Crepe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Crepes.
Una crepe abierta con crema de leche y mermelada de fresa.

Se denomina crepe, crepa , crepo o crep[1] (del francés crêpe, y éste a su vez del latín crispus, ‘crespo’) a la receta europea de origen francés bretón, hecha fundamentalmente de harina de trigo, con la que se elabora una masa en forma de disco, de unos 16 cm de diámetro. Se sirve habitualmente como base de un plato o postre, aplicándole todo tipo de ingredientes dulces o salados.

La tortita es otro tipo de pancaque más grueso, hecho con levadura o gasificantes, de menor diámetro (10 cm) y se hace a fuego lento, en vez de medio.

Características[editar]

Los ingredientes comunes de esta masa cocida son: harina plana (no de fuerza), huevos, leche, aceite, sal y, opcionalmente, azúcar.

Las proporciones son de 500 ml de leche, 160 g de harina de trigo, 2 huevos, una pizca de sal, una cucharadita de aceite para la masa y otro poco más para untar la sartén. Otra proporción lleva la misma cantidad de harina, leche y agua (100 g de cada), dos huevos, aceite y sal.

Primero se mezcla la harina, la sal y el azúcar y luego se le añade la leche y el agua. La masa se deja reposar media hora.

El crepe se obtiene por la cocción de la pasta extendida en forma de disco y cocinada por sus dos caras, hasta que se dore.

Generalmente hay dos tipos: crepes dulces, con base de harina de trigo, y crepes hechas con harina de trigo sarraceno (o alforfón).

Utensilios[editar]

Para hacer los crepes se emplea una sartén (lo más plana posible, para que pueda trabajar bien la espátula) o sartén doble o un utensilio algo más específico denominado crepera[2] (un aparato específico para obtenerlas de forma más cómoda). La sartén se unta en aceite, con una servilleta.

Se suelen utilizar para hacer los crepes un cucharón para coger la masa, un rastrillo para extenderla y una espátula larga y fina para despegarla y darle la vuelta.

Historia[editar]

Las crepes son originarias de la región de Bretaña, al oeste de Francia, en donde se llaman krampouezh; actualmente es un plato consumido a diario en todo el país, especialmente en el Chandeleur o Fiesta de la Candelaria, como parte de la tradición local (habitualmente se sirven acompañados de sidra). En esta región francesa se distinguen dos platos parecidos: las crêpes elaboradas con trigo candeal y generalmente reservadas a los dulces y las galettes elaboradas con trigo sarraceno (o alforfón), en general reservadas a rellenos salados. Este tipo de trigo oscuro fue traído a Europa de China y a su paso por Europa Oriental dio origen a una comida similar, los blinis.

En Europa Central, se llama palačinka (República Checa, Serbia, Croacia), palatschinken (Austria), palachinca (Bulgaria) o palacsinta (Hungría), términos todos derivados del latín placenta. Según los estudios realizados, el origen de este plato se halla en la época del Imperio Romano, y las naciones que surgieron en sus antiguas provincias eventualmente continuaron preparándolo a través de los siglos. En la mayoría de las regiones alemanas es pfannkuchen y en neerlandés pannenkoeken (que proviene de unir las palabras ‘sartén’ y ‘torta’).

En España se suelen acompañar con nata montada, mermelada, azúcar, chocolate o embutido (generalmente jamón de York y queso) como desayuno o merienda en cafeterías y restaurantes. En Galicia y Asturias son, tradicionalmente, típicas de los carnavales. En Galicia se denominan filloas o freixós, y en Asturias fayuelos o frixuelos (frisuelos en Cantabria).

Crepes en un mercado de Berlín.
Cocinando crepes.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «crepe». Diccionario Panhispánico de Dudas. 
  2. Crepera

Enlaces externos[editar]