Paseo de Recoletos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Paseo de Recoletos
MadridEspaña
Paseo de Recoletos (Madrid) 01.jpg
Maps - ES - Madrid - Paseo Recoletos.svg
Situación del Paseo de Recoletos en el mapa distrital del municipio de Madrid.
Datos de la ruta
Nombre anterior Prado de Recoletos, Prado Nuevo y paseo de Copacabana
Numeración 3-2 al 43-24
Longitud 0,7 km
Otros datos
Distritos Centro, Salamanca
Barrios Justicia, Recoletos
Estaciones de Metro de Madrid Banco de España Madrid-MetroLinea2.svg, Colón Madrid-MetroLinea4.svg
Estaciones de Cercanías Recoletos C-2 C-7 C-8 C-10
líneas de autobús EMT 5 14 27 37 45 53 150 N1 N4 N22 N23 N24 N25 N26
Lugares de interés turístico Biblioteca Nacional, Palacio de Linares, Café Gijón
Orientación
 • sur Plaza de Cibeles
 • norte Plaza de Colón
[editar datos en Wikidata]

El Paseo de Recoletos es una avenida de la ciudad de Madrid, cuyos 700 metros ascienden muy ligeramente, de sur a norte, desde la Plaza de Cibeles a la Plaza de Colón.[1] Forma parte de los bulevares del eje central de la ciudad, que se prolonga al norte como Paseo de la Castellana, y al sur como Paseo del Prado. Debe su nombre a un convento de frailes recoletos que había desde el siglo xvi en el lugar donde luego se construyeron la Biblioteca Nacional y el Museo Arqueológico,[2] [3] y a lo largo de su existencia ha sido conocido también como Prado de Recoletos, Prado Nuevo y paseo de Copacabana.[4] Fue «incluido en el Catálogo de Parques Históricos y Jardines de Interés del Ayuntamiento de Madrid, en el Plan General de Ordenación Urbana de 1997, por su interés histórico-artístico».[5]

Historia[editar]

Origen y denominación[editar]

El que fuera prado de Recoletos y sus 515.459 pies de huertas ya existían como ameno paseo en el inicio del siglo xvii,[6] con el frondoso y ordenado arbolado que aparece por ejemplo en el mapa más antiguo de la ciudad de Madrid, el de Antonio Mancelli. Tenía su origen en el barranco formado por el arroyo de la Fuente Castellana, que lo surcaba, y como continuación del primitivo paseo del Prado Viejo de San Jerónimo y su prolongación hasta la Puerta de Atocha (en lo que en el siglo xxi constituye el Paseo del Prado). El conjunto fue uno de los objetivos en la lista de reformas urbanas durante el reinado de Carlos III en la zona norte de la ciudad, pero no se concluyó hasta los últimos años del reinado del rey Felón, con la gestión de José Osorio y Silva en la alcaldía madrileña.[4] [a]

El cronista Mesonero Romanos describe la zona así, antes de que se urbanizara como paseo y los edificios principales que la poblaron luego:[7]

Del lado de Recoletos, a la izquierda de la alameda, estaba la famosa huerta del regidor Juan Fernández, que era un sitio de pública recreación y de que hacen mención las comedias de aquel tiempo, y especialmente la que el maestro Tirso de Molina la consagró, haciéndola servir de lugar de su escena y titulándola con su mismo nombre; es la misma huerta que luego fue de la casa de la Dirección de Infantería, detrás de la fuente de Cibeles; hoy derribada la casa, y la huerta o jardín destinados a paseo público y al Parque de Buenavista; más adelante estaba el delicioso Retiro del almirante de Castilla don Juan Gaspar Enríquez de Cabrera, duque de Medina de Rioseco, convertido más adelante por el mismo en convento, y la sala de su teatro en iglesia de las religiosas de San Pascual; más allá otra casa-palacio y jardín del Conde de Baños, después del de Medina de las Torres, y enfrente la huerta de San Felipe Neri (luego de la Veterinaria), el jardín del Marqués de Montealegre, donde hoy los palacios de los Sres. Salamanca, Calderón y Remisa, y que llegaba hasta la huerta del Condestable (de los duques de Frías), que es la que hoy se extiende detrás de la Plaza de los Toros y ocupada en parte por la calle de Claudio Coello, en el barrio de Salamanca.

El paseo de Recoletos tomó su nombre del convento de la orden de los agustinos recoletos, cuyo conjunto se construyó en la zona entre 1592 y 1595,[8] y en lo que antes fuera poblado de Valnegral (o Bajo Abroñigal) en terrenos de Eufrasia de Guzmán, princesa de Ascoli.[8] La alameda terminaba en la Puerta de Recoletos, puerta de estilo barroco construida bajo el reinado de Fernando VI en 1756 y desmantelada en 1863. Fue alternativamente conocido como el Prado Nuevo y Recoletos o prado de Recoletos.[9]

Durante la dictadura franquista, recibió oficialmente el nombre de Paseo de José Calvo Sotelo,[1] recuperando en 1981 el nombre de Paseo de Recoletos, siendo alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván.

Ilustres vecinos[editar]

Estatua de Valle-Inclán, bronce de Francisco Toledo Sánchez en 1972.

Además de la larga lista de aristócratas que tuvieron casa en este paseo, entre ellos la saga del ducado de Sesto,[2] y la no menos larga de funcionarios, militares y ministros que en aquí tuvieron oficina, pueden rescatarse del olvido algunos vecinos que nacieron, vivieron o murieron en Recoletos, como el pintor José Villegas Cordero, el médico César Juarros, el profesor Antonio Gallego Burín, o eternos paseantes de piedra como Ramón del Valle Inclán, Juan Valera o la Andrómaca que José Vilches esculpió en 1853, en Roma, y que antes estuvo en el Real Conservatorio de Música de Madrid.[10] En el capítulo de los habituales de la zona y sus locales de reunión, quedan en la memoria las tertulias del Café Teide, hogar literario de César González Ruano,[11] y del Café Gijón, aún abierto al inicio del siglo xxi, aunque más como escaparate turístico que como conciliábulo. También habría que recordar la presencia en la segunda mitad del siglo xxi de la Librería-Galería Buchholz, cuna de la casi ficticia Escuela de Madrid, o de instalaciones como el Museo de cera de Madrid, inaugurado el 14 de febrero de 1972 en el número 41.[11] Como locales populares, tuvo el paseo de Recoletos en el siglo xix dos de excepción, el primer Circo Price y el circo y luego teatro del Príncipe Alfonso.[12]

Estructura urbana[editar]

El Paseo cuenta con una ancha mediana central peatonal, entre jardines, estatuas, fuentes y terrazas de establecimientos antiguos como el Café Gijón o más recientes como la Terraza Recoletos o el Café El Espejo.

En febrero de 2002, el arquitecto portugués Álvaro Siza ganó el concurso internacional convocado por el Ayuntamiento de Madrid para la remodelación del eje Recoletos-Prado y su entorno inspirado en la concepción original del Salón del Prado.[13]

Bienes desaparecidos[editar]

Entrada al teatro-circo del Príncipe Alfonso, en La Ilustración Española y Americana.

Entre los más importantes edificios y construcciones ornamentales que tuvo el Prado Nuevo, pueden enumerarse:[2]

Edificios conservados[editar]

Entre los principales están:

Eventos y ferias[editar]

19042007273.jpg

En este paseo peatonal se realizan los siguientes eventos:

Notas[editar]

  1. El Salón del Prado, como se llamó a esta gran reforma de jardinería, cubrió el arroyo que lo cruzaba, convirtiendo esta zona, profusamente arbolada, en un jardín público o paseo con alineaciones de árboles y fuentes destinados al esparcimiento y a los paseos de ciudadanos y coches de caballos. La idea fue promovida por el Conde de Aranda, presidente del Consejo de Castilla, iniciándose los trabajos en 1763. Se trataba de integrar de forma unitaria los fragmentos dispersos del espacio de transición entre la ciudad y el conjunto palatino del Buen Retiro, mediante la creación de un espacio circoagonal limitado y embellecido por fuentes y vías arboladas.
  2. En 1969 se trasladó a este paseo para adornar en el extremo de un estanque escalonado un pequeño templete de cuatro columnas, la estatua de la Mariblanca. En 1984, la escultura fue víctima de un acto vandálico, que la partió en varios trozos. Restaurada por el Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, el Ayuntamiento de Madrid decidió colocarla en el zaguán principal de la Casa de la Villa.

Referencias[editar]

  1. a b Gea, 2002, p. 561.
  2. a b c Fernández de los Ríos, 1876/2002, pp. 334-336.
  3. Cabezas, Juan Antonio (1968). Diccionario de Madrid. Madrid: El Avapiés. ISBN 8486280419. 
  4. a b Répide, 2011, p. 561.
  5. Gómez, Mercedes (31 de agosto de 2010). «Paseo de Recoletos». Arte en Madrid. Consultado el 14 de octubre de 2016. 
  6. Mesonero, 1861, p. 251.
  7. Mesonero, 1861, p. 251 y ss..
  8. a b Répide, 2011, p. 562.
  9. a b Peñasco de la Puente, 1889, pp. 423-424.
  10. Andrómaca (Arte en Madrid: 13.09.2009)
  11. a b Montero Alonso, 1990, p. 460.
  12. Martínez Olmedilla, Augusto (1947). Los Teatros de Madrid. Anecdotario de la farándula madrileña. Madrid: Imprenta José Ruiz Alonso. OCLC 568723216. 
  13. Siza, Álvaro (2010). «Plan Especial Recoletos-Prado». Ayuntamiento de Madrid. Consultado el 22 de noviembre de 2016. 
  14. Díaz y Díaz, María del Sol (1976). «Fuentes públicas monumentales del Madrid del siglo XVII». Revista Villa de Madrid (Madrid) (53): 39-50. Consultado el 9 de noviembre de 2016. 
  15. Tovar Martín, Virginia (1982). Rivadeneyra, ed. El Real Pósito de la Villa de Madrid (primera edición). Madrid: Cámara de Comercio de Madrid. ISBN 84-500-8160-2. 
  16. Gea, 2002, p. 582.
  17. Gea, 2002, p. 262.
  18. Eguizábal, Raúl (2007). Historias del Circo Price y otros circos de Madrid. Madrid: La Librería. ISBN 978-84-96470-95-8. 
  19. Sepúlveda, Enrique (1892). R. Velasco, ed. El Teatro del Príncipe Alfonso: (historia de este coliseo) (1892). ejemplar digitalizado en la Biblioteca Digital de la Comunidad de Madrid. Madrid. 
  20. «La estatua del siglo XVII destrozada en Recoletos quedará en el Museo Municipal». elpais.com. 1984/10/18. Consultado el 7 de noviembre de 2016. 
  21. «La estatua de la Mariblanca derribada por gamberros.» ABC. Consultado el 6 de agosto de 2012.
  22. «Feria de Artesanía». espaciomadrid.es. Consultado el 22 de noviembre de 2016. 
  23. «Imposición de la bufanda blanca a Don Ramón María del Valle-Inclán». mundoculturalhispano.com. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 40°25′16.61″N 3°41′32.28″O / 40.4212806, -3.6923000