Lola Flores

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lola Flores
1lolaflores1941 aprox.jpg
Flores, c. 1941.
Información personal
Nombre de nacimiento María Dolores Flores Ruiz
Apodo La Faraona[1]
Nacimiento 21 de enero de 1923
Jerez de la Frontera, Cádiz, España
Fallecimiento 16 de mayo de 1995 (72 años)
Alcobendas, Madrid, España
Causa de muerte Cáncer de mama Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Cementerio de la Almudena
Residencia Jerez de la Frontera Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española
Lengua materna Español Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Antonio González (matr. 1957)
Hijos Antonio Flores
Lolita Flores
Rosario Flores
Información profesional
Ocupación Cantante, bailaora, actriz, actriz de cine y actriz de televisión Ver y modificar los datos en Wikidata
Área Copla Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activa 1939-1995
Seudónimo Lola Flores y La Faraona Ver y modificar los datos en Wikidata
Géneros Copla andaluza, flamenco y ranchera Ver y modificar los datos en Wikidata
Instrumento Voz Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones

María Dolores Flores Ruiz (Jerez de la Frontera, Cádiz, 21 de enero de 1923-Alcobendas, Madrid, 16 de mayo de 1995), conocida por su nombre artístico de Lola Flores, fue una cantante, bailaora y actriz española.

Dentro de la música, se inició en el género de copla, también cantó rumbas y rancheras. Como actriz, interpretó más de 35 películas, muchas de ellas ambientadas en el folclorismo andaluz.[2]​ Fue una de las primeras mujeres en la España de la posguerra en hablar libremente de temas considerados tabú como la violencia contra las mujeres, las relaciones extramatrimoniales y la prostitución.[3]

Fue una artista que se convirtió en un símbolo y un tópico de una época en la España del siglo XX.[4]​ También obtuvo reconocimiento en México por su participación en cintas como Reportaje (1953), ¡Ay, pena, penita, pena! (1953), La Faraona (1956) y Los Tres Amores de Lola (1956).

Biografía y carrera[editar]

Infancia y juventud[editar]

Flores en 1925.

María Dolores Flores Ruiz nació el 21 de enero de 1923 en Jerez de la Frontera (Cádiz), en el número 45 de la calle Sol, en el barrio de gran tradición flamenca de San Miguel y a pocos metros de donde nació el gran cantaor Antonio Chacón.[4]​ Era la mayor de los tres hijos del matrimonio formado por Pedro Flores Pinto (1897-1973), natural de La Palma del Condado y María del Rosario Ruiz Rodríguez (1901-1989), originaria de Sanlúcar de Barrameda.[5]​ Su hermana Carmen Flores (1936) también se dedicó al mundo del espectáculo. Su hermano Manuel (1933) falleció con quince años de una peritonitis. Profesionalmente, cultivó su imagen de flamenca gitana con la que se sentía identificada, su ascendencia calé (gitana) procedía de su abuelo materno, Manuel, que era vendedor ambulante.[5][6][7]

En su familia, aunque no sobraba el dinero, no se puede decir que pasaran grandes necesidades. Su padre regentaba en Jerez una taberna y su madre era costurera. Cuando ella tenía cinco años, se trasladó junto a su familia a vivir a Sevilla, donde su padre trabajó en varios bares y restaurantes y emprendió algunos negocios. Allí acudió ella al colegio de las monjas de Santa Teresita y en esta ciudad nació su hermano Manuel. Algunos años después, alrededor de 1934, regresaron todos a Jerez donde continuaban viviendo sus abuelos.[8]

Flores, c. 1930.

Estudió en Jerez baile con la artista María Pantoja, en cuyo estudio también conoció al guitarrista Sebastián Núñez, y posteriormente asistió en Sevilla a la academia del maestro Realito, en la que también se formaron bailarines de prestigio como Antonio y Rosario.[9]​Sus referencias de aquella época, a las que trataba de emular, eran Imperio Argentina y Estrellita Castro en el cine y Pastora Imperio en el baile.

Desde muy joven, empezó a cantar en bautizos, fiestas privadas y en algunos espectáculos menores.[10]​ Su debut oficial se produjo después de finalizada la Guerra Civil, el 10 de octubre de 1939, cuando tenía dieciséis años, en el espectáculo Luces de España con la compañía de Custodia Romero, en el teatro Villamarta de Jerez de la Frontera. En la publicidad oficial aparecía como "Lolita Flores Imperio de Jerez: joven canzonetista y bailarina".[11]

Al poco tiempo de su presentación en el Villamarta, el director de cine Fernando Mignoni, que se hallaba en Jerez buscando una actriz joven para su película Martingala, la contrató después de un pequeño casting, en el que la actriz recitó un monólogo de la película Morena Clara. Viajó a Madrid para el rodaje por el que cobró 12 000 pesetas, cantidad bastante considerable para la época para una actriz debutante.[12]​ A primeros de los cuarenta, después de algunos espectáculos por Andalucía, se marchó con toda su familia definitivamente hacia Madrid en busca del éxito de la artista.[13]

Zambra y Manolo Caracol[editar]

Llegada a Madrid, acudió a la academia del maestro Quiroga y realizó una gira por el norte de España. En 1942, fue contratada como telonera por la Compañía de Canciones y Bailes Españoles de Mari Paz, en el teatro Fontalba de Madrid. Allí cantaba El Lerele, que supuso un éxito que le permitió encabezar el reparto y cantar cinco números en un espectáculo derivado de este que se montó posteriormente.[14]

En 1943, junto al empresario Adolfo Arenaza, emprendió el espectáculo Zambra, junto a Manolo Caracol, que era ya un cantaor de prestigio, al que el empresario había contratado por 500 pesetas diarias. Se estrenó en Valencia a finales de ese año y en Madrid se presentó el 18 de febrero de 1944, en el teatro de la Zarzuela. Con pequeñas variaciones, el espectáculo se mantuvo en cartel varios años con gran éxito. Zambra fue decisivo para la carrera de Lola Flores, un gran acontecimiento teatral y musical -copla y flamenco, fundamentalmente- muy cuidado en todos sus elementos, para el que escogieron al trío de compositores y poetas Quintero, León y Quiroga, que tenía su número culminante en La niña de Fuego y del que salió también La zarzamora, una de las canciones más asociadas a Lola. El éxito y la originalidad de este espectáculo venía de la combinación y superposición de diferentes mundos teatrales. El modelo técnico de producción se basaba en las representaciones de Concha Piquer al estilo estadounidense de Broadway, los contenidos musicales eran heredados de la ópera flamenca aportados por el propio Caracol, una escenografía creada por el pintor onubense José Caballero, relativamente inspirada en la pintura simbolista de Julio Romero de Torres y sobre todo, la garra teatral de sus protagonistas, que destacaba toda la crítica.[11]

La colaboración de la pareja, que mantenían una relación más allá de lo profesional, hecho que se veía reflejado sobre los escenarios, fue muy exitosa, lo que les llevó a convertirse en sus propios empresarios. Hicieron juntos también dos películas Embrujo (1947) y La niña de venta (1951). En 1951, se inició la separación artística y sentimental de la pareja y comenzaron a trabajar por separado.[15]

Contrato con Suevia Films[editar]

En 1951, la productora española Suevia Films deseaba consolidar un star-system propio del cine español, que tuviera su expansión hacia América. Para ello, su propietario Cesáreo González decidió a finales de 1951 contratar a Lola Flores.[16]​ Firmó un acuerdo en exclusiva con Lola por tres años y cinco películas, por un importe de seis millones de pesetas; contrato que comprendía cine, televisión, teatro y también la realización de una gira por América.

La rúbrica del contrato, que se llevó a cabo en el Bar Chicote de Madrid delante de las cámaras del NO-DO, supuso un gran evento publicitario.[17]

Ese contrato le impuso a Lola un gran ritmo de trabajo con el rodaje de las nuevas películas y sus campañas de promoción. Entre esas películas se encuentran La niña de la venta, con Ramón Torrado, (1951) y ¡Ay, pena, penita, pena!, (1953), con Miguel Morayta. En total durante esa década rodó 18 películas.

El 23 de abril de 1952, partía hacia México junto a su familia,[18]​ donde obtuvo un gran recibimiento. Allí, el dueño de la Sala Capri, inventó para ella el apodo de La Faraona. De México fue a La Habana, Río de Janeiro, Ecuador, Buenos Aires y Nueva York.

Matrimonio[editar]

Los años 50 supusieron el periodo definitivo de construcción del mito que supuso Lola Flores en la sociedad española y a nivel internacional. Con una actividad artística muy intensa, múltiples viajes por América y gran agitación en lo sentimental. En 1954, presentó en Madrid un nuevo espectáculo titulado Copla y Bandera, en el que colaboraba entre otros como cantaor Beni de Cádiz. En 1955, viajó de nuevo a México, donde rodó tres películas en un año y realizó además una gira que la llevó a Perú, Colombia, Ecuador, Cuba y Chile.[19]​ A su vuelta a España, estrenó en 1957 su siguiente espectáculo Arte Español con Rafael Farina como cantaor. Tras mantener algunos romances muy sonados con algunos destacados futbolistas españoles[20]​ como Gustavo Biosca o Gerardo Coque, Lola contrajo matrimonio el 27 de octubre de 1957 en el Real Monasterio de El Escorial, con el guitarrista y compositor gitano Antonio González El Pescaílla (1925-1999)[21]​ constituyendo la cabeza visible de una larga saga de artistas. Con sus tres hijos, cantantes los tres, Lolita Flores (Dolores González Flores) (1958), Antonio Flores (Antonio González Flores) (1961-1995) y Rosario Flores (Rosario González Flores) (1963), componen una de las familias de artistas más famosas en España. Además de hermana de Carmen Flores, Lola era tía del exfutbolista y entrenador Quique Sánchez Flores (1965), abuela de la actriz Elena Furiase y Guillermo Furiase (hijos de Lolita), la actriz Alba Flores (hija de Antonio) y Lola Orellana y Pedro Antonio Lazaga (hijos de Rosario).

Declive de la copla en los años setenta[editar]

En febrero de 1960, cantó en el teatro Olympia de París. Durante esa década siguió presentando nuevos espectáculos y frecuentando los platós cinematográficos con varias producciones como El balcón de la luna (1962), donde compartía cartel con las otras grandes divas de la escena española Carmen Sevilla y Paquita Rico.[20]​ Pero ya se empezaba a notar que las preferencias del público por las denominadas folclóricas en el cine no era igual que antes. Los años sesenta supusieron para Lola, la consolidación como figura popular, con presencia abundante en televisión, revistas y galas. En 1966, presentó en el teatro Calderón de Madrid, el que sería el último de sus grandes espectáculos con Quintero, León y Quiroga.[22]

Después de la muerte de Franco, durante la transición, el género de la copla atravesó un bache y Lola Flores fue capaz de reinventarse y adaptarse a ese periodo cambiante en las preferencias del público. En el cine y la televisión tuvo algunas interpretaciones destacadas en papeles alejados del encuadre folclórico que siempre le había acompañado, como en las películas Truhanes (1983), Los invitados (1987) o la serie Juncal (1989).

Problemas con Hacienda y la Justicia[editar]

En marzo de 1987, la Fiscalía presentó una querella contra la artista y su marido por delito fiscal por no haber presentado las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas entre los años 1982 y 1985, exigiéndosele una fianza de 145 millones de pesetas (871 561 €).[23]​ En 1989, la Audiencia Provincial de Madrid decretó su absolución por un vacío legal motivado por una sentencia del Tribunal Constitucional que había anulado parcialmente la Ley del impuesto. Pero tras el recurso de la Fiscalía, fue condenada por el Tribunal Supremo en 1991 como autora de cuatro delitos contra la Hacienda Pública a dos penas de un mes y un día de arresto y otras dos de siete meses de prisión, que no llegó a cumplir de forma efectiva. El proceso tuvo una gran trascendencia social al tratarse de un personaje muy popular y fue utilizado por el Ministerio de Hacienda como caso ejemplarizante en su lucha contra el fraude fiscal.[24][25]

Enfermedad y muerte[editar]

Tumba de Flores y su hijo Antonio ubicadas en el cementerio de la Almudena en Madrid, España.

En 1972, fue diagnosticada con cáncer de mama, para el cual se sometió a quimioterapia, pero se negó a operarse de un seno para erradicar la afección.[26]​ El 16 de mayo de 1995, Flores falleció como consecuencia de esa enfermedad a los 72 años de edad[26]​ en su residencia de «El Lerele» en la urbanización de La Moraleja, situada en el municipio de Alcobendas. Su capilla ardiente quedó instalada en el Centro Cultural de la Villa (posteriormente Teatro Fernán Gómez) de Madrid, en la plaza de Colón. En un ataúd abierto y amortajada con una mantilla blanca, todos sus admiradores pudieron pasar a verla. Fue sepultada en el cementerio de la Almudena.[27]

Catorce días después de su muerte, el 30 de mayo de 1995, su hijo Antonio Flores de 33 años fue encontrado sin vida[28]​ en la residencia familiar de «El Lerele».

Discografía[editar]

Lola Flores tiene cientos de grabaciones y canciones que han quedado en el recuerdo del público. Su primera canción grabada en disco fue Pescaero, pescaero. De ese mismo periodo destacan Pepa Banderas (1946), La Sebastiana y sobre todo La Zarzamora (1948), que la acompañó en su entierro por petición propia.[14]

Entre sus discos se encuentran: Ay Lola, España mía, Juerga flamenca, Mi mundial 82 (1982) La inimitable Lola (1990). Las canciones más recordadas son La zarzamora, A tu vera, Torbellino de colores, ¡Ay pena, penita, pena!.

Filmografía[editar]

Programas de televisión[editar]

Películas[editar]

Homenajes[editar]

Monumento a Lola Flores ubicado en Jerez de la Frontera, España.

Le brindaron diversos homenajes durante su vida, pero el que más destaca es el que le hicieron en Miami en 1990, con la participación de artistas como José Luis Rodríguez "El Puma", su compatriota Rocío Jurado y su amiga Celia Cruz. También compartió escenario con Raphael (quién presentó el show) y con Julio Iglesias, con la canción Somos dos Caminantes. Las canciones grabadas a dúo con estas estrellas procedían del álbum Homenaje, publicado en esas fechas.

Su último homenaje en vida fue ese mismo año, se lo brindó Antena 3, al que Lola fue invitada, pero no actuó; solo disfrutó de las actuaciones de sus amigos y familia, y con motivo de aquel acto dijo su mítica frase «Ya puedo morir tranquila».

Las hermanas Salazar, más conocidas como Azúcar Moreno, le rindieron homenaje con la canción titulada Bailando con Lola.

Está en proyecto la construcción de un museo en su memoria[29]​ en el Palacio de Villapanés, junto a su monumento,[30][31]​ que albergue bibliografía, multimedia y objetos personales como vestidos y enseres de la artista.[32]​ En 2019, se anunció un acuerdo para la cesión de los fondos para el museo.[33]

En 2016, las Fundaciones Lara y Cajasol otorgaron al ensayo Lola Flores: otra historia del espectáculo en la España contemporánea de Alberto Romero Ferrer el Premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2016.[34]

En 2017 el Ayuntamiento de Jerez publicó un disco homenaje y le dedicó la edición de ese año de la Feria del Caballo,[35]​ además de anunciar un lugar destacado para ella en el nuevo proyecto de Ciudad del Flamenco.

En 2020 la serie Estoy vivo le dedicó un capítulo.[36]

El 28 de octubre de 2021, Movistar Plus+ estrenó la serie documental Lola sobre su vida artística y personal, que recoge testimonios de sus hijas, su hermana, su amigo Juan el Golosina y artistas como Tomasito, Encarnita Polo, Martirio, Rosalía, C Tangana, Miguel Poveda, Alaska, Ara Malikian, Mala Rodríguez o Nathy Peluso. Algunos de ellos la conocieron y otros no llegaron a hacerlo, pero se reconocen influenciados por su arte.[37][38][39]​ El documental también recoge opiniones de las investigadoras Cristina Cruces, catedrática del Departamento de Antropología Social de la Universidad de Sevilla[40]​ y de Lidia García, investigadora predoctoral en el Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Murcia.[41]

Personalidad[editar]

Algunos de los calificativos que durante décadas se han utilizado para definir la personalidad de Lola Flores han sido los de racial,[42]​ temperamental,[43]​ genuina,[44]​ pasional,[45]​ arrolladora,[46]​ o genial.[47]​ Se ha llegado a decir que «Lola Flores es casi una religión».[48]

Algunas de sus peripecias y declaraciones a lo largo de su vida han quedado grabadas en el imaginario colectivo de los españoles de varias generaciones, así lo confirman varias reacciones espontáneas a lo largo de su trayectoria vital. Una de sus anécdotas más recordadas tuvo lugar en 1977 durante la emisión en directo y ante el público de una de sus actuaciones para el programa de Televisión española Esta noche, fiesta, conducido por José María Íñigo. En un giro brusco del baile, Lola Flores perdió un pendiente, detuvo la actuación para, mientras se ponía a buscar por el suelo de todo el escenario, clamar ante el micrófono: «Perdón, pero se me ha caído un pendiente en oro. [...] Bueno, ustedes me lo vais a devolver porque mi trabajito me costó. [...] Muchas gracias de todo corazón pero el pendiente, Íñigo, no lo quiero perder, eh, por favor».[49]

Años más tarde, con motivo de la boda de su hija Lolita el 25 de agosto de 1983, un gentío de en torno a cinco mil personas abarrotaron la iglesia y su contorno para seguir en directo el enlace. La desaforada concentración de personas impedía la celebración de la ceremonia y ante la desesperada situación, Lola Flores, micrófono en mano, imploró a los congregados: «Si me queréis, irse». La expresión pasó como frase hecha al lenguaje popular y décadas más tarde seguía utilizándose.[50][51]

Finalmente, otro episodio que da muestra del peculiar carácter de la artista jerezana, fue el acaecido en 1989 cuando fue llamada a declarar judicialmente acusada de fraude fiscal durante cinco años consecutivos. Tras excusarse alegando su desconocimiento de la obligación de tributar y reconocer que no sabía que no hacerlo tenía «tanto castigo», imploró ante las cámaras: «Si una peseta me diera cada español, podría pagar», momento que igualmente pasó a la posteridad en la historia de la televisión.[52]

Premios[editar]

  • Orden del Tío Pepe de Oro en 1953[53]
  • Lazo de Isabel, la Católica, con tratamiento de Ilustrísima Señora, abril de 1962
  • Insignia de Oro de la Peña Tío José de Paula en 1991
  • En 1994 recibió la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.[54]
  • En su ciudad natal no pudo llegar a inaugurar una avenida en su honor, pero sí tuvo la oportunidad de presenciar cómo se le otorgaba, en 1965, la medalla de plata de Jerez de la Frontera, en agradecimiento por llevar el nombre de su ciudad a todos los rincones del mundo.

Referencias[editar]

  1. García Garzón, 2007, p. 8.
  2. «Lola Flores.» (en inglés). Archivado desde el original el 22 de diciembre de 2018. Consultado el 21 de diciembre de 2018. 
  3. «Lola Flores. «Yo he podido ayudarme a mí misma»». Consultado el 5 de junio de 2018. 
  4. a b Blas Vega, 1996, p. 99.
  5. a b «Biografía de Lola Flores». Lolaflores.net. Archivado desde el original el 1 de enero de 2016. Consultado el 27 de enero de 2013. 
  6. ¡Ole, ole, Lola Flores! Una visión contemporánea de 'La Faraona' a través de la mirada de sus nietas
  7. La verdadera historia de Lola Flores: Cómo se construyó el mito de 'La Faraona'
  8. Manuel Ríos Vargas. «Antología del baile flamenco». p. 162. Consultado el 19 de enero de 2018. 
  9. García Garzón, 2007, p. 33.
  10. García Garzón, 2007, p. 38.
  11. a b Romero Ferrer, Alberto (2016). Lola Flores. Cultura popular, memoria sentimental e historia del espectáculo. Fundación José Manuel Lara. ISBN 978-84-15673-22-4. 
  12. García Garzón, 2007, p. 40-42.
  13. Manuel Ríos Vargas. «Antología del baile flamenco». p. 162. Consultado el 19 de enero de 2018. 
  14. a b Blas Vega, 1996, p. 101.
  15. García Garzón, 2007, p. 26.
  16. Amil Fernández, Iván (20 de febrero de 2022). «Cesáreo González, el gallego que creó las “españoladas” y convirtió a Lola Flores en La Faraona». El Español (El León de El Español Publicaciones). Consultado el 21 de febrero de 2022. 
  17. Cala, Arantxa (9 de mayo de 2013). «Porque 25 años sí son muchos». Diario de Cádiz. 
  18. García Garzón, 2007, pp. 102-103.
  19. García Garzón, 2007, p. 164.
  20. a b Blas Vega, 1996, p. 102.
  21. Lola Flores. Juan Ignacio García Garzón. La boda del año de hace medio siglo, diario ABC 28/04/2007
  22. García Garzón, 2007, p. 316.
  23. Quico Tomás-Valiente y Paco Pardo. «La justicia y sus puñetas: Nueva antología del disparate judicial». p. 266. Consultado el 19 de enero de 2018. 
  24. Barrios, Nuria (17 de mayo de 1995). «Problemas con Hacienda». El País. Consultado el 7 de febrero de 2016. 
  25. Yoldi, José (29 de marzo de 1989). «La Audiencia absuelve a Lola Flores, aunque considera que intentó engañar a Hacienda». El País. Consultado el 7 de febrero de 2016. 
  26. a b Román, Manuel (25 de marzo de 2017). «Los últimos días de Lola Flores». Chic. Consultado el 9 de enero de 2022. 
  27. 20 años sin Lola
  28. País, Ediciones El (31 de mayo de 1995). «Una sobredosis acaba con la vida de Antonio Flores». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 21 de enero de 2020. 
  29. Ángel Revaliente (20 de enero de 2013). «El Museo de Lola Flores sigue en suspenso». Andalucía Información. 
  30. «Lola Flores también reina de la noche». Jerezania. 
  31. «Proyecto del Museo Lola Flores». Web del Ayuntamiento de Jerez. 
  32. El Ayuntamiento financiará el Museo de Lola Flores con cargo al 'Plan E'
  33. «Acuerdo entre el Ayuntamiento y la familia de Lola Flores para la cesión de fondos para su museo en Jerez». lavozdelsur.es. 1 de marzo de 2019. Consultado el 1 de marzo de 2019. 
  34. Nuevas miradas a Cirlot y Lola Flores
  35. «Algunos recuerdos de la Feria del Caballo de los años 80». lavozdelsur.es. 21 de mayo de 2017. Consultado el 21 de mayo de 2017. 
  36. Jerez, Diario de (19 de abril de 2020). «Lola Flores subió al Cielo de la mano de Alejo Sauras». Diario de Jerez. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  37. «Movistar+ estrena una serie documental sobre Lola Flores». sevilla. 29 de octubre de 2021. Consultado el 8 de mayo de 2022. 
  38. Redacción, Por (9 de noviembre de 2021). «Lola Flores, en lo más alto de Movistar con su serie documental 'Lola'». Diez Minutos. Consultado el 8 de mayo de 2022. 
  39. «Así es 'LOLA', el documental de 'La Faraona' que lo cuenta todo». El Independiente. 27 de octubre de 2021. Consultado el 8 de mayo de 2022. 
  40. «Crítica de LOLA: No sabe cantar, no sabe bailar, no se la pierdan». 28 de octubre de 2021. Consultado el 8 de mayo de 2022. 
  41. Nast, Condé (28 de octubre de 2021). «“En ocasiones me pregunto a mí misma: Lola Flores, ¿y no vendrás tú de otro planeta?”». Vogue España. Consultado el 8 de mayo de 2022. 
  42. El País, ed. (11 de junio de 1981). «Lola Flores, un "espectáculo racial"». Consultado el 15 de junio de 2011. 
  43. Juan Ignacio García Garzón y Silvia Castillo Espadas, ed. (2007). «Lola Flores». Consultado el 15 de junio de 2011. 
  44. El Periódico Extremadura, ed. (20 de mayo de 2005). «TVE-1 homenajea a Lola Flores». Consultado el 15 de julio de 2011. 
  45. Ministerio de Educación de Paraguay, ed. (22 de febrero de 1990). «Hace tiempo, un día como hoy ocurría». Archivado desde el original el 4 de agosto de 2011. Consultado el 15 de junio de 2011. 
  46. Carmen Domingo (ed.). «Los Flores. Artistas de ley, familia de raza». Archivado desde el original el 23 de octubre de 2013. Consultado el 15 de junio de 2011. 
  47. Canal Sur (ed.). «Lola Flores, protagonista de la noche del miércoles de Canal Sur Televisión». Archivado desde el original el 13 de noviembre de 2011. Consultado el 15 de junio de 2011. 
  48. Hoycinema, ed. (9 de abril de 2006). «Lola Flores es casi una religión». Consultado el 15 de junio de 2011. 
  49. «Esta noche fiesta. Minuto 1:05:43». TVE. 22 de febrero de 1977. 
  50. Diario Hoy (ed.). «Como alguien dijo una vez». Consultado el 15 de junio de 2011. 
  51. Alejandro Sanz, El País, ed. (9 de agosto de 2009). «Si me queréis, irse». Consultado el 15 de junio de 2011. 
  52. Málaga Hoy, ed. (13 de octubre de 2010). «De Lola Flores a la Pantoja». Consultado el 15 de junio de 2011. 
  53. Jerez, Diario de (17 de mayo de 2020). «Historias de Lola». Diario de Jerez. Consultado el 17 de mayo de 2020. 
  54. «Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo BOE». 1 de julio de 1994. Consultado el 15 de agosto de 2019. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]