Falacia de evidencia incompleta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Falacias

La falacia de prueba incompleta, supresión de pruebas, o por su designación en inglés cherry picking (literalmente ‘recolectar cerezas’: seleccionar lo mejor de algo, o bien seleccionar lo peor de algo, o bien seleccionar algo «a la medida»), es la acción de citar casos individuales o datos que parecen confirmar la verdad de una cierta posición o proposición, a la vez que se ignora una cantidad de evidencias de casos relacionados o información que puede contradecir la proposición. Es un tipo de falacia de atención selectiva, el ejemplo más común es el sesgo de confirmación.[1]

Esta falacia se puede observar en numerosas falacias lógicas. Por ejemplo, la falacia de prueba anecdótica tiende a no considerar grandes cantidades de datos en favor de aquella evidencia que se conoce personalmente, el «uso selectivo de la evidencia» rechaza el material desfavorable al argumento propio, mientras que la falsa dicotomía elige solo dos opciones cuando en realidad la cantidad de alternativas disponibles es mayor. También está relacionada con la falacia de la generalización apresurada, o precipitada, que consiste en sacar conclusiones a partir de unos pocos casos, sin criterio de inferencia estadística o de otro tipo.

En el campo de la ciencia[editar]

El «cherry picking» es uno de los aspectos más importantes del negacionismo epistemológico, con frecuencia se utiliza para contradecir los hallazgos científicos; por ejemplo, en el caso de la negación del cambio climático, los negacionistas utilizan la técnica para negar los efectos nocivos para la salud o también en otros casos como la negación del efecto dañino del tabaco en el tabaquismo pasivo.[2]

«El hecho de seleccionar información y tomar decisiones, supone enfatizar en los resultados una posición determinada o ignorar cualquier otra. Esta práctica es la técnica en concreto y es la base de la pseudociencia».
Richard Somerville ante el Subcomité de Energía del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, 8 de marzo de 2011
«La ciencia rigurosa analiza todas las pruebas (en lugar de seleccionar solo las pruebas favorables), y controla las variables para identificar lo que realmente funciona, utiliza observaciones ciegas y se basa en una lógica interna coherente».[3]
Steven Novella, A skeptic in Oz, 26 de abril de 2011.

En el campo de la argumentación[editar]

En la argumentación, la práctica de esto se aplica al concepto de «extracción de citas» y es una manera de argumentar en la que se seleccionan aquellas citas que apoyan una posición, mientras se ignoran las que no la apoyan. La selección en los debates es un gran problema, ya que los hechos en sí mismos son verdaderos, pero primero se deben ponerse en contexto. Dado que la investigación no se puede realizar en vivo y, a menudo, es inoportuna, los hechos o citas seleccionados normalmente se mantienen en la corriente del público y, incluso cuando se corrige, intentan la tergiversación de los receptores. [4]

Argumento unilateral[editar]

Un argumento unilateral es una falacia informativa que ocurre cuando solo se proporcionan las razones que apoyan una proposición, mientras que todas las razones se oponen a ella se omiten y sucede por el «cherry picking».


«La falacia de la unilateralidad no invalida un argumento. Puede que ni siquiera haga que el argumento sea erróneo. La falacia consiste en persuadir a los lectores, y quizás a nosotros mismos, de que hemos dicho lo suficiente para inclinar la escala de Sin embargo, si hemos sido unilaterales, entonces todavía no hemos dicho lo suficiente para justificar un juicio. Los argumentos del otro lado pueden ser más fuertes que los nuestros. No lo sabremos hasta que las examinemos. Entonces, la falacia de unilateralidad no significa que sus premisas sean falsas o irrelevantes, solo que están incompletas»[5]


«Con los mensajes racionales, debe decidir si desea utilizar un argumento unilateral o un argumento bilateral. Un argumento unilateral solo presenta el lado a favor del argumento, mientras que un argumento bilateral presenta ambos lados. El que uses dependerá de cuál se adapte a tus necesidades y al tipo de audiencia. Por lo general, los argumentos unilaterales son mejores con audiencias que ya están a favor de tu mensaje. Los argumentos de dos caras son mejores con audiencias que se oponen a tu argumento, son mejor educados o ya han sido expuestos a argumentos en contra».
Peter Suber, profesor de filosofía,[6]

Esta técnica busca manipular la percepción de la audiencia sobre un tema enfatizando un lado solamente. Esto se logra Dicho mediante la omisión de medios o el uso de testimonios unilaterales[7]​. La técnica se usa comúnmente en discursos persuasivos de candidatos políticos para desacreditar a sus oponentes.[8]

El fenómeno se puede aplicar a cualquier campo. Las apariencias pueden manipularse destacando algunos hechos e ignorando otros.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. The Internet Encyclopedia of Philosophy, "Fallacies", Bradley Dowden (2010)
  2. «Books on history and philosophy of biological and biomedical science». Studies in History and Philosophy of Science Part C: Studies in History and Philosophy of Biological and Biomedical Sciences 29 (1): I-II. 1998-03. ISSN 1369-8486. doi:10.1016/s1369-8486(98)80011-3. Consultado el 27 de noviembre de 2020. 
  3. «Somerville, Rev. Canon Richard Neville, (1864–10 June 1932)». Who Was Who (Oxford University Press). 1 de diciembre de 2007. Consultado el 27 de noviembre de 2020. 
  4. «Devious deception in displaying data: Cherry picking». Science or not? (en inglés). 3 de abril de 2012. Consultado el 27 de noviembre de 2020. 
  5. «Peter Suber, "One-Sidedness Fallacy"». legacy.earlham.edu. Consultado el 27 de noviembre de 2020. 
  6. «Logical Fallacy: One-Sidedness». www.fallacyfiles.org. Consultado el 27 de noviembre de 2020. 
  7. Shabo, Magedah (2008). Techniques of Propaganda and Persuasion (en inglés). Prestwick House Inc. ISBN 978-1-58049-874-6. Consultado el 27 de noviembre de 2020. 
  8. Analysis, Institute for Propaganda (1939). The Fine Art of Propaganda: A Study of Father Coughlin's Speeches (en inglés). Harcourt Brace. Consultado el 27 de noviembre de 2020. 

Enlaces externos[editar]