Era hispánica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Era Hispánica»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Era hispánica es el cómputo de los años (era) que parte del año 716 Ab urbe condita (desde la fundación de Roma), o sea, el 38 a. C. (antes de la Era cristiana). También es conocida como Era de Augusto, Era de César o Era gótica. Fue instituida como cronología oficial del reino visigodo de Toledo en el concilio de Tarragona (516)[1] o durante el reinado de Atanagildo (555-567)[2] y se utilizó hasta finales de la Edad Media. Su primer uso registrado se da en el Chronicon de Hidacio (468 d. C.) La emplean documentos de la época visigótica, como la Historia Gothorum de San Isidoro, y casi todos los de los reinos hispano-cristianos de la Reconquista, e incluso se usó en algunos documentos andalusíes (bajo la denominación Tarij as-Safar -traducción al árabe de "era hispánica"-).[3] Además de en la Península Ibérica y las Baleares, la Era hispánica fue utilizada en el sur de Francia (las antiguas provincias visigóticas) y en África del Norte.[4]

La causa de la elección de tal fecha es desconocida, y ha producido muchos errores cronológicos incluso entre los más importantes eruditos (polémica entre Enrique Flórez y Gregorio Mayans a mediados del siglo XVIII);[5] se ha propuesto identificarla con la declaración de Hispania como provincia tributaria, que se habría producido al tiempo de la disolución del segundo Triunvirato (43 al 38 a. C.)[6]

El triunviro dominante en Occidente, Octavio (aún no ostentaba el título de Augusto), habría decretado la Aera Hispanica tras la pacificación oficial de Hispania, dadas por concluidas las guerras civiles en esas provincias (continuó el enfrentamiento con Marco Antonio en Oriente hasta la batalla de Actium, 31 a. C.) En ningún caso puede identificarse la fecha con la culminación de la conquista romana de Hispania; pues se produjo años más tarde, con las guerras cántabras (29 a 19 a. C.), que fueron celebradas con el Ara Pacis (inaugurada en Roma el 9 a. C.)

Una de las teorías que explican el origen de esta palabra es la que identifica aera ("era" en latín) con aeris (el plural de aes -"bronce" o "cobre", de donde también deriva as, la moneda romana de bronce-).[7]

Abandono[editar]

En los condados catalanes la Era hispánica dejó de utilizarse a partir del concilio de Tarragona de 1180;[8] mientras que en el resto de la Corona de Aragón el uso de la Era hispánica se abandonó durante el reinado de Jaime I (desde el reinado de Alfonso el Casto se databa conjuntamente con ambas eras, cristiana e hispánica, y antes únicamente con la hispánica);[9] o bien, como señalan otras fuentes, la Era hispánica fue abolida en 1349 en el reino de Aragón y en 1358 en el reino de Valencia.[10]

En la Corona de Castilla su uso fue suprimido reinando Juan I, en virtud de un acuerdo de las cortes de Segovia de 1383, puesto en práctica desde el 25 de diciembre del año siguiente.

En el reino de Portugal dejó de ser utilizada el 22 de agosto de 1422, bajo el reinado de Juan I.

En el reino de Navarra el uso de la Era hispánica pervivió a lo largo del siglo XV.[11]

Conversión de fechas a la era cristiana[editar]

A las fechas que aparecen en documentos con las expresiones era o sub era, que denota referencia a la Era Hispánica, anteriores al siglo XIV, deben sustraerse 38 años para obtener las correspondientes fechas de la Era cristiana, que en los documentos se denota con la expresión Anno Domini y las siglas AD, y en el uso bibliográfico actual con las abreviaturas a. C. y d. C. ("antes" y "después de Cristo").

AERA HISPANICA initium sumit ab anno 716. ante AE. V: annis 38. Appio Claudio pulchro, et Norbano Flacco Consulibus m): nam Hispania in Caesaris Octaaviani potestatem per Domitium Calvinum Proconsulem anno 715. redacta (Dio lib. 48), Kalendis Januariis sequentis anni 716. AEram suam Hispanienses duxere. Si igitur annis AErae Christianae annos 38. addideris, aut ex AEra Hispanica totidem annos detraxeris; annum Christi Vulgarem invenies.[12]

Era hispánica y era consular[editar]

Algunas de las inscripciones vadinienses de Asturias presentan una fórmula de datación absoluta de difícil interpretación. Se trata de una era consular expresada en cifras que, según la interpretación tradicional, es equiparable a la Era Hispánica (Vives, 1942, D'Ors, 1962,[13] etc.) Si esto es correcto, se trata de inscripciones sumamente tardías, datadas en los siglos III al V. Esto ha hecho pensar que tal vez no se trate de la Era Hispánica, sino de un sistema de datación propio de la zona que según los diversos autores responde a criterios distintos (Navascués, 1970, Knapp, 1986, etc.)[14]

Las inscripciones hispanas que emplean como sistema de datación la llamada era consular o la era hispana, son manifestaciones de un mismo fenómeno, relacionado probablemente con la inestabilidad política de occidente durante el reinado de Póstumo. La cronología que se desprende de estos textos muestra la existencia en Hispania de una epigrafía pagana hasta pleno siglo V d.C., y permite establecer algunas pautas para la datación de otros epígrafes.[15]

Notas[editar]