Hombre Hormiga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Hombre Hormiga (en inglés Ant-Man) es un superhéroe de Marvel Comics creado por Stan Lee y Jack Kirby en 1962.

Historia del personaje[editar]

Varios personajes han asumido el nombre de Ant-Man con el pasar de los años; la mayoría de estos personajes han sido miembros de los Vengadores.

Henry Pym[editar]

El Dr. Henry "Hank" Pym inventó los distintos métodos por los que una persona puede reducir su tamaño y asumir la identidad de Ant-Man armado con un casco que puede controlar a las hormigas. Su primera aparición fue en Tales to Astonish Nº 27 USA (enero 1962); más tarde aparecería por primera vez como el Hombre Hormiga en Tales to Astonish Nº 36 USA (septiembre 1962).

Scott Lang[editar]

Scott Lang era un ingeniero eléctrico y ladrón que se reformó gracias a la ayuda de la bareta Pym e Iron Man. Luego de una carrera bastante larga, aunque no muy destacada, como el segundo Ant-Man, se afilió a los 4 Fantásticos y más tarde se convirtió en miembro de los Vengadores. Durante algún tiempo, mantuvo una relación romántica con Jessica Jones. Lang murió en Avengers Nº 500 (septiembre de 2004), pero su hija, Cassie, ha tomado la posta como Ant-Girl en las páginas de Jóvenes Vengadores. Su primera aparición fue en Marvel Premiere Nº 47 USA (abril 1979).

Eric O'Grady[editar]

Eric O'Grady es el nuevo "héroe" que tomó la identidad de Ant-Man. O'Grady era un miembro menor de S.H.I.E.L.D. que robó el traje de Ant-Man y lo utiliza para su beneficio propio en vez de ayudar a la humanidad. Además de ser agente doble y matar a Max Fury, es parte de una asociación de villanos y de los Vengadores Secretos, luego se renombró a sí mismo como Black Ant. Su primera aparición fue en Irredeemable Ant-Man Nº 1 (diciembre 2006).

Poderes[editar]

Típicamente, los distintos Ant-Man han tenido la habilidad de reducir su tamaño por medio de distintos métodos (inhalación de un gas, tomando una pastilla o simplemente usando su mente para encoger su cuerpo). También han poseído la capacidad de comunicarse con las hormigas gracias a interfaces cibernéticas que, por lo general, se encuentran dentro de su casco. Además de todos los poderes nombrados, se deja ver en gran parte de los films de animación que poseen una inmensa fuerza, parecida a la relación que tienen las hormigas, pudiendo levantar cerca de 50 veces su peso.