Chaco boliviano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Amanecer sobre el río Parapetí a su paso por San Antonio.

El Chaco boliviano es una vasta región, semiárida a semihúmeda y con baja densidad de población, conformando una porción de la parte boreal del Gran Chaco. El Chaco boliviano comprende una superficie de 127 755 km².

El Chaco fue escenario de la última guerra por territorios que tuvo lugar en Sudamérica (1932-1935), la guerra del Chaco, un conflicto bélico entre Bolivia y el Paraguay.

La población rural del área está compuesta en su mayoría por ganaderos y pequeños agricultores. Los pueblos nativos, que continúan viviendo en la zona conservando sus tradiciones e idioma, son los chiquitanos, los ayoreos y especialmente los guaraníes, que se integran en su entorno natural.

Historia[editar]

El Chaco boliviano puede ser diferenciado en dos medioambientes: Chaco semi-húmedo, asociado a los cursos de los ríos Grande y Parapetí que forman los bañados de Izozog y Chaco seco que se extiende en la planicie aluvial al este del río Pilcomayo y al sur de la serranías de Sunsas y Chiquitos. Es así que en el período prehispánico tardío se dice que el Chaco semi-húmedo fue ocupado usualmente por grupos étnicos dedicados a la agricultura y el Chaco seco fue utilizado por varios grupos de cazadores recolectores.[1]

Ubicación[editar]

El Chaco boliviano se halla ubicado entre la frontera con Paraguay y la Argentina hasta llegar a los llanos chiquitanos por el norte y la cordillera de los Andes al oeste. Territorialmente comprende los municipios:[2]

Departamento de Chuquisaca

Departamento de Tarija

Departamento de Santa Cruz

Límites[editar]

Sus límites son:

Abarca parte de los departamentos de Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija de Bolivia.

Economía[editar]

Torre YPFB en la ciudad de Camiri.

La economía del Chaco Boliviano se compone mayormente del sector secundario, seguidamente de las actividades del sector primario y por último el sector terciario. Estos inclyen actividades como la ganadería extensiva, la agricultura de pequeña y mediana escala, la extracción forestal, emprendimientos industriales, el comercio de frontera, y la actividad hidrocarburífera. La extracción de petróleo crudo y gas natural por empresas privadas y la estatal YPFB son las que más aportan al sector secundario. De igual manera las reservas más grandes de gas natural del país se encuentran en el Chaco boliviano. Algunas de las áreas de operación de YPFB en el Chaco son Carohuaicho, Iñau, Aguaragüe, Tiacia e Iñiguazu.[3]

Demografía[editar]

Los pueblos indígenas del Chaco boliviano incluyen a los Guaraníes, Tapietes, Chanés, Weenhayek, Tobas y otros más que habitan la región.[4]

Además de los pueblos indígenas mencionados, la población del Chaco boliviano está conformada por mestizos, criollos y migrantes menonitas.[5]

Áreas naturales protegidas[editar]

Ciudades principales[editar]

La estación de ferrocarril de Yacuiba.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Arellano, Jorge A. (15 de julio de 2014). EL CHACO BOLIVIANO: DEL PALEOINDIO AL PERÍODO ALFARERO TARDÍO. Folia Histórica del Nordeste. 
  2. http://www.enlared.org.bo/portal/default.asp?cg2=4662 (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  3. «Bolivia y Brasil se alían para 4 áreas petroleras». La Razón. 24 de noviembre de 2007. Consultado el 11 de julio de 2021. 
  4. «Ánalisis de los daños socioambientales de la actividad hidrocarburífera en Bolivia». Comisión Ambiental de Hidrocarburos: 139. 2011. 
  5. Gamarra de Guardi, Alba. «Diagnóstico sobre el Desarrollo Rural en el Chaco boliviano». Centro de Información en Energías Renovables: 3.