Ibahernando

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ibahernando
Municipio de España
Bandera de Ibahernando (Cáceres).svg
Bandera
Escudo de Ibahernando (Cáceres).svg
Escudo

Vista aérea de Ibahernando. Al fondo a la derecha, la Sierra del Puerto.

Vista aérea de Ibahernando. Al fondo a la derecha, la Sierra del Puerto.
Ibahernando ubicada en España
Ibahernando
Ibahernando
Ubicación de Ibahernando en España.
Ibahernando ubicada en Provincia de Cáceres
Ibahernando
Ibahernando
Ubicación de Ibahernando en la provincia de Cáceres.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Extremadura (with coat of arms).svg Extremadura
• Provincia Bandera de Cáceres.svg Cáceres
• Partido judicial Trujillo
• Mancomunidad Comarca de Trujillo
Ubicación 39°19′00″N 5°55′00″O / 39.316666666667, -5.9166666666667Coordenadas: 39°19′00″N 5°55′00″O / 39.316666666667, -5.9166666666667
• Altitud 540 msnm
• Distancia 52 km a Cáceres
Superficie 77 km²
Fundación En su actual ubicación: siglo XIII. Asentamiento de tropas tras la reconquista de Trujillo por Fernando III el Santo en enero de 1232
Población 567 hab. (2014)
• Densidad 7,36 hab./km²
Gentilicio Viveño/a
Código postal 10280
Alcalde (2011) José Antonio Redondo Rodríguez (PSOE)
Patrón San Lorenzo. Desde 1923. La imagen procede de la iglesia de Jesús, anteriormente llamada de San Lorenzo (Trujillo). Virgen de la Jara. Al parecer, venerada desde el siglo XV
Sitio web Ayuntamiento de Ibahernando
[editar datos en Wikidata]

Ibahernando [de un desconocido Ivan (Juan) Hernando] es un municipio español en la provincia de Cáceres, comunidad autónoma de Extremadura.

Geografía física[editar]

Se encuentra situado a 18 km al Suroeste de Trujillo y unos 6 km al Oeste de Santa Cruz de la Sierra. Limita también con los términos municipales de Robledillo de Trujillo, Santa Ana, Ruanes y La Cumbre.

Destacan entre sus cerros los del Astorgano y Tomillar. El término municipal está bañado por los arroyos de la Dehesa, Colmenarejo, Tejadillo y Canchales. Su formación vegetal se caracteriza por el bosque esclerófilo mediterráneo, representado por la encina y el alcornoque, junto a otras especies como la jara, la aulaga, el cantueso, etc.

Historia[editar]

Mapa arqueológico de la zona. Mario Roso de Luna. 1905
Estela funeraria de Alluquio, hijo de Protaeido. Museo de Cáceres
Estela funeraria de Sunua, hija de Lubaeco. Se usó de umbral de la basílica visigoda de Magasquilla de los Donaire
"MAPA GEOGRAFICO / DEL OBISPADO DE / PLASENCIA, / QUE COMPREHENDE / el Partido de su nombre: las vicarias de / Truxillo, Bejar, Medellin, Jaraicejo, Jaraiz y Cabezuela; / y tambien la abadía de Cabañas. / Por D. TOMAS LOPEZ, Geógrafo de los dominios de S. M. / del numero de la Academia de la Historia, de la de S. Fernando, / y de otras. / Madrid año de 1797."
Real Pósito de Ibahernando

"Ignórase la fundación de este pueblo y los instrumentos más antiguos se extienden a poco más de dos siglos. Que es cuanto puedo informar."
Esteban Hurtado Palomo. Párroco de Ibahernando el 11 de noviembre de 1786.

Catálogo epigráfico latino de Ibahernando[editar]

[…] En enero de 1952, se halló en el área de "las Mezquitas"-Santa María de la Jara la estela funeraria de un guerrero, decorada con lanza, escudo de escotadura en V y espada. Está datada en la Edad del Bronce Final (siglos IX – VIII a. C.), siendo reutilizada en época romana como lápida funeraria con la siguiente inscripción:

ALLVQVIV(S) / PROTAEIDI F(ILIVS) / HECE SITVS
ALLUQUIO HIJO DE PROTAEIDO AQUÍ YACE

SEX(TVS) NO / RBANVS / RVFINV / S H(IC) S(ITVS) E(ST) S(IT) T(IBI) T(ERRA) (LEVIS) AN(NORVM) X
SEXTO NORBANO RUFINO DE 10 AÑOS AQUÍ YACE SÉATE LA TIERRA LEVE

IVLIA / FANIA / AN(NORVM) LXX HIC / S(IT) T(ERRA) L(EVIS) F(ACIENDVM) C(VRAVIT)
JULIA FANIA DE 70 AÑOS AQUÍ YACE SÉATE LA TIERRA LEVE SU HIJO PROCURÓ HACERLO

SVN(V)A / LVBAECI / F(ILIA) AN(NORVM) L+V / H(IC) S(ITA) S(IT) T(IBI) T(ERRA) L(EVIS) / FILI F(ACIENDVM) C(VRAVERUNT)
SUNUA HIJA DE LUBAECO DE 65 AÑOS AQUÍ YACE SÉATE LA TIERRA LEVE SUS HIJOS PROCURARON HACERLO

LOVCIN / VS CILI F(ILIVS) / A(RAM) POSVI / T DEIAE / L(VNAE) COT(IVS) / INP(ENSA) (SVA)
LUCINO HIJO DE CILO PUSO ESTE ARA A LA DIOSA LUNA COTIO LO HIZO CON SU DINERO

[…]

Para una relación exhaustiva de estas inscripciones, ver, por ejemplo, José Antonio Redondo Rodríguez: Catálogo epigráfico latino de Ibahernando, en Ibahernando: raíces de un pueblo. 2004. Págs. 68-73.

Edad Media[editar]

Ya a finales del siglo XV (1485), la Tierra de Trujillo abarca una notable extensión de 10 leguas de ancho por 16 de largo; es decir, todo el territorio comprendido desde el río Almonte hasta el Guadiana de Norte a Sur, y desde el Ibor y Ruecas hasta el Tamuja de Este a Oeste. Se incluyen en ella, entre otros (23), las villas, lugares y aldeas de Torrecilla de la Tiesa, Garciaz, Navalvillar de Pela, Cañamero, Logrosán, Ibahernando…; desconociéndose por ahora más datos sobre el particular. Se hace por ello imprescindible la necesidad de abordar un pormenorizado estudio de este tiempo, respecto al que se debe dar por supuesto una mayor abundancia de datos en archivos de fuera de la población, especialmente el Archivo Histórico Provincial de Cáceres.

En cuanto al rollo o picota (columna) del lugar, cabe decir que, de su primitiva ubicación en el denominado Cerro de los Guindos, fue trasladado a la plaza mayor a principios de la pasada centuria, desapareciendo inopinadamente en los primeros años 30.

Siglos XVI al XIX[editar]

"En el lugar de Hivarnando en ocho dias del mes de agosto de 1667 aviendo precedido las tres moniciones y mas requisitos que manda la Santa Madre Iglesia y dispone el Santo Concilio de Trento desposee por palabra de presente case y vele a Sebastian Diaz Vizcaino hijo de Francisco Diaz Vizcaino y de su mujer Juana de Muela con Maria Jimenez Suero hija de Ber(nardo) Sanchez y de Maria Suero su mujer difunta todos vecinos de este lugar…"

Del Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura de febrero de 1791, se desprende:

"Que este lugar es de la xurisdicion de Truxillo, a cuio mediodia esta situado, y al oriente de Santa Cruz y el Puerto, al poniente Santa Ana y Ruanes, y al mediodia Villamesia; todos de la comprension notoriamente del territorio señalado a la Real Audiencia situada en que dista siete leguas al poniente. Que es realengo y sus terminos se extienden por lo mas media legua. Que confina por todas partes con dehesas de particulares de la xurisdicion de Truxillo, de donde dista tres leguas."

Tiene por entonces "[…] como ciento y noventa vecinos poco mas o menos (unos 760 habitantes), aplicados algunos a la labranza y los más a servir en Trujillo de pastores…"

"[…] la diversión a los tiros de barra y calva, y tal cual inclinación al vino. Los jornaleros acuden a sus horas al trabajo. El salario y jornal de cada uno es en invierno de dos reales y medio y tres. En el verano cuatro y cinco reales."

"[…] me consta que hay pósito real para trigo y centeno para sembrar y hacer la labor. En cuanto a su fondo, me remito a los señores de Justicia…"

Tras la caída del Antiguo Régimen, la localidad se define como municipio constitucional de la región de Extremadura. Desde 1834, queda integrada en el Partido Judicial de Trujillo.[1] En el Censo de Población de 1842, cuenta con 220 hogares y 1.205 vecinos.[2]

En 1850, el Diccionario geográfico-estadístico-histórico… de Madoz habla del pueblo en los siguientes términos:

"Ibahernando: lugar con ayuntamiento en la provincia y audiencia de Cáceres (7 leguas), partido judicial de Trujillo (3), diócesis de Plasencia (17), capitania general de Estremadura (Badajoz 18): situado á la falda N. de la cordillera que sale de la sierra de las Atalayas, 1/2 legua á la derecha del camino de Madrid á Badajoz, es de clima templado; reina el viento O. y se padecen tercianas: tiene 189 casas malísimas, la de ayuntamiento, cárcel y un palacio perteneciente al Sr. Carbajal, una escuela de primeras letras á la que asisten 60 niños de ambos sesos, mediante una corta retribución, y una iglesia parroquial dedicada á la Degollación de San Juan Bautista, aneja á la parroquia de San Martín de Trujillo, y servida por un teniente de fija residencia; una fuente para uso del vecindario y otra ferruginosa en las inmediaciones. Confina el termino al N. con el de Trujillo; E. Sta. Ana y Ruanes; S. Robledillo; O. Sta. Cruz de la Sierra y su puerto, á distancia de una legua próximamente, y solo comprende tierras de labor y algun monte de mata baja: el terreno de segunda clase, medianamente abundante: los caminos vecinales: el correo se recibe en Trujillo por propio 3 veces á la semana. Produce: trigo, centeno, garbanzos y aceite; se mantiene ganado lanar, vacuno y cerda, siendo mas preferido el primero y se cria caza menuda. Poblacion 220 vecinos, 1.205 almas."

"Escriben de Trujillo con fecha 25 del pasado: El dia 8 del corriente tuvo lugar en el salon de las casas consistoriales de esta ciudad la vista pública de la causa criminal, seguida en este juzgado contra Juan Felipe Suero, natural y vecino del inmediato pueblo de Ibahernando, por muerte violenta inferida al rayar el dia 22 de abril de 1853 á su suegro Juan Ruiz Mena, en ocasion de hallarse este acostado y durmiendo en el campo detrás de un molino de su pertenencia. Es digno del mayor elogio el celo desplegado por el señor juez de primera instancia de este partido, no solo por el descubrimiento del autor del delito, sino para la calificacion del mismo, pues habiendo dicho el desgraciado herido en la declaracion que pudo prestar ante el teniente de alcalde de Ibahernando en el poco tiempo que sobrevivió, que no habia conocido á la persona que le habia disparado un tiro de escopeta cargada con perdigones, colocando el cañon contra el borde del cancho, parecia difícil averiguar quién fuese el mónstruo capaz de ejecutar semejante hecho cuando la conducta del Mena habia sido apreciada por todos sus convecinos." La España (Madrid). N.º 1.925. Domingo, 9 de julio de 1854. Pág. 2.

"El cura párroco de Ibahernando (Cáceres), don Alfonso Rodríguez, ha reclamado el prohijamiento de un niño huérfano a causa de los terremotos de Málaga y Granada. Este honrado y virtuoso sacerdote se propone, al acogerlo en su hogar, darle además la conveniente educación para que en su día pueda disfrutar de mejor porvenir." El Día (Madrid). Miércoles, 21 de enero de 1885. Pág. 2. La Correspondencia de España. N.º 9.802. Jueves, 22 de enero de 1885. Pág. 3. La Discusión (Madrid). N.º 1.890. Viernes, 23 de enero de 1885. Pág. 2.

Siglo XX[editar]

Ver Luciano Fernández Gómez: Una aproximación a la historia contemporánea de Ibahernando, en Ibahernando: raíces de un pueblo. 2004. Págs. 179-188.

El pueblo de los protestantes[editar]

Acta de la sesión inaugural de la Iglesia de Jesús de Ibahernando. 11 de abril de 1908
Calle de la Gonzala. Antigua iglesia evangélica de Ibahernando. La espadaña y la campana (desaparecidas durante la Guerra Civil) fueron costeadas por los fieles viveños en 1920
Puerta divisoria de escuela y capilla. Inscripción en el dintel: "IGLESIA DE JESUS". Mediados de los años 60

Pero, sin duda, el hecho por el que muchos extremeños habrán oído hablar de Ibahernando [ver Javier Cercas: Volver a casa. El País Semanal (Madrid). N.º 1.298. Domingo, 12 de agosto de 2001. Págs. 48-57] es la implantación a principios del pasado siglo (1908) de una cierta comunidad evangélica, cuyas últimas celebraciones llegan hasta principios de los años 60, y por la que será popularmente conocido como "el pueblo de los protestantes".

"La historia es breve y sencilla. […] hace unos 25 o 26 años, un honrado matrimonio, sin posición, sin nombre apenas, hubo de emprender un viaje a Madrid de limosna en busca de la salud quebrantada del esposo. Su permanencia en la corte durante un mes les ofreció la oportunidad de conocer a alguien que era evangélico y que les llevó alguna que otra vez a los cultos de una capilla protestante y les interesó en la lectura de la Biblia […] A su regreso al pueblo contaron a unos y a otros lo que habían visto y oído, y ésta fue la primera noticia que se tuvo en Ibahernando del Evangelio de Cristo." Agustín Arenales. La Misión Evangélica de Ibahernando (Cáceres). Revista Cristiana: Periódico Científico-Religioso. Año XXXII. N.º 750. Viernes, 31 de marzo de 1911. Págs. 91-96.

"Desde entonces se reunieron en su diminuta habitación, leyendo la Biblia unos cuantos. Un colportor descubrió la congregación y dio cuenta de ello en la Asamblea de la Iglesia Evangélica Española. Uno de los miembros pidió insistentemente les enviasen un pastor, y su deseo por fin se vio cumplido. Al primer pastor que fue le prohibieron la reunión por ser protestante. La celebró particular en vez de pública, no admitiendo en la habitación más que 20 personas, mientras la habitación contigua y el patio estaban lleno de gente. La reunión duró desde las ocho hasta las doce de la noche, causando gran impresión en el pueblo. Las visitas de una señorita inglesa, acompañada de un señor alemán, contribuyeron mucho a afirmarlos en su fe. Un pastor español se avino a ir a aquel pueblo e hizo una buena obra. No faltaron las persecuciones, que afianzaron más el fervor de los creyentes. El secretario del obispo de Plasencia organizó una discusión en la plaza, de la que salió derrotado. Fue el mismo obispo, y a los pocos días murió. Su sucesor también vino, pero se marchó pronto, según dicen, para no morir como su antecesor. Hoy existe una floreciente escuela y una Congregación llena de fe, que ejerce su influencia sobre los pueblos circunvecinos. Las Congregaciones de Miajadas y Santa Amalia seguramente no existirían hoy sin esta Congregación de Ibahernando, a la que deseamos la bendición de Dios." José Royo. La Congregación de Ibahernando (Cáceres). España Evangélica. Año I. N.º 27. Jueves, 29 de julio de 1920. Pág. 21.

"Nuestra querida Alemania sigue resistiendo a pesar de las grandes privaciones que tendrá que sufrir. ¿Ganará al fin la partida? Dios lo quiera, pues se merece la victoria por todos los conceptos." Isaac Vega Naón a Teodoro Fliedner. 10 de abril de 1923.

Jorge Fliedner Brown. Blätter aus Spanien. N.º 155. Febrero de 1925. "Cinco años después de terminar la Guerra Mundial, estábamos al borde de la derrota, con una hipoteca de 150.000 pesetas que vencía el 31 de diciembre de 1924. Nuestros amigos saben que la continuidad de la Obra en España fue posible, en estos años difíciles de posguerra, gracias a viajes a Holanda, América, Suiza, Suecia; y a la venta de solares en España, pero eso no podía seguir mucho tiempo así. […] La falta de recursos económicos es una bendición en la medida en que nos anima a multiplicar los pocos ingresos. Pero los bajos sueldos que resultan de ello no nos permiten estimular todas las energías. Cuando una maestra solo cobra 160 pesetas mensuales por enseñar a una clase de más de cien niñas, no se puede hablar de poco trabajo." Ana Rodríguez Domingo. Memorias de la familia Fliedner. Págs. 295-296.

"[…] si alguna vez habéis oído decir que la bandera alemana ondeó en el templo viveño durante la Guerra Civil, tomadlo en serio…" Juan de Miguel Martínez. "El pueblo de los protestantes". Pág. 11.

"En Ibahernando, existe una capilla evangélica perteneciente al Comité Central de Alemania para la Evangelización de España, cuya sede social radica en Madrid, calle Bravo Murillo, número 83, y con domicilio en dicho pueblo, calle de la Estrella, número 30. Tiene escuela aneja." La situación del protestantismo en España. Seis estudios sobre una campaña de difamación contra España. Oficina de Información Diplomática. 1950.

A principios de 1952, la Comisaría General de Política Social, por orden de la Dirección General de Seguridad, elaboró la siguiente ficha:

"IBAHERNANDO. CAPILLA EVANGÉLICA. Calle de la Estrella, número 12. Autorizada por el Gobierno Civil de la provincia el 19 de noviembre de 1945. Pastor: Don Carlos Liñán Andueza, de 54 años, natural de Fitero (Navarra) y con domicilio en este pueblo."

"La comunidad de cristianos evangélicos que nace en Ibahernando a finales del siglo pasado es hoy solo un recuerdo para sus habitantes. La emigración y el paso del tiempo han reducido el número de fieles a uno: Inés Cortés Anes. Tiene setenta y cinco años y vive sola. […] Inés no tuvo hijos. Crio a una sobrina que ahora vive en Alcalá de Henares y con la que pasa la temporada de invierno. De esta forma llena —un poco— la soledad en que vive desde la muerte de su marido. Valentín Salor está enterrado en el nuevo cementerio, donde no existen las tapias divisoras que intentaron, en su día, marginar el silencio de los que allí descansan. Al borde de la carretera de Trujillo, el cementerio antiguo separa, con un muro, el reposo de los vecinos que practicaban credos distintos. Su puerta cerrada nos indica que aquellas absurdas diferencias han sido olvidadas definitivamente por los vecinos de Ibahernando" Carmen Díez Lobato. Los últimos protestantes de Ibahernando. Región Extremeña (Madrid). Año I. N.º 3. Mayo de 1979. Págs. 29-30.

Demografía[editar]

Ibahernando presenta los siguientes datos de población desde 1900:[3] [4]

Patrimonio[editar]

Iglesia parroquial de la Degollación de San Juan Bautista. Torre. Siglo XVI
"Libro del Becerro de la Iglesia / Parroquial del lugar de Iva / hernando. Fecho por el S. fr. Don Anto / nio Ruvio Zamorano. Vissitador / (Gener)al de este Obispado." 1746mayo de 1782. Cubierta
Ermita de la Virgen de la Jara. Frontal de San Marcos
Inscripción dedicatoria de la basílica visigoda de Magasquilla de los Donaire. Museo de Cáceres
Palacio de los Carvajal. Escudos de la fachada

Sobresale la iglesia parroquial católica bajo la advocación de la Degollación de San Juan Bautista, en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, Diócesis de Plasencia, Arciprestazgo de Trujillo.[5] Edificio construido entre los siglos XV y XVI, la actual fábrica bien pudo alzarse sobre los restos de una primitiva nave altomedieval, como parece desprenderse de la puerta que hay debajo de la torre, de arco de herradura, desconociéndose por ahora más datos al respecto.

En el Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura de febrero de 1791, se dice:

"[…] en este pueblo solo hay una iglesia parroquial (con un cura párroco) dedicada a San Juan Bautista."

"Que aunque hay el que llaman cementerio no se entierra en el y si en la iglesia que es bastante capaz y ventilada para el vecindario."

Se accede al interior a través de un elegante pórtico con cuatro arquerías de medio punto sobre columnas toscanas bien labradas, obra del obispo Juan Ochoa de Salazar hacia 1590. La portada de este lado se abre en medio punto con jambas y rosca cajeada, enmarcado el conjunto por pilastras estriadas que sostienen un entablamento de metopas y triglifos, con adornos a base de rosetas y círculos. Otra portada, a los pies del templo, de medio punto, permite un segundo acceso al interior. Del lado del evangelio se alza la torre-campanario, de dos cuerpos separados por imposta, rematada por un chapitel cuadrangular. En su interior, presenta una nave única dividida en seis tramos a base de arcos de medio punto sobre ménsulas. La capilla mayor, ochavada, se cubre con casquete semiesférico de ladrillo. La sacristía y la capilla bautismal se cubren con bóvedas de arista, mientras que el coro, sobre arco en quilla, se cierra mediante una de cañón con lunetos.

Los documentos más antiguos que se custodian en la actualidad datan de 1664, haciéndose necesario un detallado estudio del archivo, que no existe.

La ermita de la Virgen de la Jara se sitúa en el camino rural de Santa Ana, a unos 2 km al Suroeste de Ibahernando. La primitiva construcción data de los siglos XV y XVI, con posteriores obras de remodelación en los siglos XVIII y XIX. Posiblemente, existiese cerca algún templo de advocación femenina correspondiente a una deidad romana, a la vista de la ingente cantidad de testimonios líticos encontrados en la zona.

Se hallan en su interior tres frontales de azulejería talaverana del siglo XVIII, con representaciones, entre otras, de San Bartolomé y San Marcos. La imagen de la titular, de buena factura, data del siglo XVI.

"A Poniente, distante del pueblo media legua corta y tierra llana, está la ermita de Nuestra Señora de la Jara, adjudicada a esta iglesia, que visitan con mucha frecuencia los vecinos de éste y aun los pueblos circunvecinos." Esteban Hurtado Palomo. Párroco de Ibahernando el 11 de noviembre de 1786.

En el ya citado Interrogatorio…, se indica:

"Que en el término de este pueblo no hay ermita alguna, pero sí cerca en el de Trujillo, llamada Santa María de la Jara, de que por costumbre antigua cuidaba la Justicia de este pueblo y pone en ella santero, que nombra el cura para cuidado de dicha ermita, que no tiene salario y se mantiene de limosnas que recoge con la tablilla, y en dicha ermita se hacen dos funciones por el Concejo el día segundo de Pascua de Resurrección y el de San Marcos, yendo en procesión con asistencia del cura y algún otro que se agrega, para lo que tiene señalado en el Reglamento ciento veinte reales, y aunque concurre gente para oír misa que se celebra en ella en ambos días, no hay fiesta ni motivo que dé escándalo. […] Además se celebra misa y fiesta el 25 de Marzo con sermón a costa de los fondos de la ermita que consisten en algunas tierras que rendirán como 114 reales poco más o menos, y las mandas que la dan algunos devotos, y aunque también concurren gentes de este pueblo y otros no hay desazones ni quimeras."

"Habiéndose enterado esta congregación de que los miembros Jacinto Fernández y Francisca Ruiz habían solicitado el empleo de guardas o ermitaños de la Virgen de la Jara, por unanimidad fue acordado el darles de baja en la lista de la Iglesia de Jesús." Acta de la reunión de la Iglesia de Jesús en Ibahernando del día 28 de Octubre de 1916.

Caben destacar también los restos de la basílica de época visigoda de Santa María de Ibahernando, consagrada por Horoncio (obispo de Mérida) hacia los primeros días de abril del año 635 (673 de la Era Hispánica), y excavada en 1973 por Enrique Cerrillo Martín de Cáceres; las tumbas tardorromanas de "los Tesoritos", el hoy abandonado palacio de los Carvajal…

+ IN NOMINE DOMINI S(A)CRATA / EST HEC BASELICA SANC+E / MARIAE (…) QVE NDIS (…) (HORON) TIO PONTIFICE (…) (SUB DIE IDVS) APRILES (AERA D) CLXXIII
EN EL NOMBRE DEL SEÑOR ESTA BASÍLICA FUE CONSAGRADA A SANTA MARÍA Y A (…) SIENDO OBISPO HORONCIO EL DÍA (…) DEL MES DE ABRIL DE LA ERA 673

Durante la excavación, se halló formando parte de un cercado próximo una inscripción funeraria de época romana. Su texto es el siguiente:

QVADRA / TVS FVSC / I F(ILIVS) H(IC) S(ITVS) E(ST) S(IT) / T(IBI) T(ERRA) L(EVIS)
QUADRATO HIJO DE FUSCO AQUÍ YACE SÉATE LA TIERRA LEVE

En la cocina de la casa de Magasquilla:

D(IIS) M(ANIBVS) S(ACRVM) / IVLIA M / ATERNA / AN I(…) / H(IC) S(ITA) E(ST)
CONSAGRADA A LOS DIOSES MANES JULIA MATERNA DE (…) AÑOS AQUÍ YACE

Años antes, había aparecido en la zona otra inscripción, de grandes proporciones, publicada por Ricardo Hurtado de San Antonio (Corpus provincial de inscripciones latinas. Nº 302) en 1977:

CABVREN / A ENIMARI / F(ILIA) OCE / MONIM / ETVS
CABURENA HIJA DE ENIMARO ESTE SEPULCRO (…)

De una posible ruta evangélica[editar]

"Arco de Tía Juliana". Puerta principal de acceso a la vivienda (detalle). Inscripción en el dintel: "1909"
"Los Areneros de las Mezquitas". Vista parcial del yacimiento. Marzo de 2015

Más o menos vinculados a la comunidad viveña, cabría mencionar la casa n.º 3 de la calle de la Gonzala (emblema arquitectónico de la misma desde el verano de 1911 hasta su definitiva clausura a finales de los años 60. En la reunión celebrada el sábado 15 de agosto de 1908, se acuerda "[…] dirigir un voto de gracias a la Iglesia Evangélica Española por el auxilio prestado para la edificación del nuevo local, a la cual contribuyó con 2.000 pesetas. Se acuerda, asimismo, otro voto de gracias para el Comité Central de Alemania para la Evangelización de España, que ha tenido el desinterés de adelantarnos una gran parte del coste del local, valorado en 9.000 pesetas."), el conocido popularmente como "Arco de Tía Juliana", probable sede temporal de la congregación mientras concluyen las obras; la actual "Plaza del Doctor Jarrín", insólito escenario del debate protagonizado a principios de 1909 por el pastor Cándido Rodríguez Gil y el entonces secretario del obispo de Plasencia, José Polo Benito ("A la plaza pública fue el señor Rodríguez aceptando el reto del secretario del obispo, que llegó acompañado de cuatro sacerdotes. Éste, bien acomodado desde un balcón y el pastor confundido con el pueblo y sobre una silla que le proporcionó un amigo, para mejor oír, discutieron. Pero he aquí que apenas el secretario del obispo y sus acompañantes vieron que no se trataba de contender con un charlatán o con un asalariado sin fe, sino con un hombre de convicciones, y apenas se dieron cuenta de que la argumentación lógica y cristiana, sacada de los Santos Evangelios, producía gran impresión en el pueblo, los enviados del obispo, chillando y pretextando que no se les contestaba con razones, se levantaron y se fueron. El pastor quedó en medio de la plaza, recibiendo felicitaciones y demostraciones de simpatía de los vecinos del pueblo." Revista Cristiana: Periódico Científico-Religioso. Año XXX. N.º 700. Domingo, 28 de febrero de 1909. Págs. 62-63); la antigua vivienda de Inés Cortés y Valentín Salor ("Inés Cortés Anes vive a las afueras del pueblo. Su casa, encalada y pequeña, remata una de esas calles estrechas de pueblo que termina entre huertos. La entrada lateral de la vivienda está rodeada por un patio estrecho. Una gran cantidad de plantas ocupan los laterales. […] Nos sentamos con ella en los escalones de la entrada." Carmen Díez Lobato. Los últimos protestantes de Ibahernando. Región Extremeña (Madrid). Año I. N.º 3. Mayo de 1979. Págs. 29-30), aun el gimnasio municipal (desaparecido cementerio civil: una Real Orden de 18 de mayo de 1897 dicta que todos los municipios con más de seiscientos habitantes o cabezas de partido judicial deberán contar con un espacio dedicado a aquellas personas que, en adelante, tomen la decisión de no ser enterradas en recintos católicos… Así, hasta que en septiembre de 1965 se inauguró el actual, quedando ambos fundidos en uno solo), el cementerio nuevo, la "ecuménica" escombrera de "los Areneros de las Mezquitas" (su tradicional utilidad constructiva ha hecho del lugar un yacimiento "fácil", en el que todo, lo más antiguo como lo más reciente (aun alguna moneda de los Reyes Católicos…), asoma —revuelto— entre la hierba)…

Festividades[editar]

Sobresalen sus fiestas en honor al patrón San Lorenzo, el 10 de agosto, y su patrona, la Vírgen de la Jara ("Está agregada a esta parroquia una ermita donde se venera la imagen de María Santísima, con el nombre de la Jara, distante un cuarto de legua de este pueblo; concúrrese tres veces al año en procesión a dicha imagen, dos votos de este concejo y la otra el día de la Anunciación, todo con devoción y compostura. Además de las limosnas de los fieles tiene de renta anual esta imagen ciento cuarenta reales en yerbas de Magasquilla de los Donaires. Para asistencia de la Señora, reside un ermitaño en su ermita, de buenas costumbres que nombraban el párroco y alcaldes de éste." Esteban Hurtado Palomo. Párroco de Ibahernando en 1791), con la tradicional romería al santuario, que se celebra el último sábado de abril o primero de mayo (dependiendo de cómo caiga la festividad del Primero de Mayo, para facilitar así la presencia en la romería de los viveños que residen fuera de Ibahernando).

Véase también[editar]

Biografías de viveños destacados

Referencias[editar]

Bibliografía y fuentes documentales[editar]

  • ARCHIVO MUNICIPAL de IBAHERNANDO.
  • ARCHIVO PARROQUIAL de IBAHERNANDO. Digitalizado por la Asociación Cultural Vivahernando (20062007).
  • CERRILLO MARTÍN de CÁCERES, Enrique: La basílica de época visigoda de Ibahernando. Institución Cultural El Brocense. Cáceres. 1983.
  • Col. JUAN de MIGUEL MARTÍNEZ. Sevilla.
  • Col. JULIO ROBERTO ASENSIO-MATILDE PEÑA. Torrejón de Ardoz (Madrid).
  • MIGUEL MARTÍNEZ, Juan de: El pueblo de los protestantes. Foro Actual Ediciones. Sevilla. 2010.
  • PÉREZ REVIRIEGO, Miguel: ¿Qué pasó en Ibahernando? (1848 – 1999). Asociación Cultural Vivahernando. 2015.
  • VV. AA.: Ibahernando: raíces de un pueblo. Asociación Cultural Vivahernando. 2004.
  • VV. AA.: Ibahernando: historia, imágenes y costumbres. Asociación Cultural Vivahernando. 2010.

Enlaces externos[editar]