Sociedades Democráticas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las Sociedades Democráticas en Colombia fueron organizaciones creadas por los artesanos a mediados del siglo XIX para defender sus intereses y luchar por reformas sociales y políticas.

La Sociedad de Artesanos de Bogotá fue fundada en 1847, expresando desde el comienzo el rechazo a la política de libertad de importaciones del gobierno de Tomás Cipriano de Mosquera y al Tratado de Amistad, Navegación y Comercio que firmó con Estados Unidos.[1]​ Al extenderse la organización a otras ciudades, desde 1848 se convirtieron en Sociedades Democráticas, que además de los artesanos abrieron la afiliación a otras personas, e ingresaron intelectuales socialistas, campesinos y militares.[2]​ Para 1849 funcionaban en al menos en 112 ciudades y poblaciones. Había dos tendencias en su interior: los “apolíticos” con Ambrosio López como líder y los “políticos”, socialistas, que lograron elegir como director de la sociedad a Emeterio Heredia.[3]

Abolición de la esclavitud[editar]

En 1849 las Sociedades Democráticas apoyaron la candidatura presidencial de José Hilario López, comprometiéndolo con un programa de reformas sociales y políticas, parte de las cuales realizó a partir de su elección en marzo de 1849. El 21 de mayo de 1851 fue promulgada la ley de abolición de la esclavitud. Los propietarios de esclavos y conservadores dirigidos por Julio Arboleda, se levantaron en armas contra las nuevas leyes en el Cauca, Antioquia, Cundinamarca y Tolima y desataron la guerra civil de 1851. El gobierno nombró entonces al general José María Obando como general en jefe del Ejército del Sur para enfrentar las tropas de Arboleda que habían tomado Pasto.[4]

Las Sociedades Democráticas se movilizaron para defender las reformas democráticas y garantízaron una respuesta inmediata a la rebelión esclavista. Engrosaron las filas de la Guardia Nacional Auxiliar con numerosos voluntarios de las milicias democráticas. En Popayán, Obando contó con esta fuerza regional, así como con la enviada por los artesanos de Cali para participar en la recuperación de Pasto. Destacamentos de voluntarios de esa Guardia Nacional fueron enviados desde Bogotá a la provincia de Mariquita y a Antioquia, donde también arribaron guardias de Cali.[5]

En Cundinamarca la rebelión conservadora fue dirigida por los hermanos Pastor y Mariano Ospina y para contenerla José Hilario López llamó a José María Melo, coronel integrante de las Sociedades Democráticas y lo ascendió a general, encontrando gran aceptación en la tropa, organizó con los artesanos tres mil voluntarios de las Milicias Democráticas para fortalecer la Guardia Nacional y logró derrotar a los sublevados de Guasca.[6]

Revolución de los artesanos[editar]

En 1853, las Sociedades Democráticas apoyaron la candidatura presidencial de José María Obando, quien triunfó y se posesionó el 1 de abril de 1853. Los liberales gólgotas, decididos a frenar a las Sociedades Democráticas, se aliaron con los conservadores y controlaron conjuntamente tanto el Congreso, como las gobernaciones y muchas alcaldías. Aprobaron una nueva constitución que debilitó a los aliados de los artesanos, el presidente y el ejército nacional y le dio el mayor poder a las provincias, base de apoyo del Congreso y fortaleció la libertad de importaciones. Los enfrentamientos con los sectores conservadores y de la élite se multiplicaron y frecuentemente en las calles chocaban “cachacos” aristócratas con “guaches” de la plebe urbana.[3]

En medio del creciente descontento de los artesanos, en enero de 1854 se constituyó la Junta Central Democrática, presidida por Francisco Antonio Obregón,[7]​ para coordinar la movilización de todas las Sociedades Democráticas del país.[8]​​ Miguel León y Emeterio Heredia se encargaron de preparar una milicia de 800 artesanos. El 2 de marzo de 1854, propusieron un conjunto de proyectos de ley en pro de la defensa del trabajo de los artesanos, para fundar un banco nacional de fomento de la industria y para crear un Taller Nacional, propuesta esta última que recordaba las ideas de Louis Blanc. El Congreso rechazó estos proyectos.[3]

El 17 de abril de 1854 los artesanos movilizados y organizados en milicias le exigieron a Obando cerrar el Congreso, ante las conductas de los representantes en la parte legislativa y convertirse en dictador popular. Obando prefirió renunciar y las Sociedades Democráticas le dieron detención domiciliaria y luego le ofrecieron la presidencia a Melo quien era para entonces comandante de las Fuerzas Armadas de Cundinamarca y uno de los integrantes de la Junta Central Democrática.

Se formó un gobierno provisional con Melo como jefe supremo y Obregón como Secretario General y con la misión de convocar a una Asamblea Constituyente. Liberales "gólgotas" y conservadores se unieron contra el gobierno provisional y comenzaron una guerra civil. Con la participación de las Sociedades Democráticas organizó sus fuerzas en el llamado "Ejército Regenerador", convocando al servicio a todos civiles integrantes de la Guardia Nacional Auxiliar y a los veteranos que habían combatido en la guerra civil de 1851. A mediados de mayo ya había duplicado el número de sus tropas.[9][10]

El "Ejército Regenerador" venció en Zipaquirá y Tiquiza, pero los "constitucionalistas" vencieron a los artesanos en Cali y derrotaron al ejército en Pamplona y Guaduas, mientras recibían refuerzos y armas desde Barranquilla, a través del río Magdalena. Melo permaneció en el poder durante ocho meses, pero finalmente las tropas "constitucionalistas" de Pedro Alcántara Herrán, Tomás Cipriano de Mosquera, Julio Arboleda y José Hilario López, ubicadas al norte y sur del país se unieron y rodearon a las tropas de los artesanos que defendían Bogotá.[11]​ Estos últimos presentaron una resistencia tenaz durante el asalto final a la capital, razón por la cual el partido vencedor desterró a centenares de artesanos a la zona aledaña al río Chagres en Panamá, la mayoría de los cuales fallecieron durante el viaje a pie.[12]

Pico de Oro[editar]

En algunas ciudades las Sociedades de Artesanos subsistieron o se reconstruyeron. La que llegó a adquirir mayor presencia política fue la Sociedad de los Pico de Oro, de Bucaramanga, conformada en 1864, que se enfrentó con la élite de la ciudad agrúpada en el Club de Soto y a sus aliados comerciantes y concesionarios alemanes. En 1879 el gobernador de la provincia de Soto, Pedro Rodríguez, así como el Alcalde |del cantón de Bucaramanga, Pedro Collazos Puyana, pertenecían a los Pico de Oro. Los choques violentos de ese año con la élite y sus aliados alemanes, llevaron a que el artículo 47 de la constitución de 1886 prohibiera las “juntas políticas de carácter permanente”, una clara alusión a las Democráticas.[6]​​

Referencias[editar]

  1. Jaramillo Uribe, Jaime (1976). «Las sociedades democráticas de artesanos y la coyuntura política y social colombiana de 1848». Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura 8: 5-18. 
  2. Sowell, David (1999). «La Sociedad Democrática de Artesanos de Bogotá, 1847- 1854». En Germán Mejía, ed. Colombia en el siglo XIX. Bogotá: Planeta. pp. 189 a 216 (187, 195). 
  3. a b c Rueda Enciso, José Eduardo (2015). «Guaches vs. Cachacos: la sociedad democrática en Bogotá, 1845-1876». Historia y Espacio 11 (44): 1-35. 
  4. Loaiza Cano, Gilberto (2011). Sociabilidad, religión y política en la definición de la nación Colombia, 1820-1886. Bogotá: Universidad Externado de Colombia. 
  5. Jurado Jurado, Juan Carlos (2011). «La participación del pueblo liberal en la guerra civil de 1851: La ciudadanía en armas». Análisis Político (Bogotá: Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI), Universidad Nacional de Colombia) 24 (71): 3-28. ISSN 0121-4705. 
  6. a b Gaviria Liévano, Enrique. El liberalismo y la insurrección de los artesanos contra el librecambio. Bogotá: Universidad Jorge Tadeo Lozano. pp. 164-165, 191-212. ISBN 958-9029-49-3. 
  7. «Francisco Antonio Obregón Muñoz». Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores. Biografías. Consultado el 23 de noviembre de 2021. 
  8. Fals Borda, Orlando (1981). «Con el general Melo. la contrarrevolución». Historia doble de la Costa. II El presidente Nieto. Bogotá: Valencia Editores. pp. 117A-119A. ISBN 84-8277-0322. 
  9. Restrepo, José Manuel (1954) Diario político y militar Bogotá: Imprenta nacional, páginas: 391, 394.
  10. Suaza Duarte, Fausto Andrés (2015). El proyecto del Gobierno Provisional de 1854 (Tesis de Grado de Historia). Rigoberto Rueda Santos (orientador). Bogotá: Universidad Javeriana. 
  11. Cardona, Christopher Michael (2008). Soldiers, and Cops: Colombia's "La Violencia" in Comparative Perspective]. Berkeley: University of California. p. 93. 
  12. Vargas Martínez, Gustavo (1991). «El asesinato de José María Melo en 1860». Credencial Historia 14.