Rapetosaurus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Rapetosaurus
Rango temporal: Cretácico superior
Rapetosaurus BW.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Reptilia
Orden: Saurischia
Suborden: Sauropodomorpha
Infraorden: Sauropoda
(sin clasif.): Titanosauria
Género: Rapetosaurus
Especie: R. krausei
Curry Rogers & Forster, 2004

Rapetosaurus ("mal. lagarto gigante") es un género representado por una única especie de dinosaurio saurópodo titanosauriano, que vivió a finales del período Cretácico, hace aproximadamente 71 y 65 millones de años, en el Mastrichtiano, en lo que hoy es Madagascar. El nombre genérico Rapetosaurus deriva de Rapeto un gigante de la mitología malgache y sauros, que significa lagarto en antiguo griego. El epíteto específico, krausei, fue colocado en honor al líder de la expedición, David W. Krause.

Durante la última parte del Cretácico Superior todos los grupos de saurópodos, a excepción de los titanosáuridos, se habían extinguido. Los titanosáuridos eran los herbívoros dominantes en el Cretáceo en los continentes meridionales. Su reinado fue puesto a su fin por la extinción masiva del Cretácico-Terciario, que mató a todo los dinosaurios no avianos hace cerca de 65 millones de años.[1]

Descripción[editar]

cráneo de Rapetosaurus

Rapetosaurus poseía una cola corta y delgada, un largo cuello y un voluminoso cuerpo. Su cabeza se asemeja a la de un diplodócido, con un hocico alargado y dos fosas delgadas en la parte superior del cráneo. Tenía pequeños dientes en forma de lápiz, buenos para arrancar las hojas pero no para masticar. El análisis del cráneo y del resto del esqueleto confirma que los titanosaurianos estaban emparentados con los braquiosáuridos.[2]

De tamaño modesto para un titanosáurido, el ejemplar juvenil alcanzaba los 8 metros desde la cabeza a la cola y pesaba tanto como un elefante, pero se calcula que los adultos llegaban a los 15 metros.[3] lo que sigue siendo poco, si lo comparamos con sus primos gigantes como Argentinosaurus y Paralititan, que medían más del doble de largo.

Historia[editar]

El descubrimiento de Rapetosaurus, del que se conoce una sola especie, Rapetosaurus krausei fue la primera vez que a titanosauriano había sido recuperado en un estado casi intacto, en especial con un cráneo. Esto ha ayudado a aclarar la difícil clasificación científica de estos, una discusión de más de cien años y proporcionan una base para la reconstrucción de cualquier otro titanosáurido que se conozca solamente a partir de fósiles parciales. El descubrimiento fue publicado en 2001 por Kristina Curry Rogers y Catherine A. Forster en la publicación científica Nature. El esqueleto casi completo es el de un juvenil y los restos parciales de tres otros individuos también fueron recuperados.[1]

Sólo faltan algunos huesos de la cola.

Kristina Curry Rogers

La excavación desenterró un cráneo fósil (UA 8698, el holotipo), otro cráneo parcial, restos esqueléticos juveniles con solamente algunas vértebras de la cola desaparecidas, y una vértebra sin relación. El esqueleto juvenil, particularmente, es el esqueleto más completo de titanosáurido recuperado y el único con una cabeza todavía unida al cuerpo. Los restos fueron encontrados por un equipo de la Universidad Stony Brook con la asistencia del personal de la Universidad de Antananarivo. El líder de la expedición, David Krause, ha excavado fósiles en el mismo lugar desde 1993.[1]

Los restos fosilizados fueron encontrados los bajíos de Mahajanga en el noroeste de Madagascar, no lejos de la ciudad portuaria de Mahajanga. Fueron recuperados de una capa de piedra arenisca conocida como el Miembro Anembalemba, que es parte de Formación Maevarano. La formación de roca se ha fechado en el Maastrichtiano a finales del Cretácico, lo que le da a los huesos fosilizados una edad de 70 millones de años.[1]

Clasificación[editar]

Rapetosaurus montado en el Museo Field de Chicago.

Rapetosaurus es miembro de la Subfamilia Nemegtosauridae dentro de Saltasauridae, perteneciente al clado sin clasificar Titanosauria. Los titanosaurianos son el grupo más grande de saurópodos pero están mal representados en el registro fósil. Siguen habiendo otros grupos de saurópodos, incluso familias menos numerosas como Brachiosauridae, que se conocen por fósiles más completos. Hasta el descubrimiento de Rapetosaurus, los 30 o más géneros fueron representados tan solo por algunos huesos, un esqueleto parcial o un cráneo. Titanosaurus el primero del grupo y quien le diera el nombre, descubierto en 1887, todavía se conoce solamente por un esqueleto parcial.

Esto ha hecho difícil determinar las relaciones entre los diversos géneros de titanosaurianos e incluso cómo los titanosaurianos se relacionan con otros grupos de más alto nivel como Macronaria. En conjunto este taxón se ha utilizado como vertedero, con muchos géneros etiquetados como incertae sedis, porque no se conocen lo bastante como para clasificarlos más profundamente.

El cráneo similar al de Diplodocus ha demostrado que los cráneos de los titanosaurianos variaban más que lo que fue pensado previamente. La mayoría de los paleontólogos creyeron que los titanosaurios tenían cráneos cuadrados con las ventanas de la nariz a mitad de la distancia encima del hocico, como el Camarasaurus; Rapetosaurus tiene un cráneo largo, bajo, con las ventanas de la nariz en el techo del cráneo, similar al del Diplodocus. Esto ha permitido que los géneros conocidos solamente por un cráneo similar al de Diplodocus como Quaesitosaurus y Nemegtosaurus fueran clasificados como macronarianos más que como parte de Diplodocoidea.

El análisis del resto del cráneo y del cuerpo también ha confirmado algo que era solamente especulativo, que los titanosaurianos están ene realidad más estrechamente vinculados a los braquiosáuridos. «El descubrimiento de este dinosaurio es particularmente emocionante porque confirma una relación estrecha entre los titanosáuridos y los braquiosáuridos, algo que podría ser conjeturado solamente previamente», según Rich Lane, de la Fundación Nacional de la Ciencia. Un esqueleto completo puede también servir como base para la reconstrucción de otros titanosáuridos. Ésta es la base para las nuevas y revisadas estimaciones de tamaño de los titanosaurianos supergigantes.

Paleoecología[editar]

El sitio de Madadgascar ha producido una gran cantidad de significativo descubrimientos para la paleontología realizados por Krause y su equipo. Así como dinosaurios, fósiles de peces, ranas, tortugas, serpientes, cocodrilos, pájaros, y mamíferos se han desenterrado. Los hallazgos significativos incluyen el cráneo de Majungasaurus, un gran terópodo carnívoro que fue descubierto en 1996. Es similar a especies encontradas en la India y la Argentina, que indican que los puentes de tierra entre los fragmentos del anterior supercontinente Gondwana todavía existían en el Cretácico Superior, más recientemente que lo que se había creído previamente. La ocurrencia más probable era un puente de tierra permitiendo que los animales crucen de Suramérica a Antártida, y entonces hasta la India y Madagascar. Los fósiles de Majungasaurus también se han descubierto con marcas de los dientes que vienen claramente de la misma especie, haciéndole el primer dinosaurio conocido con pruebas de practicar el canibalismo. Otro terópodo fue Masiakasaurus, con dientes muy inusuales, además de un diente aislado de 70 millones de años de un marsupial. Madagascar estaba separada por el agua cuando los marsupiales primero se desarrollados en el hemisferio norte, y actualmente no se encuentra ninguna especie de marsupial en la isla, lo que ha restablecido la idea de que colonias de animales pudieron haber cruzado de alguna manera los extensos cursos de agua.

Referencias[editar]

  1. a b c d Kristina Curry Rogers, and Catherine A. Forster. August 2, 2001. "The last of the dinosaur titans: a new sauropod from Madagascar". Nature 412, pages 530–534. (Abstract en here.)
  2. Kristina Curry Rogers, and Catherine A. Forster. 2004. "The skull of Rapetosaurus krausei (Sauropoda: Titanosauria) from the Late Cretaceous of Madagascar". Journal of Vertebrate Paleontology, 24(1), pages 121–144. (Abstracts at BioOne and DinoData
  3. Montague, R. (2006). «Estimates of body size and geological time of origin for 612 dinosaur genera (Saurischia, Ornithischia)». Florida Scientist 69 (4):  pp. 243–257. http://apt.allenpress.com/perlserv/?request=get-abstract&doi=10.1043%2F0098-4590%282006%29069%5B0243%3AEOBSAG%5D2.0.CO%3B2. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]