Argumento ad misericordiam

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Argumento ad misericordiam o Argumentum ad misericordiam (en latín: Apelación a la misericordia o Apelación a la piedad) es una falacia que consiste en la manipulación de los sentimientos para sostener un argumento como válido.[1][2]

Generalmente no se la toma como una falacia lógica, ya que suele utilizarse para evitar un castigo o una consecuencia, mediante excusas de sucesos que a veces llegan al grado de sonar ridículas debido a lo irrelevantes que llegan a ser en el caso. Comparte un parecido con la falacia de la conclusión irrelevante.

Esta falacia es el contrario de apelación a la fuerza en que consiste que un argumento es válido porque el que lo sostiene tiene fuerza para imponerlo.

Estructura[editar]

Esta falacia funciona de la siguiente manera:

  • A sostiene B.
  • A merece piedad por la circunstancia X, por lo tanto B es verdadero

Ejemplos de ad misericordiam[editar]

Para entender mejor como funciona esta falacia, hace falta ver algunos ejemplos:

  • "Padre, no me castigues por lo que hice, recuerda que saco malas calificaciones en la escuela y eso me desanima."
    • El hecho de que el chico se desanime por sacar malas calificaciones en la escuela no es excusa para evitar el castigo por lo que haya hecho.
  • "Sr. Juez, no debe condenar a mi cliente, él ha tenido una vida muy dura y oscura, además, tiene esposa e hijos; cualquiera se desesperaría por robar un poco de dinero."
    • Que la persona de la que se habla haya tenido una vida muy dura o que tenga familia no es razón para robar dinero a alguien ni tampoco la exime de condena.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Argumentum ad misericordiam». Destruyendo falacias. Consultado el 26 de febrero de 2018. 
  2. «Ad misericordiam (por la piedad)». Verdaderamente falaz. Consultado el 26 de febrero de 2018.