Teorías sobre el asesinato de Kennedy

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El coche presidencial momentos antes del asesinato.

Existen varias teorías sobre el asesinato del Presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy. Estas teorías se generaron poco tiempo después de la muerte de Kennedy, y han continuado surgiendo desde entonces. Cuando se intenta profundizar sobre este tema, aparece como gran obstáculo la enorme cantidad de información falsa que hay disponible.[1] Muchas de estas teorías proponen una conspiración, que envolvería a organizaciones tales como el Sistema de Reserva Federal, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la KGB, la Mafia, al director de la Oficina Federal de Investigación (FBI) J. Edgar Hoover, al Vice-presidente Lyndon B. Johnson y Richard Nixon incluyendo intereses del ejército y del gobierno de los Estados Unidos así como también la organización masónica [cita requerida].

Trasfondo[editar]

"Se Busca por traición". Panfleto que circulaba el 21 de noviembre de 1963, un día antes del Asesinato de John F. Kennedy.

En 1964, la Comisión Warren concluyó que no había evidencias “persuasivas” que indicaran que Lee Harvey Oswald estaba involucrado en una conspiración para asesinar al Presidente. Casi de inmediato, críticos comenzaron a cuestionar las conclusiones oficiales de la Comisión y escribieron libros atacando tanto a la Comisión como a sus conclusiones. Entre ellos estaba Mark Lane — un abogado que brevemente representó a la madre de Oswald, y quien escribió el libro “Apresuramiento para Juzgar” (Rush to Judgment), crítico con la Comisión Warren.

En las décadas siguientes grupos independientes y dedicados de investigadores han ido publicando, literalmente, docenas de libros diferentes, exponiendo a veces contradictorias teorías.

En 1967, el fiscal de distrito de Nueva Orleans, Jim Garrison, arrestó al empresario local Clay Shaw y lo acusó de ser parte de una conspiración para matar a Kennedy. Garrison comienza un análisis exhaustivo del crimen, empezando por el supuesto homicida L.H. Oswald. Encuentra una extraña relación entre Oswald y dos misteriosos individuos, David Ferrie, piloto comercial y Clay Shaw, un hombre de negocios de Nueva Orleans. Los tres sospechosos asistían con regularidad a reuniones destinadas a una operación que fraguaba una futura invasión a Cuba, y la formación de un plan para llevar a cabo el asesinato del presidente Kennedy.[2] Shaw fue absuelto en menos de una hora en un juicio largo y controvertido. Las investigaciones de Garrison atrajeron a muchos investigadores del país quienes proveyeron a Garrison de informaciones y teorías. A estos investigadores se les concedió acceso a presupuestos del fiscal de distrito. El ejemplo más notable sobre esto es el logro de Garrison respecto a la grabación Zapruder que permitió que los miembros del jurado vieran por primera vez la cinta. Se realizaron copias en Bootleg que rápidamente circularon entre la gente y fue mostrada la cinta finalmente en televisión por primera vez en 1975.

En 1976, el Congreso constituyó el Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos (HSCA) para investigar las muertes de John F.Kennedy, su hermano Robert Kennedy y de Martin Luther King, Jr.. La HSCA investigó varias teorías propuestas por investigadores del asesinato, a la vez que criticaron muchas de ellas.

La HSCA concluyó en 1979 que Oswald fue el asesino y estaban por concluir que éste había actuado solo cuando una grabación (Dictabelt recording) – grabada durante el asesinato – apareció. Basados en más de 20 testigos que escucharon los disparos realizados frente a Kennedy y de análisis de la grabación por un grupo de expertos, el comité concluyó que había habido un cuarto disparo y por lo tanto un segundo tirador, y que Kennedy probablemente había muerto como fruto de una conspiración. Investigadores – que durante años habían cuestionado los descubrimientos de la Comisión Warren respecto a la existencia de un solo tirador como responsable del asesinato, y quienes habían sospechado de una conspiración – se sintieron reconocidos por el informe de la HSCA.

La certeza del análisis de la grabación Dictabelt fue cuestionada: algunos argumentan que todos los sonidos que aparentan haber sido disparos "ocurrieron cerca de un minuto después del asesinato" basándose en la interferencias escuchadas.[3] El panel de científicos del Comité del Congreso recibió un mayor apoyo sobre la existencia de una conspiración gracias a D. B. Thomas – en 2001 – quien concluyó, basado en mayor interferencias en el canal II, que era probable en un 95% que hubo un cuarto disparo. Sin embargo, tanto Thomas como la HSCA, asumieron que la grabación del canal II se refería a un intervalo temporal continuo (sin cortes); análisis realizados por Michael O'Dell indicaban que este no era el caso.[3]

El director Oliver Stone en su película de 1991 JFK, basada en los descubrimientos de la HSCA y en los libros escritos por Garrison y Jim Marrs – fue lo que Stone llamó una "contra-ficción a la ficción de la Comisión Warren". Esta controvertida película mostraba un extenso tema para matar al Presidente y presentaba muchas de las alegaciones de Garrison como hechos. El renacido interés por el asesinato debido a la película llevó a la formación del Assassination Records Review Board, para reunir y desclasificar todas las grabaciones retenidas por el Gobierno de EE.UU relacionadas con el asesinato. Con el nuevo interés que generó la película de Stone se realizaron muchos esfuerzos para refutar las teorías sobre una conspiración, tales como la de Gerald Posner en su libro "Caso Cerrado" nominado a un Premio Pulitzer, el documental de la ABC llamado Beyond Conspiracy (Más allá de la Conspiración) presentado por Peter Jennings, y el libro de Vincent Bugliosi titulado Reclaiming History (Reclamando la Historia).

Todavía persisten muchas dudas sobre las conclusiones oficiales del gobierno. Una encuesta realizada por la ABC News (en 2003) demostró que un 70% de los estadounidenses respondía diciendo que "sospechaban un complot" en el asesinato del Presidente Kennedy.[4]

Teorías[editar]

Un tirador y el chófer[editar]

Una teoría no comprobada es la que se basa en que el chófer ya sabría que Kennedy sería asesinado por un francotirador. El tirador habría herido al presidente en la garganta, pero el chófer, como ya todos sabían que Kennedy había sido herido, lo tuvo que matar él mismo de un solo disparo a la cabeza.

Un tirador[editar]

Plaza Dealey en 2003.
  • Howard Brennan, de 45 años de edad, mientras esperaba frente a la calle del Texas School Book Depository la caravana del Presidente, se fijó en un hombre que estaba en la ventana sureste del sexto piso del depósito de libros escolares. Justo antes de que pasara el automóvil del Presidente, escuchó lo que en su momento pensó que era un tubo de escape de un auto o una explosión. Miró hacia arriba del edificio y vio a un hombre con un arma, apuntando y disparando por última vez. Pocos minutos después del asesinato, Brennan describió al hombre a la policía. Luego testificó que Lee Harvey Oswald, a quien vio en una línea de detenidos en la estación de policía la noche del asesinato, era el hombre que vio realizando el disparo.[5]
  • Bonnie Ray Williams y dos trabajadoras que se encontraban mirando la caravana desde las ventanas del quinto piso del Depository escucharon tres disparos provenientes del piso de arriba, y del techo del piso cayeron partículas de este en su cabeza.[6] Sin embargo, Bonnie Ray Williams dijo en la oficina del Dallas Sheriff en el día del asesinato, y al FBI al día siguiente, que había oído sólo dos tiros por encima de él y Harold Norman no hicieron mención de oír el cerrojo del fusil que se está trabajando y el casquillo percutido golpeando el suelo por encima de él, durante su primera entrevista con el FBI el 26 de noviembre.
  • Marilyn Sitzman estaba parada en un muro de 1,2 metros de altura a 14 metros al este de la cerca de 1,5 metros.[9] (vista desde su posición.) Ella declaró que no vio a ningún tirador detrás de la cerca: "El sonido del fusil habría volado el muro."[10]
  • Lee Bowers estaba operando una torre de control para trenes, sobreviendo el estacionamiento al norte de la cerca y al oeste del Texas School Book Depository. Dijo que "no había nadie allí" detrás de la cerca en el momento de los disparos.[11]
  • De los testigos de oídas, 99 creyeron que todos los disparos se produjeron desde un mismo lugar, y solo 5 creyeron que se produjeron de dos lugares distintos.[12]
  • Al poco tiempo del asesinato, se encontró un fusil parcialmente escondido entre unas cajas del sexto piso del Depository, y la funda improvisada de papeles que cubría el fusil fue encontrada cerca de la ventana desde la cual se efectuaron los disparos.[14]

Más de un tirador[editar]

  • Los descubrimientos de la Comisión Warren y la teoría de una sola bala están equivocados, según quienes apoyan la teoría de una conspiración. El fusil de Oswald, de acuerdo con los testimonios del F.B.I., estaba frío solo después de disparar tres balas en los seis segundos que duró el asesinato. La Comisión Warren, mediante testimonios de oídas, determinó que solo tres balas fueron disparadas: una de las tres balas no dio al vehículo; una impactó a Kennedy y pasó a través del Gobernador John Connally, y el último disparo fue fatal para el Presidente. Sin embargo, el gobernador Conally fue herido diversas veces, por lo que los disparos tuvieron que ser más de tres, lo que supone al menos un segundo tirador aparte de Oswald, lo que implica una conspiración; por eso al decirse que Oswald fue el único tirador, una de sus balas debió herir más de una vez al gobernador. Esta teoría se conoce como la bala mágica.[15] Además, la trayectoria de la bala, que dio a Kennedy sobre el hombro derecho y pasó a través de su cuello (de acuerdo con la autopsia), debió haber cambiado un poco su curso y dar en el pecho y la muñeca de Connally.[15] Por ello, la conclusión de los escépticos es que hubo más de tres disparos, por lo que debió de haber más de un tirador.
  • Nellie Connally estaba sentada en el auto presidencial al lado de su marido, el Gobernador John Connally. En su libro From Love Field: Our Final Hours, la Sra. Connally decía fervientemente que su esposo fue herido por una bala diferente de las dos que hirieron a Kennedy.[16]
  • Roy Kellerman, un agente del Servicio Secreto, testificó: "Ahora, en los segundos que acaban de pasar, una serie de fragmentos entraron al auto."
La cerca de madera en el Grassy Knoll, donde según muchos teóricos de la conspiración, otro asesino disparó contra el Presidente.
  • Testigos: 35 testigos de la Comisión Warren que presenciaron el asesinato pensaron que se habían producido disparos frente al Presidente — desde el área del Grassy Knoll o el Triple Underpass — mientras que 56 testigos de la Comisión pensaron que hubo disparos desde el Depository, o por lo menos desde esa dirección, detrás del Presidente, y 5 testigos de oídas pensaron que los disparos provinieron de dos partes distintas.[17]
  • Prueba de fisica: Cuando la bala fatal golpea la cabeza de Kennedy, se va hacia atrás y no hacia adelante como uno podría esperar que se vaya si recibe un golpe por la espalda. Esto haría que el tiro en la cabeza sea consistente con un lanzamiento desde la zona loma cubierta de hierba. Un gran número de médicos y enfermeras en el Hospital Parkland Memorial, así como otras, todas informó que una parte importante de la parte posterior de la cabeza del Presidente se apagó, lo que sugiere fuertemente que el tiro en la cabeza fue despedido de la parte delantera.[18] [19] Roy Kellerman dijo que vio un agujero de 5 pulgadas de diámetro en la parte de atrás derecha de la cabeza del Presidente.[20] Sherry Gutiérrez ha llegado a la conclusión de que la explosión frontal derecha en la película de Zapruder era algo llamado "salpicaduras de nuevo" a partir de una herida de entrada en el templo.http://www.kenrahn.com/Marsh/Ballistics/BloodEvidence.html Después de estudiar cuidadosamente la película Z, un ex francotirador marina Craig Roberts es seguro que el disparo fue hecho desde el frente. Roberts dice que la explosión de la derecha-frontal y derrame hacia adelante son características del impacto de un misil de alta velocidad en un cráneo humano. Massad Ayoob, periodista entrenador policía y las armas de fuego que ha impartido cursos sobre los efectos de bala en los cuerpos humanos en las escuelas de instructores de la policía y las instituciones médicas. Ayoob cree que la secuencia de tiro en la cabeza en la película de Zapruder no es muy consistente con un tiro por la espalda, sino que es "mucho más consistente con una herida explosivo de entrada con un pequeño calibre, bala de rifle hipervelocidad viaja entre 3000 y 4000 fps ". Balística experto Dr. Roger McCarthy de Failure Analysis, Inc., testificaron en el juicio Oswald simulacro ABA 1992 que la secuencia de tiro en la cabeza era indicativo de un disparo desde la parte frontal derecha.

Más de un Oswald[editar]

Muy pronto aparecieron argumentos que señalaban que Oswald fue personificado por un señuelo político. La obra del profesor Richard H Popkin, publicada en 1966, The Second Oswald, estableció el mejor escenario para que se personificara al supuesto asesino. La mayor parte de esto estaba basado en testimonios oculares, pero Popkin tenía un "testigo estrella" en la persona del director de la Oficina Federal de Investigación (FBI), J. Edgar Hoover, quien escribió un memorándum antes del asesinato, en el que advertía que un impostor estaba usando los datos personales de Oswald[21]

Recientemente, el trabajo de John Armstrong ha supuestamente identificado al "Oswald falso" como parte de un experimento de MKULTRA que originalmente no tendría relación con el asesinato.[22]

Más de un JFK[editar]

Un teórico ha señalado que el oficial de polícia J.D. Tippit tenía tal semejanza con JFK que los colegas lo apodaban "JFK".[23] Robert Morningstar sostiene que Tippit fue asesinado para que su cuerpo fuera analizado por los médicos y para hacerlo pasar por JFK. Esta teoría explicaría las contradicciones médicas sobre la autopsia al existir realmente dos cuerpos, y tener estos heridas parecidas.[24]

Morningstar sostiene que encontró signos sobre una cirugía cosmética en las fotografías de la autopsia de Kennedy.

También cita los siguientes comentarios de personas que conocían de cerca de JFK y vieron el cuerpo:

No se parece a él en nada

Robert F. Kennedy.

Sus ojos llorosos, el Fiscal General se vuele hacia Bill Walton y susurra, 'Por favor mira, quiero saber lo que tú piensas.' Walton miró por el tiempo que pudo, con una creciente emoción de desdicha. Dijo a Bob, 'No tienes que seguir con ello. No tiene ningún parecido al Presidente. Es un muñeco de cera... no lo hagas'.

William Manchester, en su libro Death of A President.

Es caracteristico. A primera vista todo se ve bien. Cuando me aproximaba se veía cada vez menos como él.

Arthur Schlesinger

No era Jack. Era como algo que podrías ver en el Madame Tussaud.

Jacqueline Kennedy (según Manchester).

Teorías sobre el asesinato[editar]

Cabe destacar que según algunos las siguientes personas y grupos pudieron haber estado actuando en conjunto; por ello estas diferentes teorías no deben verse como excluyentes. Este artículo no hace afirmaciones sobre la validez de las siguientes teorías; más bien señala algunas de las teorías más conocidas en cuanto al asesinato de John F. Kennedy.

Teoría de Lyndon B. Johnson[editar]

El vice-presidente en aquel momento, Lyndon B. Johnson, se convirtió en Presidente como resultado del asesinato.

Como muchos vice-presidentes de los Estados Unidos, la elección de Kennedy de tener como compañero en la carrera presidencial a Johnson era un intento de proveer un ´balance regional´ a la apuesta del Partido Demócrata. Sin embargo, corría el rumor de que Kennedy estaba considerando despedir a LBJ como vice-presidente para las elecciones de 1964. Richard Nixon, que se encontraba en Dallas el 20 de noviembre de 1963 hasta horas antes de la llegada de Kennedy, fue citado en un periódico de Dallas el 22 de noviembre diciendo que él creía que Kennedy dejaría a Johnson para la candidatura demócrata de 1964 debido a que Johnson estaba envuelto en varios escándalos políticos de alto nivel (ver Bobby Baker y Billie Sol Estes).[cita requerida]Sin embargo, Jackie Kennedy negó que su esposo fuese a dejar a LBJ para las elecciones de 1964.[25]

En el momento de la muerte de Kennedy, Johnson estaba sujeto a cuatro importantes investigaciones criminales: una por violación de contratos gubernamentales, otra por prevaricación, otra por lavado de dinero y una por soborno.[26] Todas estas investigaciones terminaron cuando ascendió a la Presidencia.[cita requerida]

Johnson estaba relacionado, tanto profesional como personalmente, con un asesino convicto, Malcolm "Mac" Wallace, quien estaba relacionado con el asesinato de JFK, tanto por testimonio como por evidencia forense (incluyendo huellas dactilares). Sin embargo, ambas evidencias son todavía discutidas.[27]

Wallace, que estaba estudiando en la Universidad de Columbia en la década de 1940, mientras enseñaba en la Universidad de Long Island, en la Universidad de Texas en Austin y en la Universidad de Carolina del Norte, conoció a Johnson a través de un conocido común, Edward Clark, y aceptó un trabajo en el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en octubre de 1950. Wallace inició una relación sentimental con la hermana de LBJ, Josefa, quien a su vez estaba con John Kinser, dueño de un campo de golf. Se dice que Kinser trató de chantajear a Johnson a través de su conexión con Josefa. Este hecho está discutido.

El 22 de octubre de 1951, Wallace mató a Kinser de un disparo en la tienda de regalos del club de golf y logró escapar en un vehículo. Un testigo ocular del disparo tomó nota de la matrícula de Wallace, quien fue arrestado y acusado de homicidio. Wallace fue puesto en libertad bajo fianza después de que Edward Clark y unos amigos que apoyaban financieramente a LBJ (M. E. Ruby y Bill Carroll) pagaran la fianza. El abogado personal de LBJ, John Cofer, se encargó de defender a Wallace en su juicio, que comenzó en febrero de 1952.

El jurado declaró a Wallace culpable de "asesinato con malicia" y once de los miembros del jurado querían la pena capital. El juez Charles O. Betts cambió la sentencia y decretó una pena suspendida de cinco años de presidio. Wallace salió inmediatamente libre y después otras muertes se vincularon con él, especialmente unas relacionadas con el fraude de Billie Sol Estes.

Teoría de la conexión Lyndon B. Johnson-Billie Sol Estes (la conexión texana)[editar]

Elaborada en el libro “JFK el ultimo testigo”, escrito por el periodista francés William Reymond, a partir del testimonio del magnate tejano Billie Sol Estes. Considera que este empresario y financista estableció vínculos irregulares con su amigo, el entonces gobernador de Texas Lyndon B. Johnson y luego Senador. Esta teoría indica que Robert Francis "Bobby" Kennedy, Fiscal General de los Estados Unidos y hermano del presidente, planeaba juzgar al vicepresidente Johnson por diversos delitos, desde crímenes, hasta malversación de fondos.

Escrito en el año 2004, Billie Sol Estes no había querido hablar antes, por lealtad hacia Lyndon B. Johnson, quien sucedió de forma inmediata a Kennedy a las pocas horas de su muerte. Estes financió durante años de forma interesada a Johnson y este, a su vez, permitía el desvío de subvenciones muy cuantiosas hacia las cuentas de Estes. Los documentos que muestra Billie Sol Estes al periodista muestran la identidad de al menos tres tiradores, incluído un asesino a sueldo que Lyndon B. Johnson había contratado ya varias veces con anterioridad al asesinato de Kennedy para eliminar personajes que molestaban la carrera o intereses del entonces gobernador y luego senador.

En el libro Reymond también menciona a Madeleine Duncan Brown, amante de Lyndon B. Johnson, que describe una cita el día antes de que mataran a Kennedy. En la casa de Clint Murchison se habrían reunido, entre otros, E. Howard Hunt, John Edgar Hoover, Johnson y Richard Nixon. Madeleine Brown contó que Johnson le susurró: “Después de mañana esos condenados Kennedy no van a volver a avergonzarme otra vez. No es una amenaza, es una promesa”.[28]

Teoría de Lyndon B. Johnson y ex convictos francotiradores[editar]

Una teoría revela que el Vicepresidente de los Estados Unidos, Lyndon Johnson, acosado por las investigaciones respecto a su participación en escándalos de alto nivel, decide organizar un atentado contra el Presidente John F. Kennedy para asumir la Presidencia y evitar la cárcel o ser destituido (Impeachment). El ataque lo harían dos ex convictos de su confianza, que dispararían a Kennedy de frente y por detrás, lo que confirman muchas filmaciones, especialmente la película de Zapruder, usando el TSBD para realizar disparos al aire, para que se creyese que de ese lugar provenían los disparos, y desviar las sospechas de otros lugares, como el montículo de hierba.

Teoría de Richard Nixon[editar]

Hay quienes creen que Richard Nixon tuvo algo que ver en el asesinato de JFK. Según ellos, Nixon sentía animadversión hacia su presidente debido a que estaba resentido porque le "robó" la presidencia en 1960. Además, esto se sumó al supuesto temor de que JFK ganara las elecciones en 1964, dándole así fuerza a Robert F. Kennedy para ganar las elecciones en 1968 y, quién sabe, tal vez en 1972.

Teoría de la CIA con exiliados cubanos anticastristas[editar]

Primer escudo de la CIA, ubicado en el edificio de la calle E Street en Washington, D.C.

La Agencia Central de Inteligencia o CIA fue frecuentemente mencionada en teorías de conspiración durante la década de 1960 y 1970, y estuvo envuelta en varias conspiraciones para asesinar a líderes extranjeros. Hace 25 años se prohibió a la CIA llevar a cabo asesinatos, pero actualmente se está tratando de levantar tal prohibición.[29] Kennedy le dijo a su colaborador Clark Clifford (al poco tiempo de la fallida invasión de la Bahía de Cochinos) que, "Algo muy malo está ocurriendo dentro de la CIA y quiero saber qué es. Quiero desmantelar en mil pedazos a la CIA y moverlos a los cuatro vientos."[30] [31]

  • El Congreso comenzó a investigar a las agencias de investigación a través del Chuch Committee. Entre 1975 y 1976, el Comité publicó catorce informes sobre la formación de las agencias de inteligencia en Estados Unidos, sus operaciones, y los supuestos abusos de poder y del derecho que estas agencias habrían cometido.

    Entre los temas investigados por el Church Committee estaban los supuestos asesinatos de líderes extranjeros cometidos por las agencias, incluyendo a Patrice Lumumba del Congo[33] y Fidel Castro.

  • Ngo Dinh Diem. La CIA proveyó inmediatamente 42.000 dólares en apoyo a los conspiradores en la mañana del asesinato del Presidente Diem de Vietnam (Armado por Edward Lansdale), el que fue llevado a cabo por Lucien Conein,[34] aunque Robert S. McNamara y el historiador Arthur M. Schlesinger, Jr., (quien era un participante de la Casa Blanca como historiador) ambos declararon que el Presidente Kennedy quedó pálido cuando se enteró por las noticias sobre el golpe de estado, y estaba impactado respecto al asesinato de Diem.[35]
  • Rafael Trujillo, de la República Dominicana, fue asesinado por sus fuerzas armadas el 30 de mayo de 1961 mientras viajaba en coche. La CIA proveyó las armas, que permanecieron ocultadas por Simon Thomas Stocker, un ciudadano estadounidense, cuyo seudónimo para la CIA era "Hector", y era residente de República Dominicana desde 1942, que voluntariamente se negó a recibir una compensación monetaria por sus esfuerzos.
  • El Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos volvió a revisar este tema, y en 1979 concluyó que Oswald pudo haber actuado en una conspiración, pero que de ser así esta no implicaría a agencias de investigación de los Estados Unidos.

    El HSCA también dijo que el Presidente Kennedy no recibió protección adecuada en Dallas, y que el Servicio Secreto tenía informaciones vinculadas con el viaje a Dallas del Presidente, que no fueron adecuadamente analizadas, investigadas o utilizadas por el Servicio; además, los agentes del Servicio Secreto que estaban en la caravana no estaban adecuadamente preparados para proteger al Presidente de un francotirador.[36]

Teoría de la Mafia y Hoover[editar]

Hoover en 1961.

J. Edgar Hoover fue el director de la Oficina Federal de Investigación (FBI) desde 1925 a 1972, así como un amigo cercano de Lyndon B. Johnson.

Está muy bien documentado que antes de que el Presidente Kennedy fuera elegido, Hoover raramente reconocía la existencia de la Mafia. Jack Anderson informó sobre los aparentes lazos de J. Edgar Hoover con la Mafia, así como sobre la reticencia del FBI a perseguir a sus miembros. El genio financiero de la Mafia Meyer Lansky supuestamente habría chantajeado a Hoover con respecto a su homosexualidad hacia 1935.[37] Otra razón probable del fracaso de Hoover para detener a la Mafia era su preferencia por los blancos fáciles para mantener la imagen del FBI como los "policías top". Además, se sabía de los pagos que le hacía Clint Murchison a Hoover. Después de que el conocido artista Frank Sinatra fuera entrevistado y supuestamente interrogado por su complicidad con ramas importantes de la mafia declaró que solo era un buen amigo de la familia Kennedy; sin embargo esto no se pudo confirmar, ya que el pariente más cercano a las relaciones con Sinatra y con supuestas organizaciones mafiosas estadounidenses de la familia Kennedy era Joseph P. Kennedy, que por su derrame cerebral no tuvo la capacidad de contener las organizaciones criminales en contra del gobierno y administración de sus hijos.

Después de que Kennedy se convirtiera en Presidente, aumentaron considerablemente las persecuciones a la Mafia por parte del Departamento de Justicia (del cual el FBI forma parte). La guerra entre las mafias que comenzó a finales de la década de 1950 provocó que el Fiscal General Robert Kennedy juzgara fuertemente a la Mafia en 1960. Sus ataques se centraron en el jefe del sindicato de "Teamsters" Union Jimmy Hoffa y en los jefes de la mafia de Chicago, Tampa y Nueva Orleans.[38] El 8 de mayo de 1964, días antes de que Hoover tuviera que testificar ante la Comisión Warren, Lyndon Johnson anunció que había designado a Hoover como Director de la Oficina Federal de Investigación (FBI) "de por vida" a los setenta años, terminando así su retiro. Johnson dijo en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca: “La nación no puede darse el privilegio de perderte.”[39] Desde la muerte de Hoover en mayo de 1972, el período de un director de FBI está limitado por ley a 10 años.

Teoría del crimen organizado y la CIA[editar]

Otra posible conspiración habría sido orquestada por la Mafia, como respuesta a los crecientes juicios a los que el nuevo Fiscal General, Robert F. Kennedy, sometía a estas organizaciones criminales (estos juicios se incrementaron hasta en 12 veces respecto al período del Presidente Dwight Eisenhower). Documentos no vistos por la Comisión Warren revelan que la Mafia estuvo trabajando en conjunto con la CIA en varios intentos de asesinato de Fidel Castro.[40]

Teoría de la conspiración israelí[editar]

El Gobierno israelí no estaba contento con las presiones que estaba ejerciendo Kennedy en contra de su programa nuclear secreto[41] [42] o, los israelíes estaban molestos por las simpatías de Kennedy hacia los árabes, y la utilización de hombres que antes habían sido empleados de los nazis en sus programas espaciales, tales como Wernher von Braun. El gángster Meyer Lansky y el Vice-Presidente Lyndon B. Johnson usualmente forman parte de esta teoría como organizadores del golpe, por lo que también son utilizados en varias de las otras teorías. (ver el libro de Michael Collins Piper Final Judgement ISBN 0-9745484-0-5.)

Teoría de la Reserva Federal[editar]

Una teoría menciona la emisión de alrededor de cuatro mil millones de dólares con respaldo plata -y posteriormente oro- para quitarle el monopolio a la Reserva Federal, privada (Rockefeller y la Casa Morgan) de capitales extranjeros (Algunos de los doce bancos tienen sedes en Londres o en paraísos fiscales). También el retiro de las tropas de Vietnam afectaría a los intereses de esos bancos.[43]

Indicios de prueba de conspiración[editar]

Agentes del Servicio Secreto[editar]

Dos agentes del Servicio Secreto de los Estados Unidos no estaban en sus puestos. El automóvil que ocupó Kennedy tenía dos estribos en el paragolpes trasero y dos piezas soldadas a la carrocería para que dos agentes se agarraran en ellas y estuvieran de pie tras el presidente y la primera dama, haciendo de escudos humanos. Esta medida elemental de seguridad se realiza con el fin de dificultar disparos hechos desde atrás, arriba y desde la lejanía. Ninguno de los dos estuvo en su puesto en el momento de los disparos, como se puede verificar en todas las filmaciones existentes. Este hecho inexplicable no constituye una prueba contundente, pero es suficiente para continuar investigando el asunto. Tiene la ventaja de no ser discutible como la teoría de la "bala mágica" y otras rarezas o coincidencias. Asimismo, el automóvil en el que viajaba Kennedy iba al frente. Por el simple protocolo de seguridad, es clave que no fuera así: un autómovil con miembros del Servicio Secreto debían ser la avanzada en marcha. Este hecho, así como el giro no planeado que toma el convoy para entrar a la calle Elm, confirma que hubo una conspiración, sin mencionar la cantidad de testigos que "casualmente" fueron muriendo a lo largo de los años. [cita requerida]

Notas[editar]

  1. JFK, el último testigo
  2. ¿Quién mató a Kennedy? las versiones del magnicidio
  3. a b La evidencia acústica en el asesinato de Kennedy (en inglés)
  4. abcnews.go.com
  5. Warren Commission: Testimony of Howard Leslie Brennan.
  6. Warren Commission: Testimony of Bonnie Ray Williams.
  7. Warren Commission: Testimony of John B. Connally; Warren Commission: Testimony of Mrs. John B. Connally; Warren Commission: Testimony of Rufus W. Youngblood; Warren Commission: Testimony of Roy H. Kellerman; Warren Commission: Testimony of William R. Greer.
  8. 216 Witnesses to the Assassination of President John F. Kennedy.
  9. Marilyn Sitzman, interviewed by Josiah Thompson in 1966
  10. R.I.P.: The Black Dog Man
  11. Dale K. Myers, Secrets of a Homicide: Badge ManThe Testimony of Lee Bowers, Jr.
  12. Dealey Plaza Earwitnesses.
  13. Warren Commission Report, Chapter 3: The Shots from the Texas School Book Depository — Conclusion; Report of the Select Committee on Assassinations, U.S. House of Representatives, 95th Congress, 2d Session (House Report No. 95-1828, Part 2), p. 41-63.
  14. archives.gov
  15. a b Véase JFK de Oliver Stone.
  16. Nellie Connally’s statement bbc.co.uk: September 3, 2006
  17. Dealey Plaza Earwitnesses; Earwitness Tabulation. However, none of the earwitnesses actually on the Triple Underpass believed that any shots came from the Triple Underpass, and none of the earwitnesses actually on the Grassy Knoll believed that any shots came from the Grassy Knoll. Tip O'Neill, in his 1987 memoir Man of the House, ISBN 0-394-55201-6, says that presidential aide Kenny O'Donnell, who was riding in the motorcade, told him in 1968 that he heard two of the three shots come from behind the fence on the grassy knoll, but was pressured by the FBI to testify that he did not. If so, that would change the earwitness summaries to 35, 55 and 6.
  18. Summers, 2013, pp. 31-.
  19. Marrs, 1989, pp. 55-89.
  20. Warren Commission Hearings, Roy Kellerman’s testimony Retrieved 27 de noviembre de 2006
  21. [1].
  22. JFK 101
  23. jfkresearch.com J.D. Tippit, teoría de más de un JFK
  24. jfkresearch.com J.D. Tippit, teoría de más de un JFK
  25. time.com
  26. rense.com
  27. Malcolm (Mac) Wallace
  28. ¿Y si JR hubiera ordenado asesinar a Kennedy?
  29. guardian.co.uk Guardian.co.uk
  30. mcadams.posc.mu.edu JFK y la CIA
  31. cubaminrex.co.cu cubaninrex.co.uk
  32. cnn.com CNN.com Allen Dulles
  33. guardian.co.uk
  34. gwu.edu (Document 17)
  35. gwu.edu (Note 10)
  36. spartacus.schoolnet.co.uk
  37. Chantaje a Hoover guardian.co.uk - 22 de bril, 2006
  38. film.guardian.co.uk
  39. aia.lackland.af.mil
  40. CIA offered money to Mafia Retrieved December 3, 2006
  41. news.bbc.co.uk
  42. intellex.com
  43. «Avizora - Atajo - J F Kennedy contra La Reserva Federal».

Enlaces externos[editar]

En inglés[editar]

video completo del asesinato http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=S3MNY79AMDA

En español[editar]

Referencias[editar]

En inglés[editar]

  • Connally, Nellie; Herskowitz, Mickey (October 28, 2003). From Love Field: Our Final Hours with President John F. Kennedy. Rugged Land. ISBN 0-316-86032-8. 
  • Hurt, Henry. Reasonable Doubt: An Investigation into the Assassination of John F. Kennedy. New York: Holt, Rinhart, and Winston, 1985. (ISBN 0-8050-0360-6)
  • Lane, Mark. Rush to Judgement: A critique of the Warren Commission's inquiry in the murders of John F. Kennedy, Officer J.D. Tippit and Lee Harvey Oswald. Holt Rhinehart. 1966 (ISBN needed)
  • Thompson, Josiah. Six Seconds in Dallas: A Micro-Study of the Kennedy Assassination. New York: Bernard Geis Associates, 1967. ISBN 978-0-394-44571-7
  • Who's Who in the JFK Assassination: An A-to-Z Encyclopedia by Michael Benson Citadel Press, ISBN 0-8065-1444-2
  • Marrs, Jim. Crossfire: The Plot that Killed Kennedy, New York: Carroll & Graf Publishers, 1989 (ISBN 0-88184-648-1).