Pedro Alcántara Herrán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pedro Alcántara Herrán
Herrán, Pedro Alcántara.jpg

Coat of arms of New Granada.svg
Presidente de la República de la Nueva Granada
1 de abril de 1841-1 de abril de 1845
Predecesor José Ignacio de Márquez
Sucesor Tomás Cipriano de Mosquera

Escudo de Cundinamarca.svg
Gobernador de la Provincia de Bogotá
30 de septiembre de 1837-15 de mayo de 1838
Predecesor José Ramón Villoria
Sucesor José Nicolás Escobar

Escudo Ejercito Nacional de Colombia.svg
General del Ejercito Nacional de Colombia
1859-Diciembre de 1860
Predecesor Manuel María Franco
Sucesor Gabriel París Ricaurte

Información personal
Nacimiento 19 de octubre de 1800
Bogotá
Fallecimiento 26 de abril de 1872 edad 71 años
Bogotá
Nacionalidad Colombiana Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Conservador Colombiano Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Militar y Político
[editar datos en Wikidata]

Pedro Alcántara Herrán Martínez de Zaldúa (Bogotá, 1800 - Bogotá 1872) fue un militar, político colombiano y presidente de la Nueva Granada entre 1841 y 1845. Como general participó en las guerras de independencia de Nueva Granada y Perú.

Primeros años de su vida[editar]

Herrán nació en Bogotá, Virreinato de Nueva Granada, el 19 de octubre de 1800. Hijo de Pedro Antonio Fernández de la Herrán y Ruiz y de María Matea Martínez de Zaldúa.

Estudió en el Colegio Mayor de San Bartolomé.

Carrera militar[editar]

En 1828 fue ascendido a brigadier general y nombrado intendente y comandante general de las tropas del departamento de Cundinamrca por Simón Bolívar; y como tal, tras el fracaso de la Convención de Ocaña, dirigió el golpe de estado que desconoció la Constitución de Cúcuta y le entregó plenos poderes al Libertador, con lo que se inició su dictadura.

Carrera diplomática[editar]

En enero de 1830, fue nombrado secretario de Guerra durante la dictadura del general Rafael Urdaneta hasta las Juntas de Apulo, y en 1832 al iniciarse la presidencia de Santander abandonó la vida pública para dedicarse a labores rurales y textiles. Siendo jefe militar, tuvo que viajar a Panamá. A su regreso ocupó la Gobernación de Cundinamarca y más tarde se desempeñó como secretario de Relaciones Exteriores.

Al unirse los antiguos bolivarianos con el Partido Ministerial (futuro Partido Conservador Colombiano), participó en el gobierno de José Ignacio de Márquez como ministro de guerra; y como tal en 1839 reprimió el levantamiento de Pasto, ocasionado por la clausura de los conventos menores de Pasto, causa a la que se unió José María Obando y que se extendió por todo el país, suscitando la llamada Guerra de los Supremos.

Presidencia[editar]

En medio de esta contienda, fue propuesto como candidato a la Presidencia por el partido ministerial y aunque perdió ante Vicente Azuero candidato del partido progresista (futuro Partido Liberal Colombiano), éste no alcanzó la mayoría absoluta de los votos de los colegios electorales, el Congreso dominado por los ministeriales lo elegió para el período 1841-1845, lo acompañaron el general Domingo Caycedo, en calidad de vicepresidente, y el antioqueño Juan de Dios Aranzazu, como presidente del Consejo de Estado.

Esta nueva Carta, sancionada por el presidente el 20 de abril de 1843, surgida después de la experiencia de la guerra civil y redactada por Mariano Ospina Rodríguez ministro del interior tuvo un fuerte carácter autoritario; pues fortaleció el poder ejecutivo frente a los otros poderes, sometió las provincias a un fuerte poder central, desposeyéndolas de la limitada autonomía que poseían, abolió la libertad de prensa e impuso una fuerte censura a la educación, la prensa y los libros que difundían las ideas liberales y abolió la libertad de cultos imponiendo la religión católica como la única permitida y otorgó amplios privilegios al clero católico.

Su gobierno impulsó la instrucción primaria pública, mas no así los otros niveles de educación, e introdujo un nuevo plan educativo a iniciativa de Mariano Ospina Rodríguez, en el que se eliminaron todas las reformas eductivas de Santander y se estableció un modelo de educación confecional controlado por las jerarquías eclesiásticas. Construyó el camino del Quindío, que comunicó al Valle del Cauca con la región de Mariquita. Igualmente, ordenó la recopilación de la legislación granadina, adelantada por Lino de Pombo. Además, permitió el regreso de los jesuitas y realizó un censo nacional de población.

Referencias[editar]

  • Posada, Eduardo y Pedro María Ibáñez. Vida de Herrán. Bogotá, Academia Colombiana de Historia, 1903.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]