. ISSN 1063-9330. Consultado el 2014-02-28. 
  120. Forrest, Barbara (Fall–Winter 2000). «Methodological Naturalism and Philosophical Naturalism: Clarifying the Connection». Philo (Amherst, NY: Center for Inquiry) 3 (2): 7–29. doi:10.5840/philo20003213. ISSN 1098-3570. Consultado el 2007-07-27. 
  121. Johnson 1995. Johnson positions himself as a "theistic realist" against "methodological naturalism."
  122. a b Kitzmiller v. Dover Area School District, cv 2688 (December 20, 2005). Whether ID is Science, p. 87
  123. «Statement from the Council of the Biological Society of Washington». Proceedings of the Biological Society of Washington (Washington, D.C.: Biological Society of Washington) 117 (3): 241. 2004. ISSN 0006-324X. OCLC 1536434. Consultado el 2014-02-28. 
  124. «Peer-Reviewed & Peer-Edited Scientific Publications Supporting the Theory of Intelligent Design (Annotated)». Center for Science and Culture. Seattle, WA: Discovery Institute. February 1, 2012. Consultado el 2014-02-28.  The July 1, 2007, version of page is Archivado 2007-agosto-4 en la Wayback Machine..
  125. Shaw, Linda (March 31, 2005). «Does Seattle group 'teach controversy' or contribute to it?». The Seattle Times (The Seattle Times Company). Consultado el 2014-02-28. 
  126. «Small Group Wields Major Influence in Intelligent Design Debate». World News Tonight (New York: American Broadcasting Company). November 9, 2005. Consultado el 2014-02-28. 
  127. Mooney, Chris (December 2002). «Survival of the Slickest». The American Prospect (Washington, D.C.) 13 (22). Consultado el 2014-02-28. «ID's home base is the Center for Science and Culture at Seattle's conservative Discovery Institute. Meyer directs the center; former Reagan adviser Bruce Chapman heads the larger institute, with input from the Christian supply-sider and former American Spectator owner George Gilder (also a Discovery senior fellow). From this perch, the ID crowd has pushed a 'teach the controversy' approach to evolution that closely influenced the Ohio State Board of Education's recently proposed science standards, which would require students to learn how scientists 'continue to investigate and critically analyze' aspects of Darwin's theory.» 
  128. Dembski, William A. (February 27, 2001). «Teaching Intelligent Design -- What Happened When? A Response to Eugenie Scott». Metanexus. New York: Metanexus Institute. Consultado el 2014-02-28. «The clarion call of the intelligent design movement is to 'teach the controversy.' There is a very real controversy centering on how properly to account for biological complexity (cf. the ongoing events in Kansas), and it is a scientific controversy.»  Dembski's response to Eugenie Scott's February 12, 2001, essay published by Metanexus, "The Big Tent and the Camel's Nose."
  129. Matzke, Nick (July 11, 2006). «No one here but us Critical Analysis-ists…». The Panda's Thumb (Blog). Houston, TX: The TalkOrigins Foundation, Inc. Consultado el 2014-02-28.  Nick Matzke's analysis shows how teaching the controversy using the Critical Analysis of Evolution model lesson plan is a means of teaching all the intelligent design arguments without using the intelligent design label.
  130. Annas 2006, "That this controversy is one largely manufactured by the proponents of creationism and intelligent design may not matter, and as long as the controversy is taught in classes on current affairs, politics, or religion, and not in science classes, neither scientists nor citizens should be concerned."
  131. «Statement on the Teaching of Evolution» (PDF). Washington, D.C.: American Association for the Advancement of Science. February 16, 2006. Archivado desde el original el 2006-02-21. Consultado el 2014-02-28. «Some bills seek to discredit evolution by emphasizing so-called 'flaws' in the theory of evolution or 'disagreements' within the scientific community. Others insist that teachers have absolute freedom within their classrooms and cannot be disciplined for teaching non-scientific 'alternatives' to evolution. A number of bills require that students be taught to 'critically analyze' evolution or to understand 'the controversy.' But there is no significant controversy within the scientific community about the validity of the theory of evolution. The current controversy surrounding the teaching of evolution is not a scientific one.» 
  132. Scott, Eugenie C.; Branch, Glenn (August 12, 2002) [Reprinted with permission from School Board News, August 13, 2002]. «'Intelligent Design' Not Accepted by Most Scientists». National Center for Science Education (Blog). Berkeley, CA: National Center for Science Education. Consultado el 2009-11-18. 
  133. Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Whether ID Is Science, pp. 71–74.
  134. Merriman 2007, p. 26
  135. Murphy, George L. (2002). «Intelligent Design as a Theological Problem». Covalence: The Bulletin of the Evangelical Lutheran Church in America Alliance for Faith, Science and Technology (Chicago, IL: Evangelical Lutheran Church in America, Division for Ministry) IV (2). OCLC 52753579. Consultado el 2014-02-28.  Reprinted with permission.
  136. Darwin 1860, p. 484, "...probably all the organic beings which have ever lived on this earth have descended from some one primordial form, into which life was first breathed by the Creator."
  137. Dembski, William A. (Spring 2003). «Making the Task of Theodicy Impossible? Intelligent Design and the Problem of Evil» (PDF). DesignInference.com. Pella, IA: William Dembski. Consultado el 2014-02-28. 
  138. Sarfati, Jonathan D. (April 16, 2013). «Was God's finished creation perfect?». Creation.com. Creation Ministries International. Consultado el 2014-02-28. 
  139. a b Ratzsch, Del (October 3, 2010), «Teleological Arguments for God's Existence», en Zalta, Edward N, The Stanford Encyclopedia of Philosophy, Stanford, CA: The Metaphysics Research Lab, Section 4.3, The "Intelligent Design" (ID) Movement, http://plato.stanford.edu/entries/teleological-arguments/#IntDesIDMov, consultado el 2014-02-28 
  140. See, for instance: Bube, Richard H. (Fall 1971). «Man Come Of Age: Bonhoeffer's Response To The God-Of-The-Gaps» (PDF). Journal of the Evangelical Theological Society (Louisville, KY: Evangelical Theological Society) 14 (4): 203–220. ISSN 0360-8808. Consultado el 2014-02-28. 
  141. Ronan, p. 61
  142. Ronan, p. 123
  143. «Intelligent Design on Trial: Kitzmiller v. Dover National Center for Science Education». National Center for Science Education. Berkeley, CA: National Center for Science Education. October 17, 2008. Consultado el 2014-02-28. 
  144. Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (United States District Court for the Middle District of Pennsylvania December 20, 2005). Memorandum and Order, July 27, 2005.
  145. Powell, Michael (December 21, 2005). «Judge Rules Against 'Intelligent Design'». The Washington Post. Archivado desde el original el 2007-09-28. Consultado el 2007-09-03. 
  146. Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Whether ID Is Science, p. 89
  147. Kitzmiller v. Dover Area School District, 04 cv 2688 (December 20, 2005). Curriculum, Conclusion, pp. 137–138
  148. Crowther, Robert (December 20, 2005). «Dover Intelligent Design Decision Criticized as a Futile Attempt to Censor Science Education». Evolution News & Views. Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2007-09-03. 
  149. Raffaele, Martha (December 20, 2005). «Intelligent design policy struck down». Dallas Morning News. Associated Press. Archivado desde el original el 2007-09-30. Consultado el 2014-02-28. 
  150. Provonsha, Matthew (September 21, 2006). «Godless: The Church of Liberalism». eSkeptic (Book review). ISSN 1556-5696. Consultado el 2007-09-03. 
  151. Padian, Kevin; Matzke, Nick (January 4, 2006). «Discovery Institute tries to "swift-boat" Judge Jones». National Center for Science Education (Blog). Berkeley, CA: National Center for Science Education. Consultado el 2009-11-18. 
  152. «Editor's Note: Intelligent Design Articles» (PDF). Montana Law Review (Missoula, MT: University of Montana School of Law) 68 (1): 1–5. Winter 2007. ISSN 0026-9972. Consultado el 2014-02-28. 
  153. DeWolf, David K.; West, John G.; Luskin, Casey (Winter 2007). «Intelligent Design Will Survive Kitzmiller v. Dover» (PDF). Montana Law Review (Missoula, MT: University of Montana School of Law) 68 (1): 7–57. ISSN 0026-9972. Consultado el 2014-02-28. 
  154. Irons, Peter (Winter 2007). «Disaster In Dover: The Trials (And Tribulations) Of Intelligent Design» (PDF). Montana Law Review (Missoula, MT: University of Montana School of Law) 68 (1): 59–87. ISSN 0026-9972. Consultado el 2014-02-28. 
  155. DeWolf, David K.; West, John G.; Luskin, Casey (Winter 2007). «Rebuttal to Irons» (PDF). Montana Law Review (Missoula, MT: University of Montana School of Law) 68 (1): 89–94. ISSN 0026-9972. Consultado el 2014-02-28. 
  156. «American Academy of Religion on teaching creationism». National Center for Science Education. Berkeley, CA: National Center for Science Education. July 23, 2010. Consultado el 2010-08-09. 
  157. a b «The dangers of creationism in education». Committee on Culture, Science and Education (Report). Parliamentary Assembly of the Council of Europe. June 8, 2007. Doc. 11297. Consultado el 2014-02-28. 
  158. «Council of Europe approves resolution against creationism». National Center for Science Education. Berkeley, CA: National Center for Science Education. Consultado el 2009-11-18. 
  159. Meyer, Stephen C.; Allen, W. Peter (July 15, 2004). «Unlocking the Mystery of Life». Center for Science and Culture (Preview). Seattle, WA: Discovery Institute. Consultado el 2007-07-13. 
  160. Randerson, James (November 26, 2006). «Revealed: rise of creationism in UK school». The Guardian (London: Guardian Media Group). Consultado el 2008-10-17. 
  161. «'Design' attack on school science». BBC News (London: BBC). September 29, 2006. Consultado el 2014-02-28. 
  162. Plantilla:Cite hansard
  163. Plantilla:Cite hansard
  164. «Guidance on creationism for British teachers». National Center for Science Education. Berkeley, CA: National Center for Science Education. February 2, 2007. Consultado el 2009-11-18. 
  165. «How can we answer questions about creation and origins?» (PDF). Qualifications and Curriculum Authority. 2006. Consultado el 2014-02-28. 
  166. «nocrescied - epetition response». Number10.gov.uk. London: Her Majesty's Stationery Office. June 21, 2007. Archivado desde el original el 2008-10-15. Consultado el 2014-02-28. 
  167. «The creation of a new Giant's Causeway row». Belfast Telegraph (Dublin: Independent News & Media). November 30, 2007. Consultado el 2014-02-28. 
  168. Henry, Lesley-Anne (September 26, 2007). «Tussle of Biblical proportions over creationism in Ulster classrooms». Belfast Telegraph (Dublin: Independent News & Media). Consultado el 2014-02-28. 
  169. «Dup Call For Schools To Teach Creation Passed By Council». Ulster Star (Edinburgh: Johnston Publishing Ltd.). September 26, 2007. Consultado el 2014-02-28. 
  170. Enserink, Martin (June 3, 2005). «Evolution Politics: Is Holland Becoming the Kansas of Europe?». Science (Washington, D.C.: American Association for the Advancement of Science) 308 (5727): 1394. doi:10.1126/science.308.5727.1394b. PMID 15933170. 
  171. «Cabinet ministers announced (update 2)». DutchNews.nl (Amsterdam: Dutch News BV). February 13, 2007. Consultado el 2014-02-28. 
  172. «Katholieke wetenschappers hebben de evolutietheorie al lang aanvaard». De Morgen (Brussels: De Persgroep Nederland). May 23, 2005. 
  173. Edis, Taner (November–December 1999). «Cloning Creationism in Turkey». Reports of the National Center for Science Education (Berkeley, CA: National Center for Science Education) 19 (6): 30–35. ISSN 2158-818X. Consultado el 2009-11-18. 
  174. Edis, Taner (January 2008). «Islamic Creationism: A Short History». Newsletter (Notre Dame, IN: History of Science Society) 37 (1). Consultado el 2011-04-20. 
  175. Jones, Dorian L. (March 12, 2008). «Turkey's survival of the fittest». Security Watch. Zurich: International Relations and Security Network. Consultado el 2014-02-28. 
  176. Jensen 2011
  177. Wroe, David (August 11, 2005). «'Intelligent design' an option: Nelson». The Age (Sydney: Fairfax Media). Consultado el 2014-03-02. 
  178. Smith, Deborah (October 21, 2005). «Intelligent design not science: experts». The Sydney Morning Herald (Sydney: Fairfax Media). Consultado el 2007-07-13. 
  179. Kruger, Paula (August 26, 2005). «Brendan Nelson suggests 'intelligent design' could be taught in schools». PM (Transcript) (Sydney: ABC Radio National). Consultado el 2011-10-22. 
  180. Green, Shane (October 28, 2005). «School backs intelligent design DVD». The Age (Sydney: Fairfax Media). Consultado el 2011-10-22. 

Lectura adicional[editar]

Libros
Perspectiva ID
Perspectivas no ID
Artículos de prensa y recursos audiovisuales