Gran Ducado de Baden

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Großherzogtum Baden
Grossherzogtum Baden
Gran Ducado de Baden

Gran ducado

Coat of arms of Baden.svg
Wappen Kurpfalz.svg

1806-1918

Flagge Großherzogtum Baden (1891–1918).svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Himno nacional: Badnerlied (‘Canción del pueblo de Baden’)
Ubicación de Baden
Localización de Baden en el Imperio alemán.
Bade 1806 1945.png
Baden entre 1806 y 1945.
Capital Karlsruhe
Idioma principal Alemánico
Religión Protestante (después de la reunificación en 1771)
Gobierno Monarquía
Gran duque de Baden
 • 1771-1811 (primero) Carlos Federico I de Baden
 • 1907-1918 (último) Federico II de Baden
Ministro de estado
 • 1809 Sigismund von Reitzenstein
 • 1917 Heinrich von und zu Bodman
Historia
 • Elevado a gran ducado 1806
 • Unión al Imperio alemán 1871
 • Revolución alemana 14 de noviembre de 1918
Superficie
 • 1803 3400 km²
 • 1905 15 082 km²
Población
 • 1803 est. 210 000 
     Densidad 61,8 hab./km²
 • 1905 est. 2 009 320 
     Densidad 133,2 hab./km²
Miembro de: Confederación del Rin, Confederación Germánica, Imperio alemán

El Gran Ducado de Baden (en alemán: Großherzogtum Baden) fue un Estado histórico en el suroeste de Alemania, a orillas del Rin. Existió entre 1806 y 1918 y su captial fue Karlsruhe.

Los señores de Baden se beneficiaron del desmembramiento de Suabia y fueron elevados a la dignidad de margrave en 1112, con lo cual asumieron su lugar como una de las cuatro dinastías más importantes del sur de Alemania, conjuntamente con los Habsburgo, los Wittelsbach y los Wurtemberg. Baden fue fragmentado entre 1190-1503, 1515-1620 y 1622-1771, si bien en las épocas de 1415-1503, 1604-20 y 1666-1771 sólo hubo dos ramas activas.

Tras 1771, la única rama sobreviviente retuvo la autoridad completa, y a cambio de hacerle concesiones a Napoleón Bonaparte, fue elevado a la dignidad de Electorado en 1803, y posteriormente a gran ducado en 1806.[1]​ Baden como Estado unificado fue reconocido como miembro soberano de la Confederación Germánica por el Congreso de Viena en 1814-1815.[2]

Federico I (1852-1907), quien se acercó a Prusia, ayudó a la formación del Imperio alemán.[2]​ El último gran duque de Baden, Federico II, abdicó en 1918. En 1919, Baden cesó de ser un Gran Ducado y se convirtió en un Land del Imperio alemán.[2]

La Revolución Francesa y Napoleón[editar]

Palacio de Karlsruhe, residencia desde 1718 de los Margraves de Baden-Durlach, desde 1806 del Gran Ducado de Baden.

Cuando la Revolución Francesa amenazó con desbordar en el resto de Europa en 1792, Baden unió fuerzas contra Francia, y su territorio fue devastado uno vez más. En 1796, el margrave Carlos Federico de Baden fue obligado a pagar una indemnización y ceder sus territorios de la margen izquierda del Rin a Francia. La fortuna, sin embargo, pronto volvió a caer de su lado. En 1803, en gran medida por los buenos oficios de Alejandro I, emperador de Rusia, recibió el Obispado de Constanza, parte del Palatinado Renano, y otros distritos más pequeños, junto con la dignidad de príncipe-elector. Cambiando de bando en 1805, luchó para Napoleón, con el resultado, por la paz de Presburgo de ese año, que obtuvo Brisgovia y otros territorios a expensas de los Habsburgo. En 1806, se unió a la Confederación del Rin, se declaró a sí mismo príncipe soberano, pasó a ser gran duque, y recibió territorios adicionales.

El contingente de Baden continuó asistiendo a Francia, y por la Paz de Viena en 1809, el gran duque fue reconocido con cesiones de territorio a expensas del Reino de Wurtemberg. Habiendo cuadruplicado la superficie de Baden, Carlos Federico murió en junio de 1811, siendo sucedido por su nieto, Carlos de Baden, quien estaba casado con Estefanía de Beauharnais (1789-1860), una prima del primer marido de la emperatriz Josefina, quien había sido adoptada por Napoleón I.

Carlos luchó para su suegro hasta la Batalla de Leipzig en 1813, cuando se unió a los Aliados

Baden en la Confederación Germánica[editar]

Monumento a la Constitución de Baden (y al Gran Duque por concederla) en la Rondellplatz, Karlsruhe, Alemania.
Trompeteros del 2º Regimiento de Dragones de Baden en 1830.

En 1815 Baden pasó a ser miembro de la Confederación Germánica establecida por el Acta de 8 de junio, anexa al Acta Final del Congreso de Viena de 9 de junio. Sin embargo, con las prisas por ventilar el Congreso, la cuestión sobre la sucesión al gran ducado no quedó resuelta, un asunto que pronto sería agudo.

El tratado de 16 de abril de 1816, por el que las disputas territoriales entre Austria y Baviera fueron resueltas, garantizaba la sucesión del Palatinado badense en favor el rey Maximiliano I José de Baviera, en caso de la esperada extinción de la línea de Zähingen. Para contrarrestar esto, en 1817, el Gran Duque Carlos emitió una pragmática sanción (Hausgesetz) declarando a los condes de Höchberg, descendientes de un matrimonio morganático entre el gran duque Carlos Federico y Luise Geyer von Geyersberg (creada condesa de Höchberg), capaces de suceder a la corona. Siguió una controversia entre Baviera y Baden, que solo fue decidida en favor de las reclamaciones de los Höchberg pro un tratado firmado por Baden y las cuatro grandes potencias en Fráncfort el 10 de julio de 1819.

Mientras, la disputa tuvo efectos de amplio alcance. Con el propósito de asegurar apoyo popular al heredero de Höchberg, en 1818 el Gran Duque Carlos concedió al gran ducado, bajo el Artículo XIII del Acta de la Confederación, una constitución liberal, bajo la cual se constituían dos cámaras cuyo asentimiento fue declarado necesario para legislación e impuestos. Las consecuencias eran importantes más allá de los estrechos límites del ducado, ya que toda Alemania observaba los experimentos constitucionales de los Estados meridionales.

En Baden, la condiciones no eran favorables para el éxito. Durante el periodo revolucionario, la población había caído completamente bajo la influencia de las ideas francesas, que quedó suficientemente ilustrado por el temperamento de las nuevas cámaras, que tendían a modelar su actividad según los procedimientos de la Convención Nacional (1792-1795) en los primeros días de la Revolución Francesa. Adicionalmente, el nuevo Gran Duque Luis I (gobernando 1818-1830), quien había sucedido en 1818, era impopular, y la administración estaba en manos de intransigentes y ineficientes burócratas.

El resultado fue un punto muerto. Incluso antes de la promulgación de los Decretos de Carlsbad en octubre de 1819, el Gran Duque hubo prorrogado las cámaras después de tres meses de improductivo debate. La reacción que siguió fue tan drástica en Baden como en el resto de Alemania, y culminó en 1823 cuando, tras el rechazo de las cámaras de votar el presupuesto militar, el Gran Duque disolvió las cámaras y pasó a recaudar los impuestos bajo su propia autoridad. En enero de 1825, debido a la presión oficial, solo tres miembros liberales volvieron a la cámara. Se aprobó una ley por la cual el presupuesto solo sería presentado cada tres años, y la constitución cesó en tener cualquier existencia activa.

En 1830 el Gran Duque Luis fue sucedido por su hermanastro, el Gran Duque Leopoldo (gobernando 1830-1852), el primero de la línea Höchberg. La Revolución de Julio (1830) en Francia no causo perturbaciones en Baden, pero el nuevo Gran Duque mostró tendencias liberales desde el principio. Las elecciones de 1830 procedieron sin interferencias, y resultaron en el retorno de una mayoría libera. Los siguientes años vieron la introducción, bajo sucesivos ministros, de reformas liberales, en las leyes civiles y criminales, y en la educación. En 1832, la adhesión de Baden al Zollverein (Unión Aduanera) prusiano hizo mucho por la prosperidad material del país.

Revolución de Baden de 1849[editar]

Friedrich Hecker (1811-1881).

Para 1847, el radicalismo volvió a resurgir de nuevo en Baden. El 12 de septiembre de 1847, una manifestación popular celebrada en Offenburg aprobó resoluciones pidiendo la conversión del ejército regular en una milicia nacional, que debería jurar lealtad a la constitución, así como un régimen progresivo de impuestos, y una regulación justa entre los intereses del capital y el trabajo.

Las noticias sobre la revolución de febrero de 1848 en París trajeron agitación. Se celebraron numerosas reuniones públicas y el programa de Offenburg fue adoptado. El 4 de marzo de 1848, bajo la influencia de la excitación popular, la cámara baja aceptó este programa casis unánimemente. Como en otros estados alemanes, el gobierno se inclinó ante la tormenta, proclamó una amnistía y prometió reformas. El ministerio fue remodelado en una dirección más liberal, y envió un nuevo delegado a la dieta federal de Fráncfort, facultado para votar el establecimiento de un parlamento para una Alemania unida.

Sin embargo, continuaron los desórdenes, fomentados por agitadores republicanos. Los esfuerzos del gobierno para suprimir los agitadores con ayuda de tropas federales llevó a una insurrección armada, que fue sofocada sin mucha dificultad. El alzamiento, liderado por Friedrich Hecker y Franz Joseph Trefzger, fue derrotado en Kandern e 20 de abril de 1848. Freiburg, que habían sostenido, cayó el 24 de abril y el 24 de abril una legión franco-germana, que había invadido Baden desde Estrasburgo, fue derrotada en Dossenbach.

Litografía contemporánea de la batalla de Kendern de 20 de abril de 1848, desde la perspectiva revolucionaria, donde los partidarios de Hecker fueron derrotados.

A principios de 1849, no obstante, el asunto de una nueva constitución de acuerdo con las resoluciones del parlamento de Fráncfort, condujo a problemas más serios. Se hizo poco para satisfacer a los radicales, enojados por la negativa de la segunda cámara a aceptar su propuesta para la convocación de una Asamblea constituyente el 10 de febrero de 1849.

La nueva insurrección que estalló demostró ser más formidable que la primera. Un motín del ejército en Rastatt el 11 de mayo mostró que el ejército simpatizaba con la revolución, que fue proclamada dos días después en Offenburg en medio de tumultuosas escenas. También, un motín en Karlsruhe el 13 de mayo obligó al Gran Duque Leopoldo a huir, al que siguieron los ministros al día siguiente. Mientras, un comité de la dieta liderados por Lorenz Brentano (1813-1891), quien representaba los radicales más moderados contra los republicanos, se estableció en la capital en un intentó de dirigir los asuntos internos hasta el establecimiento de un gobierno provisional.

Lorenz Brentano (1813-1891).

Esto se cumplió el 1 de junio, y el 10 de junio, la dieta constituyente, que consistía enteramente de los políticos más "avanzados", se reunió. Tenía pocas opciones de realizar más que discursos. El país permanecía en manos de una multitud armada de civiles y soldados amotinados. Mientras, el Gran Duque de Baden se había unido con Baviera para pedir una intervención armada de Prusia, que Berlín bendecía con la condición de que Baden se uniera a la Liga de los Tres Reyes.

A partir de este momento, la revolución en Baden estuvo condenada, y con ella la revolución en toda Alemania. Los prusianos, a las órdenes del Príncipe Guillermo (después emperador Guillermo I de Alemania), invadieron Baden a mediados de junio de 1849. Por miedo a una escalada militar, Brentano reaccionó con vacilación —demasiado vacilantemente para el más radical Gustav Struve y sus seguidores, quienes lo derrocaron y pusieron a un polaco, Ludwig Mieroslawski (1814-1878), en su lugar—.

Mieroslawski redujo a los insurgentes a una apariencia de orden. El 20 de junio de 1849, se enfrentó con los prusianos en Waghausel, y sufrió una completa derrota. El 25 de junio, el Príncipe Guillermo entró en Karlsruhe y, a final del mes, los miembros del gobierno provisional, quienes se habían refugiado en Freiburg, se habían dispersado. Los líderes insurgentes capturados, notablemente exoficiales, sufrieron ejecuciones sumarísimas. El ejército fue dispersados entre las ciudades guarnecidas por los prusianos, y las tropas prusianas ocuparon Baden por un tiempo. Franz Trefzger logró escapar a Suiza.

El Gran Duque Leopoldo retornó el 10 de agosto y disolvió la dieta de una vez. Las siguientes elecciones resultaron en una mayoría favorable a los nuevos ministros, que aprobaron una serie de leyes de tendencia reaccionaria con vistas a fortalecer el gobierno.

1850-1866[editar]

El Gran Duque Leopoldo murió el 24 de abril de 1852 y fue sucedido por sus segundo hijo varón, Federico, como regente, ya que el hijo mayor, Luis II (m. 22 de enero de 1858), era incapaz de gobernar. Los asuntos internos de Baden durante el periodo que siguió tuvieron poco interés genera. En las políticas de Alemania, Baden entre 1850 y 1855 fue un consistente apoyo de Austria. En la guerra austro-prusiana de 1866, los contingentes austriacos, a las órdenes del Príncipe Guillermo, tuvieron dos encuentros comprometidos con el ejército prusiano del Meno. No obstante, el 24 de julio de 1866, dos días antes de la Batalla de Werbach, la segunda cámara pidió al Gran Duque finalizar la guerra y entrar en una alianza ofensiva y defensiva con Prusia.

Hacia el Imperio alemán[editar]

El todavía joven Gran Duque Federico I en una pintura de 1857.

El Gran Duque Federico I (gobernando 1856-1907) se opuso a la guerra con Prusia desde el principio, pero se entregó al resentimiento popular por la política de Prusia en el asunto de Schleswig-Holstein. Los ministros, a una, dimitieron. Baden anunció su retirada de la Confederación Germánica y, el 17 de agosto de 1866, firmó un tratado de paz y alianza con Prusia. El propio Bismarck se resistió a la adhesión de Baden a la Confederación Alemana del Norte. No deseaba dar a Napoleón III de Francia una buena excusa para una intervención, pero la oposición de Baden a la formación de una confederación alemana del Sur hizo la unión inevitable. Las tropas de Baden tomaron una parte conspicua en la guerra franco-prusiana de 1870, y fue el Gran Duque Federico de Baden, quien en la histórica asamblea de los príncipes alemanes en Versalles, fue el primero que saludó al rey de Prusia como emperador alemán.

Kulturkampf[editar]

La Catedral de Friburgo (desde 1827) es la sede de los Arzobispos de Friburgo.

La política interna de Baden, tanto antes como después de 1870, se centró en torno a la cuestión de la religión. La firma el 28 de junio de 1859 de un concordato con la Santa Sede, que situaba la educación bajo supervisión del clero y facilitaba la fundación de instituciones religiosas, condujo a una batalla constitucional. La lucha finalizó en 1863 con la victoria de los principios seculares, haciendo a las comunas responsables de la educación, aun admitiendo la participación de los sacerdotes en su administración. La lucha, no obstante, entre el secularismo y el catolicismo, no se dio por terminada. En 1867, se realizaron varios cambios constitucionales con el ascenso a la primatura de Julius von Jolly (1823-1891): responsabilidad social de los ministros, libertad de prensa, educación obligatoria. El 6 de septiembre de 1867, una ley obligaba a todos los candidatos al sacerdocio a pasar examentes gubernamentales. El arzobispo de Freiburg se resistió y, a su muerte en abril de 1868, su diócesis quedó vacante.

En 1869, la introducción del matrimonio civil no alivió a la lucha, que alcanzó su cima con la proclamación del dogma de la infalibilidad papal en 1870. El Kulturkampf afectó en Baden, como en el resto de Alemania, y como en los otros lugares, el gobierno alentó la formación de comunidades de viejos católicos. No fue hasta 1880, después de la caída del ministerio de Jolly, que Badan se reconcilió con Roma. En 1882 el arzobispado de Freiburg fue de nuevo ocupado.

Población[editar]

Karlsruhe en torno a 1900.

A principios del siglo XIX, Baden era un margraviato, con una superficie de uno 3.400 km² y una población de unos 210.000 habitantes. Posteriormente, el gran ducado adquirió más territorio de tal modo que en 1905 tenía 15.082 km²[1]​ y una población de 2.010.728.[1]​ De ese número el 61% eran católicos, 37% protestantes, 1.5% judíos, y el resto de otras religiones. En ese tiempo, aproximadamente la mitad de la población era rural, viviendo en comunidades de menos de 2000 habitantes; la densidad del resto era de unos 130 hab./km².

El país estaba dividido en los siguientes distritos:

La capital del ducado era Karlsruhe, y otras ciudades importantes no mencionadas era Rastatt, Baden-Baden, Bruchsal, Lahr y Offenburg. La población se situaba principalmente en el norte y en las cercanías de la ciudad suiza de Basilea. Los habitantes de Baden son de varios orígenes, los del sur de Murg son descendientes de los alamanes y los del norte de los francos, mientras la Meseta Suaba deriva su nombre de la adyacente tribu de los suabos, quienes viven en Wurtemberg.

Industria[editar]

Taller de construcción de relojes en la Selva Negra, acuarela por L. Sigwarth.
El vehículo a motor patentado por Benz Nr. 3, con el que Bertha Benz condujo en 1888 de Mannheim a Pforzheim.

En torno a 1910, el 56,8% de la tierra de la región era cultivada y el 38% ocupada por boques. Antes de 1870, el sector agrícola era el responsable del grueso de la riqueza de la región, pero esta fue superada por la producción industrial. Los principales productos producidos eran maquinaria, bienes de lana y algodón, cintas de seda, papel, tabaco, porcelana, cuero, vidrio, relojes, joyería y productos químicos. La remolacha azucarera también era manufacturada a gran escala, así como ornamentos de madera y juguetes, cajas de música y órganos.

Las exportaciones de Baden consistían mayormente de los bienes señalados, que eran considerable, pero la mayor parte del comercio era de tránsito. El país tenía muchas líneas férreas y carreteras, así como el Rin para el transporte fluvial. Los ferrocarriles eran gestionados por el estado por los Ferrocarriles del Estado del Gran Ducado de Baden (Großherzoglich Badische Staatseisenbahnen). Una línea férrea mayormente paralela al Rin, con ramales oblicuos de Este a Oeste.

Mannheim era el gran mercado central para las exportaciones a través del Rin y tenía un substancial tráfico fluvial. También era la primera ciudad manufacturera del ducado, y un importante centro administrativo para la parte septentrional del país.

Grandes duques[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c «Baden». Enciclopedia Católica. Consultado el 7 de noviembre de 2008. 
  2. a b c «Baden». Encyclopædia Britannica. Consultado el 26 de abril de 2008. 

Bibliografía[editar]

  • Wikisource-logo.svg Varios autores (1910-1911). «Baden, Grand Duchy of». En Chisholm, Hugh. Encyclopædia Britannica. A Dictionary of Arts, Sciences, Literature, and General information (en inglés) (11.ª edición). Encyclopædia Britannica, Inc.; actualmente en dominio público.. 
  • Grill, Johnpeter Horst. The Nazi Movement in Baden, 1920-1945 (Univ of North Carolina Press, 1983).
  • Lee, Loyd E. The Politics of Harmony: Civil Service, Liberalism, and Social Reform in Baden, 1800-1850 (University of Delaware Press, 1980).
  • Liebel, Helen P. "Enlightened bureaucracy versus enlightened despotism in Baden, 1750-1792." Transactions of the American Philosophical Society 55.5 (1965): 1-132.
  • Selgert, Felix. "Performance, pay and promotion: implementing a Weberian bureaucracy in nineteenth century Baden." Cliometrica 8.1 (2014): 79-113.
  • Tuchman, Arleen. Science, Medicine, and the State in Germany: The Case of Baden, 1815-1871 (Oxford University Press, 1993).
  • Schwarzmaier, Hansmartin, ed. Geschichte Badens in Bildern, 1100-1918 (Kohlhammer, 1993), historia ilustrada (en alemán).