Portal:Psicología

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Hola, te damos la bienvenida al
Portal Psicología
Psi (Ψ), letra griega comúnmente asociada con la psicología.

La psicología (del griego clásico ψυχή, transliterado psykhépsique, alma, actividad mental’ y λογία logía ‘tratado, estudio’) es, a la vez, una ciencia, disciplina académica y profesión que trata el estudio y el análisis de la conducta y los procesos mentales de los individuos y de grupos humanos en distintas situaciones, cuyo campo de estudio abarca todos los aspectos de la experiencia humana y lo hace para fines tanto de investigación como docentes y laborales, entre otros.

Hoy en día, la psicología no es una ciencia unitaria, pues existen diversas perspectivas psicológicas, que se corresponden con enfoques, corrientes o escuelas, cada una de las cuales posee sus propios sistemas conceptuales y metodológicos. Entre ellas, puede haber coincidencias o, por el contrario, claras incompatibilidades; esta variedad da pie a múltiples acepciones y abordajes. Algunas corrientes se definen a sí mismas de modo excluyente, es decir, como la única vía para alcanzar un conocimiento sólido o científico y una intervención eficaz en psicología (por ejemplo, el conductismo watsoniano o el psicoanálisis freudiano), aunque con el tiempo, sus seguidores se han ido tornando cada vez más permeables a las influencias de otras escuelas. Por su parte, enfoques como en el humanismo consideran que el método científico no es adecuado para investigar la conducta; otros, como el conductismo, lo emplean para comportamientos observables que pueden ser objetivamente medidos. Finalmente, hay corrientes —como la psicología aplicada o las terapias cognitivo-conductuales— que integran diversos elementos de otras escuelas en la medida en que resultan útiles para sus fines, generalmente, la intervención (clínica, educativa, en organizaciones, etc.).

Por medio de sus diversos enfoques, la psicología explora conceptos como la percepción, la atención, la motivación, la emoción, el funcionamiento del cerebro, la inteligencia, el pensamiento, la personalidad, las relaciones personales, la conciencia y la inconsciencia. La psicología emplea métodos empíricos cuantitativos y cualitativos de investigación para analizar el comportamiento. También se pueden encontrar, especialmente en el ámbito clínico o de consultoría, otro tipo de métodos cualitativos y mixtos. Mientras que el conocimiento psicológico es empleado frecuentemente en la evaluación o tratamiento de las psicopatologías, en las últimas décadas los psicólogos también están siendo empleados en los departamentos de recursos humanos de las organizaciones, en áreas relacionadas con el desarrollo infantil y del envejecimiento, los deportes, los medios de comunicación, el mundo del derecho y las ciencias forenses. Aunque la mayor parte de los psicólogos están involucrados profesionalmente en actividades terapéuticas (clínica, consultoría, educación), una parte también se dedica a la investigación, desde las universidades, sobre un amplio rango de temas relacionados con el comportamiento y el pensamiento humano.

Las áreas de estudio de la psicología presentan relaciones de cierta complejidad. La psicología fisiológica, por ejemplo, estudia el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso, mientras que la psicología experimental aplica técnicas de laboratorio para estudiar temas como la percepción o la memoria.

Conceptos

Este instinto forma parte del conjunto de comportamientos que se encuentran dentro de la categoría crianza.
Instinto de defensa de la puesta.

El instinto —del latín instinctus ‘impulso, motivación’ y este del verbo instingere, a su vez formado por el prefijo in−, ‘desde adentro, interno’ y el verbo stingere, ‘pinchar, impulsar, motivar’— es un complejo de reacciones exteriores, determinadas, hereditarias, colectivas, comunes a todos los individuos de la misma especie y adaptadas a un fin, en la que el sujeto que obra generalmente no tiene conciencia.[1]​ Se define biológicamente como una pauta hereditaria de comportamiento cuyas características son las siguientes:

  • Es común en toda la especie, las excepciones y variabilidad son mínimas, explicándose por el instinto mismo.
  • Posee finalidad adaptativa.
  • Es de carácter complejo, es decir, consta de una serie de pasos para su producción: percepción de la necesidad.

Cualquier comportamiento es instintivo si se realiza sin basarse en una experiencia previa (es decir, en ausencia de aprendizaje) y, por tanto, es una expresión de factores biológicos innatos. Las tortugas marinas, recién nacidas en una playa, se desplazan instintivamente hacia el océano. Un marsupial se mete en la bolsa de su madre nada más nacer. Otros ejemplos son las peleas entre animales, el comportamiento de cortejo, las funciones internas de escape y la construcción de nidos. Aunque un instinto se define por sus características innatas invariables, los detalles de su funcionamiento pueden modificarse con la experiencia; por ejemplo, un perro puede mejorar su capacidad de escucha con la práctica.

Los instintos son patrones de comportamiento complejos innatos que existen en la mayoría de los miembros de la especie y deben distinguirse de los reflejos, que son respuestas simples de un organismo a un estímulo específico, como la contracción de la pupila en respuesta a una luz brillante o el movimiento espasmódico de la parte inferior de la pierna cuando se golpea la rodilla. La ausencia de capacidad volitiva no debe confundirse con la incapacidad de modificar patrones de acción fijos. Por ejemplo, las personas pueden ser capaces de modificar un patrón de acción fijo estimulado reconociendo conscientemente el punto de su activación y simplemente dejar de hacerlo, mientras que los animales sin una capacidad volitiva suficientemente fuerte pueden no ser capaces de desvincularse de sus patrones de acción fijos, una vez activados.

Biografía

Fotografía de Sigmund Freud circa 1921,[2]​ de Max Halberstadt.

Sigmund Freud (pronunciación en alemán: /ˈziːkmʊnt ˈfʁɔʏt/; Příbor, Imperio austríaco, 6 de mayo de 1856-Londres, 23 de septiembre de 1939) fue un médico neurólogo austriaco de origen judío, padre del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX.[3]

Su interés científico inicial como investigador se centró en el campo de la neurología, derivando progresivamente hacia la vertiente psicológica de las afecciones mentales, investigaciones de las que daría cuenta en la casuística de su consultorio privado. Estudió en París, con el neurólogo francés Jean-Martin Charcot, las aplicaciones de la hipnosis en el tratamiento de la histeria.

De vuelta a la ciudad de Viena y en colaboración con Josef Breuer desarrolló el método catártico. Paulatinamente, reemplazó tanto la sugestión hipnótica como el método catártico por la asociación libre y la interpretación de los sueños.[4]​ De igual modo, la búsqueda inicial centrada en la rememoración de los traumas psicógenos como productores de síntomas fue abriendo paso al desarrollo de una teoría etiológica más diferenciada de las neurosis. Todo esto se convirtió en el punto de partida del psicoanálisis, al que se dedicó ininterrumpidamente el resto de su vida.

Freud postuló la existencia de una sexualidad infantil perversa polimorfa,[5]​ tesis que causó una intensa polémica en la sociedad puritana de la Viena de principios del siglo XX y por la cual fue acusado de pansexualista. A pesar de la hostilidad que tuvo que afrontar con sus revolucionarias teorías e hipótesis, Freud acabaría por convertirse en una de las figuras más influyentes del siglo XX.

Sus teorías, sin embargo, siguen siendo discutidas y criticadas, cuando no simplemente rechazadas. Muchos limitan su aporte al campo del pensamiento y de la cultura en general, existiendo un amplio debate acerca de si el psicoanálisis pertenece o no al ámbito de la ciencia.

La división de opiniones que la figura de Freud suscita podría resumirse del siguiente modo: unos le consideran más un gran científico en el campo de la medicina, que descubrió gran parte del funcionamiento psíquico humano; y otros lo ven especialmente como un filósofo que replanteó la naturaleza humana y ayudó a derribar tabúes, pero cuyas teorías, como ciencia, fallan en un examen riguroso.

El 28 de agosto de 1930, Freud fue galardonado con el Premio Goethe de la ciudad de Fráncfort del Meno por su actividad creativa. También en honor de Freud, al que frecuentemente se le denomina el padre del psicoanálisis, se dio el nombre «Freud» a un pequeño cráter de impacto lunar que se encuentra en una meseta dentro de Oceanus Procellarum, en la parte noroccidental del lado visible de la Luna.[6]

Áreas

La psicología comparada se refiere al estudio científico de la conducta y procesos mentales de animales no-humanos, especialmente de aquellos con los que los humanos se relacionan en cuanto a la historia filogenética, adaptaciones significativas y el desarrollo del comportamiento.

Este término se puede utilizar tanto en un sentido amplio como restringido.[7]​ En su sentido restringido, la psicología comparada se refiere al estudio de las similitudes y diferencias en la psicología y comportamiento entre diferentes especies[8]​. En su sentido amplio, la psicología comparada incluye comparaciones entre diferentes grupos biológicos y socioculturales, como son las especies, sexos, etapas de desarrollo, edades y etnias. La investigación en esta área aborda muchos temas diferentes, utiliza muchos métodos diferentes y explora el comportamiento de muchas especies diferentes, desde insectos hasta primates.[9][10]

A veces se asume que la psicología comparada enfatiza las comparaciones entre especies, incluyendo aquellas entre humanos y animales. Sin embargo, algunos investigadores sienten que las comparaciones directas no deberían ser el único foco de la psicología comparada y que el foco en sólo un organismo para entender su comportamiento es igualmente deseable. Donald Dewsbury revisó los trabajos de varios psicólogos y sus definiciones y concluyó que el objeto de la psicología comparada es establecer principios de generalidad enfocandose tanto en la causación próxima como última[11]​.

Utilizando un enfoque comparativo de la conducta permite evaluar la conducta objetivo de cuatro perspectivas diferentes y complementarias, desarrolladas por Nikolaas Tinbergen.[12]​ Primero, uno debe preguntarse que tan generalizada es la conducta a través de la especie (¿qué tan común es la conducta entre los animales de una especie?). Segundo, uno debe preguntarse cómo la conducta contribuye al éxito reproductivo de los individuos que presentan la conducta (¿la conducta lleva a que los animales produzcan una mayor cantidad de descendencia en comparación a los animales que no producen esa conducta?). Teorías que abordan las causas últimas de la conducta están basadas en las respuestas a estas dos preguntas. Tercero, uno debe preguntarse qué mecanismos están involucrados en la conducta (¿qué componentes fisiológicos, conductuales y ambientales son necesarios y suficientes para el origen de la conducta?). Y cuarto, el investigador debe preguntarse sobre el desarrollo de la conducta en el individuo (que experiencias madurativas, de aprendizaje y sociales debe atravesar un individuo para generar la conducta?). Las teorías que abordan causas proximales de la conducta se basan en respuestas a estas dos preguntas.[12]

Imagen seleccionada

Una persona pequeña se sienta en una sala de cine dentro de una cabeza humana, observa y escucha todo lo que el ser humano está experimentando. Una ilustración del teatro cartesiano.

Por dónde empezar...

Lo básico

Bienvenidos · Cómo colaborar · Comunidad · Ayuda

Normas

Los cinco pilares · Lo que Wikipedia no es · Derechos de autor

Wikiproyecto principal

Wikiproyecto Psicología

Categorías relacionadas

Frases destacadas

“Las computadoras actuales ni siquiera se acercan a la facultad que tiene un niño de cuatro años de ver, hablar, moverse o actuar por sentido común. Es una simple cuestión de capacidad. Se ha calculado que la capacidad de procesar información de la supercomputadora más potente es equivalente a la del sistema nervioso de un caracol, una ínfima parte de la que tiene la supercomputadora que llevamos en el interior de la cavidad craneal.” Steven Pinker


Psicología en otros proyectos de Wikimedia


Otros portales


Referencias

  1. Kruse, C.; Pages, Aniceto de; Hervas, José Pérez (1932). «Gran diccionario de la lengua española (de autoridades)». Books Abroad 6 (1): 22. ISSN 0006-7431. doi:10.2307/40047428. Consultado el 20 de diciembre de 2018. 
  2. Halberstadt, Max (c. 1921). «Sigmund Freud, half-length portrait, facing left, holding cigar in right hand». Library of Congress. Consultado el 8 de junio de 2017. 
  3. «Freud, Sigmund», artículo en inglés en la página 712 de la Britannica Concise Encyclopedia (2006). Londres: Encyclopaedia Britannica.
  4. «Grandes científicos: Sigmund Freud». OkDiario.com. 28 de noviembre de 2016. Consultado el 5 de diciembre de 2016. 
  5. Freud, Sigmund: Tres ensayos sobre teoría sexual. Buenos Aires: Alianza Editorial, Biblioteca Freud. ISBN 84-206-3699-1; pág. 61.
  6. «Ficha del cráter lunar «Freud» en la Gazetteer of Planetary Nomenclature». Consultado el 22 de enero de 2010. 
  7. d’Isa, Raffaele; Abramson, Charles I. (15 de mayo de 2023). «The origin of the phrase comparative psychology: an historical overview». Frontiers in Psychology 14. ISSN 1664-1078. doi:10.3389/fpsyg.2023.1174115. Consultado el 25 de septiembre de 2023. 
  8. De la Serna, Juan Moisés (2017). Psicología Animal: Descubre qué papel juega en la vida. ISBN 978-1973372264. Consultado el 3 de julio de 2018. 
  9. Dewsbury, D. (1978). Comparative Animal Behavior. McGraw-Hill Book Company. New York, NY.
  10. Papini, M.R. (2003). Comparative Psychology. In Handbook of Research Methods in Experimental Psychology. Ed. Stephen F. Davis. Blackwell. Malden, MA.
  11. Dewsbury, D. (1984). Comparative Psychology in the Twentieth Century. Hutchinson Ross Publishing Company. Stroudsburg, PA
  12. a b Tinbergen, N. (1963). "On aims and methods of ethology". Zeitschrift für Tierpsychologie. 20 (4): 410–33. doi:10.1111/j.1439-0310.1963.tb01161.x.