Josef Hans Lazar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Josef Hans Lazar (Estambul, 5 de octubre de 1895-Viena, 9 de mayo de 1961) fue un diplomático austríaco y propagandista nazi en la España franquista. Judío pronazi,[1] estuvo encargado de la propaganda del Tercer Reich en España, llegando a controlar a una gran parte de la prensa española durante la Segunda Guerra Mundial.[2]

Biografía[editar]

Nació en Estambul el 5 de octubre de 1895.[3] Hijo de un funcionario del consulado austriaco en Estambul, hizo el servicio militar durante la Primera Guerra Mundial destinado en la agregaduría militar austriaca en Turquía.[4] Con posterioridad fue corresponsal «freelance» del periódico vienés Neue Freie Presse, trabajando también para agencias alemanas y austriacas en Bucarest.[5] Desde 1937 fue funcionario del cuerpo diplomático, ejerciendo como agregado de prensa de la embajada austriaca en Berlín.[5] Defensor del Anschluss de Alemania a Austria,[1] la noche del 12 al 13 de marzo de 1938 fue llamado a Viena y quedó al frente del servicio de Prensa; en la mañana del 13 de marzo fue el encargado de leer a los corresponsales extranjeros el texto de la ley mediante la cual Austria quedaba integrada en el «Reich» alemán.[6]

Llegó a España en 1938,[7] actuando como corresponsal de la agencia nazi de noticias «Transocean».[8]

Encargado de la propaganda del Tercer Reich en España, y mano derecha de Goebbels en el país,[9] se hizo célebre en el Madrid de la posguerra,[1] y llegó a controlar a una gran parte de la prensa española durante la Segunda Guerra Mundial.[2] Como parte de los esfuerzos alemanes por influenciar la prensa española, en agosto de 1940 Lazar patrocinó un viaje de periodistas españoles —entre otros, Víctor de la Serna y Xavier de Echarri— a Berlín, donde visitaron varias instalaciones de la prensa nazi.[10]

En la embajada contó con la colaboración de Ekkehard Tertsch, jefe adjunto de la delegación de prensa (desde 1943).[11]

La apariencia de Lazar, que tenía la piel oscura, llevaba un pequeño bigote, monóculo, y vestía con ropa y calzado oscuros,[12] fue descrita por Samuel Hoare como «repulsiva»,[7] mientras que Alexander W. Weddell le calificó como «un individuo de extracción oriental, de presencia y reputación indeseable».[13] Tampoco contó con la confianza de los principales funcionarios nazis en Madrid: ni Hans Thomsen —jefe del Partido Nazi en España— ni Paul Winzer —jefe de la Gestapo en Madrid— se fiaron de él, y en más de un ocasión enviaron a Berlín informes negativos sobre Lazar.[14]

Falleció el 9 de mayo de 1961 en Viena.[15]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]