Colonización alemana de América

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Colonias alemanas a través del mundo.

La colonización alemana de América se refiere a los variados intentos de crear asentamientos de origen alemán en distintos lugares del Nuevo Mundo, siendo los principales Venezuela (en alemán, Klein-Venedig, también en alemán, Welser-Kolonie), Santo Tomás , isla Crab (Guyana) y Ter Tholen en los siglos XVI y XVII.

Venezuela[editar]

Territorio arrendado a la familia alemana Welser entre 1528 y 1545, que corresponde a parte de la actual Venezuela.
Primeras divisiones coloniales de Colombia, Ecuador y Venezuela en 1538. Klein-Venedig se llama Provincia de Caracas en el mapa.

Klein-Venedig (en alemán Pequeña Venecia) consistió en el más significativo de los intentos por poblar las Américas en el siglo XVI, en la que la familia de banqueros Welser les fue adjudicada la provincia de Venezuela entre 1528 hasta 1545 a cambio de las deudas de Carlos I de España.

La Familia Welser dedicada a la banca en Augsburgo obtuvo en 1528 los derechos para conquistar Venezuela mediante la capitulación firmada por Carlos V, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y rey de España. Estos derechos fueron negociados por Heinrich Ehinger y Hieronymus Sailer, como parte del pago de la deuda contraída por la corona española para financiar las campañas militares en Europa.

Se preparó un esquema de colonización desde Coro, ciudad fundada en 1527, y la empresa fue dirigida inicialmente por Ambrosio Alfinger, que fundó Maracaibo en 1529. Alfinger exploró el interior en búsqueda del fabuloso El Dorado. Había partido de Sevilla el 7 de octubre de 1528 con 281 colonos. Desde Santo Domingo partieron 50 de ellos hacia Santa Marta para restablecer el control español, seguido del asesinato del gobernador. Alfinger y el resto se dirigieron hacia la costa venezolana y desembarcaron el 24 de febrero de 1529 en Coro. Le siguieron otros gobernadores alemanes: Nicolás Federmann, Georg von Speyer y Philipp von Hutten, quienes también se comprometieron principalmente en la búsqueda de oro.

Federmann viajó por los Andes hasta Bogotá, donde él y Sebastián de Belalcázar disputaron al principio las reclamaciones de Gonzalo Jiménez de Quesada en esa provincia. Para 1541, las disputas habían crecido y los banqueros fueron despojados del control de su territorio arrendado en 1556.

Con la muerte de Philipp von Hutten, unos pocos soldados alemanes de los Welser se estableció en Cuara. Los Welser transportaron mineros alemanes a la colonia, así como a 4.000 esclavos africanos como mano de obra para trabajar las plantaciones de caña de azúcar. Muchos de los colonos alemanes murieron de enfermedades tropicales o por ataques de hostiles nativos durante los frecuentes viajes dentro de territorios desconocidos en búsqueda de oro.

Después de la independencia de Venezuela en 1821, un grupo de inmigrantes provenientes del entonces Gran Ducado de Baden, estado independiente luego incorporado a Alemania, se establecieron en la Colonia Tovar fundada en 1843 por el coronel Agustín Codazzi, bajo el auspicio del gobierno nacional presidido por José Antonio Páez y por recomendación expresa de Alexander von Humboldt. A principio del siglo XX gran parte de los emigrantes alemanes desembarcaron en Venezuela no solo porque los puertos de Maracaibo y La Guaira, eran los más cercanos a Europa sino porque históricamente siempre los alemanes han vivido en Venezuela, para asentarse después poco a poco en toda América Latina. La familia de nobleza alemana más destacada en este territorio fue la de los Condes de Luxburg, príncipes de Schoneaich-Carolath y príncipes de Carolath-Beuthen.

Otros intentos de colonización alemana en América[editar]

Colonización alemana en el sur del Brasil. Los lugares de mayor inmigración se muestran en color rojo; los puntos negros para las ciudades con iglesias alemanas.
  • Condado de Hanau: En las Guayanas: Hanauisch-Indien fue un proyecto colonial contraído pero no realizado entre la actual Surinam, Guayana Francesa y el norte brasileño.En 1669 se concretó un contrato con la Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales tomar un feudo de un área de 3.000 millas cuadradas holandesas (cerca de 100.000 kilómetros cuadrados).El objetivo era lograr una balanza comercial positiva con una colonia para equilibrar las dificultades financieras del condado de Hanau, así como transformar a los indios en gente "civilizada y amable".El tratado también proporcionó un monopolio a los neerlandeses. No se concreto formalmente por la falta de financiación al proyecto y a los colonos, considerándose un fiasco financiero al condado de Hanau, incluso se trato de vender al Imperio Ingles,pero finalmente fracaso con el estallido de la Guerra franco-neerlandesa el mismo año.

Colonización alemana del siglo XIX[editar]

Los primeros inmigrantes alemanes en establecerse en Brasil fueron 165 familias que se asentaron en Ilhéus, estado de Bahía, en el año 1818. Un año más tarde, 200 familias se asentaron en São Jorge, en el mismo estado. Algunos alemanes fueron alistados en el ejército brasileño después de la independencia de Portugal en 1822.[1]

Sin embargo, la cuna de la colonización alemana en Brasil fue São Leopoldo, en 1824 extendiéndose principalmente en Paraná, Santa Catarina y Río Grande del Sur.

Posteriormente otros países americanos patrocinaron la inmigración masiva de población de origen alemán para colonizar lugares despoblados incluyendo:

A mediados del siglo XIX, grupos de alemanes intentaron antes de la unificación de ese país colonizar además algunas islas del mar Caribe como Saint Thomas y Tobago, pero con poco éxito y duración.

Colonización alemana del siglo XX[editar]

A comienzos y mediados del siglo XX, comenzaron a emigrar hacia América del Sur, desde Europa y América del Norte, los primeros inmigrantes menonitas, principalmente a Bolivia y Paraguay. Estos colonizadores, que tenían un predominante origen alemán, formaron localidades aisladas del resto de las existentes en la zona, conservando fuertemente sus arraigadas costumbres y tradiciones, siendo incluso el idioma alemán o alguno de sus dialectos (plautdietsch) la lengua materna de parte de estas comunidades hasta la actualidad.[2]​ En el caso de Bolivia, se establecieron principalmente en el Chaco boliviano, mientras que en Paraguay lo hicieron en su mayoría en los departamentos de Boquerón y San Pedro,[3]​ formando en ambos casos enclaves lingüísticos del alemán y sus variantes dentro de sus comunidades.[4]

En la década de 1960 se fundó en Chile la Colonia Dignidad, en la provincia de Linares, operando bajo el sistema de enclave y comunidad intencional, similar a las colonias menonitas, pero sin un motivo principal religioso como una sociedad benéfica.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Projeto Imigração Alemã
  2. «Menonitas. Desconectados del mundo». El País. 2 de agosto de 2009. Consultado el 31 de enero de 2017. 
  3. Hernández Medina, Juan José (2004). Universidad de Almería, ed. Los Menonitas germanoparlantes en Paraguay: su lengua, literatura y forma de vida. ISBN 9788468847689. Consultado el 31 de enero de 2017. 
  4. Torres-Heuchel, Teresa (29 de enero de 2016). «Alemán: ¿lengua extranjera dominante en Bolivia?». Niemandsland.net.bo. Consultado el 31 de enero de 2017.