Cuarta pared

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La cuarta pared o cuarta barrera es la pared invisible imaginaria que está al frente del escenario de un teatro, en una serie de televisión, en una película de cine, o en un videojuego, a través de la cual la audiencia ve la actuación. Mejor dicho es lo que separa entre la vida de los personajes con cualquier espectador, ya sea en cualquier medio. Se utiliza este término para referirse a la acción de uno o varios personajes que interactúan con el público espectador.

El concepto, generalmente se cree que estuvo originado en el teatro del siglo XIX, con la llegada del realismo teatral.

Romper la cuarta pared[editar]

Romper la cuarta pared, o romper la cuarta barrera, es un término original del teatro que se ha adaptado a cine, televisión, videojuegos, cómics, manga e incluso al juego de rol. Concretamente en el caso del cine, cuenta con una nomenclatura específica, donde los personajes se mantienen en el off homogéneo hasta que se dirigen de algún modo a los espectadores, en cuyo caso hablamos del off heterogéneo.

En el teatro las acciones ocurren dentro de tres paredes, una a la izquierda, una a la derecha y una al fondo. La cuarta pared es, figurativamente hablando, la que separa al público de lo que ocurre en escena. Pero si de pronto un actor se dirige al público para pedir su participación o si el guion exige interactuar con los espectadores, entonces se dice que se está rompiendo la cuarta pared. De esta definición se excluye el clásico concepto del aparte en el cual un personaje se dirige directamente al público para expresar pensamientos en su mente o palabras que en la acción se supone murmura en voz baja para evitar ser oído por otros personajes en escena.

Un ejemplo clásico se da en la versión teatralizada de Peter Pan cuando se pide a los espectadores que aplaudan para salvar a Campanilla. En el número 26 de la primera serie del cómic Animal Man de Grant Morrison, Buddy Baker es capaz de romper la cuarta pared y ver al lector y dice: «¡Puedo verte!». De igual modo se considera que los narradores rompen la cuarta pared cuando interrumpen la acción para contarle algo al público. En algunas historietas de Mortadelo y Filemón, del dibujante español Francisco Ibáñez, se rompe la cuarta pared incluso simulando golpear al lector.

En la cinematografía es, posiblemente, Oliver Hardy el primer actor en introducir este recurso cuando, tras alguna torpeza de fatal consecuencia cometida por su compañero Stan Laurel, mira con gesto resignado al espectador, como buscando la comprensión de éste. (A pesar de ser uno de los gags más exitosos de la pareja, se considera que fue la única aportación original de Hardy al humorismo del dúo; puesto que Hardy se limitaba a poner en escena las ocurrencias guionísticas de Laurel, que era el genio creativo.) Este recurso de Oliver Hardy fue copiado en la época, con gran éxito, por el actor infantil Spanky McFarland en la serie cinematográfica "The little rascals" ("La pandilla" en España).

Series como (Manual de supervivencia escolar de Ned) el personaje Ned rompe la pared para dar consejos a los espectadores. La serie australiana (Mortified) el personaje Taylor también rompe la pared con mucha frecuencia. Otro ejemplo está en la serie Los Picapiedra, en la cual los personajes (usualmente los animales que funcionan como aparatos domésticos) se quejan del trabajo duro o el mal trato que se les da dirigiendo su atención hacia el espectador. Un ejemplo más puede ser la serie cómica Malcolm in the middle, la cual tiene la peculiar característica de que el protagonista se suele dirigir al público para decir algún gag o contar algo. Bob Esponja casualmente suele decir su frase «Por los chicos en casa» rompiendo la cuarta pared. En la serie animada Padre de familia el personaje de Cleveland rompe la cuarta pared diciéndole a Quagmire que consiguió un spin off. En la serie británica Skins, el personaje de Effy Stonem rompe la cuarta pared en las dos primeras temporadas, sobre todo en el último episodio de la segunda.

En el cine moderno se pueden citar ejemplos como la película francesa Amélie, donde la protagonista rompe la cuarta pared dirigiendo al espectador unas cuantas palabras en los primeros minutos de la película. Un ejemplo más sutil se puede encontrar en la película Jumanji, cuando el pequeño Peter, uno de los protagonistas, es enviado a buscar un hacha en el cobertizo de su padre, el cobertizo está cerrado con un candado, él toma el hacha que está junto a la puerta y comienza a golpear el candado, en el momento que se da cuenta que está tratando de abrir la puerta con el hacha que precisamente ha ido a buscar, rompe la cuarta pared al mirar un segundo hacia el espectador, como diciendo "soy un bobo ¿verdad?".

Otro ejemplo se puede situar en el manga de Medaka Box donde el personaje Ajumu Najimi rompe la cuarta pared muchas veces utilizando términos como personaje principal, personaje secundario, villano, anime de comedia romance además de usar algunas frases como : "terminar este manga antes que el anime comience". En la serie de manga y anime Gintama el protagonista Gintoki Sakata suele romper la cuarta pared al igual que Shimpachi al referirse que las acciones de los personajes son inapropiadas para el público y pueden cancelar la serie debido a esto.

Muchos dibujos animados para niños pequeños se caracterizan por romper la cuarta pared al hablar con los niños para que les ayuden a resolver pequeños acertijos. Algunos ejemplos son: Dora, la exploradora; Go, Diego, Go! y Las pistas de Blue, entre otros.

También en My Little Pony se puede ver en algunos episodios donde el personaje Pinkie Pie rompe la cuarta barrera varias veces, "abriendo" a la misma.

Otro dibujo animado donde se rompe habitualmente la cuarta pared es: The Grim Adventures of Billy & Mandy, en escenas donde billy y mandy se dirigen al público o el mismo narrador o guionista, siendo una de las escenas mas habituales cuando Mandy, al principio de cada capítulo se dirige al público estando delante un fondo y dando mensajes al público

Un ejemplo más es la saga de videojuegos conocida como Metal Gear, en Metal Gear Solid, Psycho Mantis te pide que dejes el mando en el suelo haciendo que vibre, también puede leer la memory card, simulando leerte la mente detectando juegos populares de Konami en el momento, por ejemplo Castlevania: Symphony of the Night. También para vencerlo con mayor facilidad se tenía que cambiar el mando del puerto 1 al puerto 2. También en Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, un falso coronel Campbell ordena que te levantes ahora mismo y desconectes la consola. También en el juego Claw, donde si no se pone la pausa el personaje se empieza a impacientar, cruza los brazos, vuelve a ver hacia la pantalla y dice cosas como "Al menos tráeme algo de la cocina". Otro ejemplo en videojuegos sería The Stanley Parable, donde el narrador a menudo habla al protagonista (Stanley) y al mismo tiempo al jugador. Otro ejemplo, es en los videojuegos de Sonic The Hedgehog, donde en los primeros juegos, cuando se deja al personaje quieto y pasa alrededor de unos segundos, Sonic mirara a la pantalla, como molesto, esperando algo, obviamente que el jugador lo mueva, este ejemplo es mas notable en Sonic CD, cuando pasan 5 minutos con el personaje quieto, este dira "Me voy de aqui", dara un salto fuera de la pantalla, lo que provocara un Game Over automatico.

Lo más interesante del off-heterogéneo o del salto de la cuarta pared es su sentido en el contexto de la narrativa, donde dicha acción supone una ruptura en el continuum de la narración. De hecho, uno de sus efectos es que fuerza a los espectadores a hacerse conscientes de sí mismos, una condición que queda en suspenso cuando estos atienden plenamente a la propia narración. Evidentemente, este efecto constituye un recurso narrativo al servicio del narrador no necesariamente ni positivo ni negativo para la narración.

El personaje de Deadpool de los cómics de Marvel es famoso por romper la cuarta pared constantemente, haciendo chistes para el lector, o inclusive interactuando con sus dibujantes. DC Comics recientemente estrenó el comic sobre la villana de Batman y miembro del Escuadrón Suicida, Harley Quinn que también ha recurrido al elemento de la cuarta pared.

Un chiste común en la popular serie de Los Simpson es el de "falsamente romper la cuarta pared" ya que en ocasiones parece que hablan con el público y después se ve que están hablando con otro personaje, un ejemplo es en el capítulo ¿Quién mató al Sr. Burns? (primera parte) cuando encuentran al Sr. Burns herido y el doctor Hibbert dice "yo no podría resolver este caso ¿y usted?" aparentemente señalando al público, después se ve que en realidad le estaba apuntando con el dedo al jefe Wiggum. Esto tambien fue utilizado en el especial de "La Hora Poderosa de Timmy y Jimmy".

Muchos autores respetables afirman que la cuarta pared no se rompe realmente, sino que se «dobla». Si se rompiese estaría el actor en la situación de haber perdido a su personaje.

Hay algunas obras de teatro que emplean escenas rodadas y que están, además, grabadas a modo de película con el único propósito de poder romper libremente la cuarta pared e interactuar con el público del teatro (el espectador de la película no interactúa, ya que esa «segunda» cuarta pared no se rompe normalmente), como es el caso de la obra Cegada de amor.