César González Ruano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
César González Ruano
Información personal
Nacimiento 22 de febrero de 1903 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 15 de diciembre de 1965 Ver y modificar los datos en Wikidata (62 años)
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Periodista, escritor y biógrafo Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Poesía y novela Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
[editar datos en Wikidata]

César González-Ruano (Madrid, 22 de febrero de 1903 - ibíd., 15 de diciembre de 1965) fue un periodista y escritor español

Biografía[editar]

Empezó a destacar en los años veinte como poeta del Ultraísmo. Aunque fundamentalmente periodista, cultivó todos los géneros y fue poeta lírico, novelista y autor dramático; también escribió biografías, como las de Charles Baudelaire, Enrique Gómez Carrillo, Émile Zola y Óscar Wilde. Pese a tanta actividad, durante toda su larga vida padeció una constante "mala salud de hierro", de forma que muchas veces se le desahució y dio falsamente por muerto.

Fue, ante todo, un gran dominador del género del artículo periodístico (según su amigo y discípulo Manuel Alcántara, escribió más de treinta mil) y ya en 1932 ganó el Premio Mariano de Cavia con uno titulado Señora: ¿Se le ha perdido a usted un niño? Recogió ochenta entrevistas a personalidades de la actualidad española e internacional en Las palabras quedan (Conversaciones) (1957), varias veces reeditado. Uno de sus más estrechos colaboradores fue el escritor asturiano, más tarde Premio Nacional de Literatura por su biografía de Marañón, Marino Gómez Santos. Residía en Madrid en un piso de la calle Ríos Rosas número 54, que lindaba con los del académico Camilo José Cela y del pintor [[Manuel Violado.


En 1936 inició un largo período de nomadismo espiritual y cultural que le llevó como corresponsal de ABC primero a Roma y luego a Berlín (donde ya había pasado unos meses en 1933). Allí coincidió con sus amigos Rafael Sánchez Mazas y Eugenio Montes. Desde la corresponsalía de ABC en Berlín, escribiría textos laudatorios a la política nazi.[1]​ Antes de volver a España residió en París, tomado por los alemanes. Además de sus crónicas, y de algún incidente como su confinamiento en 1942 en la cárcel de Cherche-Midi (al cual dedicó un impresionante poema largo: Balada Cherche-Midi), tras ser apresado por la Gestapo, sospechoso de traficar con visados, aún tuvo tiempo de redactar algunas de sus mejores obras como la biografía de Mata-Hari o la novela Manuel de Montparnase, basada en la vida y la obra de Manuel Viola. En realidad la sospecha es que traficaba con visados ofreciéndolos a judíos a los que después denunciaba a la Gestapo. Cuando todo el mundo esperaba que regresase a Madrid, en 1943 se fue a Sitges, donde trasnochaba y llevaba una vida bohemia, junto a personajes como el periodista Miguel Utrillo Vidal (1912-1990), hijo del pintor Miguel Utrillo. En 1945 se instala definitivamente en Madrid.

En 1948 fue condenado en ausencia por la Francia Libre a 20 años de trabajos forzados por "inteligencia con el enemigo", acusado de haber delatado, estando ya en libertad, a sus compañeros de celda en Cherche-Midi.

En Madrid fue uno de los asiduos al Café Gijón y luego al desaparecido Café Teide, a donde acudía cada mañana para realizar la actividad de la que acostumbraba a vivir: escribir.

Obra[editar]

César González Ruano fue un escritor precoz, sus inicios como poeta se dan en la adolescencia. En su juventud publicaba crónicas en El Heraldo, en 1920 con tan solo 17 años escribe De la locura, del pecado y de la muerte. En ese mismo momento colabora con revistas como Ultra y Tobogán.

En 1933 le envían de corresponsal a Berlín, donde es testigo de la quema de libros y donde se convierte en simpatizante de los nazis. Publica los artículos de Berlín, Seis meses con los nazis, favorables al nazismo. Publica 30000 artículos durante toda su vida.

En 1934 se estrenó su comedia poética La luna en las manos en Madrid. Hizo dos antologías de sus poemas publicados: Aún, primera antología poética (1920-1934) y Poesía (selección poética, 1924-1944).

Fue el mas prestigioso periodista del régimen franquista, sus obras maestras son libros que recopilan sus artículos. Destaca como memorialista de la literatura española, así como también destacan sus necrológicas. En 1946 publicó su Antología de poetas españoles contemporáneos en lengua castellana.

Ni César ni nada obtuvo el Premio Café Gijón en 1951, y ese mismo año aparece su Diario íntimo. Posteriormente recogió una trilogía de novelas bajo el título de A todo el mundo no le gusta el amarillo y publicó Nuevo descubrimiento del Mediterráneo, Caliente Madrid y Pequeña ciudad.

En 1953 publica sus memorias Mi medio siglo se confiesa a medias, en las que habla sobre los escritores de la época anterior a La guerra Civil. En 1954 publica Mis cien mejores crónicas".

A su muerte, se publicó 300 prosas como homenaje a González Ruano, el cual constituye un resumen de su obra periodística.

Contexto histórico[editar]

César González Ruano se carazteriza por su periodismo lírico, tras la Guerra Civil se produce una reforma total de la vida española, se produce un control absoluto sobre la educación , el periodismo y muchos otros sectores de la sociedad. Desaparece la prensa de izquierdas. Aparecen nuevos periódicos y otros se ven obligados a cambiar de nombre como "La vanguardia española" antes llamada "La vanguardia". Este control sobre la prensa hace que deje de haber discusiones sobre política, lo cual es una ventaja para la literatura en el periodismo, los periódicos y los artículos pasan a ser muy literarios.

La literatura se convierte en una herramienta política, la poesía se utiliza como protesta y defiende a los obreros, a las mujeres... La gente en contra de la dictadura se reunía en recitales de poesía que se convertían en una especie de mítines políticos.

El Régimen franquista es consciente de que la propaganda es muy importante, ( gran parte de los escritores españoles se exiliaron tras la guerra y además contaban mucho prestigio fuera de España) por eso se invierte para que los jóvenes escribiesen también, el régimen está interesado en promover la vida literaria.

Curiosidades[editar]

  • En su honor, por destacar como articulista, la Fundación MAPFRE concedía un premio anual que lleva su nombre para artículos que aparecen en la prensa española. Hasta su cancelación en 2014 era considerado como uno de los de mayor prestigio de la prensa española.
  • A Cuenca, donde César González-Ruano tenía casa y vivió durante largas temporadas, le dedicó el libro 'Pequeña ciudad' y numerosos artículos periodísticos recogidos por Hilario Priego y José Antonio Silva Herranz en el volumen Artículos sobre Cuenca. En esta ciudad hay una calle con su nombre.
  • En diciembre de 2010, la profesora Raquel Velázquez Velázquez, de la Universidad de Barcelona, defendió la primera tesis en torno a la figura de César González-Ruano, titulada El articulismo experiencial de César González-Ruano. Su colaboración en La Vanguardia Española (1944-1964). [1]
  • En 2007, el escritor José Carlos Llop publicó París: Suite 1940, una novela en la que se indaga acerca de los motivos de la detención de César González-Ruano en París por la Gestapo en 1940, probablemente por un asunto turbio relacionado con la venta de pasaportes a perseguidos judíos.
  • En 2014, los escritores Rosa Sala Rose y Plàcid García-Planas Marcet publicaron El marqués y la esvástica. César González Ruano y los judíos en el París ocupado, donde se exploran los vínculos de César González-Ruano con el nazismo y con la estafa de judíos a partir de material de archivo hallado en diversas ciudades europeas. El mismo año en que apareció esta publicación la Fundación MAPFRE anunció públicamente la cancelación de su Premio César González-Ruano de Periodismo, ahora reconvertido en el Premio Fundación MAPFRE de relato corto.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]