Cuculus canorus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Cuco común
Cuculus canorus vogelartinfo chris romeiks CHR0791 cropped.jpg
Macho.
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Cuculiformes
Familia: Cuculidae
Género: Cuculus
Especie: C. canorus
(Linnaeus, 1758)
Distribución
Distribución del cuco común.
Distribución del cuco común.
     Zona de cría estival.      Zona de invernada.
[editar datos en Wikidata]

El cuco común (Cuculus canorus)[2] es una especie de ave cuculiforme de la familia Cuculidae que cría en Eurasia y el norte de África, y migra al África subsahariana y el sudeste asiático.

Descripción[editar]

Macho posado en su postura típica.
Las partes inferiores del cuco son listadas.
Canto del Cuco común
Cuco grabado en Rusia.

El cuco común mide de 32 a 34 cm de largo, de los cuales entre 13 y 15 cm corresponden a su larga cola, y tienen una envergadura alar de 55 a 60 cm.[3] Sus patas son cortas.[4] Como su plumaje es grisáceo y tiene un cuerpo esbelto, en vuelo puede confundirse con un gavilán, aunque al batir las alas no las levanta por encima del cuerpo. Durante la época de cría los cucos suelen posarse al descubierto con las alas caídas y la cola alzada.[4] Los machos pesan alrededor de 130 g y las hembras alrededor de 110 g.[5] Todos los machos adultos tienen las partes superiores de color gris, que se extiende por la cabeza y cuello hasta la parte superior del pecho, y el resto de partes inferiores son blancas con listado oscuro.[6] Los cucos presentan el iris, el anillo ocular, la base del pico y las patas amarillos.[4] Las hembras suelen ser similares a los machos, grisáceas aunque con una banda rojiza alrededor del cuello, pero también existe entre las hembras adultas un morfo castaño rojizo listado, que es más frecuente en los juveniles.[3] Las hembras grises a veces tienen un moteado castaño en las coberteras y rémiges secundarias.[6] Las hembras adultas del morfo castaño tienen las partes superiores con fondo castaño rojizo y un listado oscuro (gris oscuro o negro). En este barrado las rayas negras son más estrechas que las bandas castañas, al contrario que los juveniles castaños donde las listas oscuras son más anchas.[6]

Los cucos comunes en su primer otoño tienen un plumaje variable. Algunos tienen las partes superiores con un denso listado castaño rojizo o pardo negruzco, mientras que otros las tienen de color gris liso. Los individuos castaños y pardos tienen las partes superiores con un denso listado y algunas plumas terminadas en crema blanquecino. Todos tienen los bordes blanquecinos en las coberteras superiores de las alas hasta las primarias. Las secundarias y las coberteras mayores tienen listas o moteado castaño. En primavera, los cucos que nacieron el año anterior mantienen el listado en las coberteras y rémiges secundarias.[6] Las características más obvias para identificar a los juveniles del cuco común es la mancha blanca de la nuca y los bordes blancos de sus plumas.[4]

Los cucos comunes mudan su plumaje dos veces al año. Tienen una muda parcial en verano y una completa en invierno.[6] El cuco común tiene un aspecto muy similar al cuco de Horsfield, que tiene las alas ligeramente más cortas y un canto distinto.[6]

Taxonomía y etimología[editar]

El cuco común es la especie tipo del género Cuculus y la familia Cuculidae, pertenecientes al orden cuculiformes.[7] Los cuculiformes son aves de tamaño mediano, con plumajes discretos y largas colas que tienen patas con dedos zigodáctilos, dos dirigidos hacia delante y dos hacia atrás. Los miembros de la familia Cuculidae suelen caracterizarse por poner sus huevos en los nidos de otras especies.

El cuco fue descrito científicamente por Carlos Linneo en 1758 en la décima edición de su obra Systema naturae, con su nombre científico actual.[8] Se reconocen cuatro subespecies de cuco común:[9]

El nombre de su género, Cuculus, es la palabra latina que significa «cuco», y es de origen onomatopéyico por el cu cu de su canto, y también es de donde procede su nombre común en español. El nombre de su especie también es de etimología latina, canorus en ese idioma significa «melodioso»,[10] y deriva del verbo canō «cantar».

Distribución y hábitat[editar]

En verano el cuco se extiende por la mayor parte de Eurasia donde cría, y en invierno migra al África subsahariana y el sudeste asiático, además de Ceilán. Los cucos llegan a Europa en abril y la abandonan en septiembre.[4]

Habita en zonas boscosas abiertas, sotos, zonas de abundante vegetación, campos de cultivo y lugares abiertos con orlas arboladas en las cercanías.

Comportamiento[editar]

Es un ave de hábitos solitarios, que tiene dos características que la hacen muy singular: la primera su inconfundible canto "cu cu", en intervalo musical de tercera mayor descendente; y la segunda, por la de poner sus huevos en nido ajeno.

Alimentación[editar]

Los cucos comunes son principalmente insectívoros, se alimentan especialmente de orugas, que son desagradables para muchas aves. Ocasionalmente también comen huevos y polluelos de otras aves.

Reproducción[editar]

Un carricero alimentando una cría de cuco.

La hembra del cuco deposita un solo huevo en el nido de otra ave, normalmente de pequeñas aves insectívoras; en la península Ibérica las más comunes son los carriceros y las bisbitas, aunque parasita más de 30 especies. Tras la eclosión de los huevos el cuco recién nacido se deshace o bien de los huevos si no han eclosionado o bien de los pequeños polluelos de la especie parasitada.La hembra del cuco tira del nido a aproximadamente la mitad de los huevos de la otra especie de ave y completa el nido con los de su propia nidada. Al nacer, los polluelos de cuco se deshacen de los huevos o polluelos del ave parasitada, y si hay más de 2 crías de cuco, pelean y la más fuerte tira a la otra del nido, de esa manera, solamente quedara un polluelo que alimentar. los padres alimentan al polluelo hasta que crece a más del doble de su tamaño , hasta que finalmente, se va.

Color de los huevos[editar]

La hembra de cuco se divide en gentes, donde cada población favorece a una particular sp. parasitada pues su postura imita color y patrón de manchas de esa especie. El patrón de color es inherente a la hembra solo, sugiriendo que lleva el cromosoma sexo-dependiente W (las hembras son WZ, los machos ZZ). Muchos cucos noparásitos ponen huevos blancos. La excepción es el caso del Prunella modularis Dunnock, donde el huevo de cuco no semeja para nada al huevo azul del hospedante. Esto se debe a que el Dunnock es un parasitado reciente, y no ha adquirido la habilidad de distinguir los huevos. Los machos de cucos se cruzan con las hembras sin mirar su gens. Esto resulta en un flujo de genes entre gentes y mantiene un pool génico común para la especie (excepto los genes sobre el cromosoma W).

Mimetismo de los adultos[editar]

El cuco adulto se parece a un gavilán, lo que da más tiempo a las hembras para parasitar nidos.

En un estudio ralizado con cucos disecados se descubrió que los pájaros pequeños tenían tendencia a alejarse a los cucos que tenían las partes inferiores más listadas y parecidas a los gavilanes, su depredador. Los carriceros se mostraban más agresivos con los cucos que tenían menos aspecto de gavilán, lo que significa que el parecido ayudaba a los cucos a tener mejor acceso a los nidos de los huéspedes potenciales.[11] Otros pájaros pequeños como los carboneros y los herrerillos se mostraban alarmados y evitaban acercarse a los comederos en los que veían a los gavilanes o los cucos disecados cerca. Todo ello implica que el mimetismo del cuco con los gavilanes les sirve para reducir los ataques de las rapaces o para facilitar su parasitismo de puesta.[12]

Los huéspedes atacan más a los cucos cuando ven a los vecinos acosándolos.[13] La existencia de dos tipos de plumajes en las hembras podría deberse a la selección por frecuencia, si este aprendizaje se aplica solo al morfo que ve atacar a sus vecinos. En un experimento con cucos señuelo de ambos morfos y un gavilán, los carriceros atacaban con mayor frecuencia a ambos morfos de cucos que al gavilán, e incluso se incrementaba el acoso a uno de los morfos cuando veían a los vecinos acosarlo, lo que haría descender el éxito reproductivo de ese morfo y así aumentando el del morfo menos frecuente.[13]

Referencias[editar]

  1. BirdLife International (2012). «Cuculus canorus». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2014.3 (en inglés). Consultado el 14 de mayo de 2015. 
  2. Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (1998). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Cuarta parte: Pterocliformes, Columbiformes, Psittaciformes y Cuculiformes)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 45 (1): 87–96. ISSN 0570-7358.  Consultado el 25 de junio de 2015.
  3. a b Snow, D. W.; Perrins, C. (1997). The Birds of the Western Palearctic (Abridged edición). Oxford University Press. ISBN 0-19-854099-X. 
  4. a b c d e Mullarney, K.; Svensson, L.; Zetterstrom, D.; Grant, P. (1999). Collins Bird Guide. HarperCollins. pp. 204–205. ISBN 0-00-219728-6. 
  5. Robinson, R. A. (2005). «Cuckoo Cuculus canorus». BirdFacts: Profiles of Birds Occurring in Britain & Ireland. British Trust for Ornithology. BTO Research Report 407. Consultado el 12 de agosto de 2011. 
  6. a b c d e f Baker, K. (1993). Identification Guide to European Non-Passerines. British Trust for Ornithology. pp. 273–275. ISBN 0-903793-18-0. BTO Guide 24. 
  7. Peterson, A. P. Zoonomen. Zoological Nomenclature Resource - Cuculiformes
  8. Caroli Linnæi. Systema naturæ per regna tria naturæ, secundum classses, ordines, genera, species, cum characteribus, differentiis, synonymis, locis Editio decima reformata 1758, Holmiæ, Impensis direct. Laurentii Salvii (Salvius publ.) p. 110.
  9. Frank Gill y David Donsker. Hoatzin, turacos & cuckoos. IOC World Bird List versión 5.1.
  10. Jobling, James A. (2010). The Helm Dictionary of Scientific Bird Names. London: Christopher Helm. p. 89 y 124. ISBN 978-1-4081-2501-4.
  11. Welbergen, J.; Davies, N. B. (2011). «A parasite in wolf's clothing: hawk mimicry reduces mobbing of cuckoos by hosts». Behavioral Ecology 22 (3): 574–579. doi:10.1093/beheco/arr008. 
  12. Davies, N. B.; Welbergen, J. A. (2008). «Cuckoo–hawk mimicry? An experimental test». Royal Society Proceedings B 275 (1644): 1811–1816. doi:10.1098/rspb.2008.0331. 
  13. a b Thorogood, R.; Davies, N. B. (2012). «Cuckoos combat socially transmitted defenses of reed warbler hosts with a plumage polymorphism». Science 337: 578–580. doi:10.1126/science.1220759. 
  • BBC/Open University OU. Audio CD. The Rules of Life. 2005.

Enlaces externos[editar]