Josef Hans Lazar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Josef Hans Lazar
Información personal
Nacimiento 5 de octubre de 1895
Estambul
Fallecimiento 9 de mayo de 1961
Viena
Nacionalidad Austríaca
Información profesional
Ocupación Periodista, diplomático
[editar datos en Wikidata]

Josef Hans Lazar (Estambul, 5 de octubre de 1895-Viena, 9 de mayo de 1961) fue un diplomático austríaco y propagandista nazi en la España franquista. Judío pronazi,[1]​ estuvo encargado de la propaganda del Tercer Reich en España, llegando a controlar a una gran parte de la prensa española durante la Segunda Guerra Mundial.[2]

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Nació en Estambul el 5 de octubre de 1895.[3]​ Hijo de un funcionario del consulado austriaco en Estambul, hizo el servicio militar durante la Primera Guerra Mundial destinado en la agregaduría militar austriaca en Turquía.[4]​ Con posterioridad fue corresponsal «freelance» del periódico vienés Neue Freie Presse, trabajando también para agencias alemanas y austriacas en Bucarest.[5]​ Desde 1937 fue funcionario del cuerpo diplomático, ejerciendo como agregado de prensa de la embajada austriaca en Berlín.[5]​ Defensor del Anschluss de Alemania a Austria,[1]​ la noche del 12 al 13 de marzo de 1938 fue llamado a Viena y quedó al frente del servicio de Prensa; en la mañana del 13 de marzo fue el encargado de leer a los corresponsales extranjeros el texto de la ley mediante la cual Austria quedaba integrada en el «Reich» alemán.[6]

Etapa en España[editar]

Llegó a España en 1938,[7]​ en plena Guerra civil, actuando como corresponsal de la agencia nazi de noticias «Transocean».[8]​ Tras la victoria franquista en la contienda se trasladó a Madrid, donde se instaló en un fastuoso palacio de la Castellana que era propiedad de la familia Hohenlohe.[9]

Encargado de la propaganda del Tercer Reich en España, y mano derecha de Goebbels en el país,[10]​ se hizo célebre en el Madrid de la posguerra,[1]​ y llegó a controlar a una gran parte de la prensa española durante la Segunda Guerra Mundial.[2]​ Como parte de los esfuerzos alemanes por influenciar la prensa española, en agosto de 1940 Lazar patrocinó un viaje de periodistas españoles —entre otros, Víctor de la Serna y Xavier de Echarri— a Berlín, donde visitaron varias instalaciones de la prensa nazi.[11]

En la embajada contó con la colaboración de funcionarios como Ekkehard Tertsch, jefe adjunto de la delegación de prensa (desde 1943),[12]​ o de Wiebke Obermüller, que estaba a cabo del boletín informativo de la embajada alemana —el cual llegó a tener una tirada de 60.000 ejemplares—.[13]​ A lo largo de España también contó un nutrido grupo de colaboradores, tanto funcionarios de correos como falangistas que repartían propaganda progermana. Uno de los colaboradores españoles más importantes con los que contó Lazar fue el filonazi Federico de Urrutia, jefe de propaganda de la Falange.[14]

La apariencia de Lazar, que tenía la piel oscura, llevaba un pequeño bigote, monóculo, y vestía con ropa y calzado oscuros,[15]​ fue descrita por Samuel Hoare como «repulsiva»,[7]​ mientras que Alexander W. Weddell le calificó como «un individuo de extracción oriental, de presencia y reputación indeseable».[16]​ Tampoco contó con la confianza de los principales funcionarios nazis en Madrid: ni Hans Thomsen —jefe del Partido Nazi en España— ni Paul Winzer —jefe de la Gestapo en Madrid— se fiaron de él, y en más de un ocasión enviaron a Berlín informes negativos sobre Lazar.[14]

Últimos años[editar]

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial permaneció en España, protegido por el régimen franquista. Frente a las peticiones de los aliados para que fuese entregado, Lazar simuló un ataque de apendicitis y fue internado en la clínica Ruber.[15]​ Falleció el 9 de mayo de 1961 en Viena.[17]

Vida personal[editar]

Contrajo matrimonio con la baronesa Elena Petrino Borkowska,[18]​ una aristócrata rumana oriunda de Transilvania.[15]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]