Arepa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Arepas»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Arepa
Arepas de maiz blanco.jpg
Nombre completo Arepa
Otros nombres
  • Tijitafun, fectegua
Tipo Plato principal en el desayuno o cena.[1]
Lugar de origen
Origen Periodo arcaico
Creado por Indígenas precolombinos.
Ingredientes Maíz
Distribución Principalmente en sus territorios de origen, actuales Colombia y Venezuela; debido a la migración masiva de ambas naciones: Centroamérica, Florida y el Caribe.
Nutrientes por cada 100 gramos: 253 kilocalorías, 3,8 g. de proteína y 0,7 g. de grasa total, entre otras vitaminas y minerales.[2]
Similares pan, casabe

La arepa es un alimento de origen precolombino de Colombia y Venezuela,[3]​ hecho a base de masa de maíz seco molido o de harina de maíz precocida, de forma circular y aplanada. Es consumido de manera tradicional en las gastronomías de Colombia y Venezuela.[4][5][6]​ Debido a los intercambios migratorios con Venezuela, también se ha difundido a las Islas Canarias,[7][8][9]​ y Miami.[10]

Etimología

Una etimología popular sugerida por el académico venezolano Mariano Picón Salas mantiene que la palabra arepa proviene de la voz erepa, que significaba maíz para la etnia extinguida de los cumanagotos.[11]​ Sin embargo, los registros más antiguos de la palabra indican que diferentes pueblos indígenas en Colombia y Venezuela ya usaban la palabra arepa para referirse a un alimento a base de maíz cuando los europeos llegaron al continente, por lo cual esta etimología es poco probable.[12][13]​ La voz arepa es aceptada por la Real Academia Española en 1884.[3]

La arepa era denominada tijitafun por los indígenas guanes, en el actual departamento de Santander, Colombia.[14]​Desde 1986 en ese país se industrializa para el mercado de exportación la variante de arepa de maíz pelado (no confundir con pilado).[15]

La referencia más antigua al vocablo arepa la proporciona el italiano, natural de Florencia, Galeotto Cei en su «Viaje y descripción de las Indias (1539-1553)»:[16]

Hacen otra suerte de pan con el maíz a modo de tortillas, de un dedo de grueso, redondas y grandes como un plato a la francesa, o poco más o menos, y las ponen a cocer en una tortera sobre el fuego, untándola con grasa para que no se peguen, volteándolas hasta que estén cocidas por ambos lados y a esta clase llaman areppas y algunos fecteguas.

Galeotto Cei[17]

Además, fray Pedro Simón, en su obra «Noticias Historiales de las conquistas de Tierra Firme en las Indias Occidentales»,[18]​ y Bernabé Cobo, en «Historia del Nuevo Mundo», escribieron que “en América los aborígenes hacían unas tortas tan gruesas como un dedo, que se llaman arepas”.[cita requerida]

Otros usos del término

En Venezuela la palabra arepa también se suele usar para denotar:

  • La mancha de sudor que se suele formar en el área de la camisa o camiseta debajo del brazo (en la axila). En este contexto el término es peyorativo.[19]
  • En el argot del béisbol se le llama arepa cuando un equipo no logra concretar anotación alguna. Esto dada la analogía del número cero (0) con la forma circular de la arepa. De allí se desprende el hecho de que cuando un equipo en todo el juego no anota carreras se le denomine nueve (9) arepas.[20]

Historia

La arepa era preparada y consumida por los aborígenes desde tiempos precolombinos en los actuales territorios pertenecientes a Colombia y Venezuela.[21]​ Las costumbres alimentarias indígenas son vistas en platos criollos basados en maíz como la arepa.[22]

La introducción de la arepa a sus pueblos fue un resultado del clima y la producción del maíz. El maíz era un elemento importante en la dieta de los indígenas. En estas regiones, el cultivo del maíz era diverso. En el territorio correspondiente a la actual Venezuela, las tribus cultivaban nueve tipos de maíz “blanco, para asar, blanco y negro, maíz largo, color ceniza, y el llamado por los españoles maíz cariaco, mientras que los cumanagotos lo llamaban erepa.”[23]

Las mitologías indígenas hacen referencias al maíz o a la mazorca y describen estos como una “ofrenda que los dioses hicieron a los hombres.”[24]​ José de Acosta, un viajero filósofo y jesuita español en el siglo XVI, contrastó la arepa con el pan y el casabe al decir que este es “más grueso y más cálido y engendra sangre.”[24]​ También menciona que la arepa tiene en forma “de un disco solar” y el budare es como “piedra o arcilla de sacrificio para el rito del primer pan.”[24]​ Pedro Ruiz de Tapia, el contador del rey en Venezuela en 1548, señala que las arepas eran racionadas al pueblo; cada indio recibía tres arepas de maíz al día para el almuerzo y la cena.[21]

Tradicionalmente, la preparación de arepas estaba reservada para las mujeres.[25]​ En primer lugar, remojaban los granos de maíz, quitaban los cascos de los granos y molían los granos hasta hacer una harina. Luego, la harina era mezclada con agua para crear una masa. Con la masa se creaban bolas, las cuales eran después aplanadas y cocinadas hasta que el exterior de la masa estaba cocido. Las mujeres utilizaban ciertos instrumentos para hacer arepas. Además del fuego, utilizaban metates para moler y triturar el maíz y budares (parrillas de barro cocido) para cocinar las arepas.[26]​ Hacían arepas de aproximadamente 1,5 centímetros de grosor y de 10 de diámetro y un peso de unos 250 gramos.[27]

Hoy en día, la arepa es considerada un icono gastronómico de Colombia y Venezuela, y una herencia común compartida por estas naciones. La arepa es un símbolo de la tradición indígena que todavía está presente en estos países. Sin embargo, el modo de preparación cambió en 1960[27]​ con la introducción de la harina de maíz precocido que simplifica el proceso al hacer innecesario remojar y moler el maíz.[28]​ La harina de maíz pre cocida ya viene lista para preparar arepas. Solo es necesario mezclar agua y un poco de sal para crear la masa. El proceso tarda alrededor de 5 a 10 minutos. Cuando la masa esta suave y moldeable, se puede crear la forma de las arepas y cocinar.

Pedro Cieza de León, antes de morir en 1554, había dejado escrita su obra «Crónica del Perú», cuya segunda parte, «El señorío de los Incas», publicada en 1871, registra el consumo de la arepa en la provincia de Cartagena:

Entre estos indios de que voy tratando, y en sus pueblos se hace el mejor y más sabroso pan de maíz en la mayor parte de las Indias, tan gustoso y bien amasado que es mejor que alguno de trigo que se tiene por bueno.

Fray Pedro Simón, en sus «Noticias historiales de las conquistas de Tierra Firme en las Indias Occidentales» de 1626, registra el consumo de arepas en la actual Venezuela:

Veíanse las pobres indias tan afligidas en este tiempo, sin dejarles dormir de noche ni de día, haciendo arepas para tantos, y sobre todo las amenazas, y aun a vueltas de ellas algunas coces y mojicones, porque no las daban con más abundancia, hasta decir que las habían de quemar á ellas y al Padre Leuro ; que considerando ser mejor trato el que les hacían los españoles (al fin como de católicos cristianos), una noche, entre dos luces, sin sacar nada de su ropilla, con achaque de ir por leña para las arepas...

Respecto al origen indígena de la arepa, el académico y ensayista histórico Mariano Picón Salas destaca su similitud con la forma del disco solar, «como si en ellas las nobles razas que la crearon quisieran venerar a ese primero y más visible Dios que calienta la tierra».[29]

El científico francés Jean-Baptiste Boussingault recorrió el territorio colombiano entre 1823 y 1832 por orden de Simón Bolívar:

Los chamis llevan una existencia vagabunda: aman la selva y las corrientes de sus ríos, donde pescan. Durante semanas dejan a sus mujeres el cuidado de cultivar el maíz y la yuca; el primero es la ase de su alimentación vegetal, como en toda Sur América y México. Cuando la mazorca no está madura todavía, la ponen a cocinar bajo ceniza y entonces es un alimento harinoso, ligeramente dulce, llamado “choclo”; cuando los granos están maduros, los mojan en agua y los trituran en una piedra, para hacer una pasta que modelan como una galleta y que cocinan en un plato de barro: así obtienen la “arepa”, especie de pan ácimo.»

El viajero sueco Carl August Gosselman, quien recorrió a Colombia por las regiones de Antioquia y el Viejo Caldas, escribió en su libro «Viaje por Colombia 1825-1826» a su regreso a Estocolmo:

Lo que más abunda [en el mercado de Medellín] es el maíz, base de la alimentación, que se expende en forma de arepas, gruesas galletas de muy buen sabor, sanas y algo más nutritivas que el pan, prescindiendo de la porción de agua que contienen... Hoy día, ricos y pobres comen con gusto las sabrosas arepas.

Se vuelve a servir la comida entre las siete y ocho de la noche, y al comienzo se parece al desayuno. Se pone sopa de pan, carne picada o frita, huevos fritos y chocolate, reforzado esto con mazamorra y conservas. A esta hora se acompaña todo con dos clases de pan, pan de trigo y arepas. El primero se parecería mucho al nuestro si fuese menos ácido y tuviera algo más de sal. Este pan se consigue en diversas formas, ya sea blando o duro, este último bajo el nombre de bizcocho. El pan de maíz arepa se hace en las mismas casas, y resulta ser la más complicada de las tareas domésticas. Se deben mojar los granos de maíz y colocarlos en un mortero donde se les suelta la cáscara. Luego se limpian y colocan en una olla para sancocharlos.

Variedades regionales

Colombia

Venta de arepas asadas a la plancha sobre hojas de bijao en Barranquilla.

La arepa es un reconocido ícono de la gastronomía de Colombia, donde hay unas 75 recetas regionales y el 73 % de los habitantes la consume en el desayuno.[30]​ Según una investigación realizada por la Academia Colombiana de Gastronomía, «La arepa hace parte de nuestro patrimonio cultural y puede ser considerada como un símbolo de unidad gastronómica nacional».[4]

En la Región paisa la arepa acompaña todas las comidas del día y se otorga un collar de arepas para condecorar a personajes ilustres.[4]

En 2006, la arepa fue nominada a símbolo cultural de Colombia en el concurso organizado por la revista Semana con el apoyo de Caracol TV, el Ministerio de Cultura y Colombia es pasión.[4]

En Colombia la arepa se comercializa para su preparación en tiendas de barrio, supermercados de cadena y plazas de mercado en forma de masa de maíz blanco o amarillo ya lista para asar o freír, o en forma de harina de maíz obtenida industrialmente, la cual requiere hidratación. Aparte de los hogares, el plato se consigue en ventas callejeras estacionarias, cafeterías y tiendas de barrio. También se pueden adquirir refrigeradas en supermercados, listas para calentar o asar.[31]​ En los restaurantes de comida popular se consigue como un elemento más del menú, y en la Región paisa se consigue en todo tipo de restaurantes, inclusive existen restaurantes que la ofrecen con guarniciones al estilo de la arepa rellena.

Anualmente, se celebra el «Festival de la Arepa Colombiana» en las cinco principales ciudades: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. Conforme al calendario programado se turna en cada ciudad la organización del festival entre los meses de agosto y diciembre.[32]

España

Arepa “Gomera”, La Laguna, Tenerife, Islas Canarias.

Las arepas están presentes en las Canarias debido a los flujos poblacionales entre las islas y Venezuela en el pasado; se pueden encontrar sobre todo en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, siendo raras en las islas orientales del archipiélago. Muchas de las arepas que se consumen en los bares y restaurantes de las islas son fritas en lugar de asadas a la plancha. Algunas incorporan ingredientes de la gastronomía local como el queso tierno o el plátano canario.

Venezuela

Arepas de maíz pelado en Venezuela.

La arepa es el plato típico venezolano por excelencia junto a la hallaca. Es consumida en toda la geografía del país, se suele comer casi todos los días en el desayuno o en la cena, ya sea como plato principal o como acompañante.

En Venezuela, hay diferentes marcas de harina de maíz precocida. Algunas de estas marcas son Juana, Demasa, CASA, Venezuela y Harina Producto Alimenticio Nacional (Harina PAN).[28]​ Esta última se ha convertido en un nombre genérico para todas las harinas de maíz en el país dado el fenómeno de marca vulgarizada.

Arepas venezolanas.

En 1960, Empresas Polar, bajo el eslogan “¡Se acabó la piladera!” lanza al mercado la harina de maíz precocida Harina P.A.N., obtenida gracias al procedimiento desarrollado por el ingeniero mecánico venezolano Luis Alberto Caballero Mejías,[33][34]​ que representaba una alternativa importante para evitar el largo proceso de hacer arepas con un pilón. Las arepas pueden cocinarse en cuatros diferentes formas: asadas, horneadas, hervidas y fritas. Otra manera de hacer arepas es utilizando un Tosty Arepa, electrodoméstico que, al igual que la harina de maíz precocida, revolucionó la manera en como se preparaban las arepas y disminuyó el tiempo de preparación.[28][27]​ El Tosty Arepa es una creación de la compañía Oster de Venezuela que data de 1989, desde entonces ha sido transformado a modelos más modernos y eficientes.[27]

Tosty Arepa.

Las arepas son comercializadas primordialmente en areperas, restaurantes especializados en arepas, muy populares en todo el país, donde se consiguen las arepas rellenas con infinidad de guisos que se han hecho populares en la población. Algunos de ellos son queso rallado, jamón, carne mechada, huevos (perico) y pollo (ingrediente principal de la famosa Reina Pepiada). Esta comida popular hasta ha formado parte del menú de McDonald's.[35]​ En toda la geografía nacional existen las areperas que trabajan 24 horas, y es una práctica común en la madrugada, degustar unas arepas después de salir de las discotecas o fiestas.

Desde la década de 1990 el maíz amarillo fue desviado para la alimentación del ganado y solo quedó harina de maíz blanca refinada,[36]​ la cual genera múltiples problemas de salud al carecer de fibra y betacarotenos.[37]​ La marca comercial "Juana" comercializa harina de maíz mezclada con trigo y también mezclada con arroz, entre otras variantes.[38]​ También se ha promovido la mezcla y consumo con harinas de tubérculos como yuca, ocumo y papa.[39][40]

Récord Guinness

El 23 de marzo de 2011 se otorgó el récord a la confección de la arepa más grande del mundo por parte de Empresas Polar, en Caracas, Venezuela, utilizando para su elaboración uno de sus productos bandera, la Harina de Maíz Precocida Harina P.A.N. en el marco de la celebración de los 50 años de la marca y los 70 años de Empresas Polar.

La arepa en cuestión requirió de 230 kg de harina, sal, aceite y 420 litros de agua para lograr una mezcla de 683 kg y obtener como resultado 493,2 kg de arepa lista para comer luego de 50 minutos de cocción.

El récord fue ratificado por el adjudicador oficial del Libro Guinness de los récords, Ralph Hannah, quien saboreó la arepa e hizo oficial la nueva marca.[41]

Referencias

  1. «Gastronomía» (html). Consulado de Venezuela en Lisboa. Archivado desde el original el 18 de julio de 2018. Consultado el 18 de julio de 2018. «El “pan” característico de Venezuela es la arepa, preparado con harina de maíz. (...) La arepa es quizás el alimento más popular en Venezuela. Se come caliente generalmente en el desayuno o en la cena, también se usa para acompañar una comida, en vez de pan. Pueden rellenarse de carne, queso, huevos revueltos o cualquier cosa que uno desee. En el pasado, se preparaban arepas de maíz molido fresco, pero hoy en día, los paquetes de harina de maíz pre-cocido han eliminado este largo proceso.» 
  2. «Base de Datos Internacional de Composición de Alimentos» (html). Fundación Universitaria Latinoamericana. Archivado desde el original el 25 de junio de 2013. Consultado el 18 de julio de 2018. «Por 100 gramos: Energía (Kcal) 253 Proteína (g) 3,80 Grasa total (g) 0,70 Colesterol (mg) - Glúcidos (g) 58,80 Nutrientes Cantidad Fibra (g) 0,90 Calcio (mg) 19 Hierro (mg) 1,70 Yodo (µg) - Vitamina A (mg) 1,67 Vitamina C (mg) 0 Vitamina D (µg) - Vitamina E (mg) 0 Vitam. B12 (µg) - Folato (µg) 0». 
  3. a b Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «arepa : Del cumanagoto erepa 'maíz'. 1. f. Ant., Col. y Ven. Especie de pan de forma circular, hecho con maíz ablandado a fuego lento y luego molido, o con harina de maíz precocida, que se cocina sobre un budare o una plancha.». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 18 de julio de 2018. 
  4. a b c d Revista Semana. «La arepa». Archivado desde el original el 29 de nvoiembre de 2013. Consultado el 3 de enero de 2011. 
  5. VenezuelaTuya.com. «La Arepa venezolana y sus variaciones». Consultado el 13 de marzo de 2011. 
  6. Lovera, Patricia Sulbarán (26 de enero de 2017). «¿De dónde es la arepa realmente: venezolana o colombiana?». BBC Mundo (en inglés británico). Consultado el 2 de febrero de 2017. 
  7. Pérez, Francisco Javier (19 de mayo de 2014). «Viajes lingüísticos de la arepa: Canarias» (html). Diario El Nacional. Archivado desde el original el 19 de mayo de 2014. Consultado el 18 de julio de 2018. «La costumbre de comer arepas llegó a Canarias de la mano de muchos venezolanos que se residenciaron en las Islas y, especialmente, de la de los canarios que, después de vivir durante años en Venezuela y de asimilarse a las costumbres del país, trasplantaron a las Islas muchos de los modos y costumbres venezolanos que quedarían canarizados en Canarias como continuación de lo venezolano, ahora y casi por primera vez en la historia, del otro lado del Atlántico (o, más bien, en el propio Atlántico). Venezuela llegó a Canarias a través de la lengua.» 
  8. «Arepa, delicia Caribeña - Revista Venezolana». www.revistavenezolana.com. Consultado el 7 de febrero de 2017. 
  9. LuisBatistaR (15 de julio de 2018")). «La palabra proviene del cumanagoto —lengua del pueblo amerindio de la etnia Caribe del mismo nombre que habitó en la antigua provincia de Nueva Andalucía, y cuyos descendientes habitan actualmente en Anzoátegui, Venezuela—, en el que el vocablo erepa significa ‘maíz’. Gracias.» (tuit). 
  10. Greyceli, Marín (20 de abril de 2016). «10 Exceptional Arepa Spots in South Florida» (html). Eater (en inglés). Archivado desde el original el 22 de abril de 2016. Consultado el 18 de julio de 2018. «As a Venezuelan, it's hard to be vocal about the fact that other people can make arepas just as good as or better than your mother's. If you don't know what an arepa is, it's like a buttery sandwich that uses ground maize dough instead of bread. It's important to note that there are no rules or limitations for what goes inside them.» 
  11. Picón Salas, 1966, pp. 295-300.
  12. Galeotto Cei|«Viaje y descripción de las Indias (1539-1553)»
  13. Pedro Cieza de León|1554|«Crónica del Perú»
  14. Arqueología - Santander
  15. Chacón, Editson (17 de agosto de 1999). «Arepa santandereana, del tiesto a la globalización» (html). Diario El Tiempo. Archivado desde el original el 12 de mayo de 2016. Consultado el 18 de julio de 2018. «La arepa de maíz pelado o santandereana cambió de tamaño, pero no de sabor, y saltó de los tiestos de las abuelas a una próspera industria que quiere expandirse al país con una de las tradiciones más sabrosas de la cocina indígena. (...) En Madi también pelan el maíz con ceniza y adaptaron motores en las máquinas de moler. Para el troquelado Madi utiliza una banda automática que mueve la masa por un rodillo que le da el grosor deseado y corta las arepas.» 
  16. Viaje y descripción de las Indias : 1539-1553
  17. Luciana de Stefano, 2002, pp. 55-56.
  18. «Noticias Historiales de las conquistas de Tierra Firme en las Indias Occidentales»
  19. «Cómo evitar las “arepas” de sudor en la ropa». Informe21.com. Consultado el 2 de febrero de 2017. 
  20. «De donde viene el término «Nueve Arepas» en el Baseball Venezolano». Enfoque al Día. Archivado desde el original el 3 de febrero de 2017. Consultado el 2 de febrero de 2017. 
  21. a b Saldarriaga, 1999, pp. 84-106.
  22. Jaffe, 1975.
  23. Velázquez, 2010, pp. 89-105.
  24. a b c Picón Salas, 1966, pp. 295—300.
  25. Medellín, Montelongo y Rubio, 1995.
  26. Montero, 2010.
  27. a b c d Pérez Urbaneja, Eliana (13 de febrero de 2013). «El tosty arepa cambió los hábitos del venezolano». El Nacional. Archivado desde el original el 4 de junio de 2016. 
  28. a b c Alfonzo, 2014, pp. 433-442.
  29. Picón Salas (1966), incluido en:
    Coordinación de Informes y Publicaciones (1987, pp. 186)
  30. Tiempo, Casa Editorial El. «Siete de cada 10 colombianos consumen arepa en el desayuno». Portafolio.co. Consultado el 4 de enero de 2018. 
  31. Tiempo, Casa Editorial El. «LA AREPA NUESTRA DE CADA DÍA». El Tiempo. Consultado el 6 de enero de 2018. 
  32. El festival de la arepa colombiana
  33. «Ing. Luis Alberto Caballero Mejías». 22 de febrero de 2011. Archivado desde el original el 10 de mayo de 2011. Consultado el 2 de enero de 2014. «logró crear la fórmula de la Harina P.A.N., entre los años 1954 a 1956, fundó con su descubrimiento de la harina precocida, llamada para sus inicios con el nombre de “Harina Precocida La Arepera”, fue patentada bajo la marca “La Arepera” por el Ing. Luis Caballero Mejías, patente No. 5176 en el año 1954 bajo la Ley de Propiedad Industrial y Comercio ante el Ministerio de Fomento No. 271, Registro General No.5176 del 04/06/1954». 
  34. «La Arepera: Harina precocida». 7 de junio de 2009. Consultado el 2 de enero de 2014. 
  35. Malito, Alessandra (6 de enero de 2015). «Venezuela McDonald's French Fry Shortage: Arepa Flatbreads, Yucca Served Instead» (html). International Bussines Times (en inglés). Archivado desde el original el 9 de enero de 2015. Consultado el 17 de julio de 2018. «The problem isn’t only happening to McDonald’s golden fries and is likely the result of the countries’ currency controls, which makes subsidized rates for dollars and importing difficult, according to the AP story. Venezuela imported only 14 percent of the frozen fries during the first 10 months of 2014 that it did during the same time frame the year before. This isn't the first time an international McDonald's chain has had a french fry supply and demand issue. Restaurants in Japan had to ration their fries because of a potato shortage last month.» 
  36. «Methods for making arepas» (html). Patents (en inglés). 17 de octubre de 1995. Archivado desde el original el 18 de julio de 2018. Consultado el 18 de julio de 2018. «In certain countries of the world, principally Venezuela and Columbia, a form of foodstuff that is commonly consumed is the so-called "arepa". Almost without exception to date, arepas are made from corn rather than wheat or other grains. More particularly, they are made almost entirely from the starch content of corn, without significant amounts of the hull, oil or germ which also constitute part of the natural kernel corn.» 
  37. Darwin Nexans, Luz Arias (28 de abril de 2016). «Harinas de tubérculos versus harinas refinadas» (html). Instituto Nacional de Nutrición (Venezuela). Archivado desde el original el 18 de julio de 2018. Consultado el 18 de julio de 2018. «Estudios médicos afirman que mientras más harina refinada se coma, el cuerpo deberá fabricar más cantidad de insulina, lo que promueve el almacenamiento de las grasas, que conlleva al aumento rápido de peso y de los triglicéridos, ocasionando enfermedades cardiacas. También, las personas tienen más posibilidades de padecer problemas gástricos, presión alta, obesidad, problemas cardiovasculares y diabetes tipo 2; ésta última cuando el páncreas falla en su función.» 
  38. «Marcas Juana» (html). Gruma Venezuela. Archivado desde el original el 20 de diciembre de 2015. Consultado el 18 de julio de 2018. 
  39. Darwin Nexans, Luz Arias (28 de abril de 2016). «Harinas de tubérculos versus harinas refinadas» (html). Instituto Nacional de Nutrición (Venezuela). Archivado desde el original el 18 de julio de 2018. Consultado el 18 de julio de 2018. «Harinas a base tubérculos son las ideales para sustituir a la dañina precocida, pues, son unos auténticos tesoros llenos de vitaminas y minerales, que se convierten en una forma excelente de energía.Son ricos en minerales como el potasio, manganeso, hierro, fósforo, entre otros; así como también en vitaminas del grupo B, como el ácido fólico, las vitaminas C y E.» 
  40. Malito, Alessandra (6 de enero de 2015). «Venezuela McDonald's French Fry Shortage: Arepa Flatbreads, Yucca Served Instead» (html). International Bussines Times (en inglés). Archivado desde el original el 9 de enero de 2015. Consultado el 17 de julio de 2018. «McDonald’s restaurants in Venezuela will no longer be asking the quintessential fast-food question: “Would you like fries with that?” Instead, they may be asking customers if they’d like deep-fried arepa flatbreads or yucca, two alternative sides that are part of the local cuisine.» 
  41. «For the record:Who Harina P.A.N. What: largest arepa Where: Venezuela» (html). Record Guinness (en inglés). Archivado desde el original el 29 de octubre de 2013. Consultado el 18 de julio de 2018. «The arepa used around 230 kilos of HARINA P.A.N. (corn flour) and 420 litres of water, the raw dough weighed 632 kilos but it lost 22% during cooking, which lasted 1 hour. The arepa was cooked in a giant "sandwich maker" operated by motors which cooked the arepa both on top and below. It was made in order to celebrate the 50th Anniversary of HARINA P.A.N. and was distributed to 2.800 employees of the company.» 

Bibliografía

  • Alfonzo, B.R. (2014). «El Casabe y la Arepa: Alimentos Prehispánicos de la Culinaria Indígena Venezolana». Pasos: Revista de Turismo y Patrimonio Cultural (12(2)): 433-442. 
  • Boussingault, Jean Baptiste (1985). Memorias. Tomo 2. Bogotá: Biblioteca V Centenario Colcultura Viajeros por Colombia. 
  • Cieza de León, Pedro (2005). Crónica del Perú. El señorío de los Incas.. Caracas: Fundación Biblioteca Ayacucho. 
  • Coordinación de Informes y Publicaciones (1987). Comprensión de Venezuela. Caracas: Petróleos de Venezuela. ISBN 980-259-137-8. 
  • Corporación Académica Colombiana de gastronomía (2005). La Arepa Pan Nativo. Bogotá: Alimentos Polar. 
  • Fernández de Oviedo, Gonzalo (1995). Sumario de la natural historia de las indias. Bogotá: Universidad Jorge Tadeo lozano. 
  • Flandrin, Jean-Louis; Montanari, Máximo (2004). Historia de la Alimentación. Ediciones TREA España. 
  • Gosselman, Carl August (sa). Viaje por Colombia 1825-1826. 
  • Jaffe, W. G. (1975). Nutrición y desarrollo en Venezuela. Caracas, Venezuela: División de Educación. 
  • Medelíin, R. C.; Montelongo, R. Manuel J.; Rubio, M. J. (1995). Methods for making arepas. U.S. Patent 5,458,900. 
  • Montero, Ana María (2010). La culinaria Aborigen en la Región Coriana de Venezuela. Consultado el 23 de marzo de 2016. 
  • Morales Pamplona, comp., Gloria Angélica, ed. (2003). De viajeros y visitantes. Informes de descubrimiento, relación de visita y relatos de viaje, 1541-1948. Medellín: Instituto Tecnológico Metropolitano. 
  • Patiño, Víctor Manuel (1990). Historia de la cultura material en la América Equinoccial. Bogotá: Instituto Caro y Cuervo. 
  • Picón Salas, Mariano (1966). Pequeña Historia de la Arepa. Caracas: Suma de Venezuela. 
  • Ramírez Sendoya, Pedro José (1952). Diccionario Indio del Gran Tolima. Editorial Minerva LTDA. R498.6 R15d 19 ed. (Biblioteca Luis Ángel Arango). 
  • Rojas de Perdomo, Lucía (1994). Cocina Prehispánica. Bogotá: Editorial Voluntad. 
  • Saldarriaga, G. (1999). La inserción del maíz en el gusto de la sociedad colonial del Nuevo Reino de Granada. Historia y Sociedad. pp. 84-106. 
  • Simón, Pedro Fray (1986). Fray Pedro Simón y su vocabulario de americanismos. Bogotá: Instituto Caro y Cuervo. 
  • — (1882). Noticias historiales de las conquistas de Tierra Firme en las Indias Occidentales. Bogotá: Imprenta de Medardo Rivas. p. 390. 
  • de Stefano, Luciana (2002). Los indigenismos en el “Viaje y descripción de las Indias (1539-1553)” de Galeotto Cei.. Caracas: Fondo Editorial de Humanidades y Educación, Universidad Central de Venezuela. 
  • Velázquez, N. (2010). «Población indígena y etnohistoria en el extremo oriental de Venezuela». Estudios Sociales y Humanísticos 8(2): 89-105. 

Véase también

Enlaces externos