Hedy Lamarr

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hedy Lamarr
Hedy Lamarr in a 1940 MGM publicity still.jpg
Hedy Lamarr en 1948.
Información personal
Nombre de nacimiento Hedwig Eva Maria Kiesler
Nacimiento 9 de noviembre de 1914[n 1]
Civil ensign of Austria-Hungary (1869-1918).svg Viena, Imperio austrohúngaro
Fallecimiento 19 de enero de 2000 (85 años)
Bandera de los Estados Unidos Orlando, Florida, Estados Unidos
Nacionalidad Austríaca  (1914–1953) y estadounidense  (1953–2000)
Características físicas
Altura 1,70 m (5 ft 7 in)
Familia
Cónyuge Friedrich Mandl (1933-1937)
Gene Markey (1939-1941)
John Loder (1943-1947)
Teddy Stauffer (1951-1952)
Howard Lee (1953-1960)
Lewis J. Boies (1963-1965)
Información profesional
Ocupación Actriz ,inventora y modelo
Año de debut 1930
Año de retiro 1958
Distinciones
Web
Sitio web
[editar datos en Wikidata]

Hedwig Eva Maria Kiesler, conocida como Hedy Lamarr (Viena; 9 de noviembre de 1914[n 1] -Orlando; 19 de enero de 2000), fue una actriz e inventora austriaca naturalizada estadounidense. Además de ser la primera mujer que en una película protagonizó un desnudo y simuló un orgasmo en la historia del cine (Éxtasis, 1933), también fue co-inventora de la primera versión del espectro ensanchado que daría lugar a la tecnología Wifi y Bluetooth.[1]

Biografía[editar]

Fue la única hija de un matrimonio de judíos secularizados. Su madre, Gertrud Lichtwitz, era pianista, nacida en Budapest y su padre, Emil, era banquero nacido en Leópolis. Desde pequeña destacó por su inteligencia y fue considerada por sus profesores como superdotada. Empezó sus estudios de ingeniería a los 16 años, pero tres años más tarde, en 1933, abandonó la ingeniería atraída por su vena artística, y empezó en el teatro berlinés como alumna del director Max Reinhardt.

Así inició su carrera cinematográfica, y pronto sería mundialmente famosa por la secuencia de la película Éxtasis (1933), en la que aparece completamente desnuda, primero al borde de un lago, y luego corriendo por la campiña checa. Por dicha escena se la conocería como la primera mujer en la historia del cine que apareciera desnuda en una película comercial.[2]

Atraído por la película,[cita requerida] el magnate de la industria armamentística Friedrich Mandl arregló con sus padres un matrimonio de conveniencia y fue prometida en matrimonio en contra de su voluntad. Hedy calificó posteriormente esa época como de auténtica esclavitud.

Su marido –también de origen judío– era proveedor de municiones, de aviones de combate y de sistemas de control de Adolf Hitler y de Benito Mussolini (de quienes era amigo personal), según narra Lamarr en sus memorias.[3] Esas ventas de material militar fueron realizadas durante la ocupación de Abisinia (hoy Etiopía). Tras casarse el 10 de agosto de 1933, él intentó infructuosamente hacerse con todos los ejemplares existentes de la película en la que su esposa aparecía desnuda. Muy celoso, la obligaba a acompañarle en todas las cenas y viajes de negocios. Fue encerrada en casa y sometida a un estricto control. Hedy tuvo que abandonar su incipiente carrera cinematográfica, y cualquier otro tipo de actividad que no fuera la de simple comparsa de Mandl. Ella cuenta que tan solo podía bañarse o desnudarse cuando su marido estaba a su lado, acechándola.

Por otra parte, Hedy había aprovechado su soledad para continuar sus estudios de ingeniería, y utilizar su inteligencia para obtener de los clientes y proveedores de su marido los pormenores de la tecnología armamentística de la época. Dichos conocimientos fueron cedidos por la actriz a las autoridades de los Estados Unidos años más tarde; igualmente algunas reuniones le sirvieron de guía para idear y patentar, en los años 1940, la técnica de conmutación de frecuencias, que le devolvería notoriedad en los últimos años de su vida.

Durante su enclaustramiento mantiene una relación sentimental con su asistenta. Dicha relación le permitió obtener la ayuda necesaria para escapar. En una rocambolesca historia de amor, Hedy consigue la infraestructura necesaria para preparar un completo plan de fuga y escapar para siempre de las garras de su marido. Escapando por una ventana del baño de un restaurante, huye en automóvil hasta París (Francia), seguida de cerca por los guardaespaldas de su marido.[cita requerida], aunque la versión que ella misma cuenta en su autobiografía es algo diferente: Administró un somnífero a su asistenta y pudo salir de su casa disfrazada de esta (la había contratado hacía poco justamente para este objetivo, por parecérsele físicamente). De esta manera pudo llegar a la estación de tren y viajar hasta París por este medio.

Hollywood[editar]

En 1937 Hedwig escapó al fin de Mandl. Ya en París, consiguió viajar más tranquilamente a Londres (Reino Unido). Allí conoció a Louis B. Mayer, el empresario de la Metro Goldwyn Mayer (M-G-M). Vendió sus joyas y huyó a los Estados Unidos, en el mismo barco en que él regresaba, para convencerlo de que la contratara como actriz. Al llegar a tierra, ya tenía un contrato de siete años y un nuevo nombre: Hedy Lamarr.[4]

Así renació, pues volvió de nuevo a su vida como actriz. Había hecho hasta entonces, además de la película checoslovaca Éxtasis, cuatro películas alemanas, además de la citada: Dinero en la calle (1930), La mujer de Lindenau (1931), Las aventuras del señor O. F. (1931), y No necesitamos dinero (1932). Gracias a su fama, le fue posible viajar a Hollywood, donde sería protegida por Louis B. Mayer quien además, le daría un nuevo nombre inspirado en la actriz Barbara La Marr, antigua amante de Louis, que falleció en trágicas circunstancias.

Tras el estreno de su primer largometraje en los EE. UU., Algiers (1938), junto con Charles Boyer, y bajo contrato con la M-G-M,[5] empezó a destacar en Hollywood con Lady of the Tropics (1939), y con I Take This Woman (1940). Hedy Lamarr trabajó entre otros con King Vidor (Camarada X, Cenizas de amor), Jacques Tourneur (Noche en el alma, 1944), Robert Stevenson (Pasión que redime, 1947) y Cecil B. DeMille (Sansón y Dalila, 1949). No tuvo, sin embargo, demasiado éxito al elegir sus películas en otras ocasiones. De todos modos estas fueron bastante numerosas, pues hizo unas treintena en su carrera, la mitad de las cuales fueron realizadas hasta 1945. Trabajó en el cine hasta 1958.

Fue también pintora aficionada y coleccionista de arte.

Filmografía[editar]

Actuó en las siguientes películas:

  • Geld auf der Straße (Dinero en la calle, 1930), dirigida por Georg Jacoby.
  • Die Blumenfrau von Lindenau (La mujer de Lindenau, 1931), dirigida por Georg Jacoby.
  • Die Koffer der Herrn O.F. (Las maletas del señor O.F., 1931), dirigida por Alexis Granowsky.
  • Man braucht kein Geld (No necesitamos dinero, 1932), dirigida por Carl Boese.
  • Ekstase / Symphonie der Liebe (Éxtasis, 1933), película checoeslovaca dirigida por Gustav Machaty (con Hedwig Eva Maria Kiesler y Aribert Mog); es una de las primeras películas que habló de la infidelidad cometida por una mujer, fue condenada por las Ligas de la Decencia y por el Papa Pío XI sobre todo porque mostraba directamente su rostro durante el orgasmo.
  • Hollywood Goes to Town (1938) (breve aparición)
  • Algiers (Argel, 1938), dirigida por John Cromwell.
  • Screen Snapshots: Stars at a Charity Ball (1939) (breve aparición)
  • Lady of the Tropics (1939), dirigida por Jack Conway y protagonizada con Robert Taylor.
  • I Take This Woman (Esta mujer es mía, 1940), dirigida por W.S. Van Dyke y protagonizada con Spencer Tracy.
  • Boom Town (Fruto dorado, 1940), dirigida por Jack Conway y protagonizada además por Clark Gable, Spencer Tracy y Claudette Colbert.
  • Comrade X (1940) (Camarada X, 1940), dirigida por King Vidor y protagonizada con Clark Gable.
  • Come Live With Me (No puedo vivir sin ti, 1941), dirigida por Clarence Brown.
  • Ziegfeld Girl (Las chicas de Ziegfeld, 1941) dirigida por Robert Z. Leonard.
  • H.M. Pulham, Esq. (Cenizas de amor, 1941), dirigida por King Vidor.
  • Tortilla Flat (La vida es así, 1942), dirigida por Victor Fleming.
  • Crossroads (1942), dirigida por Jack Conway.
  • White Cargo (1942), dirigida por Richard Thorpe.
  • Show Business at War (1943) (breve)
  • The Heavenly Body (Mundo celestial, 1944)
  • The Conspirators (1944), dirigida por Jean Negulesco y protagonizada con Paul Henreid, Sydney Greenstreet y Peter Lorre.
  • Experiment Perilous (Noche en el alma, 1944), dirigida por Jacques Tourneur.
  • Her Highness and the Bellboy (1945), dirigida por Richard Thorpe.
  • The Strange Woman (La extraña mujer, 1946), dirigida por Edgar G. Ulmer.
  • Dishonored Lady (Pasión que redime, 1947), dirigida por Robert Stevenson.
  • Let's Live a Little (Vivamos un poco, 1948), dirigida por Richard Wallace.
  • Sansón y Dalila (1949), dirigida por Cecil B. DeMille, donde tuvo uno de los dos papeles principales.
  • A Lady Without Passport (1950), dirigida por Joseph H. Lewis.
  • Copper Canyon (El desfiladero del cobre, 1950), dirigida por John Farrow.
  • My Favorite Spy (Mi espía favorita, 1951), dirigida por Norman Z. McLeod.
  • The Eternal Female (1954) (inconclusa)
  • L'amante di Paride (La manzana de la discordia, —en inglés Loves of Three Queens—, 1954), dirigida por Marc Allégret y Edgar G. Ulmer.
  • The Story of Mankind (La historia de la humanidad, 1957), dirigida por Irwin Allen.
  • The Female Animal (1958), dirigida por Harry Keller.

Por otro lado, renunció a hacer películas como Luz de gas (en España Luz que agoniza) y Casablanca, ambas con personajes que darían fama a Ingrid Bergman. Pero creó un nuevo canon de belleza; incluso en la actualidad, su imagen sigue apareciendo en marcas comerciales como Corel.

Sistema de comunicaciones secreto[editar]

Lamarr, conocedora de los horrores del régimen nazi a través de su marido Mandl próximo al fascismo[6] y por su condición de judía, ofreció al gobierno de los Estados Unidos toda la información confidencial de la que disponía, gracias a los contactos de su ex marido. Además, consideraba que su inteligencia podía contribuir a la victoria aliada. Así, se puso a trabajar para la consecución de nuevas tecnologías militares.

Hedy sabía que los gobiernos se resistían a la fabricación de un misil teledirigido por miedo a que las señales de control fueran interceptadas o interferidas fácilmente por el enemigo, y que pudieran inutilizar el invento o, incluso, usarlo en su contra.

Hedy Lamarr y el compositor George Antheil recibieron el número de patente 2.292.387 por su Sistema de comunicación secreta.[7] Esta versión temprana del salto en frecuencia (una técnica de modulación de señales en espectro expandido) usaba un par de tambores perforados y sincronizados (a modo de pianola) para cambiar entre 88 frecuencias, y se diseñó para construir torpedos teledirigidos por radio que no pudieran detectar los enemigos.

En la patente del 11 de agosto de 1942 puede leerse la inscripción H. K. Markey et al.. Las iniciales H. K. son las de Hedwig Kiesler (Hedy Lamarr); Markey era su apellido de casada, en ese momento.

El hecho de que sus patentes fueran concedidas con el nombre de casada y no por el nombre artístico impidió que su contribución recibiera el debido reconocimiento en su momento.

Poco tiempo después, el 1 de octubre de ese mismo año, aparecía en The New York Times la primera mención pública del invento, a pesar de lo cual las autoridades de la época no consideraron la posibilidad de su realización práctica inmediata. La tardanza en aplicarlo se debió a la necesidad de pasar de un sistema mecánico a uno electrónico. Esto fue logrado por Sylvania Electronics en 1957, y su equipo de ingenieros reconoció en su totalidad la patente a Lamarr y Antheil.

El primer uso conocido de la patente se dio en la crisis de los misiles de Cuba. Durante esta crisis de 1962 se usó este sistema en el control remoto de boyas rastreadoras marinas. La misma técnica se incorporó en alguno de los ingenios utilizados en la guerra de Vietnam y, más adelante, en el sistema estadounidense de defensa por satélite (Milstar), hasta que en la década de 1980, el sistema de espectro expandido vio sus primeras aportaciones en ingeniería civil. Así, con la irrupción masiva de la tecnología digital a comienzos de esa misma década, la conmutación de frecuencias permitió implantar la comunicación de datos WIFI.[8] [9]

Lamarr murió en Florida el 19 de enero de 2000. Su hijo hizo trasladar sus cenizas a Viena, de acuerdo con los deseos de la actriz.

El Día del Inventor se celebra el 9 de noviembre (fecha de su cumpleaños), en su honor.

Reconocimientos[editar]

El 9 de noviembre del 2015, Google publicó en su página de inicio un Doodle que consistió en un video en reconocimiento a la labor de Hedy Lamarr.

Notas[editar]

  1. a b Según el biógrafo de Lamarr, Stephen Michael Shearer (Beautiful: The Life of Hedy Lamarr (2010). New York: St. Martin's Press. ISBN 0312550987. pp. 8, 339), ella nació en 1914, no en 1913.

Referencias[editar]

  1. «Hedy Lamarr: Inventor of more than the 1st theatrical-film orgasm». Los Angeles Times. 28 de noviembre de 2010. Consultado el 26 de julio de 2012. 
  2. «Google rinde homenaje a la actriz e inventora del wifi». El Comercio. 9 de noviembre de 2015. Consultado el 9 de noviembre de 2015. 
  3. Blog de Naief Yehya Hedy Lamarr: la inventora más bella del mundo: Del escándalo a Hollywood
  4. "Hedy Lamarr: Secrets of a Hollywood Star". Edition Filmmuseum 40. Edition Filmmuseum.com. Visto 3 de mayo 2014.
  5. (en inglés) «Algiers». American Film Institute. Consultado el 9 de noviembre de 2015. 
  6. «Fredrich Alexander Maria Fritz Mandl». geni_family_tree. Consultado el 22 de mayo de 2016. 
  7. Martín Reina, D. (enero 2016). Hedy Lamarr. Pionera de las telecomunicaciones. ¿Cómo ves? (Revista de Divulgación de la Ciencia de la Universidad Nacional Autónoma de México), año 18, núm. 206, 24-27.México: Dirección General de Divulgación de la Ciencia (UNAM). ISSN 1870-3186.
  8. «Heraldo de Aragón». prensa.unizar.es/. 17 de agosto de 2013. Consultado el 13 de septiembre de 2013. 
  9. «¿Qué pinta Hedy Lamarr en tu wifi?». elpais.com/diario/. 7 de enero de 2012. Consultado el 13 de octubre de 2011. 

Enlaces externos[editar]