Guatire

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guatire
Ciudad
Guatire.JPG
Templo Parroquial de la ciudad de Guatire, Estado Miranda. Venezuela.JPG Calle 9 de Diciembre Guatire.JPG

Montaje de fotografías de Guatire
Bandera del Municipio Zamora del Estado Miranda, Venezuela.jpg
Bandera
Escudo del Municipio Zamora, Estado Miranda, Venezuela.png
Escudo
Guatire ubicada en Venezuela
Guatire
Guatire
Localización de Guatire en Venezuela
Guatire ubicada en Miranda (estado)
Guatire
Guatire
Localización de Guatire en Miranda
Coordenadas 10°28′18″N 66°32′26″O / 10.471666666667, -66.540555555556Coordenadas: 10°28′18″N 66°32′26″O / 10.471666666667, -66.540555555556
Entidad Ciudad
 • País Venezuela
 • Estado Flag of Miranda state.svg Miranda
 • Municipio BAND-M-Zamora.svg Zamora
Alcalde Thais Oquendo (PSUV)
Eventos históricos  
 • Fundación Sin fundación. Primera referencia histórica: 1641
Superficie  
 • Total 214 km²
Altitud  
 • Media 328 msnm
Población (2011)  
 • Total 187 262 hab.
Gentilicio Guatireño, a
Huso horario UTC -4:30
Código postal 1221
Prefijo telefónico 212
Sitio web oficial
La ciudad tiene el título de Villa Heroica, por su participación en la Guerra Federal, 1858-1863.
[editar datos en Wikidata]

Guatire es una ciudad del Estado Miranda, Venezuela, capital del Municipio Zamora, que en los últimos años ha conocido un acelerado desarrollo y crecimiento debido a la expansión y sobrepoblación de la ciudad de Caracas, y las actividades industriales que se realizan en ella, que junto con Guarenas (ubicada a cinco kilómetros) conforma uno de los ejes de desarrollo más importantes de la región. Su población de acuerdo al censo de 2011 es de 187.262 habitantes.

El vocablo «Guatire» parece provenir de un árbol que los indígenas de la zona conocían con el nombre de «aguatiri». Otras teorías consideran que significa «tierra roja» (El suelo donde está la ciudad es muy arcilloso) o «pueblo de la meseta» (el casco histórico de la ciudad se encuentra en una meseta).

Historia[editar]

Época colonial. Fundación de la parroquia, formación del pueblo[editar]

   El pueblo de Guatire no contó con una fundación oficial tal como si aconteció en la época colonial con otros tantos pueblos y ciudades de la geografía nacional, surgió como consecuencia de la creación, en 1680, de una parroquia llamada "Santa Cruz de Pacairigua". A pesar de que el pueblo no fue fundado, los guatireños como comunidad organizada cuenta con un inicio u origen, el cual es muy diferente al de otras comunidades, como veremos a continuación.
 
   Desde el momento en que se fundó el pueblo de Guarenas, en 1621, los habitantes, tanto libres como esclavizados, de los valles de Guatire, Pacairigua y Araira, fueron anexados como feligreses a la naciente parroquia Nuestra Señora de la Copacabana de los Guarenas, debido a que era la más cercana a ellos. En la iglesia de la misma eran bautizados sus hijos, se casaban, asistían a los oficios religiosos y eran enterrados cuando morían. Esta situación no varió por 59 años.
    
   En el lapso comprendido entre 1621 y 1680 la población tanto libre como esclavizada de los valles de Guatire, Pacairigua y Araira registró un aumento significativo por lo cual el cura doctrinero de Guarenas tenía dificultades para continuar atendiendo a los habitantes de esos valles. Dicho cura doctrinero, quien para ese momento era el Licenciado Don Lorenzo de Zurita, expuso la situación ante Fray Antonio González de Acuña, Obispo de Venezuela, como resultado de eso se decidió crear una nueva parroquia que atendiera exclusivamente a los esclavizados y a la feligresía libre de esa región.
   El 23 de marzo de 1680, mediante el Cabildo Eclesiástico de Caracas, se otorgó el nombramiento de cura capellán al licenciado Tomás de León, quien fue enviado a comenzar dicha parroquia en forma de Capellanía de Haciendas de Campo en la región de Guatire-Pacairigua-Araira. 
   La función principal de esa clase de parroquia era la de atender religiosamente a los esclavizados de las haciendas, por lo que era sustentada o mantenida por los amos de los mismos. Esta también se encargaría de dar atención a los dueños de las haciendas, a sus familiares y a la población libre que trabajaba en las haciendas de la región 
   Poco después de su nombramiento el licenciado León inició la parroquia Santa Cruz de Pacairigua en una ermita que había construido años antes el capitán Antonio Gámez de la Cerda en tierras altas de su hacienda de Pacairigua. Quienes otorgaron el permiso para el uso de la ermita o capilla fueron el tesorero Santiago de Liendo y su esposa Doña Isabel María Gedler y Rivilla, propietarios de esas tierras para ese momento. 
   Por lo antes expuesto se puede decir con certeza que, a pesar de que el pueblo de Guatire no tuvo fundación oficial, la comunidad guatireña tuvo su inicio o génesis en 1680, al momento en que dicha comunidad se separó de la parroquia Nuestra Señora de la Copacabana de los Guarenas y comenzó a funcionar como nueva parroquia en la región de Guatire-Pacairigua-Araira, ese paso se dio el 23 de marzo de 1680, al hacerse efectivo el nombramiento del licenciado Tomás de León como su primer cura capellán. Debido a eso también podríamos asegurar que la primera fiesta parroquial oficial que se realizó en Guatire en honor a su patrona, La Cruz, fue el 3 de mayo de 1680.
   El pueblo llamado oficialmente "Santa Cruz de los Valles de Pacairigua y Guatire" se formó como consecuencia del nacimiento de la parroquia. Poco a poco, con casas construidas alrededor de esa ermita o capilla que sirvió de iglesia parroquial fue creciendo el pueblo. Dichas viviendas fueron edificadas por hacendados y trabajadores libres asalariados de las haciendas fundadas en los valles de Guatire, Pacairigua y Araira. La mayoría de las casas pertenecían a la clase de los pardos libres. Esas viviendas se construyeron, previo permiso otorgado por los dueños de las tierras sobre las cuales estaba establecida la ermita. Muchas otras casas fueron edificadas por blancos criollos y blancos de origen isleño, además, había algunos mestizos, zambos y negros libres. Todo eso trajo como consecuencia que desde su inicio aprendieran a convivir en el pueblo, lado a lado, todas las etnias existentes en la época colonial venezolana, predominando en número la de los pardos libres .

[1]

Hacendados y familias fundadoras de la parroquia Santa Cruz de Pacairigua

   Debido a que la parroquia Santa Cruz de Pacairigua fue fundada como una Capellanía de Haciendas de Campo, tenía que ser mantenida y aumentada por los hacendados de la región Guatire-Pacairigua-Araira ya que su función principal era dar atención religiosa a los esclavizados de las haciendas. Los hacendados que la fundaron fueron:

'Valle de Guatire'

-Capitán Lucas Martínez de Porras y Ávila (Hacienda El Ingenio)

-Licenciado Benito Vásquez de Montiel (Sector Las Barrancas y Hacienda El Marqués)

-Alféreces Domingo y Gerónimo Lorenzo Pérez de Ávila, y capitán Pedro Romero de Mendoza (Hacienda de Las Arratias)

-Capitán Don Juan Sánchez de Yélamos y Doña Luisa Fernández de Ávila (Hacienda Yélamos)

-Capitán Pedro Fernández de Ávila (Hacienda El Palmar)

-Capitán Don Diego Mejías de Escobedo (Haciendas Vega Arriba y Vega Abajo)

'Valle de Pacairigua'

-Licenciado Don Lorenzo Zurita (Hacienda Sojo)

-Alférez Santiago de Liendo y Doña Isabel María Gedler (Haciendas Gascón, El Rincón y Santa Cruz)

-Capitán Cristobal Muñoz de Vergara y Alférez Felipe Muñoz de Vergara (Hacienda Muñoz)

-Capitán Pedro Barradas de la Cruz y Doña María de Ávila (Hacienda Marrón). Esta hacienda pasó posteriormente a Tomás Rodríguez de Mendoza, natural de Andalucía, España, casado con Doña María Arias Montano (hija natural del Capitán Benito Arias Montano, Gobernador de la Provincia de Nueva Andalucía y Paria, en Venezuela, y de Doña Ana Rodríguez Bellorín, ambos naturales de Fregenal de la Sierra, Badajoz, España).

Valle de Araira

-Capitán Antonio Gámez de la Cerda (Hacienda Araira)


Familias fundadoras de la parroquia

-Juan González y su esposa Micaela de Ávila, mestizos

-Diego Antonio Ferráez y su esposa Juana de Ávila, mestizos

-Sebastián de Ibarra y su esposa Isabel de Ávila, mestizos

-Francisco Arteaga y su esposa Leonarda González Urbano de Mendoza, mestizos

-Los hijos de Juan Mateos de la Pompa y de su esposa Juana María de la Cruz, pardos libres

-Juan José Ruiz y su esposa Francisca Paula Pérez, mestizos

-Francisco Medrano, zambo libre

-Juan Salmerón y su esposa Juana Bernarda, zambos libres

-Pedro Salmerón, zambo libre, y su esposa Jacinta García, mulata [2]


   A los 88 años de haber sido fundada la parroquia Santa Cruz de Pacairigua, el 3 de septiembre de 1768, la hacendada Doña Margarita de Alvarenga y Rodríguez de León, donó al pueblo las tierras donde se hallaban la iglesia, la Casa de los Curas, la plaza y las casas de la población. Aun hoy, el lugar donde se asienta el Templo Parroquial y la Plaza 24 de Julio forman parte de esa parcela. Durante toda la Colonia (y hasta 1874) Guatire continuó, dependiendo administrativamente del cantón de Guarenas.

PERSONAJES RELACIONADOS CON GUATIRE. SIGLO XVII

Lucas Martínez de Porras

   Natural del Pontón de don Gonzalo, del marquesado de Pliego, cinco leguas de la ciudad de Écija, Andalucía, España. Hijo legítimo de Miguel Martínez de Porras y Brígida Ruiz. En estas tierras americanas participó en las conquistas llevadas a cabo por la corona española en la Isla de Trinidad y la región de Guayana. A finales del siglo XVII se estableció en la provincia de Caracas e invocando los servicios prestados a la corona durante la conquista, consiguió que el Gobernador Sancho de Alquiza, quien gobernó entre 1606 y 1611, le otorgara la propiedad del valle de Guatire para establecer una cría de ganado vacuno.
   En esta provincia conoció a Doña Micaela Pérez de Ávila, perteneciente a las familias de los conquistadores de Caracas. Se casaron en 1617, Martínez de Porras aportó al matrimonio las tierras de Guatire y 660 reses vacunas, de estas dio en dote a su esposa 200 cabezas. Doña Micaela entró al matrimonio con una encomienda de indígenas Mariches y Chagaragotos heredada de su padre en segunda vida. Antes de su matrimonio los tenía cultivando en la montaña de los Mariches, después de casarse los trasladó al valle de Guatire y quedaron bajo la administración conjunta de ella y su esposo.
   De este matrimonio nacieron en Caracas Domingo Pérez de Ávila, bautizado en la misma ciudad el 29 de octubre de 1617, doña Brígida Martínez de Ávila, bautizada el 29 de mayo de 1620, Pablo o Paulo de Ávila o Martínez de Ávila, bautizado el 24 de enero de 1622, y el capitán Lucas Martínez de Porras, bautizado el 22 de abril de 1624. A principios del año 1620 Lucas Martínez de Porras se encontraba enfermo de gravedad y temiendo morir dictó un testamento el 6 de enero de ese año.
   Fue uno de los encomenderos que en 1622 fueron excomulgados por el Obispo de esta provincia debido a que se negaban a edificar los “pueblos de indios” que el Rey Felipe II ordenó construir para sacar a los indígenas de las haciendas de los encomenderos y así evitar que los abusos contra los naturales continuaran. Por orden de la Real Audiencia de Santo Domingo, en 1623, tuvo que colaborar en construir el pueblo de Guarenas y trasladar a los indígenas de su hacienda al mismo. Había fallecido para 1636.

[3]

Doña MIcaela Pérez de Ávila

   Doña Micaela nació en Caracas entre finales del siglo XVI y principios del XVII, Su padre fue Domingo Pérez (quien obtuvo una encomienda de indígenas Mariches y Chagaragotos, establecida en una estancia en las montañas de Mariche) y su madre fue Juana de Ávila y del Barrio. Sus abuelos maternos fueron el capitán conquistador Gabriel de Ávila (quien entró como Alférez en la conquista y fundación de Caracas con el capitán Diego de Losada) y Doña Luisa del Barrio. Doña Luisa del Barrio era nieta de una indígena natural de Santo Domingo llamada Isabel Hernández, quien casó allá con el capitán Esteban Mateos, natural de Palos, España (venido niño a Santo Domingo como paje de Cristóbal Colón en 1502, en el cuarto viaje), ambos pasaron a Venezuela en el tiempo de la fundación de Coro, en 1527.
   Para enero del año 1617 el padre de Doña Micaela había fallecido, los indígenas que éste poseía pasaron por herencia a ella, para ese tiempo Doña Micaela estaba representada por su madre Juana de Ávila por ser menor de edad y soltera. Ese mismo año casó con un natural del Marquesado de Priego, España, llamado Lucas Martínez de Porras, el cual prestó servicios al Rey en Trinidad y Guayana, por cuya razón el Gobernador Sancho de Alquiza (1606-1611) le había otorgado la propiedad del valle de Guatire. Mediante esta unión Doña Micaela y Lucas fundaron una estancia de algodón, yuca y otras siembras, además de ganado, en Guatire, llamada “San Antonio”.
   Lucas y Doña Micaela tuvieron 4 hijos, estos fueron: Domingo Pérez de Ávila, nacido en octubre de 1617, Brígida Martínez de Ávila, nacida en mayo de 1620, Paulo de Ávila, nacido en enero de 1622 y el capitán Lucas Martínez de Porras, nacido en abril de 1624. Para 1636 Doña Micaela había enviudado. En ocasiones se trasladaba al pueblo de Guarenas, donde vivían las indígenas de su encomienda, por meses trabajaba allí con ellas en la elaboración del casabe que se remitía a Caracas para ser comercializado. En una declaración ofrecida por ella en 1637, especificó que cuando estaba en su estancia de Guatire se trasladaba al pueblo de Guarenas para asistir a los oficios religiosos dominicales y los días de fiestas.
   Favoreció con tierras a algunas personas, entre ellas a su ahijada Juana María de la Cruz, parda libre, quien se casó con Juan Mateos de la Pompa. Después de casarse les donó una porción de tierras en Guatire para que pudieran mantener a su familia. Allí se formó la primera comunidad de este valle llamada el “Barrio de los Pompa” y posteriormente “Barrio Abajo”, el cual contaba en 1707 con un vecindario de 20 familias conformadas por 113 personas. Las otras familias beneficiadas con tierras fueron las formadas por sus nietas mestizas Micaela de Ávila, Juana de Ávila e Isabel de Ávila,  hijas naturales de su hijo Paulo de Ávila, procreadas en una indígena llamada Esperanza, de la encomienda de Hernando Cerrada y Ávila. Dichas mestizas fueron criadas en la casa de vivienda que Doña Micaela tenía en Caracas, después de su fallecimiento se encargaron de ellas los hijos de Doña Micaela hasta que ellas se casaron. Las tierras que les donó su abuela se hallaban en las Vegas del río Guatire, sector El Palmar.
   Doña Micaela falleció en 1651.

[3]

Juan Mateos de la Pompa y Juana María de la Cruz

   Juan Mateos de la Pompa nació en Maracaibo en las primeras décadas del siglo XVII, posteriormente se trasladó a Caracas donde conoció a Juana María, quién había sido criada en esa ciudad, en la casa y bajo la protección de su madrina Doña Micaela Pérez de Ávila, esposa de Lucas Martínez de Porras, encomenderos propietarios del valle de Guatire. Después que Juan y Juana María se casaron, Doña Micaela, ya viuda, les donó una franja de tierras en Guatire, en la gran vega conocida como “El Palmar”, donde se establecieron en 1642. 
   Desde su llegada a Guatire, Juan y su esposa cultivaron las tierras donadas, sembraron yuca, maíz, algodón, cacao, leguminosas, además de la crianza de cabras (chivos), probablemente, también los contrataron para cuidar y atender la hacienda de los Martínez de Porras y Ávila. En esas tierras del Palmar nacieron la mayor parte de sus hijos. Estos fueron: Pedro, Felipa, María, Francisca, Tomás, Juan, Francisco, Mateo, y Juana María Mateos de La Pompa. Sus hijos pertenecían a la clase de los pardos libres.
   Estando enfermo de gravedad, Juan dictó su testamento en Guarenas el 23 de noviembre de 1675. Mediante el mismo sabemos que tenía como bienes 7 bestias mulares, 1 yegua de vientre, un hato de cabras que constaba de 90 cabezas, 2 catres nuevos, uno de ellos de barandillas, 1 caja de madera con cerradura, 2 escopetas con sus llaves y una siembra de cacao de 500 árboles, entre grandes y chicos. Especificó que las tierras del valle de Guatire ocupadas por él, las poseía sin documento, por lo que su legalidad descansaba sobre el cultivo y posesión pacífica por 33 años. Dispuso que la arboleda de cacao se distribuyera entre sus hijas Felipa, María, Francisca y Juana María por partes iguales, y estimuló al resto de sus hijos a seguir sembrando y fundando arboledas de cacao en otras partes de las tierras. El catre de barandillas y la caja con llave se le daría a su hija Francisca. Las mulas se debían repartir entre todos sus hijos con excepción de Pedro porque ya le había dado más de lo que le podía tocar en herencia y pedía al resto de sus hijos que le perdonaran el exceso y no se lo cobraran. Del resto de sus bienes se apartaría el quinto para mandar a decir misas, entre otras, para Nuestra Señora de la Copacabana, para las almas de los indígenas del pueblo de Guarenas, para su esposa Juana María y las misas de la Reina Catalina por el alma de él. Solicitó ser enterrado en la Iglesia de Guarenas. Nombró por herederos a todos sus hijos. No firmó por no saber, a su ruego lo hizo el Teniente Diego Mejías de Escobedo.

[3]

Capitán Alonso Gámez de Acosta

   Hijo del capitán Martín de Gámez, fundador de Caracas, y de Doña Gerónima de Acosta (hija del conquistador y fundador de Caracas Antonio de Acosta y nieta materna del capitán conquistador Pedro de Miranda). Nació en Caracas y fue bautizado en la iglesia parroquial de la misma el 6 de junio de 1601, siendo sus padrinos su tía Doña María de Acosta y el esposo de esta el Alcalde Ordinario Francisco del Castillo Borrego. 
   En 1621 él y su hermano, el capitán Antonio Gámez de Acosta, dividieron amistosamente los bienes heredados de sus padres. Por ser menor de edad a este heredero lo representó como curador Esteban Lorenzo de Contreras. En la partición le tocó una tercia parte de la herencia. En el mismo convenio su hermano se comprometió a construirle una casa de vivienda en un solar de su propiedad en Caracas. Fue Alcalde de la Santa Hermandad en 1625.
   Entre las tierras, de esta región, pertenecientes a la herencia de Martín de Gámez que pasaron definitivamente a manos de su hijo Alonso, se encontraban los valles de Pacairigua (conocido también como “El Valle de las Yeguas”), Araira, Chuspita, y parte de Capaya. En el valle de Pacairigua fundó la primera hacienda de caña dulce existente en la región, la cual ya estaba en funcionamiento para 1665, además en partes del mismo criaba ganado. 
   Solicitó en primera vida una encomienda indígena la cual trabajaba en esa hacienda junto con los esclavos de su propiedad. Vivió parte de su vida residenciado en la hacienda de Pacairigua atendiendo sus labores agrícolas y ganaderas. Se casó en Caracas el 7 de marzo de 1621 con su prima Doña Catalina de Contreras y Cobos, hija legítima de Esteban Lorenzo de Contreras, curador del contrayente, y de María Cobos. De este matrimonio nacieron el capitán Antonio Gámez de la Cerda, el licenciado Martín de Gámez (Presbítero), Doña Catalina Gámez de Contreras y Doña Isabel Gámez de Contreras.
   El capitán Alonso Gámez otorgó su testamento en Caracas el año 1668. En el mismo dejó como heredero de sus indígenas, en segunda vida, a su hijo el capitán Antonio Gámez de la Cerda. Declaró poseer 20 esclavos, 10 atendían su casa en Caracas y los otros 10 la hacienda en Pacairigua, además de gran cantidad de ganado manso y cerrero en el mismo valle. Para 1675 había fallecido su viuda Doña Catalina de Contreras y sus herederos poseían los valles de Pacairigua, Araira y Chuspita, entre otros.

[2]


Licenciado Tomás de León

   Tomás de León (finales de 1652, Caracas-mediados de 1713, Caracas). Su nombre de bautismo era Juan Thomás, hijo del Capitán Alonso de León, natural de Puerto Rico, y de María Bartola de Rocha y Vera, perteneciente a las familias de los conquistadores y fundadores de esta provincia. Fue bautizado en la Catedral de esa ciudad el 6 de enero de 1653. Tomó la carrera eclesiástica cuando contaba con aproximadamente 28 años.1
   Siendo ya presbítero, fue nombrado el 23 de marzo de 1680 por el Cabildo Eclesiástico de Caracas capellán de coro de iglesia, para que diera inicio a la parroquia Santa Cruz de Pacairigua como Capellanía de Haciendas de Campo, la cual comenzó su funcionamiento ese año en el valle de Pacairigua, su aniversario se estableció los 3 de mayo de cada año por ser el día de la patrona de la misma. Para esos tiempos los capellanes de coro contaban con un estipendio o salario de 100 pesos anuales y los obtenían de las rentas de fábrica de la iglesia que servían, así como de las misas cantadas y rezadas que oficiaban en su parroquia.
   Llegó a estos valles el año 1680 para iniciar la parroquia que daría atención religiosa y de doctrina principalmente a los esclavos de las haciendas de la comarca, así como a las familias libres y a los hacendados de la región, estos últimos eran los encargados de mantener la iglesia y suplirla de ornamentos necesarios para su funcionamiento.
   En 1686 recibió la primera visita eclesiástica realizada a esta parroquia, efectuada por el Obispo Don Diego de Baños y Sotomayor. Sirvió en esta parroquia hasta finales de septiembre de 1687, año en que la entregó al Licenciado Don Gaspar de Viana y Zurita, siendo éste el segundo cura capellán de la parroquia, León pasó como cura a la parroquia de Pariaguán en Santa Lucía. El 30 de junio de 1713 otorgó su testamento en Caracas, para ese momento servía como Cura y Vicario de la Iglesia del Puerto de la Guaira. Falleció y fue enterrado en la Capilla de los Terceros de la Iglesia de San Francisco en Caracas.

[1]

Doña Margarita Alvarenga

   Su nombre completo era María Margarita Alvarenga y Rodríguez de León, nació en Caracas entre finales de febrero y principios de marzo de 1699, hija legítima del Alférez Don José de Alvarenga y de Doña María de la Soledad Rodríguez de León, fue bautizada en la Catedral de Caracas el 3 de marzo de 1699, el padrino fue su tío abuelo el Licenciado Don Tomás de León, quien en 1680 había sido el primer Cura Capellán de la naciente parroquia Santa Cruz de Pacairigua. Perteneció a una de las familias acomodadas de la Caracas de los siglos XVII y XVIII. Su padre era propietario del valle de Charallave donde tenía una extensa y productiva hacienda de cacao. Se casó con el Escribano Real don José Antonio Gascón en la Catedral de Caracas el 30 de agosto de 1723.
  De su matrimonio nacieron Ana María, María Ana, y José Antonio Gascón, quienes fallecieron ya adultos, además de María Bartolomea, José Antonio Tirado, José Antonio Justo y María Magdalena, quienes fallecieron niños. Su hija Doña María Ana Gascón se casó con el Escribano Don Juan Domingo Fernández, y Doña Ana María con el Escribano Don José María Terrero y Vásquez, su hijo Don José Antonio Gascón no se casó. De ninguno de ellos quedó descendencia legítima. 
  Doña Margarita y su esposo compraron una hacienda de caña dulce establecida en el valle de Pacairigua a Don Fernando Nicolás de Alvarenga, hermano de Doña Margarita, el 16 de mayo de 1742 (la cual debido al apellido de su esposo se conoció como “Hacienda Gascón”), debido a esto entraron en su poder las tierras altas donde estaba el pueblo de Guatire.
  Doña Margarita otorgó su testamento en su hacienda de Guatire el 3 de septiembre de 1768, en la clausula 20 otorgó la propiedad de las tierras sobre las cuales estaba la iglesia, la plaza, la casa de los curas y el resto de las casas del pueblo de Guatire. Posiblemente hizo su testamento en esa oportunidad por alguna gravedad que tuvo pero no falleció para ese tiempo, continuó viviendo 21 años más.
  Mediante su codicilo otorgado en el pueblo de Guatire el 10 de febrero de 1789 conocemos que pertenecía a la Cofradía de la Pura y Limpia Concepción de Guatire, a la cual daba la contribución correspondiente, la carnicería del pueblo estaba en sus tierras y el producto de su arrendamiento lo daba al cura del pueblo para las Ánimas. En la cláusula décima de su codicilo declaró que le tenía “donado a su Majestad, en la plaza de este pueblo para la fábrica de las Casas Reales, un solar que tenía 12 varas de frente, y de fondo a la calle de Tiburcio Hernández”. Falleció en Guatire a los 90 años y fue sepultada el 22 de febrero de 1789 en la iglesia del pueblo.

[4]

El Tesorero Santiago de Liendo y Doña Isabel María Gedler y Rivilla

   El Tesorero y Alférez Santiago de Liendo nació en Caracas hacia 1637, hijo de Domingo de Liendo y Origüen, natural de Vizcaya, España, y de la caraqueña Doña Germana de Rojas y Escobedo. A los 30 años aproximadamente se casó con Doña Isabel María Gedler y Rivilla en esa misma ciudad el 29 de junio de 1667. El 19 de noviembre de 1676 le compró al capitán Antonio Gámez de la Cerda unas tierras donde estaba fundada una hacienda de caña dulce, ubicadas al occidente del río Pacairigua, la cual fomentó mediante el trabajo de esclavos y trabajadores libres asalariados.
   En 1680 otorgó el permiso para que en una ermita o capilla construida en las tierras altas de esa hacienda comenzara a funcionar una nueva parroquia denominada Santa Cruz de Pacairigua, la cual daría atención religiosa principalmente a los esclavos y a los habitantes libres de la región Guatire-Pacairigua-Araira. En 1679 el capitán Antonio Gámez de la Cerda estableció un juicio contra este tesorero solicitando le devolviera la hacienda que le vendió, alegando que fue lesionado en el precio estipulado en la venta ya que esa hacienda costaba más, Liendo se negó a devolverla y el pleito duró algunos años.
   Aconsejado por algunos amigos comunes de ambos querellantes, Liendo accedió para no continuar el juicio y devolvió la hacienda en 1682, solicitando se le pagaran las mejoras efectuadas en la propiedad. Tenía otra hacienda al otro lado del mismo río Pacairigua, la cual fue conocida como Hacienda Santa Cruz.  Falleció en Caracas el 22 de julio de 1682.
  Doña Isabel María Gedler y Rivilla nació en Caracas en 1647, bautizada en esa ciudad el 24 de abril de ese año. Hija del Maestre de Campo Don Diego Manuel Gedler y Gámez, natural de Ciudad Real, España, y de la caraqueña Doña Juana de Rivilla Puerta y Arias Montano.
   En 1680 ella y su esposo otorgaron el permiso para que en la ermita de las tierras altas de su hacienda comenzara a funcionar la parroquia Santa Cruz de Pacairigua como Capellanía de Haciendas de Campo. Además del permiso, Doña Isabel María donó el cielo de cenefa de seda listada para el altar mayor y una cruz de plata. El otorgamiento de ese permiso de parte de estos personajes es de gran importancia para los zamoranos ya que alrededor de esa ermita se formó posteriormente el pueblo de Guatire.
   Enviudó del Tesorero Liendo en 1682, contaba con 35 años. Contrajo segundas nupcias a los 39 años en Caracas, el 12 de febrero de 1686, con el capitán Don José de Palacios Sojo y Zárate, natural de Miranda del Ebro, España, hijo de Don Andrés de Palacios Sojo y de Doña María de Zárate y Austria, enviudó de su segundo esposo el 26 de noviembre de 1703. Doña Isabel María falleció en Caracas el 2 de julio de 1717 alrededor de los 70 años de edad, entre sus bienes estaba la hacienda Santa Cruz de Guatire.

[5]

Capitán Don José de Sojo Palacios

   Nació en Miranda del Ebro, España, bautizado el 3 de agosto de 1647, hijo de Don Andrés de Palacios y Sojo y de Doña María de Zárate y Austria. Como heredero de su tío Don Bernabé de Sojo Palacios (Tesorero Juez Oficial de la Real Hacienda de Venezuela y Contador Real) se estableció en Venezuela hacia 1670. Hacia 1671 figura en las Actas de Cabildo de Caracas como arrendatario de unas tierras en Chacao.
  En 1684 fue Alcalde de La Santa Hermandad y Alcalde Ordinario en 1695 y Regidor. Fue Contador General como sucesor de su tío Don Bernabé. Se casó en primer matrimonio en la Catedral de Caracas el 11 de agosto de 1678 con su prima hermana Doña Juana Teresa de Sojo y Palacios, hija natural de su tío Don Bernabé, fallecida de su tercer parto, en Caracas el 10 de julio de 1684. De este enlace nacieron dos hijos fallecidos en la infancia y una hija, la menor, llamada Doña Ana Juana Palacios, quien ingresó en el Convento de Las Concepciones en Caracas y se hizo monja.
  El Capitán Don José de Sojo Palacios casó en la Catedral de Caracas, en segundas nupcias el 12 de febrero de 1686 con Doña Isabel María Gedler y Rivilla, viuda del Tesorero Santiago de Liendo, de este segundo enlace nació el Capitán Don Feliciano Palacios y Sojo. En abril de 1682 compró unas tierras en el Valle de Pacairigua, ubicadas al noroeste del río de ese valle, al Capitán Antonio Gámez de la Cerda (estas tierras fueron conocidas posteriormente como “El Rincón”), allí fundó una hacienda de caña dulce con su trapiche. En 1689 la hacienda propiedad de su segunda esposa, Doña Isabel María Gedler, ubicada al este del río Pacairigua, fue rematada por una deuda que dejó el Tesorero Santiago de Liendo, primer esposo de ella, la cual montó a 8.034 pesos, 3 reales y 3 cuartillos.
   El Capitán José de Sojo decidió rescatar la hacienda rematada, comprometiéndose a pagar la deuda, por lo que, en 1690, vendió al Capitán Don Francisco Bravo de Esparragoza su hacienda de trapiche del otro lado del Río Pacairigua. A partir de ese año, y por casi los dos siglos siguientes, los Palacios Sojo y sus descendientes fueron los propietarios de la “Hacienda Santa Cruz de Guatire”. El Capitán Don José de Palacios Sojo y Doña Isabel María Gedler fueron antepasados del General Simón Bolívar Palacios y de muchos otros próceres de la Independencia de Venezuela.
   Don José de Sojo otorgó testamento en Caracas ante el Escribano Salas y falleció en esa ciudad el 26 de noviembre de 1703. Fue sepultado en la Capilla de San Pedro de la Catedral.

[3]

A fines del siglo XVIII, Guatire fue uno de los pueblos del centro norte de Venezuela que se unió a la rebelión de Juan Francisco de León contra el monopolio de la Compañía Guipuzcoana.

La base de su economía en la Colonia fue la agricultura, especialmente la Caña de Azúcar. Otros rubros fueron: almidón, tubérculos y bananos.

Etapa independentista[editar]

Calle 9 de Diciembre en Guatire

En 1810 Guatire declara su adhesión a la causa independentista. Sufre los embates de los realistas provenientes de Barlovento (más hacia el este). También, el 12 de mayo de 1821, cerca de la ciudad, en el sitio conocido como El Rodeo tiene lugar un enfrentamiento entre las tropas patriotas comandadas por el general José Francisco Bermúdez y los realistas. La batalla formaba parte del plan de Simón Bolívar para distraer a los realistas, quienes serían vencidos definitivamente cinco semanas más tarde en la Batalla de Carabobo.

Etapa Republicana[editar]

Guatire y la Guerra Federal, denominación de "Villa Heroica"

   En el momento en que el presidente José Tadeo Monagas es derrocado mediante un alzamiento liderizado por Julián Castro en 1858, en Guatire se produjo un descontento generalizado, lo cual provocó el primer alzamiento contra el gobierno centralista. Con el grito “Viva Monagas” y con armas, pañuelos y telas amarillas en sus manos hicieron huir hacia Guarenas a la máxima autoridad representante del centralismo en esta parroquia.
   Un contingente militar salió desde Guarenas con el fin de sofocar la insurrección en Guatire, lo cual lograron a medias. Las cosas empeoraron con Julián Castro en el poder ya que expulsó del país a los máximos representantes del federalismo, a saber, Ezequiel Zamora, Juan Crisóstomo Falcón, Antonio Guzmán Blanco y otros. En Guatire el pueblo se sintió consternado y molesto por esa decisión y esperaron el desarrollo de los acontecimientos.
   Los federales se organizaron en Las Antillas y decidieron invadir Venezuela por el occidente del país, lo cual hicieron en febrero de 1859, así comenzó la Guerra Federal.  Al llegar esas noticias a Guatire, el pueblo se alzó, el 26 de julio de ese año, con el grito “Viva la Federación”, impulsados por José Rafael Pacheco y Juan Francisco Pérez. Fue el primer pueblo en dar ese grito en todo el territorio del denominado “Estado Caracas”.
   Esta acción de los guatireños obligó a que el ejército centralista se dividiera y debilitara, ya que una parte del mismo fue enviado a Guatire a sofocar la insurrección. Durante el mes de octubre de 1859 hubo enfrentamientos entre los federalistas y los que apoyaban el centralismo en la Parroquia Guatire. Debido a que los primeros eran mayoría no les fue difícil dominar y someter a los contrarios. En el mes de noviembre de ese año el ejército trató de dar un escarmiento a la población por su alzamiento contra el gobierno, por lo que fusilaron en la plaza del pueblo el 11 de noviembre de 1859 a un adepto al federalismo llamado Jacinto Rivas, de aproximadamente 30 años de edad. Ese acontecimiento causó el efecto contrario ya que los guatireños indignados por el suceso lucharon contra ellos con más fervor.
   El descontento del pueblo común contra el centralismo era tal que la población guatireña en general no tuvo temor de enfrentarse al ejército nacional. Los labradores, jornaleros y medianeros transformaron sus instrumentos de trabajo en armas, lo mismo hicieron los hacendados, comerciantes, artesanos, zapateros, albañiles, sastres, barberos, etc. Podemos notar que a esa guerra no solo fueron los de bajos recursos sino que, hasta los que tenían un modo mejor de vida, tales como los hacendados, comerciantes e industriales lucharon en la misma. Además contaron con el apoyo de sus esposas, hermanas y madres, las cuales tuvieron una participación importante en la atención alimenticia y la curación de heridas en los campamentos de “Capayita” y “Reventón”, lugares donde se atrincheraron los federales en esta zona. El militar que los organizó y dirigió fue Miguel Acevedo, al cual acompañaron en los encuentros que se llevaron a cabo en la geografía mirandina contra el ejército nacional.
   Durante los 5 años que duró la guerra, los federalistas de Guatire no resultaron vencidos, algunos encuentro los perdieron, otros los ganaron pero lo más importante fue que impidieron al centralismo establecerse de nuevo en la región Guatire-Pacairigua-Araira. Durante la guerra hubo enfrentamientos en Las Barrancas, en el centro del pueblo, en El Rodeo, en Quebrada de Ceniza, Capayita, Reventón, etc.
   Al momento en que Guzmán Blanco, militar que dirigió una parte del ejército federal del occidente al centro del país, se enteró de la participación activa que había estado teniendo esta villa llamada Guatire en la guerra, decidió establecer en la misma su cuartel general, lo cual hizo, convirtiéndose Guatire en el centro de operaciones y divulgación de proclamas por parte de los federalistas hasta el final de la guerra en 1863.
   Dicha participación le valió a Guatire el título de “Villa Heroica”, otorgado el 20 de septiembre de 1864 por la Asamblea Constituyente del Estado Bolívar.

[6]

En 1858 Guatire declara su adhesión a los federalistas y se convierte en bastión liberal durante los cinco años que duró la Guerra Federal. Años más tarde se une a los revolucionarios de José Gregorio Monagas. En 1929, con una serie de escaramuzas hace sentir su descontento hacia el gobierno de Juan Vicente Gómez. Guatire, a partir de mediados de los años ochenta del siglo XX comenzó a tener un acelerado crecimiento debido a las urbanizaciones que comenzaron a construirse en sus inmediaciones. En 1999, la Asamblea Nacional Constituyente depone de sus funciones a la entonces alcaldesa del Municipio, Carmen Cuevas. Siendo la única mandataria, electa popularmente, que es depuesta por esa Asamblea.

Economía en el siglo XIX[editar]

Durante todo el siglo XIX la base de la economía de Guatire continuó siendo la producción de caña de azúcar. las principales haciendas que producían este rubro eran: El Rincón, El Palmar, Santa Cruz y La Margarita. A mediados de ese siglo comenzó la producción de café. Las principales haciendas eran: Santo Cristo, Santa Rosa y Las Planadas. Este rubro, a menor escala, aún se produce en estas haciendas.

Nativos notable[editar]

*[[omar silva [hijo]

Geografía[editar]

Ubicación[editar]

Salto La Llovizna en el río del Norte

Se encuentra ubicada a 66º32'20 de longitud oeste y 10º28'20de latitud norte, en la parte norte-central del Estado Miranda. Dista 40 km de la ciudad de Caracas, 15 km de la costa del Estado Vargas, al norte, y unos 50 km de Higuerote, en la costa barloventeña.

Relieve[editar]

La ciudad se encuentra en un valle, elevándose a unos 320 msnm. Al norte se encuentra la Cordillera de la Costa, protegida por el Parque nacional El Ávila. Al sur la Serranía del Interior. Su punto más alto es el pico Zamurito(1800 m), ubicado en la Cordillera de la Costa. El casco histórico se encuentra en una pequeña meseta, que es un ramal que atraviesa el valle desde el norte y concluye al sur de la ciudad. Dicha meseta debe haberse formado por la acción erosiva de los dos ríos más importantes que discurren por el valle: el río Guatire y el río Pacairigua.

Hidrografía[editar]

Tres son los ríos más importantes que atraviesan la ciudad: El río Pacairigua (llamado erróneamente «La Churca»), el río Guatire (llamado erróneamente El Ingenio) y el Río Grande. Hay otros arroyuelos y riachuelos de poco caudal como Perquito, Cucharón, Quebrada Muñoz, Quebrada de Agua, entre otras. Otra corriente de agua de mucha importancia en la Colonia y hasta bien entrado el siglo XX fue la Quebrada Taparacuao que después se convirtió en un colector de aguas negras. Sobre ella se construyó un bulevar.

Flora y fauna[editar]

En las montañas cercanas a Guatire se encuentran: venados, zorrillos, mapurites, ardillas, dantas, cachicamos y lapas. También abundan las serpientes: mapanares y macaguas. Los árboles que más abundan son: el indio desnudo (posiblemente sea el «aguatiri»), araguaney, cotoperí, guayabita de Perú, cototana, jabillo, bucare, samán, ceiba, acacia, apamate y cedro.

Clima[editar]

Hay una época de lluvias, (mayo - diciembre), muy intensas en julio. Cesan un poco entre agosto y septiembre. Enero, especialmente los primeros días, suele ser lluvioso. Hay una época de sequía (febrero - abril). Su temperatura media es de 28 ºC. La temperatura en el valle ha estado aumentado con el pasar del tiempo; pues se estima que a principios del siglo XX su temperatura media era de 20 ºC. El calor suele ser muy fuerte en marzo y abril. En diciembre y las dos primeras semanas de enero la temperatura baja considerablemente. En 2006 se registraron, en ese período, temperaturas nocturnas de 15 ºC (muy bajas en comparación a los 36 ºC registrados en algunos días de abril de 2007). Por otra parte, las lluvias suelen, a veces, ser muy intensas y provocan desbordamientos de ríos y quebradas.

Demografía[editar]

La población del casco histórico o tradicional (que incluye los sectores Valle Verde, 23 de enero, El Barrio, Atlántida, Plaza, Pueblo Abajo, Gáscón, Jabillo, Vallenilla, Calvarito, Macaira, Los Olivos, Manzanares, Perro Seco, El Calvario, Padre Sojo y Cantarrana) cuenta con unos 65.000 habitantes. Si se incluyen las urbanizaciones (Palo Alto, Valle Arriba, La Rosa, El Ingenio, El Marqués, Castillejo y Villa Heroica) y otros sectores aledaños (Las Casitas, El Rodeo, Las Barrancas, El Desvío, Las Flores) la población total es de 120.000 habitantes.

La mayoría de la población es mestiza (70%). Un 10% es de raza negra. Así mismo, el 40% de la población es menor de 40 años de edad.

Cultura[editar]

Detalle de la Parranda de San Pedro
Fachada del Templo Parroquial de Guatire

Su principal institución dedicada al fomento de la cultura es el Centro de Educación Artística Andrés Eloy Blanco. También está la Casa de la Cultura Antonio Machado, Academia Municipal de la Historia. En Reunion General (Consejo Académico) Del Día 13/06/2015. Quedaron los miembros reelectos en sus cargos anteriores para la Nueva Junta Directiva Periodo 2015-2017

   PRESIDENTE:  
   LUIS MARTUS                                                                                
   SEC. GENERAL Y COORDINADORA DE EDUCACION:
   RACHEL CITTY PITTOL                                                                        
   COORDINADOR DE BIBLIOTECA, EDICIONES Y PUBLICACIONES:
   EDUARDO MARTUS SURSAIA
   COORDINADOR DE INVESTIGACION:
   HUGO HERNANDEZ POSSAMAI
   COORDINACION DE FINANZAS:    
   TOMISLAV JURIC BARTOLINI
   COORDINADOR DE RELACIONES INSTITUCIONALES:  
   GILBERTO ROJAS LAMEDA
   ASESOR JURIDICO:             
   MIGUEL ALCIRO BERROTERAN RODRIGUEZ
   VOCALES:
   1°) JOSE JESUS ALFONZO BOADAS      
   2°) MANUEL L.PENOUCOS BLANCO. 

Fundación Tere Tere. Existen innumerables grupos de teatro, danzas, títeres (Unos 70). Hay una subsede de la Orquesta Nacional de Juventudes Francisco de Miranda y la Orquesta Infantil Vicente Emilio Sojo.

Manifestaciones culturales y folklóricas[editar]

Su principal expresión cultural es la Parranda de San Pedro. También la Parranda de San Juan. Hay un dulce típico: la conserva de cidra y un hervido: el tere tere. La celebración de la Semana Santa es muy reconocida a nivel nacional. También está la celebración de las Fiestas Patronales en hornor a la Santísima Cruz de Pacairigua, que se celebra el 3 de mayo

Lugares de interés[editar]

Plaza 24 de Julio, Acropolis de El Calvario, El Parque Zoobotánico El Ingenio (en construcción), Parque Municipal La Churca, Templo Parroquial.

Economía[editar]

La base de la economía de Guatire es el sector servicios y comercio. Hay dos importantes zonas industriales: Terrinca y El Marqués, donde se asientan varias industrias, especialmente dedicadas a los textiles y al plástico. La planta de Avon Cosmetics, importante trasnacional, se encuentra en Guatire. Hay un centro comercial de importancia nacional: Buenaventura Vista Place. Los ingresos del Municipio, en el 2006, fueron de cien millardos de bolívares (40 millones de dólares). (según la Alcaldía del Municipio Zamora). Lo cual representa un ingreso per cápita anual de 200 dólares. Recientemente el mercado de la Publicidad Exterior, se ha visto interesado en instalar sus vallas en la zona, con la ventaja de promocionar las marcas e industrias que han mudado sus operaciones a esta parte de la Gran Caracas, lo cual es muy bueno para la economía de estas ciudades, también llamadas ciudades dormitorio.

Vías de comunicación[editar]

Está bien comunicada con la capital, a través de la Autopista Gran Mariscal de Ayacucho. En el interior de la ciudad están las vías de acceso más concurridas por los habitantes de la zona, (Av. Intercomunal y la Carretera Nacional (Guarenas - Guatire)). Se prevé que para el 2015 haya dos estaciones del tren que conectarán a Caracas con el Oriente del País (en construcción). También se prevé la construcción de estaciones de metro que conectarán a Guatire con Caracas.

Instituciones educativas[editar]

Vista de la ciudad en un atardecer

Guatire cuenta con una variedad de unidades educativas, tanto públicas como privadas, entre ellas:

  • U.E.E. «Rómulo Betancourt
  • U.E.P. «CARMEN ISTURIZ»
  • U.E.P. «Vista Ávila»
  • U.E.P Colegio «San Martín de Porres»
  • U.E. «Juan José Abreu»
  • U.E. «Vicente Emilio Sojo»
  • U.E. «Capitán de Altura Antonio Ponte Garmendia»
  • U.E.P. «Belagua»
  • U.E. Colegio «Alejandro de Humboldt»
  • Colegio «Ciudad de Guatire»
  • Colegio «Angel María Dalo»
  • Colegio «Ciudad Fajardo»
  • Colegio «Nuestra Señora de La Asunción»
  • Colegio «San José»
  • Colegio «Villa Heroica»
  • Colegio «San Vicente de Paúl»
  • Colegio «Virgen del Rosario»
  • Colegio «Virgen de Betania»
  • Colegio «Santa Cruz»
  • Colegio «Pacairigua» y el «Pacairigua II»
  • Colegio «19 de Abril»
  • Escuela Básica «El Ingenio»
  • Escuela Básica «Dr. Ramón Alfonzo Blanco»
  • Escuela Básica «Estado Monagas»
  • E.T.P. «Contralmirante Agustín Armario»
  • Liceo Bolivariano «Livia Gouverneur»
  • U.E.P. «Doña Benilde»
  • U.E. «Elías Calixto Pompa»
  • U.E. «Santa María Goretti»
  • U.E. «29 de junio»
  • U.E.P «Dr. Pablo Valera»
  • U.E.P «Carmen Maria De Perez»
  • U.E.P. «Nuestra Señora del Camino»
  • U.E. «Nuestra Señora de la Asunción»
  • U.E. «Agustín Codazzi»
  • U.E. «Vista Ávila»
  • U.E.P. «Gloria y Libertad»
  • U.E. «Alejandro Oropeza Castillo»
  • U.E. «Juan Camacho»
  • U.E. «Manuelita Sáenz»
  • U.E. Colegio «Castillejo»
  • U.E. Colegio Prebisteriano «El Buen Pastor»
  • U.E. Colegio «San Antonio Abad»
  • U.E.P. «Valles de Miranda»
  • Unidad Educativa «Dr.Eugenio Pignat de Bellard Maldonado»
  • U.E.P. «Portal de Carabobo», con orientación pre-militar
  • U.E.P. colegio «San José»
  • U.E.P. «Las Rosas de Guatire»
  • U.E. «Jesús María Garcia»

Además de los institutos de enseñanza básica, media y diversificada ya nombrados, también posee institutos universitarios con carreras técnicas como el Instituto Universitario de Tecnología Elías Calixto Pompa, el Instituto Universitario de Tecnología Rufino Blanco Fombona, un núcleo de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada (UNEFA), y un Núcleo educativo de la Misión Sucre.

Festividades[editar]

Son días de asueto local en Guatire (y en todo el Municipio Zamora):

Referencias[editar]

  1. a b Guatire, 329 años como Parroquia Eclesiástica. Autor: René García Jaspe. Editado por la Alcaldía del Municipio Zamora
  2. a b Libro: Arcabuces, lanzas y cadenas, Guarenas, Guatire, Araira, siglos XVI y XVII. Autor: René García Jaspe
  3. a b c d Libro: Arcabuces, lanzas y cadenas, Guarenas, Guatire, Araira, siglos XVI y XVII. Autor: René García Jaspe
  4. Libro Arcabuces, lanzas y cadenas, Guarenas, Guatire, Araira, siglos XVI y XVII. Autor: René García Jaspe
  5. Guatire, 329 años como Parroquia Eclesiástica. Autor: René García Jaspe. Editado por la Alcaldía del Municipio Zamora
  6. Mensuario Tere Tere, mes de noviembre 2015. Artículo: GUATIRE CELEBRA A SUS HEROES. Autor: René García Jaspe

Enlaces externos[editar]