Lina Morgan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lina Morgan
Lina Morgan 2012 (cropped).jpg
Lina Morgan en 2012.
Información personal
Nombre de nacimiento María de los Ángeles López Segovia
Nacimiento 20 de marzo de 1936
Madrid, España
Fallecimiento 19 de agosto de 2015
(79 años)
Madrid, España
Nacionalidad Flag of Spain.svg Española
Características físicas
Altura 1,60 m
Familia
Padres Emilio López Salas
Julia Segovia García
Pareja Manolo Zarzo[1] (1949-1952)
Información profesional
Ocupación Actriz, vedette, humorista y cantante
Años activa 1949-2008
Premios artísticos
Otros premios TP de Oro 1994, 1996, 1997
Premio Ondas 1998
Antena de Oro 2003
Web
Ficha
[editar datos en Wikidata]

María de los Ángeles López Segovia (Madrid, 20 de marzo de 1936-ib., 19 de agosto de 2015),[2] [3] [4] más conocida por su nombre artístico Lina Morgan, fue una vedette y actriz española de cine, teatro, musicales y televisión.

A lo largo de su carrera destacó por interpretar en su mayoría papeles cómicos y relacionados con géneros populares como la revista musical y la comedia musical. Entre sus mayores éxitos como actriz destacan las obras teatrales ¡Vaya par de gemelas!, Sí, al amor, El último tranvía y Celeste... no es un color; en cine, películas como Los subdesarrollados, Soltera y madre en la vida y La tonta del bote; mientras que en la televisión obtuvo gran repercusión con Compuesta y sin novio, Hostal Royal Manzanares y Academia de baile Gloria. Entre otros premios, consiguió el Fotogramas de Plata, 3 TP de Oro, el Premio Ondas, la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo, la Medalla de Oro al mérito en el Trabajo y la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes.

La actriz fue arrendataria del Teatro La Latina desde 1978, y su propietaria desde 1983 hasta 2010; en él programó sus obras más importantes.

Biografía[editar]

Inicios[editar]

Nació en el seno de una familia modesta que vivía en el madrileño barrio de La Latina. Sus padres fueron Emilio López Salas (1899-8 de diciembre de 1981), oficial de sastrería, y Julia Segovia García (1902-23 de julio de 1991), ama de casa.[5] Tuvieron cinco hijos, siendo Lina la cuarta: Emilio, Julio, Julia (1931-24 de diciembre de 2012), Lina y José Luis (1940-25 de noviembre de 1995).[6] Tras terminar la educación primaria, con 11 años comienza a estudiar baile clásico español en una academia de la calle Pelayo. Al mismo tiempo, ayuda en la economía familiar al lado de su padre, pegando botones y cosiendo capotes para los soldados. Poco después, acude al conservatorio de la calle del Arenal 26, allí coincide con Esperanza Roy y más tarde con Concha Velasco. En aquella escuela se impartían no solo clases de baile, también de educación, cultura y saber estar.

A los 13 años fue elegida por un representante del mundo del espectáculo, Pepe Cabo, para formar parte de una compañía infantil , Los chavalillos de España. De este modo, en las navidades de 1949 se embarca en su primera gira por todo el país con esta actoral.[7]

Tras casi dos años se encuentra con que la compañía ha decidido prescindir de ella. Por mediación de su hermana Julia López Segovia, a la sazón bailarina de un ballet español y falsificando la fecha de nacimiento, puesto que era menor de edad, y maquillándose como una mujer adulta, logra un contrato como solista en la madrileña sala de fiestas "Parrilla del Rex", en el espectáculo Del can-can al mambo. Allí coincide con su hermana y con otra gran artista, Esperanza Roy, y con la hermana de ésta. Pero volvió a encontrarse en la calle cuando se descubrió su edad. La compañía se disponía a salir de gira por Italia y no pudo irse con ellos.

A los 16 años ingresa en la compañía de revista de Matías Colsada, en el Teatro Victoria de Barcelona. Ahí comenzó a trabajar como bailarina del reparto junto a Rafael Farina, en el espectáculo La copla Andaluza. De ahí, pasa al valenciano Teatro Ruzafa, don la misma empresa, debutando con la vedette Maruja Tomás y su marido y líder de la compañía, Alfonso Del Real, en la revista ¡Espabíleme usted al chico!. Pasa por todo el escalafón de la revista: bailarina, corista, chica de conjunto, vicetiple, tiple, figurita y se convierte en tercera vedette. Surge su primera gran oportunidad, como ocurría en las míticas películas: una de las chicas que tenía cierta relevancia en la compañía -hacía un papel y varios números- cayó por las escaleras del teatro teniéndola rápidamente que sustituirla. Angelines, avispada, se acercó al primer actor y director de la compañía y le soltó el texto de carrerilla. Tras vacilar un poco, se decidió por ella para que ocupase el puesto con urgencia. Ella se sabía todos los papeles, incluido el del primer actor, por si acaso. Pensaba que caracterizada nadie notaría nada. Salió y soltó su frase con tal énfasis que logró arrancar los primeros pero sinceros aplausos y carcajadas de su vida.

Por consejo de Alfonso Del Real decide dedicarse al género cómico, a poder ser en su compañía y ofreciéndole pequeños papeles que le ayudasen a ir saliendo del anonimato. Después vinieron dos años sin trabajar, por incumplimiento de contrato por parte del empresario Matías Colsada. Regresó a la empresa, debutando en el madrileño Teatro Fuencarral, al lado de Luís Cuenca y de la estrella Raquel Daina, en el estreno de ¡Tontita!. En 1956, Adrián Ortega le ofrece su primer papel importante para sustituir a Mercedes Llofriu en la obra Mujeres o diosas, y es ahí cuando adopta su pseudónimo de Lina Morgan, que surge del diminutivo de Angelines (Lina) y la banca Morgan.[7]

De ahí pasa a ser una vedette de revista durante los años 1950, actuando junto con actores y artistas como Manolo Paso, Tony Leblanc, Miguel Gila o Ángel de Andrés entre otros, hasta convertirse en una de las caras habituales del género en el Madrid de la época. Los productores cinematográficos comienzan a interesarse por ella, y Morgan rueda sus primeras películas: El pobre García, de Tony Leblanc, y Vampiresas 1930 de Jess Franco (1960). La actriz realiza en 1962 su primera aparición en Televisión Española, cuando actúa en un festival benéfico, y un año después participa en los programas Gran Parada y Cita con el humor.

Salto a la fama[editar]

En la década de los sesenta se convierte en una vedette cómica popular, suele ser habitual en casi todos los festivales que se organizan, muchos de ellos por Carmen Polo la mujer de Francisco Franco cada Navidad en el madrileño Teatro Calderón o cada 18 de Julio, día del Alzamiento Nacional en el Palacio de la Granja en Segovia. Como muchas celebridades de la época. Iban, hacían su número y saludaban. Sin más. Comienza a ser requerida por varios directores de la época formando parte del reparto en varias películas, trabajos que alterna con su fructífera y ascendente carrera en el teatro. El empresario y autor teatral Muñoz Román escribió para ella la revista "El conde de manzanares", que sirvió como lanzamiento definitivo como primera figura del espectáculo. Fue en el madrileño Teatro Martín. Madrid le dio la alternativa confirmando su éxito. Demuestra ser una artista completa sobre el escenario y consigue popularizar todos y cada uno de los números de aquel espectáculo, entre los que destacan "La quiniela", "La muñeca Blanquita" y "Andares de reina", que con los años popularizó la cantante y actriz Conchita Bautista, hasta el punto de que las dos graban en un mismo elepé estos éxitos. Lina Morgan lo hace con "La quiniela" y "La muñeca Blanquita" y Conchita Bautista con "Dulcinea" y "Andares de reina". Aquel imparable éxito hizo que se fijasen en ella autores y empresarios. Da un giro a su carrera probando suerte en la comedia. De la mano de Juanjo Menéndez debutó como "primera actriz" protagonista en la traducción del vodevil francés "Boeing, Boeing" de Marc Camoletti en el Teatro Eslava (1962) que resultó un gran éxito no solo de público, también la crítica reconocía que Lina no solo podía hacer revista. Pero como echaba de menos la pasarela, las plumas y las lentejuelas terminó pocos meses después regresando al género con una comedia musical de Manuel Paso, titulada "Una chica que promete". El empresario era nuevo y no entendía mucho de teatro, y resultó un rotundo fracaso por la poca paciencia del empresario. A Lina le acompañan Esperanza Roy y José Sazatornil "Saza", en el madrileño Teatro Fuencarral. Tras casi un año alejada de las tablas, regresa de nuevo a la comedia, de la mano de Juan José Alonso Millán, formando su propia compañía de Comedias Cómicas (la compañía más joven hasta el momento), representando "El agujero" y "Soltero de nacimiento". Otro terrible fracaso. Quique Camoiras la contrata como primera figura cómica, formando compañía con él, al lado de la vedette Lina Canalejas, en la revista "Un aprendiz de marido" (1964) en el madrileño Teatro Alcázar. Nuevamente vuelve a fracasar.


Su confirmación en el mundo del espectáculo vino en 1964, cuando actúa en la compañía de Colsada con artistas como Juanito Navarro, Antonio Casal y Manolito Díaz , en espectáculos cómicos y de revista. Lina Morgan rompe con aquella mala racha y se sitúa como una de las principales "vedettes" cómicas. Reclamada por el público, quien comenzó a seguirla y de una manera a dirigirla por el camino que debía de seguir, pidió lo que consideraba justo: un aumento de sueldo si deseaban seguir contando con ella. Y como no se las quisieron dar los tres actores (formaban empresa), Colsada, que los había rescatado del fracaso y cambió la compañía por completo logrando levantarla, enterado de la situación, decide dárselas con la condición de que debe ir a Barcelona, donde va estrenar su nuevo espectáculo, "Las Fascinadoras" en el Teatro Apolo que era de su propiedad como el madrileño Teatro La Latina donde la compañía estaba actuando. Se trata de la presentación por primer vez en Barcelona como "Primera figura cómica" de Lina Morgan, Supuso un descomunal acierto del empresario, teniendo que cambiar el cartel al poco tiempo por una revista en la que Lina tuviese mayor protagonismo. Popularizó los números "La flamencona de Tarragona" y "Los consejos de Papá" (parodia de la canción "No tengo edad" que ganó el Festival de Eurovisión 1964), al lado del genial Alady. Esto hizo que la artista madrileña comenzase a replantearse su futuro. Hubo quien le dijo que su carrera estaba acabada, que jamás pasaría de ser una "segundona". No quiso hacer caso y le echo un órdago a la vida. Le impuso a su empresario, Colsada, que si deseaba contar con ella para el futuro debería de lanzarla como "estrella" de la compañía, encabezando los carteles anunciadores. Matías Colsada intentó convencerla de lo contrario: que sí la segunda se lleva el gato al agua y tiene menos responsabilidades, etc... Y es que claro, las medidas de Lina no eran las que se llevaban para encabezar ese tipo de espectáculos que se regía por una serie de escalafones, de jerarquía que era imposible de cambiar. Pues Lina lo cambió. Se salió con la suya, no iba el empresario a perder a "la gallina de los huevos de oro" nada más empezar el negocio. En esa época, Morgan debuta como actriz principal y alcanzará su primer gran éxito de público, junto con Navarro, en la obra Dos maridos para mí en 1965. Desde ese momento, Colsada explota la colaboración entre Lina Morgan y Juanito Navarro, quienes llegan a realizar la misma obra durante seis meses consecutivos en el Teatro La Latina y actuarían en otras piezas más.


Lina Morgan ha dado un giro totalmente imposible en un género tan clásico como es el de la Revista Musical Española. A roto con todo. Se ha impuesto y ha logrado revolucionar no solo el teatro también en la televisión y en la radio. Lina Morgan fue quien ideó aquel personaje de "la niña" que tantos éxitos le trajo durante esta etapa. Primero se lo propuso a Antonio Casal que no le convencía la idea, después a Juanito Navarro, quien desde el principio lo veía claro. La idea era hacer una parodia cómica de aquella popular canción de José Guardiola y de su hija, Rosa Mari, el "Di Papá". Ellos lo hicieron a su manera, "El papá y la niña". Fue tal el éxito la primera vez que lo hicieron en un homenaje a Tony Leblanc, que poco después, ya en el especial de fin de año 1965 de TVE, causó tal sensación que en sus ocho años de continuo trabajo juntos era imposible no hacer aquel número. Llegaron a tener su propio espacio de humor en Televisión Española, primero en "Noches del Sábado" (1966) y luego en el programa "Nosotros" (1968). Incluso grabaron discos con estas historias y con canciones que se vendían como churros. Lina Morgan llegó a ser requerida para aparecer en múltiples películas y el célebre programa de televisión Estudio 1, en La chica del gato (1966) y El landó de seis caballos (1968).[8] , "La tonta del bote" (1969) y "Nosotros ellas y... el duende" (1971). Incluso debuta con su primera serie para la televisión, "El tercer Rombo", escrita por Álvaro de la Iglesia y realizada por Gustavo Pérez Puig.

En 1969, la actriz rueda su primera película como protagonista, Soltera y madre en la vida, y un año después una de sus obras más populares: la comedia La tonta del bote, dirigida por Juan de Orduña, donde interpreta a una joven risueña y atolondrada. Sin embargo, existe la leyenda de que fue la película la que la lanzó definitivamente como estrella. No es cierto. La verdad es que la película en un principio no resultaba nada comercial, fue a raíz de sus siguientes proyecciones en los "cine de barrio" de la época cuando comenzó a despuntar. Aun así, no es la película más comercial de la actriz. La popularidad de aquel personaje fue por su magistral interpretación en la versión teatral para Televisión Española, de la que no existe copia alguna y que nada tiene que ver con la fílmica. Aquella interpretación lee catapultó a la fama a nivel nacional entre el gran público e hizo que su caché aumentara, por lo que en 1972 abandonó la compañía de Colsada .[9] A comienzos de los años 1970 apareció en más películas, la mayoría de ellas cintas de humor dirigidas por Mariano Ozores, artífice de su éxito en la gran pantalla. Podemos decir que Ozores fue su director fetiche. Le escribía vehículos cómicos a su medida. Lo que ocurre es que se trabata de un cine meramente comercial y los productores no solían arriesgar económicamente por otro tipo de guiones cómicos más serios. Querían ganar dinero. Aun así, Lina logró hacer un cine comercial muy digno, popular y entretenido alejado de lo obsceno, lo vulgar. Eran papeles entre la ternura, la melancolía y la más pura comedia, alguna vez sobrepasaba límites que rozaban lo excéntrico Firmo un contrato de diez millones de pesetas por la filmación de siete películas en 1972. Se convierte en la actriz mejor pagada en el cine español. Sin embargo, también cultivó papeles dramáticos como Una pareja... distinta, con José Luis López Vázquez en 1974; esta película resultaba audaz para la época pues Lina Morgan interpreta a una mujer barbuda y López Vázquez a un travesti.[7] .

Cansada de hacer siempre los mismo y creyendo que ha tocado techo en aquella empresa, la de Colsada, decide que va siendo hora de emprender nuevos caminos. Llegaba la hora de independizarse y de comer a formar su propia empresa de espectáculos. De sobra había demostrado que podía triunfar por sí misma. El público la sigue en todo lo que emprende. Pero comienza a sonar fuerte una pregunta ¿sería capaz Lina Morgan de obtener el mismo éxito o quizás mayor sin el apoyo de su empresario y sin Juanito Navarro al lado ? Estos ocho años de éxito tras éxito le habían dado la solvencia económica como para poder independizarse, pero, sobre todo el tremendo cariño y la gran aceptación por parte del público, era la fuerza necesaria que la empujaba a tomar la decisión de abandonar aquello. Su empresario no lo tomó nada bien, que tuvo que buscar con ahínco una sustituta de Lina. Cosa nada fácil. Y su compañero de fatigas, Juanito Navarro, reaccionó de peor manera. Tampoco es que la relación, meramente profesional y nunca sentimental como se comentaba, entre ambos estaba siendo algo complicada debido a los "¿celos?" profesionales. Lina Morgan fue contratada por la empresa de los "chicos", como así se les conocía a los cómicos Tomás Zori y Fernando Santos, como primera estrella y empresaria junto a ellos. Cobraría un sueldo, se repartían los beneficios y no las pérdidas, si las hubiesen. Debutan en el valenciano Teatro Ruzafa, con "¡Un, dos, tres cásate otra vez!" de Manolo Baz. La contratación de Lina resultó un bombazo. Aunque en un principio la idea fue la de juntar a la gran estrella del género Celia Gámez y a Lina Morgan, pero la primera comenzó a sentirse cansada y optó por unirse más tarde. Núnca lo hizo. En vista del éxito a teatro lleno todos los días, con el público enloquecido y la crítica a favor. Todos coincidían en lo mismo, el gran acierto de Lina al emprender un nuevo camino y en una compañía tan bien considerada por toda la profesión. Los "chicos" se caracterizaban precisamente por dar al espectáculo lo mejor de lo mejor, dotándolo del mejor libreto, las mejores partituras, el mejor ballet, el mejor vestuario y el mejor montaje. Así que hubo un segundo espectáculo, "El cuento de la lechera". Nuevamente el mismo éxito de público y de crítica. Y no hubo un tercer porqué Lina Morgan, a la que reclamaban el cine, decidió abandonar por el momento el teatro para cumplir con sus compromisos con el cine, Todo lo que tocaba Lina Morgan se convertía en absoluto éxito, tras su multimillonario contrato con Picasa Films, firmó otro no menos suculento con Lotus Films (Julián Esteban y Luís Méndez) con lo que filma sus últimas incursiones en el cine. Con argumentos más cuidados y papeles cómicos más serios que los anteriores. Se barajó la posibilidad de darle un giro a su trayectoria cinematográfica, y contaba con el apoyo de la crítica quienes animaban a que eso sucediese. Pero la respuesta del público no era "masiva" y por tanto quedó en un intento, como fue el caso de "Imposible para una solterona" bajo las órdenes de Rafael Romero Marchent. Basada en la novela del mismo título de María Luisa Linares y que le valió a la actriz una nominación a la mejor intérprete femenina protagonista de los Premios Círculo de Escritores Cinematográficos 1976 (los actuales Premios Goya) .

A partir de 1975, Morgan decide aparcar el cine para volver a subir a los escenarios. Con el dinero ganado en sus películas, la actriz monta su propia compañía de revista en el Teatro Barceló. Su proyecto atravesó serias dificultades económicas ya que, tras la muerte de Francisco Franco, el humor blanco y castizo no tenía la misma demanda que otro tipo de géneros como el destape, y Lina Morgan perdió todo el dinero invertido. Sin embargo, tras una aparición en el programa Directísimo de José María Íñigo, la revista de Lina Morgan logró una mayor atención del público, y pudo estrenar obras nuevas como Casta ella, casto él con Florinda Chico y Antonio Ozores.[7] [8]

Éxito teatral[editar]

Fachada del Teatro La Latina, que fue propiedad de Lina Morgan durante 27 años.

Lina Morgan contaba a su lado con la inestimable colaboración de su hermano José Luís López Segovia. Su hermano supuso para la actriz "todo". Fue su mano derecha, su hombre de confianza, su mejor representante. Un gran crítico y sobre todo el mejor promotor que pudo tener a su lado. La actriz confesó siempre que más del cincuenta por cierto de su éxito le pertenece a su hermano. Él fue quien guió desde un principio la carrera de la gran estrella. Con la ayuda del autor Manuel Baz, que en una primera etapa de esta aventura empresarial consta como socio, hizo unos magníficos vehículos para el lucimiento de la actriz. Le hizo sus grandes éxitos. Escribía en torno al personaje que Lina había creado poco a poco. Luego, todo este sainete cómico iba aderezado por una magnífica partitura que hacía el otro colaborador, Gregorio García Segura. Las letras de las canciones estaban escritas por el propio autor de la obra Manuel Baz y por el productor José Luís López Segovia. Lo primero que hicieron fue "Pura Metalúrgica" estrenada en el madrileño Teatro Barceló, donde Lina y su compañía eligieron como sede inicial. Por aquel entonces formaban parte del reparto: Amelia Aparicio, Ricardo Valle, Tomas Pico, Ramón Reparaz, Nicolás Mayo y las vedettes Regine Gobin y Emma Amelia. Aquella aventura comenzó siendo un poco agridulce, ya que perdió todo el dinero ganado en todos estos años de profesión. Gracias a su intervención en el programa "Directísimo" de José María Iñigo, donde hizo una breve exposición de la obra, comenzó a llenar aquel teatro todos los días. Fue en la tournée cuando logró remontar definitivamente. El 3 de diciembre de 1976, estrena su nuevo espectáculo "Casta ella, casto él", sobre el mismo escenario y con un nuevo equipo actoral: Florinda Chico, Antonio Ozores, Anne Marie Rosier, Amelia Aparicio, Víctor Fuentes, Berto Navarro. Ocurre lo mismo, en la gira es cuando logra amortizar el espectáculo. Vuelve a presentarse en el madrileño Teatro Barceló, en esta ocasión lo hace con "La Marina te llama". Un montaje muy completo con el que decide arriesgar definitivamente. Le acompañan sobre el escenario Antonio Ozores y su vedette Anne Marie Rorier, Antonio Medina, Ricardo Valle, Lola Pons y José Cerro. Con este espectáculo recorre hasta en dos ocasiones la península entera colocando el cartel de "No hay localidades". Llenando todos y cada uno de los teatros en los que representaban la función. Enterada de que el madrileño Teatro La Latina estaba a punto de desaparecer, su empresario y dueño, Matías Colsada, quería deshacerse del coliseo situado en la Plaza de la Cebada. Aquella sala había sido testigo de su vida profesional. Había pasado por todos y cada uno de los camerinos. Esta viejo y abandonado, pero era el sueño de su vida: comprar un teatro. Lina Morgan da un golpe de efecto en 1978 al arrendar con ayuda de su hermano, el empresario José Luis López Segovia, el Teatro La Latina de Madrid, que por aquel entonces atravesaba serios problemas económicos.

Para reimpulsarlo, la actriz traslada al mismo varias de sus obras de revista con libretos de Manolo Baz, mientras que su hermano se dedica a la gestión y programación. El teatro fue completamente adquirido en 1983 por 127 millones de pesetas a su antiguo propietario, Matías Colsada.[10] En 1980, Lina Morgan estrena una de sus obras de teatro más conocidas, la revista ¡Vaya par de gemelas!. La pieza pasó por Valencia, Barcelona y Madrid, y su éxito de público hizo que Televisión Española decidiera grabarla para televisión. La obra funcionó desde noviembre de 1980 hasta septiembre de 1983, con ella se recaudaron unos 2700 millones de pesetas y la actriz fue reconocida en 1982 con el premio Miguel Mihura del teatro.[11] Tras esa obra, Morgan interpretó Sí al amor desde 1983 hasta 1987, y El último tranvía hasta 1991, donde repetía la misma fórmula cómica.

A partir de la década de 1990, cambia su registro y pasa de la revista a la comedia musical. La obra que marcaría esta nueva tendencia fue Celeste no es un color, con reparto de Marisol Ayuso y Luis Perezagua, que se mantuvo en el cartel de La Latina desde 1991 hasta 1993. Una función de esta obra fue grabada y emitida en TVE; alcanzó una audiencia de casi 9,5 millones de espectadores en diciembre de 1993.

Paso por la televisión[editar]

Después del éxito de Celeste no es un color, Lina Morgan decide dar el salto a la televisión. Su primera aparición fue una serie para Antena 3, Compuesta y sin novio, dirigida y escrita por Pedro Masó y emitida en septiembre de 1994 como uno de los estrenos más destacados en la nueva temporada del canal.[12] Gracias a este trabajo, la actriz obtiene el TP de Oro 1994 a la mejor actriz.

En 1995, la muerte de su hermano José Luis afecta seriamente a la actriz, quien además se ve obligada a hacerse cargo de La Latina. A pesar de ello, sale adelante y emprende un nuevo proyecto producido por Valerio Lazarov, la serie Hostal Royal Manzanares para Televisión Española, por cuyo papel cobró 24 millones de pesetas por episodio.[13] Durante cuatro temporadas, este espacio obtuvo un importante éxito de audiencia como líder del prime time de los jueves y su último episodio atrajo a 7,3 millones de espectadores.[14]

Tras el final de Hostal Royal Manzanares, Morgan se embarca en otros dos proyectos de menor éxito. En 1998 trabaja en Una de dos, producida por José Frade, que registró unos datos de audiencia muy bajos.[15] En 2001, regresaría a la televisión pública con Academia de baile Gloria, de la que se grabaron 17 capítulos. La actriz también grabó y estrenó en 2004 la serie ¿Se puede? para la misma cadena de televisión, aunque la nueva dirección del ente público la programó en verano a las 23:00, lo cual fue criticado con dureza por la propia Morgan.[16]

Sus últimos trabajos fueron apariciones en series de José Luis Moreno como Aquí no hay quien viva, A tortas con la vida o Escenas de matrimonio, donde duró unas pocas semanas. En enero de 2009 puso a la venta el Teatro La Latina, que vendió el 15 de junio de 2010 al grupo catalán Focus asociado con Pentación (que programa el Teatro Bellas Artes de Madrid).[17]

El 5 de enero de 2012 reapareció en una gala especial de La 1 para la noche de los Reyes Magos producida por José Luis Moreno, en la que acompañaba a la presentadora Ana Obregón.

Enfermedad y muerte[editar]

El 18 de noviembre de 2013 fue hospitalizada debido a una neumonía que se terminó complicando, y tras diez meses de ingreso decidió pasar el resto de su grave enfermedad en su domicilio.[18]

La mañana del día 19 de agosto de 2015 la actriz fallecía en su domicilio madrileño tras la larga enfermedad que la mantuvo alejada de los escenarios los últimos años y por la que había estado hospitalizada. La capilla ardiente se instaló el día siguiente en el Teatro La Latina de Madrid, y una multitud de personas, celebridades de la profesión y políticos acudieron a despedirse de ella. El féretro estaba cubierto por las banderas de España y de la Comunidad de Madrid y también por una gorra de chulapo con la que Lina había hecho algunas representaciones.[19] Fue incinerada y sus cenizas reposan en el Cementerio de La Almudena de Madrid junto a los restos de sus padres y hermanos.

Obras realizadas[editar]

Teatro[editar]

A lo largo de su carrera profesional, Lina Morgan intervino en más de 50 piezas teatrales y de revista.[17] Las más destacadas son aquellas que protagonizó desde la década de 1980 y con las que consiguió un mayor éxito profesional, como ¡Vaya par de gemelas!, El último tranvía o Celeste no es un color.

En la mayoría de piezas donde actuó desde 1949 lo hacía como actriz secundaria, y no conseguiría papeles protagonistas hasta que la empresa Colsada decidió que actúase con Juanito Navarro en Dos maridos para mí. A partir de ahí, sus apariciones como actriz principal aumentarían en diversos espectáculos donde explota una vis cómica.

Gracias a su éxito, pudo grabar discos musicales con los temas de sus obras. Al término de todas sus obras interpretaba la canción "Gracias por venir", compuesta por Gregorio García Segura y que se convirtió en uno de sus principales símbolos distintivos, así como su tema más popular.

El listado de obras es el siguiente:

  • Cascabeles de España (1949)
  • Bulerías (1950)
  • Claveles (1950)
  • Fantasía canaria (1950)
  • Cascabeles de España Nº2 (1950)
  • Multicolor (1950)
  • Claveles (1950)
  • Tecnicolor (1950)
  • Solera vieja (1950)
  • Claveles 1951 (1951)
  • Del can-can al mambo (1952)
  • La copla andaluza (1952)
  • ¡Espabíleme usted al chico! (1952-1955)
  • ¡Cirilo, que estás en vilo! (1953-1955)
  • ¡Ki-Ki-ri-ki! (1953-1955)
  • La blanca doble (1953-1955)
  • Ana María (1954-1955)
  • Todo para la mujer (1955)
  • ¡Ay que trío! (1955)
  • Mis dos maridos (1955)
  • Secreto de estadio (1955-1956)
  • Tres en un jeep (1955)
  • ¡Tontita! (1955)
  • Mi padre... su padre... tu padre... (1955-1956)
  • Mujeres o diosas (1956-1957)
  • Beldades... y mentiras (1957-1958)
  • Dos en una (1957)
  • ¡Qué mujeres! (1957)
  • Un matraco en Nueva York (1958)
  • Los diabólicos (1958)
  • El tren de la felicidad (1958)
  • Madame Frivolidad (1959)
  • Ayer y hoy (1959)
  • El gato celoso (1960)
  • Baraja de ritmos (1960)
  • ¡Cásate con una ingenua! (1960)
  • Un matraco en Nueva York (1960)
  • Éste y yo, sociedad limitada (1960 -1961)
  • ¡Timoteo! ¿Qué las das? (1961)
  • Pobrecitas millonarias (1961)
  • El hijo de Anastasia (1961-1962)
  • El conde de Manzanares (1962)
  • Boeing boeing (1962)
  • Una chica que promete (1962-1963)
  • El agujero (1963-1964)
  • Soltero de nacimiento (1963-1964)
  • Un aprendiz de marido (1964)
  • ¡Ay que ladronas! (1964)
  • A medianoche (1964)
  • El barbero de Melilla (1964-1965)
  • Las fascinadoras (1965)
  • El Barbero de Melilla (1965)
  • ¡Quiero un bebé! (1965)
  • Dos maridos para mí (1965-1966)
  • ¡Quiero ser mamá! (1966)
  • ¡Y... parecía tonta! (1966-1967)
  • La rompeplatos (1967-1968)
  • La chica del barrio (1968-1969)
  • Que vista tiene Calixta (1969-1970)
  • La chica del surtidor (1970-1971)
  • ¡Nena, no me des tormento! (1971-1972)
  • ¡Un, dos, tres... cásate esta vez! (1972-1973)
  • El cuento de la lechera (1973-1974)
  • Pura metalúrgica (1975-1976)
  • Casta ella, Casto él (1976-1977)
  • La marina te llama (1977-1980)
  • ¡Vaya par de gemelas! (1980-1983)
  • Hay que decir que sí al amor (1983-1984)
  • ¡Sí al amor! (1985-1987)
  • El último tranvía (1987-1991)
  • Celeste... no es un color (1991-1993)

Cine[editar]

Su carrera cinematográfica comenzó en la década de 1960, aunque no obtendría papeles protagonistas relevantes hasta que en 1970, y gracias al éxito teatral, aparece en la película cómica La tonta del bote. Tras su éxito en taquilla, Mariano Ozores contó con ella para que intérprete hasta ocho títulos. En total, ha actuado en más de 25 cintas.

Además de papeles de humor, Lina Morgan intentó hacer papeles de registro distinto. En 1974 apareció junto con José Luis López Vázquez en Una pareja distinta, pero la cinta fue un fracaso comercial.[7]

Filmografía[editar]

  • Vampiresas 1930 (1960)
  • El pobre García (1961)
  • Objetivo las estrellas (1963)
  • Una tal Dulcinea (1963)
  • La cesta (1964)
  • Julieta engaña a Romeo (1964)
  • Algunas lecciones en amor (1966)
  • ¿Qué hacemos con los hijos? (1967)
  • Las que tienen que servir (1967)
  • Los subdesarrollados (1968)
  • Soltera y madre en la vida (1969)
  • La tonta del bote (1970)
  • La graduada (1971)
  • Dos chicas de revista (1972)
  • La descarriada (1972)
  • Una monja y un don Juan (1972)
  • La llamaban la madrina (1973)
  • Señora doctor (1973)
  • Ésta que lo es... (1973)
  • Una pareja... distinta (1974)
  • Dormir y ligar todo es empezar (1974)
  • Fin de semana al desnudo (1974)
  • Los pecados de una chica casi decente (1975)
  • Imposible para una solterona (1975)
  • Un día con Sergio (1975)
  • Hermana ¿pero qué has hecho? (1994)

Televisión[editar]

Premios y candidaturas[editar]

Fotogramas de Plata

Año Categoría Montaje/Serie Resultado
1987 Mejor intérprete teatral El último tranvía Ganadora
1994 Mejor actriz de televisión Compuesta y sin novio Nominada
1996 Mejor actriz de televisión Hostal Royal Manzanares Semifinalista
1997 Mejor actriz de televisión Hostal Royal Manzanares Nominada

TP de Oro

Año Categoría Serie Resultado
1994 Mejor actriz Compuesta y sin novio Ganadora
1996 Mejor actriz Hostal Royal Manzanares Ganadora
1997 Mejor actriz Hostal Royal Manzanares Ganadora
1998 Mejor actriz Una de dos Nominada
2001 Mejor actriz Academia de baile Gloria Nominada

Premios ATV

Año Categoría Serie Resultado
1998 Mejor interpretación Hostal Royal Manzanares Nominada

Premios Ondas

Año Categoría Resultado
1998 Premio especial del jurado Ganadora

Premio Nacional de Teatro ''Pepe Isbert''

Año Categoría Resultado
2002 Teatro Ganadora

Antena de Oro

Año Categoría Resultado
2003 Teatro Ganadora

Distinciones honoríficas[editar]

Referencias[editar]

  1. Cuando Manolo Zarzo casi murió por salvar a una chica de un incendio, artículo periodístico
  2. Todas las mentiras sobre la muerte de Lina Morgan
  3. Toda la verdad sobre la muerte de Lina Morgan
  4. «Muere a los 78 años la gran cómica Lina Morgan.» El País.
  5. [1] Hemeroteca ABC.
  6. La Revista Musical.
  7. a b c d e Lucas Soler. Libertad Digital, ed. «La audiencia se decanta por Lina». Consultado el 5 de enero de 2010. 
  8. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas biografia
  9. Estrellas y Famosos, ed. (21 de febrero de 2009). «Lina Morgan es "La tonta del bote", este sábado en "Cine de Barrio"». Consultado el 5 de enero de 2010. 
  10. La Revista Musical (ed.). «Un caso aparte en la revista: el fenómeno Lina Morgan». Consultado el 5 de enero de 2010. 
  11. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas escultural
  12. La Vanguardia, ed. (10 de octubre de 1994). «Antena 3: de Lina Morgan a la señorita Escarlata». Consultado el 5 de enero de 2010. 
  13. Vertele.com, ed. (10 de abril de 2009). «¿Qué actor se merece un Oscar?». Consultado el 30 de marzo de 2012. 
  14. Rosa Rivas (23 de diciembre de 1997). El País, ed. «Lina Morgan cierra su 'Hostal Royal Manzanares'». Consultado el 5 de enero de 2010. 
  15. J. Lillo (2 de febrero de 1999). ABC, ed. «Carmen Sevilla: "Es mejor irse a tiempo que provocar el rechazo del público"». Consultado el 5 de enero de 2010. 
  16. Fórmula TV, ed. (3 de julio de 2004). «Lina Morgan vuelve esta noche a las pantallas de TVE con '¿Se puede?'». Consultado el 5 de enero de 2010. 
  17. a b «Focus desembarca en Madrid adquiriendo a Lina Morgan el teatro La Latina». La Vanguardia. 18 de junio de 2010. Consultado el 20 de junio de 2010.  Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre "filmografia2" está definido varias veces con contenidos diferentes
  18. El triste ocaso de Lina Morgan, El Mundo, actualizado el 20-8-2015, consultado el 23-8-2015, donde se ofrecen otros datos sobre las circunstancias familiares, propiedades y donativos de la actriz.
  19. Villamayor, Néstor (20 de agosto de 2015). «Centenares de personas despiden a Lina Morgan en La Latina». El País. Consultado el 21 de agosto de 2015. 

Enlaces externos[editar]